Miercoles 19 de diciembre del 2018
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Inf. General >> Variedades, misceláneos
Actualizado el 2008-11-30 a horas: 03:48:19

La crisis capitalista y el hambre avivan febril apropiación y concentración de tierras

Las crisis alimentaria y financiera simultáneas desencadenaron una febril apropiación y acaparamiento de tierras en todo el mundo. Los gobiernos con "inseguridad alimentaria" se adueñaron rápidamente de predios agrícolas para producir alimentos; mientras que las corporaciones e inversionistas privatizan y concentran cada vez más tierras fértiles, nueva fuente de lucro. La agricultura en pequeña escala como medio de vida y sustento está en riesgo de extinción.

Las crisis alimentaria y financiera globales que estallaron en los últimos 15 meses dinamizaron el mercado de la tierra en todo el mundo, y aceleraron el despojo de territorios indígenas que está en curso desde el "descubrimiento" de América y la colonización "blanca" en Africa, describe la ONG GRAIN en su informe "¡Se adueñan de la tierra! El proceso de acaparamiento agrario por seguridad alimentaria y de negocios en 2008". (1)

Más del 75% de la población mundial vive en países "deudores ecológicos" que no tienen recursos naturales suficientes ni capacidad biológica para producir y abastecer sus mercados internos. La Unión Europea propuso producir agrocombustibles en "tierras marginales" o "de deshecho" en diferentes partes del mundo, especialmente en Africa.

Arabia Saudita, Japón, China, India, Corea, Libia y Egipto y otros países que dependen de alimentos importados negocian contratos de apropiación de áreas de cultivo en nombre de su "seguridad alimentaria", y comienzan a producir en el extranjero la comida que necesitan para alimentar a sus pueblos.

Desde marzo de 2008, Arabia Saudita y China compran tierras desde Somalia a Kazajstán. India, Japón, Malasia y Corea del Sur hacen lo propio en Asia. Egipto y Libia buscan predios en África. Bahréin, Jordán, Kuwait, Qatar, Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos tienen en la mira a las tierras de Medio Oriente.

Países como Malawi, Senegal, Nigeria, Ucrania, Rusia, Georgia, Kazajstán, Uzbekistán, Brasil, Paraguay e incluso Australia -que poseen tierra fértil, relativa disponibilidad de agua y cierto nivel de crecimiento potencial de la productividad agrícola- aceptan de buena gana los intercambios de tierras por capital para construir infraestructura rural, mejorar las instalaciones de almacenamiento y embarque, e industrializar su industria agrícola.

Los gobiernos firman los contratos de compra o arrendamiento, y los inversionistas privados se adueñan de grandes extensiones de tierra, dirigen el agronegocio y lucran con alimentos y agrocombustibles, explica GRAIN.

Tierra y seguridad alimentaria: China

China es autosuficiente en alimentos, pero tiene el 40% de los agricultores del mundo y solamente 9% de las tierras agrícolas. Sus tierras están desapareciendo ante el avance industrial, y sus suministros de agua están sometidos a graves presiones.

China es la cuna y mayor consumidor mundial de soya, pero importa el 60% de sus necesidades; pronto será importador neto de maíz. Ambos cultivos son esenciales para su industria cárnica y láctea. Por eso los alimentos, la energía y los minerales son claves en la geopolítica de inversión externa china.

En la primera mitad de 2008, el Ministerio de Agricultura trazó una estrategia gubernamental en materia de producción de alimentos fuera del país. China cuenta con más de 1,8 billones de dólares de reservas en divisas para comprar o alquilar tierras en el extranjero. (2)

La diplomacia china concretó al menos 30 tratados de cooperación agrícola para que sus empresas accedan a tierras en "países amigos" de Asia y África a cambio de tecnología, capacitación y fondos para infraestructura. (3)

Los chinos cultivan arroz, frijoles, soya y maíz, además de caña de azúcar, mandioca y sorgo para agrocombustibles, en la mayor parte de la tierra que arriendan o compran en regiones que van desde Kazajstán a Queensland, y de Mozambique a Filipinas.

Países del Golfo

La crisis alimentaria golpeó duro a Bahréin, Kuwait, Omán, Qatar, Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos, que sobreviven en el desierto sin mucho suelo ni agua para cultivar alimentos y criar ganado.

Los árabes compran gran parte de su comida a Europa y sus divisas tienen paridad con el dólar estadounidense. Cuando subieron los precios de los alimentos en el mercado mundial y cayó el dólar estadounidense, los Estados del Golfo importaron "inflación extra". Sus gastos en importación de alimentos subieron de 8 mil millones a 20 mil millones de dólares en los últimos cinco años.

Cuando les cortaron suministros de arroz de Asia tras el estallido de la crisis alimentaria, entraron en pánico los trabajadores inmigrantes consumidores de arroz de los Emiratos Árabes Unidos, 80% de la población. Poblaciones urbanas de inmigrantes escasamente remunerados que construyen las ciudades y atienden los hospitales reclaman a las dinastías del Golfo alimentos a precios razonables. (4)

Por falta de agua, los sauditas decidieron dejar de producir trigo para el año 2016. Pero son ricos en petróleo y capital, y se han propuesto cultivar trigo, su principal alimento, en tierras del extranjero.

A iniciativa del Consejo de Cooperación (CCG), se unieron los países del Golfo con el objetivo de formular una estrategia colectiva para "arreglar" con países islámicos hermanos el acceso de sus corporaciones a tierras agrícolas a cambio de capital y contratos petroleros.

Están en la mira de los árabes las tierras de Sudán y Pakistán, y los prados del sudeste asiático en Birmania, Camboya, Indonesia, Laos, Filipinas, Tailandia y Vietnam. También son codiciados los suelos de Turquía, Kazajstán, Uganda, Ucrania, Georgia y Brasil, entre otros.

Entre marzo y agosto de 2008, algunos países del CCG y sus consorcios privados arrendaron millones de hectáreas de tierras agrícolas. La presidenta de Filipinas Gloria Macapagal incluyó dentro de la nueva política industrial de su país el arrendamiento de tierras fértiles a los Emiratos Árabes Unidos. El gobierno de Uganda suscribió con el Ministerio de Agricultura de Egipto un contrato de arrendamiento de más de 840 mil hectáreas para la producción de trigo y maíz con destino a El Cairo.

Potencias del Asia

Japón importa el 60% de sus alimentos del extranjero. El gobierno japonés hace malabarismos en el marco político a través de acuerdos de libre comercio, tratados bilaterales de inversión y pactos de cooperación para el desarrollo. Las empresas japonesas están comprando tierras en China y Brasil.

Corea importa más del 90% de su comida, menos arroz. El gobierno coreano anunció a principios de 2008 que estaba formulando un plan nacional para facilitar las adquisiciones de tierra en el extranjero, especialmente en beneficio de su sector privado. Las empresas coreanas del rubro ya están comprando áreas en Mongolia y Rusia oriental; mientras que el gobierno explora varias opciones en Sudán, Argentina y Asia sudoriental.

India

India tiene grandes problemas por la disminución de la fertilidad del suelo y de la disponibilidad de agua a largo plazo. Por otro lado, las luchas por el acceso a la tierra se han complicado increíblemente.

India importa la mitad de las 11 millones de toneladas de aceite comestible que consume al año, principalmente aceite de palma de Indonesia y Malasia, y aceite de soya de Brasil, Paraguay y Uruguay.

Varios ejecutivos indios del agronegocio y la Corporación Estatal de Comercio (STC) consideran necesario producir en el extranjero parte de los alimentos que necesita su país, entre ellos oleaginosas, legumbres, algodón, trigo y arroz.

El Banco de Reservas de la India intenta cambiar las leyes nacionales para conceder préstamos a empresas privadas y a la STC para que compren tierras. Algunos ya están comprando plantaciones de palma aceitera en Indonesia y ahora vuelcan la mirada a tierras de Uruguay, Paraguay y Brasil para cultivar soya.

El gobierno indio impulsa agresivamente un acuerdo de libre comercio e inversión con Birmania, y con su apoyo las empresas indias arrendaron tierras agrícolas donde producen un millón de las cuatro millones de toneladas de lentejas que importan cada año para cubrir parte de su demanda interna de entre 18 y 19 millones de toneladas. En retribución, la junta militar birmana recibe fondos especiales para mejorar su infraestructura portuaria.

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) considera necesario involucrarse directamente en el tema. "No tengo problema alguno con que los árabes inviertan", pero la tierra es un tema político, una "papa caliente", comentó el director de la FAO Jacques Diouf. Funcionarios de la FAO se instalaron en el Golfo para evitar "escándalos no intencionales". (5)

Imán para los inversionistas privados

Las transnacionales no solían invertir en tierras, un bien que no se valoriza de la noche a la mañana, que exige grandes inversiones para ser rentable, y que suele detonar graves conflictos políticos.

Sin embargo, las crisis alimentaria y financiera convirtieron a las tierras agrícolas en un nuevo activo estratégico. Dado que los alimentos son cada vez más caros y que la tierra todavía es barata en varios lugares del mundo, controlar las mejores áreas cerca de suministros de agua constituye un buen negocio.

La tierra se ha convertido en el nuevo imán para inversionistas privados que manejan las pensiones de los trabajadores; para los fondos de cobertura que huyen del mercado derrumbado de los instrumentos derivados; para los fondos de capitales privados que buscan ganancias rápidas, y también para agroempresas transnacionales.

"La mejor cobertura para la recesión en los próximos 10 o 15 años es la inversión en tierras agrícolas", declaró en julio el jefe de alternativas de Insight Investment Reza Vishkai. (6) En septiembre, el fundador de Black Earth Farming y ex gerente de capitales privados de Carlyle e Invesco Mikhail Orlov confesó que "el truco aquí es no solamente cosechar cultivos sino cosechar dinero". (7)

En los últimos meses, desde que los mercados financieros se derrumbaron, los grupos financieros comenzaron a adquirir derechos reales a la tierra. A lo largo de 2008, un ejército de casas de inversión y fondos de capitales han comprado ávidamente tierras agrícolas en todo el mundo con la ayuda de la Corporación Financiera Internacional (CFI) del Banco Mundial y del Banco Europeo para la Reconstrucción y el Desarrollo, encargados de "persuadir" a los gobiernos a que modifiquen sus leyes de propiedad de la tierra.

Las empresas japonesas y árabes de comercialización y procesamiento son quizás las más activas. Mitsubishi, Itochu, Mitsui, Marubeni y Sumitomo son los cinco conglomerados que dominan el mercado de alimentos y agronegocios de Japón. A fines de 2007, Mitsui compró 100 mil hectáreas en Brasil para producir soya. Según varios informes, algunas empresas japonesas ya poseen 12 millones de hectáreas en el extranjero para la producción de alimentos y forraje, una parte en China.

Ucrania vendió derechos de unas 300 mil hectáreas a la casa de inversiones rusa Renaissance Capital, y 40 mil hectáreas a Morgan Stanley. El grupo de inversiones británico Landkom compró otras 100 mil hectáreas en Ucrania y aspira a expandir sus propiedades hasta 350 mil hectáreas en 2011.

Los inversionistas suecos Black Earth Farming y Alpcot-Agro adquirieron 331 mil hectáreas y 128 mil hectáreas, respectivamente, en Rusia. El Deutsche Bank y Goldman Sachs están asumiendo el control de la industria cárnica china, e incluso derechos a tierras agrícolas. BlackRock Inc, una de las mayores administradoras de dinero del mundo con sede en Nueva York, invertirá en la adquisición de tierras 30 millones de los 200 millones de un fondo de cobertura agrícola que acaba de crear.

Consecuencias

Por recomendación del Banco Mundial y del Banco Europeo para la Investigación y el Desarrollo, entre otros, varios países comienzan a modificar sus leyes y políticas de propiedad de la tierra para atraer a inversionistas. Se especula que Ucrania depondría la prohibición de venta de tierra a extranjeros, mientras que una reciente reforma en China facilita la venta o el arrendamiento de pequeños predios campesinos. (8)

El cambio de leyes de la propiedad agraria es uno de los objetivos centrales de un programa de 1.200 millones de dólares del Banco Mundial para enfrentar la crisis alimentaria en África. El Banco Europeo impulsa reformas liberales en Europa y Asia Central, especialmente en Rusia, Ucrania, Rumania, Bulgaria y Kazajstán.

El Banco Mundial y otros guardianes del capitalismo aseguran que el libre mercado de tierras y la instalación de gigantes fincas exportadoras de comida solucionarán la crisis alimentaria y potenciarán el desarrollo agrícola en las zonas rurales.

Los centros imperialistas, sus organismos políticos y las transnacionales "recetan" a los pobres el mismo modelo de desarrollo agroindustrial privado orientado a la exportación que en las últimas cuatro décadas destruyó los suelos y agotó los suministros de agua con monocultivos; contaminó el campo con agroquímicos y organismos modificados genéticamente, y dejó a millones de personas en Asia, África y América al borde de la hambruna.

GRAIN advierte que la crisis será mucho peor con la mercantilización y privatización de la tierra, que reestructurará el agro en todo el planeta. Grandes fincas industriales conectadas al mercado internacional absorberán a las pequeñas propiedades, y las comunidades campesinas e indígenas tendrán menos acceso a tierras para cultivar y alimentar a la población nacional.

Algunos gobiernos de países del tercer mundo venden o arriendan extensas áreas rurales que son fundamentales para la subsistencia de poblaciones que ya padecen hambre, como Sudán, donde el Programa Mundial de Alimentos (PMA) intenta alimentar a 5.6 millones de refugiados en Darfur.

El primer ministro de Camboya Hun Sen arrendará campos arroceros a Qatar y Kuwait a cambio casi 600 millones de dólares en préstamos. Sin embargo, el PMA ha tenido que enviar 35 millones de dólares en alimentos por para mitigar el hambre que azota el área rural del país, donde 100 mil familias carecen de alimentos. (9)

Pequeños agricultores del distrito de Qena en Egipto luchan con uñas y dientes para recuperar 1.600 hectáreas concedidas al conglomerado japonés a Kobebussan. (10) tores de Pakistán alertaron que 25 mil aldeas serán desplazadas de la provincia Punjab si se arrienda tierras a Qatar. (11)

Los Estados que privatizan sus territorios perderán la soberanía alimentaria a mediano y largo plazo. Sus problemas inmediatos serán la degradación medioambiental, la sobreexplotación de las tierras más fértiles y mejor irrigadas con monocultivos para biocombustibles de exportación, y monumentales revueltas sociales de campesinos despojados y poblaciones urbanas hambrientas.

Notas

1. http://www.grain.org/briefings/?id=214

2. Li Ping, "Hopes and strains in China's overseas farming plan", Economic Observer, Pekín, 3 de julio de 2008. http://tinyurl.com/5hkzb63. El gobierno chino anunció que comprometería 5 mil millones de dólares para que empresas chinas invirtieran en agricultura africana en los próximos 50 años a través del nuevo Fondo de Desarrollo China-África de capitales privados y del Banco de Desarrollo de China. Ver T. Michael Johnny, "China earmarks us$5 billion for food production on continent", The News, Monrovia, 23 de abril de 2008. http://allafrica.com/stories/200804230844.html4. En 2007, los extranjeros representaron 63% de la población de los Estados del Golfo. Se espera que estas cifras crezcan mucho más en los años venideros.5. Margaret Coker, "un food chief warns on buying farms", Wall Street Journal, 10 de septiembre de 2008. http://tinyurl.com/5uahmp6. Citado en AgCapita Newsletter, AgCapita Partners, Calgary, 25 de julio de 2008. http://tinyurl.com/6e9zjb7. Citado en Catherine Belton, "Agriculture: The battle to bring more land into production", Financial Times, Londres, 30 de septiembre de 2008. http://tinyurl.com/6yxebd8. La CFI se jacta de haber cambiado en 2007 las leyes de propiedad de Sierra Leona para facilitar la inversión extranjera. Ver el informe del Servicio de Asesoría en Inversión Extranjera sobre el África subsahariana en http://tinyurl.com/6bp4bk 9. "World No-Food Day: cedac said that around 100,000 families in Cambodia lack sufficient food", The Mirror, Phnom Penh, 18 de octubre de 2008. http://tinyurl.com/58xxgg10. Land Centre for Human Rights, "Once more the farmers of the village of El-Mrashda are standing in the face of the blowing wind.... Who will protect their rights", Cairo, 15 de octubre de 2008. http://www.lchr-eg.org/112/08-36.htm 11. "Pakistan eyeing corporate farming amid rising wheat crisis", Kuwait News Agency, 11 de octubre de 2008. http://tinyurl.com/63dhlh

Más información:Más de 100 casos de apropiación de tierras para la producción de alimentos en el exterior: http://www.grain.org/m/?id=216 http://tinyurl.com/landgrab2008El negocio de matar de hambre: http://www.grain.org/articles/?id=40

--- ---GRAIN es una ONG que promueve el manejo y uso sustentable de la biodiversidad agrícola basado en el control de la gente sobre los recursos genéticos y el conocimiento tradicional. Desde 1990 impulsa acciones populares contra la erosión genética, una de las amenazas más penetrantes para la seguridad alimentaria mundial. La pérdida de la diversidad biológica destruye opciones para el futuro y arrebata a la gente un recurso importante y fundamental para la supervivencia y el desarrollo. Según GRAIN, la conservación y uso de la diversidad genética es demasiado importante como para dejarla en manos de científicos, gobiernos e industrias. Cualquier empeño en este campo debería tomar como punto de partida la experiencia, prioridades y elecciones de los agricultores, pueblos indígenas y organizaciones comunitarias que han nutrido la diversidad genética por milenios, y continúan haciéndolo.

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



12 + 1 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Mas informacion
Uhr 16

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014