Sábado 20 de octubre del 2018
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Opinión >> Comentarios y enfoque
Actualizado el 2008-10-28 a horas: 15:48:16

Nietzsche y las huellas del fascismo en el pensamiento de Franz Tamayo

Miguel Lora Ortuño

En el capítulo XXIV de la "Creación de la Pedagogía Nacional", refiriéndose a qué es lo que se debe enseñar al niño y al joven bolivianos, Franz Tamayo escribe: "Hay que enseñar el orgullo personal y señoril, que más tarde se traducirá en orgullo nacional; hay que enseñar el dominio de sí mismo, e instituir el culto de la fuerza en todas sus formas; hay que enseñar el gusto a vencer, el desprecio de los peligros, el desdén de la muerte, y todo lucro de vida que sea enervador de la misma; hay que enseñar el amor de la acción en todas sus formas, y combatir la pereza de la raza...".

Miguel Lora Ortuño

Es maestro y dirigente sindical.

Contactos con el autor
close

Contacto con Miguel Lora Ortuño




12 * 2 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Continúa Tamayo: "Hay que enseñar a reaccionar de la histórica depresión en que vivimos. La raza está deprimida, encobardecida y estupefacta... Hay que enseñar que no hay más que una doctrina: la máxima expansión de la vida...; hay que enseñar que no hay interés que esté por encima del de la vida; que hay que sacrificar la vida misma en pro de un interés superior y más trascendente de la vida misma...".

En el anterior párrafo encontramos la influencia de Nietzsche, el filósofo alemán que teoriza sobre el super hombre y la superioridad de la raza aria. En Tamayo, este racismo exacerbado cuando habla del indio y particularmente del aymara, lo ubica en una posición extremadamente reaccionaria y retrógrada.

Las ideas de Nietzsche fueron tomadas luego por Spengler cuando plantea que hay razas superiores destinadas a dominar y, posteriormente, por el nazifascismo alemán.

Por sus escritos posteriores, aún después de conocida la experiencia fascista en Alemania, Italia y España, experiencia que conmocionó al mundo, Tamayo no revisa su tesis racista planteada en la "creación de la pedagogía nacional".

Otra de las ideas fundamentales que plantea en el libro aludido es la negación del concepto de que la educación debe formar integralmente al hombre, dominante en las corrientes pedagógicas más avanzadas de la época.

A esta concepción de la pedagogía universal se adscribieron los liberales. Se decía que en las escuelas hay que cultivar la educación física para desarrollar el cuerpo; las artes, la moral y la ética para desarrollar el espíritu y las ciencias para desarrollar el conocimiento.

Tamayo se burla de esta concepción pedagógica y de los liberales indicando que se pretende hacer del boliviano un ramillete de todas las virtudes humanas, sin comprender la naturaleza de la raza y sus capacidades para desarrollar ciertas aptitudes.

En el Capítulo XIV pregunta: "...¿Qué es lo que pretendéis hacer del boliviano: un soldado, un sabio, un hombre modestamente útil o un refinado superior? ¿Perseguís verdaderamente una cultura? ¿Cuál? ¿Será ésta sobre todo científica, moral o religiosa?

"Los pedantes nos han prevenido que persiguen todo esto a la vez, como si eso fuese posible,... Que se comenzará por las letras elementales para acabar enseñando las más grandes artes (¡enseñar el arte!).

"Porque ellos piensan que existe una armonía preestablecida, tratándose de instrucción y educación públicas, armonía dentro de la que caben todos los ideales, y que verdaderamente es posible tomar a cada siglo y a cada nación sus cualidades superiores para hacer un ramillete de maravillas humanas e implantarlas en Bolivia...".

Tamayo pasa a la historia de la cultura boliviana como un gran poeta, no cabe duda; como comentarista de la sociología y de la filosofía de su época es un especulador metafísico; cuando habla sobre educación rebela su incomprensión de la esencia del fenómeno educativo; como político es un fracaso.

El excesivo orgullo personal que profesa es la respuesta a la discriminación de la sociedad paceña a un mestizo, aunque haya llegado a la cima más alta de la cultura occidental. Lo sorprendente es que el dueño de haciendas agrícolas y explotador de pongos aparezca como el apologista de las virtudes de la raza indígena.

Otros artículos de Miguel Lora Ortuño

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



12 + 4 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Contactar al autor
Uhr 4

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014