Miercoles 17 de octubre del 2018
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Política >> Partidos políticos
Actualizado el 2008-09-22 a horas: 18:04:08

Ante el fracaso de Yaksic en el diálogo de Cochabamba

Sólo un Pacto Federal puede salvar a Bolivia de un nuevo baño de sangre

Wilson García Mérida

(Datos & Análisis).- La gestión del Viceministerio de Descentralización en el diálogo que comenzó en Cochabamba tras el genocidio de Pando, ha sido un rotundo fracaso porque el viceministro Fabián Yaksic no ofrece un proyecto alternativo viable y convincente para conjurar las amenazas separatistas que emergen de las "autonomías departamentales". De hecho Yaksic desde el Gobierno, al igual que Marinkovic desde el Comité Cívico de Santa Cruz, insiste en promover aquel modelo balcanizador de autonomía cuando existen otras opciones que el Viceministro decidió ignorar deliberadamente. Creemos que el diálogo de Cochabamba debería posibilitar un Pacto Federal a largo plazo.

Wilson García Mérida

Es periodista. Reside en Cochabamba.

Contactos con el autor
close

Contacto con Wilson García Mérida




9 * 2 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

  • Artículos relacionados

Artículos que le pueden interesar

Al promediar las nueve de la noche del domingo, el Viceministro de Descentralización, responsable por parte del Gobierno de viabilizar el diálogo y los necesarios acuerdos con los prefectos de la "media luna", reunió a los periodistas de Cochabamba en una quejumbrosa, monótana, interminable y poco comprensible conferencia de prensa transmitida íntegramente por el Canal 7, para decir que los prefectos "han retrocedido en su aceptación de apoyar el referéndum dirimitorio y aprobatorio de la nueva Constitución, a ser aprobado hasta antes de primero de octubre". Según esta autoridad, el diálogo fracasó otra vez más por culpa de los intransigentes prefectos.

Fabián Yaksic, el Viceministro, es el principal asesor del presidente Evo Morales en materia de autonomías. Y aunque un Viceministerio de Descentralización a estas alturas del proceso resulta anacrónico frente a los avances de las ondas autonomistas en el país, que exigen la creación de un Ministerio de Autonomías más serio y responsable, Yaksic es hoy la máxima autoridad oficial en la materia y como tal se viene aplazando rotundamente. Su conferencia de prensa la noche de domingo fue patética además de incoherente.

En respuesta a la quejas de Yaksic, los prefectos de Tarija y Santa Cruz convocaron a otra conferencia de prensa, también difundida in-extenso por el canal estatal al promediar las diez de la noche del mismo domingo, aclarando que no existe rechazo alguno al referéndum aprobatorio y dirimitorio, pues esa decisión es de entera competencia del Congreso Nacional y no de los prefectos ni del Gobierno central. "El MAS tiene mayoría en el Congreso, puede aprobar la convocatoria a ese Referéndum cuando quiera, seguramente negociando un acuerdo con las bancadas opositoras, y nosotros los prefectos acompañaremos ese proceso sin duda alguna", declaró en tono tranquilizador y muy sosegado el prefecto tarijeño Mario Cossío.

El punto que parece alejar al gobierno y a los prefectos radica en la propuesta de un acuerdo -que oficializó el presidente Evo Morales por influencia del ministro Yaksic y del ministro sin cartera Héctor Arce- para que ambas partes se comprometan a impulsar el referéndum en la semana que queda en el mes. Dicha propuesta se contradice con la decisión del propio Evo Morales, adoptada con apoyo de las organizaciones indígenas, de re-definir el diseño autonómico en el texto constitucional aprobado en Oruro, después de lo cual debería recién pensarse en el referéndum aprobatorio.

Los prefectos pretenden aprovechar esta contradicción en que incurre el Gobierno central para desmarcarse del dialogo deslindando sus responsabilidades en ello, y evitar el tratamiento de otro problema neurálgico que debería ser resuelto en este proceso conciliador, como es el problema de los latifundios improductivos que detentan personajes de la política cruceña como Branco Marinkovic, uno de los más furibundos defensores de la "autonomía departamental".

Inviabilidad de la "autonomía departamental"

Los hechos luctuosos del 11 de enero del 2007 en Cochabamba, los de Sucre en noviembre, más las recientes tomas de instituciones gubernamentales por parte del fascismo en Santa Cruz y la "razzia" de Pando con los asesinatos de campesinos bajo la gestión del prefecto separatista Leopoldo Fernández, son la consecuencia directa de las "autonomías departamentales", que fueron diseñadas por organismos norteamericanos y el empresariado trasnacional para balcanizar nuestro país.

La "autonomía departamental" está pensada y diseñada para convertir las capitales de Departamento en "ciudades Estado" inexpugnables para el circundante mundo indígena y campesino, y para hacer de los prefectos "reyes chiquitos" al margen de su directa dependencia administrativa del Presidente de la República. Esta esencia balcanizadora y antinacional de las "autonomías departamentales", que se confunden con demandas de "independencia" (recordemos a Reyes Villa profiriendo: "¡Adelante Santa Cruz con su independencia!") se expresa nítidamente en los "estatutos autonómicos" que van contra la corriente de la nueva Constitución aprobada en Oruro y convierte a los prefectos, ilegalmente, en "gobernadores".Los "gobernadores", figura con que el separatismo de la "autonomía departamental" pretende suplantar instituciones constitucionales como son las prefecturas, responden, en todos los países del mundo donde existen estas autoridades, a regímenes federales que sólo fueron posibles en extensas unidades territoriales con sólidos mercados internos. Modelos importantes de federalismo, en la órbita capitalista, son Estados Unidos, Canadá, México o Brasil; y en el mundo socialista se tuvo a la Unión Soviética y Yugoslavia que desarrollaron un federalismo que fue funcional a esos regímenes.

Imponer -por la vía de la "autonomía departamental"- ese tipo de federalismo en Bolivia hoy, cuando nuestro pequeño país todavía presenta abismales diferencias sociales y regionales, resulta un crimen de lesa Patria.

Curiosamente Fabián Yaksic es, desde dentro del propio gobierno de Evo Morales, un operador político de la "autonomía departamental" (es decir de una autonomía federalista y por tanto desmembradora). A lo mejor sin proponérselo, Yaksic le hace juego a la temeraria "media luna", cuyo proyecto autonómico comenzó a tomar forma con intervención de "académicos" norteamericanos durante los regímenes de Sánchez de Lozada y de Carlos Mesa, de quienes el "Movimiento Sin Miedo" al que pertenece el actual Viceministro de Descentralización fue aliado y co-gobernante durante varios años.

El horizonte visible del Federalismo

La perspectiva Federal en Bolivia parece ser, sin embargo, un devenir histórico inevitable dentro el mismo proceso de cambio que se desarrolla bajo la administración de Evo Morales. El Federalismo podría ser planteado como un Objetivo Nacional de todos los bolivianos, pero no para ser implementado ya en esta coyuntura, sino en un futuro mediato tras unas cuantas décadas, una vez que el país, gracias a las autonomías, alcance niveles óptimos de productividad, mercados internos fuertes, hegemonías sólidas y eficientes movilidades sociales. Pero saltar a la etapa superior de la federalización sin el paso previo de un real proceso autonómico, sólo llevará a la destrucción de Bolivia, a su inminente balcanización tal cual sucede hoy debido a la esencia separatista de las "autonomías departamentales" que son defendidas desde el propio Gobierno boliviano mediante sus funcionarios como Fabián Yaksic.El Federalismo será inevitable y necesario en Bolivia una vez que se impulse y consolide un profundo proceso de autonomías en todo el país, y sobre todo una vez que las autonomías y auto-gobiernos indígenas -que en algún momento el propio Viceministerio de Descentralización a cago de Yaksic apoyó proponiendo 45 regiones étnico-sociales- se afiancen para desatar luego un proceso federal y generar un régimen similar al de Canadá, donde las autonomías indígenas reforzaron al Estado Federal.Pero esta perspectiva federal -que además está estrechamente ligada a la integración continental sudamericana que por lo visto podría arrancar en Bolivia- no puede imponerse de manera prematura y violenta como se pretende a través de las "autonomías departamentales". Requieren la etapa previa de una Autonomía Megaregional, es decir de un proceso autonómico relativo (no es posible una "autonomía total", es un absurdo) fundado en el desarrollo interno de las mancomunidades a escala inter-departamental (dimensión macro) para contener normativamente los poderes locales mediante la municipalización de los auto-gobiernos indígenas (dimensión micro).

Hacia un Pacto Federal

La posibilidad de Cuatro Megaregiones Autonómicas (que algunos los líderes indígenas comienzan a visualizar como un resurgimiento de los "cuatro suyus") emerge de un diagnóstico crítico y constructivo del proceso de Descentralización y de la Ley de Participación Popular que nos legó el régimen de Sánchez de Lozada, y sienta las bases de un futuro régimen Federal en décadas venideras.Así como Sánchez de Lozada encarnó, a su manera corrupta, el proceso de la Descentralización y de Participación Popular que desató el actual proceso autonómico, corresponde a Evo Morales, con la ética de su esencia nacional y popular, encarnar el proceso de la Autonomía sentando las bases de un futuro régimen Federal. Si los representantes de la "media luna" y del Gobierno central coinciden con buena fe en el criterio de que Bolivia debe federalizarse, pero no ahora sino un vez desatado un proceso de Autonomía Integradora y no separatista (por tanto replanteando la "autonomía departamental" que es un modelo de federalismo prematuro), ambas partes tendrán en sus manos el eslabón perdido del diálogo. Tanto la "media luna" como el movimiento indígena aspiran a un régimen Federal; pero no se podrá llegar a ese escenario mientras se pretenda imponer tal régimen a la fuerza. La "autonomía departamental" es una forma de federalismo forzado e inorgánico respecto al proceso histórico que vive el país; y al ser anti-histórico, es fascista.Lleguemos al Federalismo democráticamente, cumpliendo el requisito previo de la Autonomía Megaregional, cuyo diseño garantiza a Santa Cruz, por ejemplo, su autonomía plena no como un simple Departamento latifundista sino como una nueva entidad territorial (megaregión) pletórica de interculturalidad y de respeto al otro.Creemos, por tanto, que el diálogo de Cochabamba debería derivar en un Pacto Federal a largo plazo, para juntos, todos los bolivianos, avanzar históricamente hacia esa forma superior de organización estatal transitando previamente por el camino necesario de unas autonomías integradoras y democráticas, las que no pasan de manera alguna por la ruta balcanizadora de la "autonomía departamental", sinónimo de federalismo prematuro y desmembrador.................................llactacracia@yahoo.com

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



6 - 2 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Contactar al autor
Uhr 10

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014