Miercoles 17 de octubre del 2018
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Sociedad >> Mujer
Actualizado el 2008-04-24 a horas: 23:46:01

Es inconcebible en un Estado de Derecho que algunos sectores no permitan al Estado erradicar la servidumbre guaraní en el chaco, afirman las “Mujeres en pie de Paz”

Urge la redistribución equitativa de la tierra en puertas de una crisis alimentaria global

La ex defensora del Pueblo Ana María Romero de Campero, la activista minera Domitila Barrios de Chungara y la ex dirigente sindical campesina Nicolasa Machaca convocaron a la sociedad boliviana a cerrar filas en defensa de unidad nacional y destacaron la urgencia de redistribuir la tierra equitativamente en un momento en el que se cierne sobre la humanidad una crisis en la producción de alimentos.

  • Artículos relacionados

Artículos que le pueden interesar

Romero, Chungara y Machaca, nominadas al Premio Nobel de la Paz en 2005 junto a otras mil mujeres de todo el mundo, se presentaron hoy como la agrupación “Mujeres en pie de Paz” para hacer un llamado a la reconciliación nacional, angustiadas por la posibilidad de que el país se sumerja en una espiral de violencia que derive en un enfrentamiento fratricida.

Las “Mujeres en pie de Paz” alentaron a la ciudadanía a dejar la pasividad y comprometer sus esfuerzos en la construcción de los cambios que se gestan para que Bolivia deje de ser el país más inequitativo de América del Sur.

Este es el momento de que las autoridades nacionales y departamentales luchen por la paz con justicia y por la democracia que costó vidas y mucho sacrificio, dijo Machaca. Chungara llamó a “cerrar filas” en defensa de la unidad del país y del “futuro alimentario para la sobreviviencia de la población boliviana”.

“Por experiencia sabemos que no existe paz que no esté basada en la justicia social y el respeto a la dignidad del ser humano. Esperamos que nuestro llamado caiga en terreno fértil y que la certidumbre de mejores días pueda retornar a nuestras familias transformada en una voluntad renovada para construir una Bolivia justa y solidaria. En esta tarea consideramos que el rol de las mujeres es trascendental y por ello las instamos a que, junto a nosotras, se declaren en pie de paz”, señala un manifiesto de las “Mujeres en pie de Paz” difundido este jueves.

El documento hace énfasis en la problemática de la tierra, la manera en que se la distribuyó, su concentración, la aplicación de políticas de saneamiento, y la interrogante sobre el cumplimiento de la función social que le asigna la Constitución Política del Estado.

La función social de la tierra, subrayan las mujeres, cobra importancia estratégica en la coyuntura actual, preludio de una severa crisis en la producción de alimentos originada en diversos factores que son parte del proceso de globalización, entre ellos la utilización de maíz, soya y otros cereales en la fabricación de biocombustibles.

Según el colectivo, es urgente que el gobierno, los empresarios, colonizadores y los sectores campesinos acuerden políticas productivas que aseguren que la tierra será equitativamente distribuida y trabajada de forma primordial para paliar el hambre y hacer que todas y todos podamos llevar el pan y los alimentos esenciales a nuestros hogares.

El manifiesto subraya que no se puede hablar de paz sin referirse a los sucesos de violencia ocurridos en el Chaco contra el pueblo guaraní, que, en pleno siglo XXI, tiene comunidades que viven en una situación de servidumbre.

“Ya son varias las instancias nacionales e internacionales que han pedido al Estado boliviano que resuelva la situación. Pero vemos que ese cometido se enfrenta a una resistencia al cumplimiento de la ley inconcebible en un Estado de Derecho. Por ello creemos que debe gestarse un compromiso nacional para terminar con esta grave violación a la dignidad y los derechos humanos de nuestros hermanos y hermanas guaraníes”, indica el documento.

Las mujeres no olvidan que estas formas de explotación inhumana se reproducen en otros lugares del país, especialmente en el campo de la minería cooperativizada, ante la pasividad de las autoridades.

Las mujeres manifiestan su preocupación por las posiciones extremas que pudieran poner en peligro la integridad del país y lamentan que la palabra diálogo haya perdido sentido. “Miramos con pena los hechos de violencia que se han generado estos últimos meses en varios lugares del país, enfrentando a personas de la ciudad y el campo con un claro tinte racista. Consideramos importante que más allá de las diferencias celebremos la diversidad como una riqueza y condenemos drásticamente la intolerancia en todas sus formas”.

Una autonomía o descentralización bien entendida y concertada puede ser el mecanismo que acerque el Estado a la sociedad. “Queremos exhortar fraternalmente a los pueblos que han votado por la autonomía a que pidan a sus dirigentes que den ejemplo de consistencia entre sus postulados y la práctica. A que seduzcan al país con sus ideas y no aborten un proyecto que podría ayudar a configurar una Bolivia más inclusiva”, agrega el documento.

Romero de Campero invocó al gobierno para que retome el compromiso con que inició su gestión de dar forma a un pacto social inclusivo y escuche con tolerancia y paciencia a todos los sectores a fin de lograr que los cambios que tanto necesita Bolivia se plasmen en la realidad.

Convocó especialmente a los periodistas y a los medios de comunicación para que contribuyan a fortalecer lazos de unidad entre pueblos y regiones, poniendo su cuota en la creación de las condiciones que hagan posible una convivencia pacífica entre las y los bolivianos.

La red de Mujeres de Paz en el Mundo, a la cual pertenecen Romero, Chungara y Machaca, también sigue atentamente los sucesos socio-políticos que están aconteciendo en Bolivia.

“En estos momentos las Mujeres de Paz de Bolivia y, desde luego, la misma sociedad en su conjunto, están acompañadas y respaldadas por miles y miles de mensajes provenientes de distintas latitudes del planeta. Desde cada rincón, todas y todos afirmamos que Bolivia no está sola en su decisión militante de ejercer la soberanía de la dignidad, la justicia, la equidad y la paz. Una decisión que fue legítima y mayoritariamente aprobada por la sociedad boliviana”, dice un manifiesto de la red internacional publicado este jueves.

Las Mujeres de Paz en el Mundo, “constructoras de bienestar social y en armonía activa con la Madre Naturaleza, saben que la injusticia, la violencia y la guerra no tienen futuro, y en cambio, que la justicia y la paz son el futuro. Que la sabiduría de los hombres y las mujeres de Bolivia iluminen a las generaciones presentes por la senda de la paz y la dignidad”, dice el documento firmado por Nora Franco.

Domitila Barrios de Chungara fue una de las mujeres que denunció la Masacre de San Juan en 1967 ordenada por el presidente René Barrientos, por lo que la detuvieron y torturaron. Junto a otras cuatro mujeres mineras y veinte niños inició en 1978 la primera huelga de hambre contra la dictadura de Hugo Banzer, a la que en poco tiempo se sumaron más de mil quinientas mujeres.

Nicolasa Machaca Alejandro nació en una familia de agricultores y desde niña fue discriminada por ser mujer. Sin saber leer ni escribir, aprendió de manera autodidacta hasta convertirse en líder alfabetizadora de su comunidad. Es fundadora de la Federación de Mujeres Campesinas Bartolina Sisa. Ana María Romero de Campero, periodista por más de 30 años. Fue designada por el Congreso como la primera Defensora del Pueblo de Bolivia (1998-2003). Desde 2004 dirige la Fundación UNIR Bolivia que trabaja en la construcción de paz a través de iniciativas en los campos de Diálogo, Negociación pacífica de Conflictos, Información y Deliberación.

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



12 * 6 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Mas informacion
Uhr 7

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014