Sábado 20 de octubre del 2018
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Opinión >> Comentarios y enfoque
Actualizado el 2008-12-08 a horas: 03:59:56

Hoja, pasta, polvo y roca

El consumo de los derivados de la coca

Mario Argandoña*

Tal es el título con el que la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB), publicó hacen ya 10 años, el libro de Aurelio Díaz que por fin llega a Bolivia para permitirnos abarcar la complejidad contradictoria y polémica de la coca, emblema de nuestra identidad y soberanía, y también diana de las diatribas y la metralla de cuantos conquistadores, colonizadores, y explotadores contactaron a nuestras poblaciones originarias.

Desde 1961 la coca está sentenciada a muerte por la ONU, no por haber cometido algún crimen de lesa humanidad, sino por sustentar, durante más de cinco siglos, la resistencia al poder omnímodo de los imperios cristianos de turno, por sustentar la convivencia, la reciprocidad y el alivio de los pueblos andinos frente a las calamidades de la opresión. Esta pena de muerte, tan vehementemente promovida por los rubios verdugos del norte, llega al extremo inicuo de ordenar el exterminio de toda la parentela de la coca, más de 200 especies silvestres del género botánico Erythroxilon, de las cuales una sola especie, la E. coca, contiene los alcaloides estigmatizados por el puritanismo racista anglosajón.

En Bolivia, la ley 1008 logró conmutar la pena máxima por la prisión perpetua dentro de un penal de 12.000 hectáreas, fuera del cual la vida y los derechos humanos de los cocaleros y los usuarios de la hoja de coca han sido atroz e impunemente atropellados hasta muy recientemente. A pesar de la ley, el gobierno intentó en el año 2001 encoger la cárcel de la coca a no más de 5.000 hectáreas, para así ampliar el campo de la represión.

Para despenalizar a la hoja de coca natural y benéfica, y para revocar sus sentencias a muerte y prisión, es preciso sembrar y esparcir el conocimiento auténtico hasta rehacer el consenso de la verdad y oponerlo a las calumnias y medias verdades que apoyan la condena del fanatismo y la barbarie contra la planta sagrada y sus usuarios milenarios y mártires. Tal conocimiento se encuentra atesorado, mejor que en ningún otro sitio, en este libro. Aquí se encuentran la coca y la cocaína en su dialógica, rival, antagonista, y complementaria; aquí se describen sus diferencias e incompatibilidades, simultáneas con la unicidad de sus caras sagrada y satánica; porque no es suficiente repetir y repetir que coca no es cocaína, sino que hay que debatir esta aseveración en toda su complejidad y en todos sus contextos, y, concientes de esta complejidad, perseverar en el litigio para restablecer la justicia y abolir la condena dogmática y reduccionista que pesa sobre la unidad polivalente de la planta de coca, sus hojas, sus derivados, sus cultivadores y sus usuarios. Porque ¿no es complejo todo lo que existe, particularmente todo lo humano?, ¿no es humano todo uso y todo efecto, sea bueno o malo? Y, si es humano es digno, tiene libertad y derechos; antes y por encima de las mentiras y cacerías injustificables.

El libro de Aurelio Díaz es informativo y, mucho más, es formativo. Contiene, en efecto, las más completas y concisas referencias que hasta hoy se han reunido en el mundo sobre el consumo de la coca y sus derivados, revela con claridad contundente toda la evidencia pertinente y válida, al mismo tiempo que denuncia la desinformación escandalosa y alevosa con que nos aturde la propaganda imperial. Sin embargo, lo más importante del texto de Aurelio Diaz es su capacidad formativa, sus palabras y sus conceptos que enseñan amistosa y amenamente las técnicas y métodos más poderosos y adecuados para acercarnos a lo verdadero y a lo razonable en aquellas áreas de investigación protegidas por el secreto y el temor, o por las barreras de la comunicación con los otros y los diferentes; su rigor y su ejemplo nos instan a aceptar los imperativos éticos de la honestidad, la transparencia, el respeto y la búsqueda del bien para todos, tanto en la investigación científica, como en la información y en la acción. El lector podrá beneficiarse de esta educación ética y científica, y cosechará la inmensa información que ofrece este libro.

Varios profesionales bolivianos colaboraron con Aurelio Diaz durante los meses de su trabajo de campo en Cochabamba. Entre ellos la Dra. Kathia Butrón recuerda la facilidad con la que llegó a dominar nuevos métodos de investigación científica que ahora enseña en cursos de post-grado de distintas universidades. El Dr. Hernán Olivera destaca la calidad humana de Aurelio, su sencillez, su aceptación llena de empatía e interés, de los valores y la dignidad de los usuarios tradicionales de la hoja, así como su ecuanimidad ante los efectos positivos del consumo y uso funcionales o recreativos de la hoja y sus derivados. Recuerda particularmente su serena preocupación por la miseria y el desamparo de los niños y adultos adversamente afectados por el uso de los derivados psicoactivos de la coca, solos o en combinación con otras sustancias. Ambos colegas afirman que la investigación conducida por Aurelio les proporcionó innumerables oportunidades de discusión y reflexión crítica, que les abrió la comprensión de los mundos existenciales tanto de los consumidores andinos tradicionales, como de las personas que usan las sustancias psicoactivas derivadas de la coca.

Tuve el privilegio de iniciar una perdurable y siempre fresca amistad con Aurelio a partir de su participación en el Proyecto sobre Cocaína de la OMS/UNICRI. Con las investigaciones de Aurelio y otros más de 40 científicos de 5 continentes, la ciencia no sólo demostró que el uso tradicional de la hoja de coca es inocuo sino que recomendó estudiar sus potencialidades terapéuticas para beneficiar a otros países y regiones del mundo; además reiteró que el cultivo de la coca constituye una base de subsistencia para miles de campesinos en la región andina. Estas verdades incuestionables enfurecieron a los enemigos de la coca en Washington, quienes al verse derrotados en el debate científico optaron por aplicar su fuerza descomunal para vetar la publicación del estudio científico más completo de todos los tiempos sobre la coca y sus derivados. Este libro salva del olvido al estudio de la OMS/UNICRI, para los bolivianos y todas las personas justas del planeta que insistimos en la despenalización de la hoja de coca y su retiro de las listas de estupefacientes de la ONU.

La generosidad del autor y de la UAB ha posibilitado la llegada de esta obra a Bolivia. Finalmente, quien estas líneas escribe y los futuros lectores, debemos agradecer a la Regional de Cochabamba de la Sociedad Boliviana de Psiquiatría, por cubrir los gastos de importación y por hacerse cargo de la difusión de los libros. Los interesados pueden dirigirse a la Dra. Blanca Revollo, blancarevollo@yahoo.es

* Ex funcionario de la OMS.

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



14 * 3 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Mas informacion
Uhr 6

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014