Sábado 21 de septiembre del 2019
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Opinión >> Comentarios y enfoque
Actualizado el 2008-10-24 a horas: 00:51:36

Señales de madurez

Evo Morales estrena perfil

Alfonso Gumucio D.

Si me equivoco y tengo que comerme dentro de unos meses las palabras que siguen, lo haré con gusto. Lo que pienso ahora frente al compromiso entre el gobierno del MAS y la oposición es esto: Evo Morales ha dado una muestra inequívoca de su voluntad de diálogo. El ejercicio del poder durante estos dos años y medio lo ha hecho madurar y comprender que no es por la vía del autoritarismo y del capricho que va a conseguir lo que quiere. Esta vez ha sabido negociar, es decir, garantizar lo esencial de su proyecto constitucional, desvaneciendo las reservas de una oposición que pretendía liquidar todo el proceso.

Alfonso Gumucio Dagron

Alfonso Gumucio Dagron

Escritor, cineasta, periodista, fotógrafo y especialista en comunicación para el desarrollo. Ha trabajado en programas de comunicación para el cambio social en África, Asia, América Latina y el Caribe, con agencias de Naciones Unidas, con fundaciones internacionales y ONGs.

Fue miembro de la redacción del Semanario "Aquí" y ha publicado en un centenar de diarios y revistas de Bolivia, América Latina, Europa, Norteamérica, África y Asia. Dirigió películas documentales en varios países. Es Coordinador del Grupo Temático de Comunicación para el Cambio Social en la Asociación Latinoamericana de Investigadores de la Comunicación (ALAIC).

Ha publicado más de veinte libros de poesía, narrativa, testimonio, y estudios sobre literatura, cine y comunicación, entre ellos: Historia del Cine Boliviano (1982); Cine, Censura y Exilio en América Latina (1979); Luis Espinal y el Cine (1986); Las Radios Mineras de Bolivia (1989) en colaboración con Lupe Cajías; Comunicación Alternativa y Cambio Social (1990); La Máscara del Gorila (1982) Premio del Instituto Nacional de Bellas Artes de México; Haciendo Olas: Comunicación Participativa para el Cambio Social (2001), Antología de Comunicación para el Cambio Social (2008).

Contactos con el autor
close

Contacto con Alfonso Gumucio Dagron




11 - 1 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Algunos dirán que los presidentes de UNASUR, especialmente Lula, no le dejaron otra opción, que le jalaron las orejas, etc. Puede ser, pero lo cierto es que el presidente boliviano tomó a bien esos consejos y los puso en práctica, aún a riesgo de enfrentarse a los sectores más intolerantes de su propio movimiento, sectores que con un poco de suerte serán desplazados por gente mejor capacitada para el diálogo y la concertación.

Se usarán argumentos de orden legal para cuestionar la legitimidad de la CPE consensuada: el trabajo no le correspondía al Parlamento, sino a la Asamblea Constituyente. Es my cierto, sin embargo, la Asamblea Constituyente tuvo su oportunidad y la dilapidó. No entendió su rol histórico de conciliar a la mayoría de los bolivianos. Fracasó entre trampas y dislates.

Otros furibundos partidarios del "todo-o-nada" ya han empezado a atacar a Evo Morales llamándolo "traidor", pero son grupos minúsculos, como el MIP, intrascendentes en la política boliviana e invisibles en las elecciones, cuyas aspiraciones de regresar a un pasado para siempre pasado (que nunca volverá) no pueden compararse con el consenso logrado para la mayoría de los bolivianos, y que sin duda será ratificado por ellos en el referéndum respectivo.

Las noticias nos dicen que el gobierno hizo concesiones importantes, entre ellas la doble reelección presidencial y el reconocimiento de los estatutos autonómicos, para lograr un acuerdo que permita lanzar a referéndum la nueva propuesta constitucional de Bolivia.

La convocatoria a elecciones generales a fines del 2009 es un elemento importante en el acuerdo, ya que deja un año de margen para que el tablero político se modifique. Un año en el que Evo Morales puede fortalecerse como estadista, si mantiene el perfil de negociador y abandona el perfil autoritario, y un año en el que la oposición de derecha y de izquierda podría también reagruparse, puesto que hoy se encuentra dividida y sin agenda económica ni social. La derecha, que antes ensalzaba la libre empresa y el sistema capitalista, ha sufrido el revés de las quiebras fraudulentas de Wall Street. Ya no tiene argumentos para decir que hay que seguir las recetas del Fondo Monetario Internacional, pues ya todo el mundo sabe que esas recetas son parte del problema, no de la solución.

Es evidente que Evo Morales está aprendiendo. Alguna vez él mismo dijo que "no había sido fácil gobernar" (o algo muy parecido) y quienes lo rodean repitieron muchas veces que no se le podía exigir experiencia de estadista a alguien que nunca estuvo en el poder del Estado. La réplica a esta explicación fue siempre la misma: si no se tiene experiencia para gobernar, lo mínimo es rodearse de gente capacitada y escuchar los consejos de quienes sí tienen experiencia.

Al parecer, eso se está cristalizando ahora, en la medida en que Evo Morales se da cuenta de que Bolivia no es el centro del universo, y que el país es parte de un entramado mucho mayor de relaciones internacionales, que comienza con los países limítrofes y se extiende hasta los confines del planeta. Se ha dado cuenta de que escuchar a Lula el negociador es mejor que escuchar a Chávez el beligerante.

Puede que la nueva constitución no sea perfecta, pero ahora sí recoge las aspiraciones de la mayoría de los bolivianos. Es cierto que hay algunos aspectos que seguirán siendo tema de debate.

De acuerdo a las informaciones que tenemos, la nueva Constitución mantiene los mismos artículos sobre la "justicia originaria", algo tan difícil de definir y de homogenizar, que probablemente nunca se aplique, por la sencilla razón de que tenemos 36 comunidades étnicas diferentes en Bolivia, y no se podría compatibilizar sus códigos para que la justicia se aplique de manera equitativa para todos. En primer lugar, las justicias originarias tienen un código de valores transmitido oralmente, pero no tienen un código penal definido; las decisiones que se toman en materia de "castigo" dependen en gran medida de los dirigentes de cada comunidad. Eso significa que en alguna comunidad decidirán linchar a un ladrón, mientras que en otra lo expulsarán del lugar, y en otra lo obligarán a hacer trabajos en beneficio de la colectividad (simplemente para dar algunos ejemplos). ¿Y qué pasa si un aymara comete un crimen en una comunidad guaraní, o viceversa? ¿Quién los juzga y bajo qué ley? Y en las comunidades donde conviven aymaras, quechuas y otros grupos étnicos, ¿qué justicia originaria se aplicará?

Entonces, no podrían compatibilizarse esas 36 justicias originarias porque no están realidad definidas y el Estado tendría de todas maneras que intervenir cada vez que haya un asesinato o un linchamiento como ya ha sucedido. Por ejemplo, en nuestro país no existe la pena de muerte, de modo que la justicia nacional está por encima de cualquier otra justicia local que de pronto decida, por ejemplo, aplicar la pena de muerte sumariamente. Ante la dificultad de establecer claros parámetros, lo más probable es que esos artículos de la nueva Constitución nunca se apliquen, o que sean usados a nivel comunitario de manera arbitraria y con espíritu de revancha.

El otro tema que me preocupa es el de la tierra. No he conocido todavía el texto completo de la nueva constitución (aunque sí los cinco borradores anteriores, que fueron publicados como versiones "oficiales" de algo que no tenía legitimidad ni legalidad); sin embargo espero que entre las concesiones que hizo el gobierno, no haya hecho ninguna a los latifundistas de Santa Cruz, Beni o de cualquier otro departamento en el país. El latifundismo debe ser erradicado, es una lacra feudal que debería pertenecer al pasado. Es además inmoral acaparar tierras para especular con ellas, cuando en Bolivia tantos campesinos pobres carecen de tierra para cultivar lo que necesitan para alimentarse. Las 5 mil hectáreas son más que suficientes para cualquier familia o cooperativa. Más allá de esa extensión, me parece que se hace un daño a la población más empobrecida y necesitada. La nueva CPE no debe admitir la doble titulación y el acaparamiento de tierras ociosas. Las tierras ociosas deben ser revertidas al Estado. Celebro que en el texto aprobado se establece que el tema de tierras y territorio es de competencia del Estado nacional y no un atributo de los gobiernos departamentales, porque ya conocemos el grado de influencias sobre los gobiernos autonómicos por parte de los empresarios más poderosos en cada departamento.

Creo que es el momento de darle un apoyo crítico a la nueva propuesta constitucional, finalmente nacida del consenso. Ciertamente duele que se haya perdido tanto tiempo, que haya habido tanto enfrentamiento y tanto empecinamiento cuando esto mismo se pudo conciliar en la Asamblea Constituyente, que ahora aparece como un ejercicio ridículo e improductivo. Se perdieron 30 meses en enfrentamientos políticos y hay quienes todavía no pueden creer que se haya llegado a un acuerdo que contará con el apoyo de los 2/3 de los bolivianos. Yo espero que sí, mantengo mi optimismo de que las cosas van a mejorar.

Evo Morales ha aprendido sus lecciones y está reaccionando positivamente, por ello me parece que hay que apoyar las medidas que tome basándose en el diálogo. Hay que apoyarlo para que se despoje de los consejeros que lo instan a que asuma posiciones de confrontación, manipuladoras de la realidad y autoritarias. Tenemos que apoyar cualquier medida que tienda a instalar un espacio de paz y convivencia en el país, de manera que el gobierno, en el año que le queda antes de las elecciones, pueda encarar la agenda económica social con seriedad.

Otros artículos de Alfonso Gumucio D.

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



14 - 5 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Contactar al autor
Uhr 7

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014