Martes 23 de octubre del 2018
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Opinión >> Comentarios y enfoque
Actualizado el 2008-05-28 a horas: 15:27:05

El delito de ser inmigrante

Antonio Peredo Leigue

1789: Libertad, Igualdad, Fraternidad. 2008: Ilegalidad, Persecución, Expulsión. En algo más de dos siglos, el rostro de la patria de la libertad de todas las personas, la igualdad de hombres y mujeres, la fraternidad entre los seres humanos, se ha transformado en el régimen dictatorial contra ciudadanos del mundo que buscan tener un futuro. Expulsados de sus países empobrecidos, por la voracidad de las naciones ricas como Francia, hombres y mujeres de América Latina, de África, del Medio y del Lejano Oriente, se encuentran ante la imposibilidad de vivir en la nada.

Antonio Peredo Leigue

Es periodista, profesor universitario. Hasta 1992 fue director del semanario Aquí. Fue candidato vicepresidencial del MAS en las elecciones de 2002 y luego fue senador por el MAS. Murió el 1 de junio de 2012.

Contactos con el autor
close

Contacto con Antonio Peredo Leigue




7 + 6 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Francia, Europa y Estados Unidos han declarado la guerra contra los pobres. Para hacerlo, patrullan las fronteras con orden de disparar a matar, levantan sólidos muros que avergüenzan, allanan domicilios en busca de “ilegales”, los expulsan sin derecho a reclamo e incluso van a prisión. El delito es ingresar sin permiso. Cuando lo pidieron, se les negó.

¿Dónde quedó el derecho de libre tránsito que inscribe la Declaración Universal de los Derechos Humanos? Se ha convertido en otro papel más, como el juramento hipocrático o el decálogo ético de los abogados, que se ondea en los días conmemorativos y luego se olvida, porque no tiene relación con la vida cotidiana, con la realidad. El derecho al libre tránsito, no existe. Las embajadas cobran para tramitar un permiso que, en el 90 % de los casos, niegan sin devolver la tarifa.

Resulta, entonces, que los bolivianos, pongamos por caso, además de estar en la pobreza para permitir el derroche de los países enriquecidos, deben costear buena parte del gasto de la representación de esos gobiernos. Agreguemos que también pagamos sus casas culturales que, supuestamente, se abren para promover el conocimiento de sus culturas; pero ese es otro tema que otro día comentaremos.

Las libertades abolidas

La libertad de las personas, para ir de un lugar a otro, dentro de un país o traspasando las fronteras, ha sido abolida por disposición de las grandes potencias. No se trata de un ajuste debido a la multiplicación de la especie humana. Porque, después de doscientos años, podría decirse que la libertad de tránsito fue proclamada cuando todos los seres humanos que vivían en este planeta apenas sobrepasaban los 500 millones y los medios de transporte eran tan primitivos, que se precisaban meses para ir de un país a otro.

Pero, cuando esos derechos fueron ratificados por Naciones Unidas, hace 60 años, aquel argumento queda obsoleto; entonces, habrá que sostener otro planteamiento: había terminado la devastadora Segunda Guerra Mundial, el mundo debía expresar sus mejores sentimientos de libertad, igualdad y fraternidad, había necesidad de fuerza de trabajo para reconstruir. Ahora, ya no pueden aceptar que esos sucios, malolientes, desastrados, sin dinero y además pedigüeños entren a los países civilizados, decentes y adinerados, afeando sus calles y deformando sus refinadas costumbres.

Sin embargo, no podemos olvidar que, hasta ayer, los migrantes ilegales eran recibidos sin mayores complicaciones. ¿Por qué? Sencillamente se precisaba mano de obra barata para hacer el desarrollo y avanzar en el progreso. Hoy, cuando todo indica que comienza la recesión, el inmigrante es acosado. De nada sirve toda su contribución al progreso de aquel mundo enriquecido con nuestros recursos.

Las libertades permitidas

Otra cosa distinta es el libre tránsito de capitales. Todo el dinero que pueda salir de estos pobres países, no necesita visado, ni permiso de ningún tipo. Es más: exigen que nuestros gobiernos supriman cualquier tipo de trabas para este tipo de tránsito. Pero eso no es suficiente: los capitales que vienen desde allí, deben recibir garantías para volver a su origen, para invertir con ventaja sobre los locales, para ganar sin restricciones. Aún más: debe haber un compromiso firme de que serán indemnizados si no obtienen las ganancias que habían calculado.

Sus ciudadanos, hombres y mujeres, deben merecer el mismo respeto cuando se dignan visitarnos. Esa es la ley que imponen los países ricos sobre las naciones empobrecidas.

El trato

Proponemos un acuerdo. Compren nuestros productos a precio justo. Terminen con el despilfarro y vivan sin derroche. Lo que producimos en Bolivia es para todos. Muy bien. Entonces, para todos debe ser lo que produce, por ejemplo, Francia, Italia o Alemania. Si no es así, pongamos la regla de ustedes, por igual: el ingreso de nuestros productos a sus países, tiene una franja libre, con topes. Hagamos lo mismo con los productos que ustedes nos envían. Establezcamos precios comparativos: un artículo cuesta tantas horas de trabajo y determinemos el mismo valor al trabajo de los bolivianos y de los estadounidenses.

De ese modo, disminuirá inmediatamente el tránsito de personas que buscan mejores condiciones de vida. ¿Por qué las buscan en sus países? Porque ustedes se llevan la riqueza de nuestras naciones a bajo precio.

Hagamos un trato justo y el mundo estará mejor.

Otros artículos de Antonio Peredo Leigue

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



15 * 6 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Contactar al autor
Uhr 4

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014