Martes 19 de junio del 2018
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Política >> Partidos políticos
Actualizado el 2008-05-19 a horas: 03:02:26

Bolivia en el laberinto de los referendos

Frank Marín Vergara

La Paz, (PL).- Marcada por una compleja situación política, Bolivia parece encaminada a dilucidar su destino mediante referendos, luego que a las cuestionadas consultas autonómicas se sumara el plebiscito revocatorio de las principales autoridades del país.

  • Artículos relacionados

Artículos que le pueden interesar

Apenas una semana después de celebrarse la discutida encuesta autonómica en el departamento de Santa Cruz, y a la espera de otras similares en Beni, Pando y Tarija, los bolivianos se aprestan a participar en una nueva votación para decidir la continuidad del presidente y el vicepresidente de la República, y de ocho prefectos.

Tras desarrollarse el pasado 4 de mayo la votación cruceña, que mantuvo en tensión al país y registró numerosos episodios de violencia y fraude, el Senado aprobó la propuesta de ley sobre un referendo revocatorio hace tan sólo una semana.

En una intempestiva sesión y sustentada por el voto de la oposición, la Cámara Alta sancionó la propuesta lanzada por el jefe de Estado en diciembre pasado como una estrategia para solucionar la crisis política del país.

Amparados en ese argumento, los representantes del lado opositor apoyaron la celebración de la consulta, la cual fue refrendada y promulgada el pasado lunes por el mandatario de la nación, Evo Morales, quien fijó como fecha el 10 de agosto venidero.

Sin embargo, la norma se había mantenido congelada en el Congreso durante varios meses, por lo que miembros del gobernante Movimiento Al Socialismo (MAS) consideraron la decisión como una táctica de los opositores para desestabilizar al ejecutivo.

Aunque el referido encuentro tuvo como único punto de convergencia entre ambas partes la necesidad de entablar un diálogo para concertar las posiciones de los diferentes actores políticos, finalmente se sancionó la ley, que, en opinión de muchos analistas, no es oportuna en pos de lograr dicha conciliación.Maniobras opositoras

El parlamentario del MAS Antonio Peredo calificó el hecho como una maniobra de las fuerzas opositoras, que "buscan poner al Presidente en un desbalance ante lo que ocurre en el país, y una confrontación entre el Gobierno y los prefectos". Numerosos especialistas expresaron que detrás del visto bueno a la ley, se escondía la esperanza de que Morales hiciera uso de su derecho al veto y quedara en ridículo, pues fue él mismo quien propuso esa normativa a finales de 2007. En aquel momento el ex líder cocalero lanzó la propuesta ante el complejo panorama político generado por el texto de la nueva Constitución, aún pendiente de aprobación y que finalizará con la realización de un referendo. No obstante, el jefe del ejecutivo ese mismo día aseguró en un discurso al país que oficializaría la ley tan pronto llegara a sus manos, como una vía para ofrecer a los bolivianos la posibilidad de determinar "quién sirve para gobernar y quién no". Mediante ese sondeo la población decidirá por voto directo y secreto la continuidad de las principales autoridades de la nación, con excepción del territorio de Chuquisaca, donde está prevista la elección del nuevo prefecto para el próximo 29 de junio. Para mantener sus puestos, los dirigentes no pueden recibir una cifra de votos en contra superior a los sufragios favorables obtenidos cuando fueron elegidos para sus actuales puestos. De esa forma, el mandato del presidente sólo terminaría si sumara más de un 53,7 por ciento de boletas contrarias, mientras el rango para los prefectos oscila entre un 37,98 y un 48,03. En caso de ser revocada la gestión presidencial, el propio líder convocará a elecciones generales, las cuales se realizarán en un plazo de 90 a 180 días después de anunciarse los resultados del sondeo revocatorio. En cuanto a las prefecturas, el presidente de la República designará a un dirigente interino hasta tanto se celebre el proceso eleccionario correspondiente. ¿Una solución real? Empero, por democrático que resulte el ejercicio, parece alejado de ser ese elemento salvador capaz de devolver algo de estabilidad al país suramericano y propiciar el verdadero ambiente de concertación necesario para llegar a negociaciones constructivas entre el ejecutivo y los opositores. Al igual que ocurre en la mayoría de los aspectos, las posiciones de la administración y sus contrarios con respecto al plebiscito son diametralmente diferentes, pues mientras los primeros lo consideran como una posible salida al diferendo, los segundos no ven en él una solución. Esta iniciativa ha sido del gobierno nacional. Esta es una forma de cómo profundizar la democracia en nuestro país; "si bien los políticos no podemos acordar fácilmente, es mejor que el pueblo decida el destino del país", declaró el estadista recientemente. Del otro lado, el sondeo ha sembrado la división entre los opositores, toda vez que algunos prefectos ven cerca el final de sus días en las actuales puestos, particularmente Manfred Reyes (Cochabamba) y José Luis Paredes (La Paz). Al parecer impulsado por ese temor, Reyes, detractor confeso de la actual gestión presidencial, accedió a participar en el diálogo convocado por Morales, al cual se ausentaron los dirigentes de la llamada Media Luna Rubén Costas (Santa Cruz), Leopoldo Fernández (Pando), Ernesto Suárez (Beni) y Mario Cossío (Tarija). Ante lo que muchos expertos califican como un error de cálculo, algunos sectores de la oposición intentan revertir la situación con una propuesta de renuncia de todas las autoridades a sus cargos y la convocatoria a nuevas elecciones generales. Otro de los reclamos de los grupos opuestos a Morales se centran en las preguntas de la votación, que con respecto al estadista y su vicetitular plantea: ¿Usted está de acuerdo con la continuidad del proceso de cambio liderado por el presidente Evo Morales y el vicepresidente Álvaro García? A su vez, en el caso de los prefectos, la interrogante es: ¿Usted está de acuerdo con la continuidad de las políticas, las acciones y la gestión del Prefecto del Departamento? En medio de toda esta situación se encuentran los referendos de Beni y Pando (1 de junio) y Tarija (22 del propio mes), que como mismo ocurrió con el de Santa Cruz, han sido declarados ilegales y anticonstitucionales, pues no se avienen con los estatutos autonómicos plasmados en la nueva Carta Magna. No obstante, los dirigentes de dichas regiones mantienen su postura de llevar a cabo esos comicios, llamados a enrarecer más aún el entorno nacional y sembrar la división entre los bolivianos. Por su parte, el presidente de la Corte Nacional Electoral (CNE), José Luis Exeni, pidió hacer un paréntesis en esos procesos unilaterales debido a la presencia de "otra agenda que nos involucra a todos y debemos estar a la altura de esta demanda histórica". Pese a ello y al llamado de Exeni a las cortes departamentales para colaborar en la postergación momentánea de dichas consultas, esa posibilidad se presenta harto remota. Así, los bolivianos parecen abocados a pasarse 2008 en las urnas, como vehículo de establecimiento del orden constitucional y legal de su sociedad. Si la cifra de consultas aún aparentara ser escasa, se debe recordar que el ejecutivo tiene pendiente la convocatoria a los referendos dirimidor y ratificatorio. El primero estará referido al tema de la tierra, mientras el segundo se llevará a cabo para validar la nueva Constitución del Estado, aprobada en diciembre pasado en la ciudad de Oruro. En resumen, 2008 se presenta como un año definitorio para los bolivianos, quienes intentan comprender una enrevesada dinámica social, que avanza a la velocidad de la luz. Esa aseveración podría resumirse en un reciente artículo del senador Antonio Peredo, en el cual narra la desazón de un diplomático extranjero por no comprender a Bolivia: "Por favor, den tiempo para entender lo que ocurre, antes de lanzarnos una nueva historia". *El autor es Corresponsal de Prensa Latina en Bolivia.

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



14 - 2 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Mas informacion
Uhr 7

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014