Domingo 19 de agosto del 2018
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Opinión >> Comentarios y enfoque
Actualizado el 2008-09-30 a horas: 16:05:27

¿Realidad sui generis o simplemente para-adjetivos comunicacionales?

Vándalos dialogan y proyectan el futuro de Bolivia

Javier Aramayo Caballero

Varios días de radicalizada presión del CONALDE, violencia cruenta en Pando y despliegue de acciones de contención conjugada con tenaz ofensiva por parte del gobierno nacional condujeron el pasado 11 de septiembre al Prefecto Mario Cossio a exclamar: ¡ Pedimos al Presidente que diga la fecha y hora y estamos prestos a acudir !.

Varios días de radicalizada presión del CONALDE, violencia cruenta en Pando y despliegue de acciones de contención conjugada con tenaz ofensiva por parte del gobierno nacional condujeron el pasado 11 de septiembre al Prefecto Mario Cossio a exclamar: ¡ Pedimos al Presidente que diga la fecha y hora y estamos prestos a acudir !.

Al día siguiente, viernes 12, con el Vicepresidente Alvaro García Linera inician un arduo trabajo logrando encaminar las bases del diálogo sobre las temáticas: IDH y Regalías, Autonomías y Estatutos, Diálogo, Pacificación y Tregua.

Luego, el 18 de septiembre el Poder Ejecutivo Nacional y en especial los Prefectos de Santa Cruz, Tarija y Beni, aperturan el proceso de diálogo en la ciudad de Cochabamba, acompañados en calidad de Testigos por UNASUR, OEA, ONU, Representantes de la Iglesia Católica y Delegados de las Iglesias Metodista y Evangélica.

No obstante, antes y durante el diálogo las bolivianas y bolivianos observamos inalterables dardos que cual zaetas de ida y vuelta se desplazan como si fuesen lanzadas de plataformas misilísticas estructuradas por el gobierno central como por los actores regionales.

Es perceptible que mientras el tiempo de crisis estatal transcurre mayor es la intensidad de los aprestos y surgen combinadas armónicamente la sed y el ansia incontenibles por emplear la "ojiva nuclear". El radio de su onda expansiva aún no puede determinarse, y por tanto, con exactitud tampoco el desastre.

Somos consientes que no estamos únicamente ante simulacros de situaciones amenazantes y por tanto, la barrera de la confrontación política-institucional corre el grave riesgo de ser rebasada incluso por la apetecida tentativa de ejercer hegemonía plena respecto al otro.

Sin embargo, desde ambos lados se exagera lo inamistoso y peligroso del adversario político, a tal punto, que de ser verdad, a ésta hora no habría duda en sostener, por ejemplo, que el Centro Turístico "El Manantial" o la Sede Campestre de Cochabamba, por primera vez en su historia, cobijan en sus ambientes a tan "concurrencia selecta": vándalos y sediciosos, separatistas, demonios y ángeles de la muerte, golpistas, tiranos y terroristas, dictadores y genocidas, etc., etc.

Además, si así fuera los testigos nacionales e internacionales que acompañan el diálogo, recaerían en conductas típicamente antijurídicas convertidos en cómplices de sujetos delincuenciales que extrañamente continúan ejerciendo sus funciones públicas transitando en plena libertad.

En ese sentido, producto de la valoración objetiva de los hechos, la coyuntura nuevamente transita por la "guerra de los insultos", la misma que en el fondo se la emplea mediáticamente en calidad de componente clave e indisoluble de una estrategia integral de poder dentro del Estado Boliviano, porque los actores aspiran a precautelar o garantizar su reubicación o sitial óptimo en el nuevo ciclo histórico socio-político que emerge, y por ende, en el torbellino del proceso de transformación se disputan el nivel de reparto y el mayor o menor grado de control del poder.

Esa es la razón también del perfecto engranaje funcional de los brazos radicales alineados al gobierno nacional o a los actores regionales, quienes en operación de alto riesgo, enarbolando principios de legitimidad y legalidad, en ciertos momentos actúan "aduenándose del escenario", según la conveniencia táctica dispuesta por la élite que controla el sistema de conducción política del proceso de cambios.

En ese marco, que se haya producido el diálogo entre gobierno y regiones y sentados frente a frente discutan sobre los problemas del país y que además Presidente y Prefecto sesionen en la Residencia Presidencial, significa el mutuo reconocimiento de su condición de actores políticos, lo cual, basta para derrumbar los para-adjetivos comunicacionales que intentan forjar imaginario colectivo.

Lo contrario sería asumir lo sui generis de nuestra realidad, pues, entre vándalos y sediciosos, separatistas y golpistas, tiranos y terroristas, dictadores y genocidas, etc., y etc., dialogan y gestan hechos de naturaleza política ante la indiferencia nuestra.

De todos modos, el diálogo puede derivar en la suscripción del gran acuerdo, deslizando en adelante la conflictividad a la efectivización material de lo negociado. La ruptura dará paso a la confrontación y al abismo incierto.

En cualquier escenario nos espera un espinoso, accidentado y largo camino a recorrer. Nuestro rol de sociedad no alineada en la polarización debe seguir apuntalando la presión por la paz y el diálogo racional como mecanismo exclusivo para la resolución de controversias en sujeción a la institucionalidad.

--- ---* aramayo_javier@lycos.es

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



8 + 2 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Mas informacion
Uhr 4

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014