Lunes 22 de octubre del 2018
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Sociedad >> Regiones
Actualizado el 2008-09-26 a horas: 18:40:16

Los matones Mario Aguilera Ueno y Marcos Jáuregui Mariaca asaltan instituciones, golpean indígenas y amenazan de muerte a trabajadores de ONGs

Pierden apoyo los cabecillas del pillaje cívico en Riberalta

(UPIC-Tierra).- Los dirigentes cívicos Mario Aguilera Ueno y Marcos Jáuregui Mariaca son famosos en Riberalta por comandar escandalosas tomas de instituciones públicas y privadas, y fieros ataques a collas e indígenas desde el año 2001. Ambos personajes al mando de grupos de choque apedrearon un avión venezolano, intentaron sabotear una cumbre presidencial, asaltaron varias oficinas del Estado y amenazaron de muerte a campesinos, zafreros y a funcionarios de las ONGs CEJIS, CIPCA e IPHAE.

  • Artículos relacionados

Artículos que le pueden interesar

Aguilera y Jáuregui -matones involucrados en varios casos de extorsión, ajuste de cuentas, chantajes y pillajes menudos nunca castigados- participaron en las violentas tomas de la Empresa Eléctrica Riberalta en agosto de 2002 y del Comité Cívico de Riberalta en 2004. Además, por encargo de grupos de poder regional, intentaron acallar en 2005 la radioemisora católica San Miguel de Riberalta, la voz de campesinos, indígenas y zafreros de la región.

El prontuario de Aguilera y Jáuregui

Mario Aguilera, con antecedentes penales, fue testaferro del llamado cacique de Riberalta Sandro Giordano y lugarteniente de hacendados de Beni. Trabajó en la Alcaldía en una de las gestiones del MNR.

Aguilera protagonizó la toma de la Defensoría del Pueblo en Riberalta en 2001, cuyas oficinas fueron saqueadas y destruidas, mientras que el defensor del Pueblo fue literalmente "chicoteado".

Al amparo del MNR y de la patronal local, Aguilera forzó los estatutos del Comité Cívico para ser reconocido Presidente en la gestión 2004-2006. No obstante, el cívico fue desconocido por las organizaciones vivas de Riberalta a través de un voto resolutivo emitido el 28 de septiembre de 2004.

Marcos Jáuregui Mariaca, ex mirista y ahijado político del ex ministro Wigberto "Chaca" Rivero, trabajó como chofer en la Subsecretaria de Asuntos Etnicos de Riberalta, pero fue despedido por uso indebido de bienes del Estado.

Junto a un grupo de matones como Edwin Roca y otros, el 25 de marzo de 2004 Jáuregui, a título de representante del Comité Cívico, agredió al director General Interino del Instituto Normal Superior Riberalta Ernesto Roca Tuno y lo desconoció como autoridad.Los matones autonomistas

Mario Aguilera es un invitado frecuente del programa televisivo "Camila y Macarena", conducido por Jorge Melgar Quete y financiado por la Subprefectura de la provincia Vaca Diez, el Comité Pro Autonómico, la Alcaldía y la CAINCO.

Jorge Melgar, padre del dirigente de la fascista Unión Juvenil Riberalteña Percy Melgar, utiliza su programa para insultar al gobierno e instigar saqueos de tiendas y viviendas y persecuciones a dirigentes sociales que no apoyan al autonomismo patronal. Se caracteriza por fomentar expresiones racistas y xenófobas como las proferidas por Aguilera, quien en varias oportunidades afirmó que Evo Morales "es Presidente de los collas, no de nosotros" y convocó a "armar de una vez la república de los cambas".

El 17 de julio de 2008, Aguilera, Jáuregui y otros cívicos de Riberalta ratificaron su determinación de no permitir la presencia del Presidente Hugo Chávez "en su territorio", dizque porque "se sienten ofendidos" por el gobierno chavista desde que en 2007 un avión venezolano intentó aterrizar con un grupo de militares. "Nos reservamos las medidas y acciones que asumiremos", advirtió Aguilera. (La Razón, 18/07/08)

El 19 de julio, Aguilera quiso movilizar a sus huestes para frustrar una reunión de los presidentes de Bolivia, Brasil y Venezuela en Riberalta.

El 7 de agosto, menos de 50 jóvenes unionistas al mando de Aguilera tomaron el aeropuerto de la ciudad de Riberalta portando palos y armas punzo cortantes para evitar el arribo del ministro de la Presidencia Juan Ramón Quintana. Radio San Miguel de la Red Erbol informó que los movilizados habrían sido pagados por la Subprefectura beniana.

El 9 de septiembre, dirigentes del Comité Cívico Regional y autoridades de la Subprefectura de la Provincia Vaca Diez movilizaron a grupos de vándalos para tomar oficinas públicas de Migración, Impuestos Internos y Correos, además de destrozar las instalaciones de ENTEL, en coordinación con activistas cívicos de Santa Cruz, Beni y Tarija.

El 15 de septiembre, Aguilera y Jáuregui lanzaron ultimátums a funcionarios del CIPCA Norte, CEJIS Riberalta e IPHAE, así como a dirigentes campesinos y zafreros, a quienes acusaron de movilizar gente a Pando y provocar la masacre del 11 de septiembre. Los emplazaron a abandonar Riberalta en 24 horas, o "caso contrario no nos responsabilizamos de lo que pueda pasarles", amenazó Aguilera.

Luego de la masacre campesina, el senador de Unidad Nacional por Pando Abraham Cuellar denunció que la violencia había rebrotado en Riberalta, donde miembros del Comité Cívico regional y algunos medios de comunicación elaboraron una "lista negra" de alcaldes y dirigentes perseguidos y amenazados de muerte.

La Coordinadora Interinstitucional de Defensa de los Derechos Humanos de Santa Cruz denunció a la opinión pública nacional e internacional que los actos de violencia y las amenazas no habían cesado en Riberalta, especialmente las persecuciones a los alcaldes de San Pedro, El Sena y Gonzalo Moreno afines al MAS. Estos municipios están en la jurisdicción del departamento Pando, pero sus autoridades radican en Riberalta.

El gobierno y organismos defensores de los derechos humanos del país y del extranjero conminaron al Subprefecto de la provincia Vaca Díez de Beni a proteger la vida y la integridad de los dirigentes campesinos, zafreros y trabajadores de ONGs perseguidos

Exhortaron al Comando de la Policía y a la Fiscalía de Riberalta a restablecer la paz social en la región e iniciar de oficio una investigación penal para dar con los responsables de los hechos vandálicos.

Poco a poco, Aguilera Ueno y Jáuregui Mariaca perdieron el apoyo de la población riberalteña y del propio Comité Cívico, el cual se vio perjudicado por la mala fama de sus dirigentes.

En los últimos días, el director distrital de Educación y ex presidente del Comité Cívico de Riberalta Mauro Cambero Destre declaró a Radio Fides Riberalta que "Mario Aguilera no tiene moral para representar a Riberalta por su pasado delincuencial".

Solos y aislados, Aguilera y Jáuregui tuvieron que declararse en la "clandestinidad" y ahora pretenden mantenerse vigentes ante la opinión pública acusando a algunos funcionarios del Poder Ejecutivo como responsables de la masacre campesina de Pando.

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



9 * 3 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Mas informacion
Uhr 6

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014