Lunes 15 de octubre del 2018
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Opinión >> Comentarios y enfoque
Actualizado el 2008-12-01 a horas: 21:41:50

Medio ambiente en la Constitución: condescendencia con el capitalismo depredador

Manuel Morales A.

Introducir el derecho a un medio ambiente sano y saludable, así como normar la protección y las sanciones contra los que atenten contra nuestro entorno, en artículos constitucionales, era algo que se caía de maduro, ya que en la actual constitución no se hace referencia alguna al tema y la Ley Nº 1333 de Medio Ambiente y sus Reglamentos, elaborados en el periodo neoliberal, no fueron el instrumento más idóneo en esta materia. Pese a la norma medioambiental, nunca se sancionó drásticamente a los cometen los llamados delitos ambientales, y tampoco se logró una adecuada protección de nuestro entorno.

La expectativa por una legislación constitucional sobre el medio ambiente y los recursos naturales fue grande y al leer el nuevo texto constitucional queda un sabor a decepción, por cuanto se tiene un texto pactado, que por una parte introduce el derecho al medioambiente sano y protegido, pero por otro establece un marco legal condescendiente con los que dañan y contaminan el medio ambiente, es decir las empresas privadas en general, los forestales y madereros, los mineros, industriales y transnacionales. Lo más grave de esto, es que se reproduce la visión de mundo capitalista respecto del medio ambiente, cuando se tiene un gobierno que demagógicamente levanta y repite la visión de mundo de los pueblos indígenas, para los cuales la naturaleza y la sociedad son una sola, donde no se la valora como una mercancía, siendo un deber sagrado el respetarla y no depredarla.

En el Boletín Nª 105 se expone una visión sobre Marx y el medio ambiente, con una reflexión acerca de los graves problemas que se tiene entre el desarrollo efectuado por los países industrializados y los países pobres, siendo el autor muy categórico en señalar que el modo de producción capitalista, por esencia, es depredador del medio ambiente, destructor de la fuerza de trabajo y enajenador del hombre en sí mismo. ¿Puede protegerse el medio ambiente y al mismo tiempo estimularse el desarrollo del capitalismo? La respuesta es NO, porque lo que se termina haciendo es proteger al desarrollo del modo depredador de producción y se lanza una serie de medidas de supuesta protección ambiental, que no pasan de ser meras declaraciones líricas.

Veamos los aspectos que se introducen en el Proyecto Pactado de Constitución y luego haremos algunos comentarios:

En el Artículo 9.-, se destaca como fin y función del Estado: "la conservación del medio ambiente, para el bienestar de las generaciones actuales y futuras". En el Artículo 30.-, como derechos indígenas se señala: "10. A vivir en un medio ambiente sano, con manejo y aprovechamiento adecuado de los ecosistemas."

Luego, se proclama el derecho al medio ambiente, con los siguientes artículos:

"Artículo 33. Las personas tienen derecho a un medio ambiente saludable, protegido y equilibrado. El ejercicio de este derecho debe permitir a los individuos y colectividades de las presentes y futuras generaciones, además de otros seres vivos, desarrollarse de manera normal y permanente. Artículo 34. Cualquier persona, a título individual o en representación de una colectividad, está facultada para ejercitar las acciones legales en defensa del derecho al medio ambiente, sin perjuicio de la obligación de las instituciones públicas de actuar de oficio frente a los atentados contra el medio ambiente."

También, en el Artículo 108, se establece como deberes de los bolivianos: "16. Proteger y defender un medio ambiente adecuado para el desarrollo de los seres vivos."

Atribuciones del Tribunal agroambiental

Entre los artículos 186 al 189.- se crea la "jurisdicción agroambiental" y aquí es donde empiezan los problemas del texto pactado en el Parlamento. Cabe aclarar que cuando se habla de "medio ambiente" en realidad también se está hablando de "recursos naturales", tanto los renovables como los no renovables.

En el Artículo 189.- se establecen cuatro atribuciones del Tribunal Agroambiental, ratificando -en alguna de ellas- la tendencia a fortalecer el neoliberalismo en el uso y gestión de los recursos naturales y la protección del modo capitalista de utilizar al medio ambiente, de manera que debe quedar claro para todos, que esta Constitución rebaja, suaviza y es condescendiente con los que precisamente más depredan, dañan y contaminan en medio ambiente.

Artículo 189.- "1. ...derechos de uso y aprovechamiento de los recursos naturales renovables, hídricos, forestales y de la biodiversidad; demandas sobre actos que atenten contra la fauna, la flora, el agua y el medio ambiente; y demandas sobre prácticas que pongan en peligro el sistema ecológico y la conservación de especies o animales.3. Conocer y resolver en única instancia los procesos contencioso administrativos que resulten de los contratos, negociaciones, autorizaciones, otorgación, distribución y redistribución de derechos de aprovechamiento de los recursos naturales renovables, y de los demás actos y resoluciones administrativas."

Como se observa, una de las atribuciones del Tribunal Agroambiental será resolver los derechos de uso y aprovechamiento de aguas, bosques y biodiversidad, así como los procesos contenciosos administrativos de contratos, negociaciones, autorizaciones, otorgación, distribución y redistribución de derechos de aprovechamiento de los recursos naturales renovables, de manera que en este artículo, en los hechos, se desmiente lo que todos los días propagandiza el Presidente Evo Morales, en el caso del agua por ejemplo, de que este es un "derecho humano" que junto a los servicios básicos no será "Concesionado". Precisamente, una de las atribuciones del Tribunal Agroambiental se encargará de resolver el tema de las CONCESIONES que se realizan por medio de contratos con empresas privadas o mixtas sobre todos los recursos naturales.

Contradicción sobre desechos tóxicos

Otro aspecto para el análisis: Los desechos tóxicos y otras basuras contaminantes de los países capitalistas desarrollados, en muchos casos son enviados a países pobres y sometidos como el nuestro, donde los gobiernos de turno, a cambio de unos dólares aceptan que sean internados y enterrados o que se utilice su territorio como lugar de paso de dichas sustancias. Esta es una de las grandes debilidades reconocida hasta por el ecologista más novato. Para evitar eso, se esperaba del nuevo texto constitucional una enérgica posición, de manera que quede explícito que Bolivia no será territorio de transito y mucho menos de internación de esas sustancias. Pero la realidad es otra, ya que se ha introducido una redacción ambigua en el Artículo 344:

Si el Estado va a regular la internación de sustancias que pueden afectar la salud y el medio ambiente, que sentido tiene prohibir la internación de desechos tóxicos. En todo caso, la redacción es ambigua y contradictoria, porque debería señalarse con absoluta claridad que el Estado puede regular la internación de sustancias que NO afecten a la salud y el medio ambiente y en ningún caso se podrá internar sustancias tóxicas, residuos nucleares, EN NINGUNA FORMA.

El Artículo 344 permite la continuidad del refrán que dice: "hecha la ley hecha la trampa". Pero este Artículo no nos asombra mucho, porque hasta ahora en el texto constitucional se han encontrado otros ejemplos casi similares:

En el Artículo 78 se señala a la educación como pública y descolonizadora, pero también unitaria (¿entre quienes?); seguramente unitaria entre la educación privada y la fiscal, de manera que nunca será descolonizadora si esta "alta función" es desarrollada de manera mercantil por los agentes privados.

Entre los Artículos 395 y 396 se presenta otra evidente contradicción, ya que el mercado de tierras no tiene razón de existencia si no se realiza compra y venta, permuta o donaciones de tierras. Es evidente, que se habla de tierras que en su origen fueron dotadas por el Estado, de manera que la compra y venta o permuta, siempre será de tierras, que en su origen fueron dotadas estatalmente. El hecho de que el Estado regule un mercado de tierras implica que la naturaleza y la tierra son vistas por el Estado como meras mercancías y objetos, quedando la siguiente pregunta: ¿qué de la cosmovisión de los pueblos indígenas?

Visión capitalista de mundo y nada de cosmovisiones indígenas

La nueva Constitución es una verdadera decepción para aquellos ecologistas y pueblos originarios que pensaban encontrar en dicho texto una acción enérgica de parte del Estado, no sólo en lo que hace a la sanción de los que cometen daños al medio ambiente, sino en el establecimiento de mecanismo más claros de control para la prevención de dichos daños.

En realidad, esta es una Constitución muy, pero muy condescendiente con los que dañan el medio ambiente, que son básicamente los reproductores de las relaciones capitalistas de producción.

En el Artículo 347.-, se establece esta situación cuando se redacta: "II. Quienes realicen actividades de impacto sobre el medio ambiente deberán, en todas las etapas de la producción, evitar, minimizar, mitigar, remediar, reparar y resarcir los daños que se ocasionen al medio ambiente y a la salud de las personas, y establecerán las medidas de seguridad necesarias para neutralizar los efectos posibles de los pasivos ambientales."

Es decir, los mismos empresarios depredadores de la naturaleza, para quienes los recursos naturales son simples "insumos" y "mercancías", deben, ELLOS MISMOS establecer las medidas de seguridad contra los efectos de los pasivos ambientales. Fíjense, como de manera mañosa se introduce el concepto de "pasivo ambiental" cuando en realidad debería escribirse con claridad de "daño ambiental", "deterioro ambiental", "destrucción del medio ambiente", "contaminación", "degradación", etc. ¿Qué es un pasivo ambiental? En primer lugar este es un concepto eminentemente contable y no ecológico y al decir contable, estamos señalando que se trata de un concepto propio de las cuentas mercantiles, de la administración y las finanzas empresariales (que no tiene nada que ver con el "vivir bien", la "cosmovisión" de los pueblos indígenas, etc.) y que puede significar "deuda ambiental".

El hecho de introducir en la nueva Constitución el concepto de pasivo ambiental, seguramente no es casual. En realidad el binomio activo-pasivo es parte de la lógica capitalista de ver el mundo, donde riqueza y deuda, parecen ser las dos caras de una misma moneda. Sin embargo, nosotros, no podemos aceptar la introducción de esa concepción sobre el mundo, los recursos naturales y la misma naturaleza. Si se lee atentamente, en el texto no hay una introducción de los saberes ancestrales ni de las cosmovisiones de nuestros pueblos en NINGÚN ARTICULO DE LA CONSTITUCIÓN, por el contrario lo que hay es capitalismo conceptual y declaración de privilegios hacia empresarios, transnacionales, derechos privados, etc.

Delitos ambientales: ¿prescriptibles o imprescriptibles?

Pero todo lo anterior no es casual ni se encuentra suelto. El Artículo 111.- del Proyecto Pactado de Constitución evidencia que el llamado "Estado Plurinacional" no protegerá enérgicamente el medio ambiente y que por el contrario, se resguardará los intereses de las empresas que dañen el medio ambiente.

Sin embargo, es muy probable que se les hubiera "pasado" quitar por completo este tema, ya que en el Artículo 347, se mantiene lo siguiente: "I. El Estado y la sociedad promoverán la mitigación de los efectos nocivos al medio ambiente, y de los pasivos ambientales que afectan al país. Se declara la responsabilidad por los daños ambientales históricos y la imprescriptibilidad de los delitos ambientales."

En otras palabras, el intento de eliminar los delitos ambientales como crímenes imprescriptibles fue hecho a medias y refleja los varios errores que subsisten en el actual texto, aspecto que demuestra que antes que corregir los errores, los que lo han pactado, tenían como criterio político fundamental, garantizar los intereses de los sectores dominantes en la Constitución

Otro ejemplo de error de redacción es el siguiente: "Artículo 373. I. El agua constituye un derecho fundamentalísimo para la vida, en el marco de la soberanía del pueblo."; cuando en realidad en el texto constitucional ya se había eliminado todo lo referente a los derechos "fundamentalísimos" introducidos demagógicamente por la Asamblea Constituyente en Sucre y Oruro. Habrá que preguntarse, si es que el Proyecto de Constitución Pactada es aprobado por el referéndum constitucional ¿qué sucederá con los errores de redacción?

Volviendo al tema de los delitos ambientales, queda al descubierto la intención que tuvo la Comisión redactora entre las fuerzas políticas del parlamento por sacar los delitos ambientales como delitos imprescriptibles, ya que con ello se pretende beneficiar a los sectores depredadores del medio ambiente, a partir de los intereses empresariales que desarrollan.

En el Artículo 347, los delitos ambientales están mencionados como furgón de cola, quedando como otra declaración lírica, pues en el texto constitucional, no se hace referencia alguna a ningún tipo de delito penal ambiental, ni si quiera se dan parámetros para definirlos. De esta manera, se garantiza, mediante la ambigüedad, que nadie sea castigado ni sancionado por dañar el medio ambiente.

Cuando se habla de delitos ambientales, se menciona muchos aspectos, desde aquél minero o industrial que vierte aguas residuales no tratadas en ríos, pasando por aquel que destruye un monumento arqueológico, el que chaquea descontroladamente un bosque o lo tala, etc., etc., de manera que debería definirse los limites mínimos de los delitos ambientes, estableciendo una frontera entre lo que es una falta ambiental con un delito.

La ausencia por normar los delitos ambientales y la ambigüedad a la que ha sido reducida, permite pensar que en realidad lo que se busca es dar impunidad a los formas de producción que depredan el medio ambiente, neutralizando todas aquellas normas que hablan de una protección del medio ambiente.

Como en otros temas, esta es una Constitución que norma ciertos temas, pero para favorecer a los sectores dominantes, por eso esta es una Constitución "puesta a derecho a favor de la derecha".

La hipocresía estatal

En el dibujo que se acompaña, se muestra algunos aspectos de la política del Presidente Busch de Estados Unidos.

En el tema de la contaminación y de la protección del medio ambiente, queda claro el rechazo de esta administración a los acuerdos de Kyoto, siendo evidente que los que más contaminan son los que menos hacen para evitarlo.

En la Constitución, en materia económica, se dispone lo siguiente:

"Artículo 312. I. Toda actividad económica debe contribuir al fortalecimiento de la soberanía económica del país. No se permitirá la acumulación privada de poder económico en grado tal que ponga en peligro la soberanía económica del Estado.II. Todas las formas de organización económica tienen la obligación de generar trabajo digno y contribuir a la reducción de las desigualdades y a la erradicación de la pobreza.III. Todas las formas de organización económica tienen la obligación de proteger el medio ambiente."

¿Cómo garantiza la nueva Constitución que las formas capitalistas de producción protegerán el medio ambiente, si su estructura y esencia se basa en la destrucción de las fuerzas productivas?

Estamos en una crisis ecológica, se advierte una mayor crisis alimentaria, energética y ahora se desarrolla una crisis financiera, que golpeará durante a los sectores populares y a los países más pobres.

Lo que se esperaba era una Constitución, donde a la declaración del medio ambiente saludable como un derecho, se le acompañe con medidas excepcionales para proteger el medio ambiente a la par de regular, controlar y sancionar a los que más contaminan. Por el contrario, se ha normado para mantener la impunidad y para que los empresarios no sean molestados por el tema del daño al medio ambiente.

El análisis del tema del medio ambiente permite establecer, que contrariamente a lo esperado, se introduce y ratifica la visión de mundo capitalista, de manera que se termina considerando a la naturaleza y a los recursos naturales como insumos, mercancías y finalmente como cosas a aprovechar al máximo para la obtención de riqueza, sin importar los pueblos y sus visiones.

patriainsurgente.nuevaradio.org

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



7 + 4 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Mas informacion
Uhr 15

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014