Domingo 24 de junio del 2018
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Sociedad >> Sociedad
Actualizado el 2008-04-08 a horas: 20:22:36

El policía federal Hernán Matías Martínez fue hallado culpable de tentativa de homicidio, robo, odio por nacionalidad y detención indebida al joven boliviano Edgar Espejo Parisaca

Policía argentino condenado a 22 años de cárcel por discriminar y balear a boliviano

El Tribunal Oral en lo Criminal No 22 de Buenos Aires, Capital Federal, condenó a 22 años de cárcel al policía argentino Hernán Matías Martínez por haber cometido cuatro delitos en contra del joven boliviano Edgar Espejo Parisaca: tentativa de homicidio, odio por nacionalidad, robo agravado y privación de libertad indebida.

  • Artículos relacionados

Artículos que le pueden interesar

La sentencia fue leída por la jueza Patricia Jusmanich ante la presencia del procesado, la víctima y sus abogados, autoridades de la Embajada y del Consulado de Bolivia, del Instituto Nacional Contra la Discriminación de Argentina (INADI) y un numeroso grupo de bolivianos que se congregó en los tribunales porteños.

“Condenar a 22 años de prisión e inhabilitación especial por 10 años para ejercer cualquier cargo público, al imputado Martínez, por su condición de coautor de: Privación abusiva de la libertad por funcionario público, en concurso legal con robo agravado, en concurso legal con homicidio en grado de tentativa, agravado por ser integrante de una fuerza de fuerzas policiales, en concurso real con robo con armas y odio a una nacionalidad”.

El 12 de marzo de 2006 en Villa Soldati, un barrio de Buenos Aires en el que residen miles de bolivianos, los policías Javier Armengol y Hernán Matías Martínez, detuvieron ilegalmente a Edgar Espejo Parisaca que se encontraba en la calle tras comprar un pedazo de pollo para comer.

“Boliviano de mierda, negro de mierda, te vamos a matar. Por qué no te quedás en tu país a trabajar’, le dijeron. Lo golpearon y lo introdujeron a un vehículo particular de uno de los policías.

Dentro del motorizado fue enmanillado, golpeado y despojado de su celular, su reproductor de discos compactos y hasta le arrebataron el trozo de pollo. Le pidieron abrir la boca y ahí simularon disparar con sus armas.

Posteriormente, los dos policías lo llevaron a las riberas de un río sucio, entre Capital Federal y la Provincia de Buenos Aires, le ordenaron caminar y lo dispararon con sus armas en el cuello y en una de las piernas.

El joven boliviano de origen humilde, quedó inconsciente y herido. Los policías pensaron que había muerto y que nadie se enteraría. Pero los vecinos lo salvaron y lo llevaron a un hospital.

Posteriormente, la policía de la Prefectura (encargada de la seguridad en los puertos y ríos) empezó a investigar. Ante el acecho, uno de los policías se entregó. Luego, el otro fue detenido.

El abogado boliviano Melquíades Oña Heredia presentó la demanda. Luego le acompañó un abogado argentino: Francisco Vera Méndez. Posteriormente se sumaron las autoridades de la Embajada y del Consulado y ellas pidieron la intervención del Instituto Nacional Contra la Discriminación (INADI).

En todas las fases del juicio, los abogados de Espejo, presentaron alegatos contundentes. La fiscalía argentina estuvo presidida por Susana Dallorso quien pidió una sentencia de 28 años de prisión. La acusación demandó 30 años. El tribunal dictó sentencia de 22 años.

Si bien el juicio comenzó contra los dos policías por ahora sólo uno de ellos está sentenciado. El otro, Javier Armengol, aún sigue procesado debido a que su defensa alega razones de salud física y mental.

Tras culminar la audiencia, Edgar Espejo Parisaca expresó su satisfacción: “Me encuentro muy agradecido con toda la gente de la colectividad que me acompañó en todo este tiempo. Agradezco a la Embajada y al Consulado de Bolivia en la Argentina por acompañarme y darme fuerzas para seguir en esta lucha, a los medios de comunicación. Pero aún falta una etapa más, esto debe continuar con la sentencia del otro policía”.

El Jefe de la Misión Diplomática de Bolivia en la Argentina, ministro consejero Sixto Valdez Cueto declaró que “esta sentencia es histórica para la lucha contra la discriminación y la prepotencia en contra de los bolivianos y de cualquier ciudadano”

“Nadie tiene el derecho de golpear, humillar, insultar y balear. Nadie tiene el derecho de maltratar por tener otra nacionalidad, otro color de piel, otro idioma. Ahora, con más fuerza legal, vamos a luchar contra muchos casos que están en la impunidad o aquellos juicios que no avanzan. No es delito ser de otro país. Si uno trabaja duro y con honradez, si uno respeta las leyes, no tiene por qué tener miedo, agacharse, callarse y dejarse humillar”, agregó.

Valdez Cueto, aseguró que la mayoría de los argentinos es gente generosa y respetuosa, pero llama la atención que según el Mapa de la Discriminación del INADI, los bolivianos ocupan el primer lugar entre los discriminados en las diferentes provincias.

El Cónsul General de Bolivia José Alberto González destacó el trabajo del abogado de Espejo, Melquíades Oña porque “ha sido prolijo”, y la fiscal del caso dio una lección legal y de derechos humanos.

“Los que le pasó a Edgar no es un caso asilado. Hay hechos que sistemáticamente se vienen repitiendo en distintas oportunidades”, agregó a tiempo de manifestar que la justicia sentó un serio precedente al incluir en la sentencia el hecho de la discriminación.

“Eso es un elemento que en el futuro va a ser tomado muy en cuanta no sólo por la justicia sino por todos aquellos que quieran abusar a nuestros compatriotas, eso hará ver a los que osen violar los derechos de los bolivianos la sanción que les puede traer estos hechos”, sostuvo.

DATOS DEL CASO

Sentencia, dictada por el Tribunal Oral en lo Criminal

Nº 22, el martes 8 de abril de 2008, Hrs. 13:00

Causa Nº 2365

Imputado: Hernán Matías Martínez

Presidenta del Tribunal: Dra. Patricia Cusmanich

Fiscal: Dra. Susana Dollorso

Abogados de la Querella: Dr. Melquíades Oña Heredia (boliviano)

Dr. Francisco Vera Méndez (argentino)

Contenido de la sentencia:

Con el uso de la palabra, la presidenta del Tribunal Dra. Cusmanich da lectura a la parte resolutiva de la sentencia que dispone:

“Condenar a 22 años de prisión e inhabilitación especial por 10 años para ejercer cualquier cargo público, al imputado Martínez, por su condición de coautor de: Privación abusiva de la libertad por funcionario público, en concurso legal con robo agravado, en concurso legal con homicidio en grado de tentativa, agravado por ser integrante de una fuerza de fuerzas policiales, en concurso real con robo con armas y odio a una nacionalidad”.

TIPOS PENALES

La fundamentación de los tipos penales se encuentra descrito en los siguientes artículos del Código Penal Argentino: 41 bis, 42, 44, 45, 80 inc.9º 144 Bis inc.1º 142 inc. 1º, 166 inc. 2. Todos del C.P. y Art. 2 de la Ley Nº 23.592 de Penalización de Actos Discriminatorios.

ARTICULO 41 bis — Cuando alguno de los delitos previstos en este Código se cometiera con violencia o intimidación contra las personas mediante el empleo de un arma de fuego la escala penal prevista para el delito de que se trate se elevará en un tercio en su mínimo y en su máximo, sin que ésta pueda exceder el máximo legal de la especie de pena que corresponda.

Este agravante no será aplicable cuando la circunstancia mencionada en ella ya se encuentre contemplada como elemento constitutivo o calificante del delito de que se trate.

(Artículo incorporado por art. 1° de la Ley N°25.297 B.O. 22/9/2000)

ARTICULO 42.- El que con el fin de cometer un delito determinado comienza su ejecución, pero no lo consuma por circunstancias ajenas a su voluntad, sufrirá las penas determinadas en el artículo 44.

ARTICULO 44.- La pena que correspondería al agente, si hubiere consumado el delito, se disminuirá de un tercio a la mitad.

Si la pena fuere de reclusión perpetua, la pena de la tentativa será reclusión de quince a veinte años. Si la pena fuese de prisión perpetua, la de tentativa será prisión de diez a quince años.

Si el delito fuera imposible, la pena se disminuirá en la mitad y podrá reducírsela al mínimo legal o eximirse de ella, según el grado de peligrosidad revelada por el delincuente.

ARTICULO 45.- Los que tomasen parte en la ejecución del hecho o prestasen al autor o autores un auxilio o cooperación sin los cuales no habría podido cometerse, tendrán la pena establecida para el delito. En la misma pena incurrirán los que hubiesen determinado directamente a otro a cometerlo.

ARTICULO 80. Inc. 9º - Se impondrá reclusión perpetua o prisión perpetua, pudiendo aplicarse lo dispuesto en el artículo 52, al que matare:

9.- Abusando de su función o cargo, cuando fuere miembro integrante de las fuerzas de seguridad, policiales o del servicio penitenciario.

(Inciso incorporado por art. 1° de la Ley N°25.816 B.O.9/12/2003)

ARTICULO 144 bis. - Será reprimido con prisión o reclusión de uno a cinco años e inhabilitación especial por doble tiempo:

1º. El funcionario público que, con abuso de sus funciones o sin las formalidades prescriptas por la ley, privase a alguno de su libertad personal;

Si concurriere alguna de las circunstancias enumeradas en los incisos 1º, 2º, 3º y 5º del artículo 142, la pena privativa de la libertad será de reclusión o prisión de dos a seis años.

ARTICULO 142 bis. - Se impondrá prisión o reclusión de cinco (5) a quince (15) años, al que sustrajere, retuviere u ocultare a una persona con el fin de obligar a la víctima o a un tercero, a hacer, no hacer, o tolerar algo contra su voluntad. Si el autor lograre su propósito, el mínimo de la pena se elevará a ocho (8) años.

La pena será de diez (10) a veinticinco (25) años de prisión o reclusión:

1. Si la víctima fuese una mujer embarazada; un menor de dieciocho (18) años de edad; o un mayor de setenta (70) años de edad.

“….”

La pena será de quince (15) a veinticinco (25) años de prisión a reclusión si del hecho resultara la muerte de la persona ofendida, como consecuencia no querida por el autor.

ARTICULO 166. -Se aplicará reclusión o prisión de CINCO a QUINCE años:

1. Si por las violencias ejercidas para realizar el robo, se causare alguna de las lesiones previstas en los artículos 90 y 91.

2. Si el robo se cometiere con armas, o en despoblado y en banda.

Si el arma utilizada fuera de fuego, la escala penal prevista se elevará en un tercio en su mínimo y en su máximo.

Si se cometiere el robo con un arma de fuego cuya aptitud para el disparo no pudiera tenerse de ningún modo por acreditada, o con un arma de utilería, la pena será de TRES a DIEZ años de reclusión o prisión.

Ley 23.592 de fecha 3 de agosto de 1988.

PENALIZACION DE ACTOS DISCRIMINATORIOS.

ARTICULO 2.- Elévase en un tercio el mínimo y en un medio el máximo de la escala penal de todo delito reprimido por el Código Penal o Leyes complementarias cuando sea cometido por persecución u odio a una raza, religión o nacionalidad, o con el objeto de destruir en todo o en parte a un grupo nacional, étnico, racial o religioso. En ningún caso se podrá exceder del máximo legal de la especie de pena de que se trate.

Edgar Espejo: "Me dijeron boliviano y negro de mierda, te vamos a matar"

"Me dijeron boliviano y negro de mierda, te vamos a matar", aseguró hoy el joven boliviano Edgar Espejo Parisaca, secuestrado el 12 de marzo de 2006 en Villa Soldati por dos policías argentinos vestidos de civil, quienes le insultaron con epítetos racistas y xenófobos, torturaron y dispararon en el cuello y las piernas, heridas que lo dejaron paralítico.

Javier Armengol y Hernán Matías Martínez son los policías que a partir de este martes enfrentan a la justicia argentina por su participación en la paliza que dejó paralítico de por vida a Espejo Parisaca.

La víctima narró la tragedia que le tocó vivir aquel día, por el sólo hecho de ser boliviano. Armengol y Martínez lo detuvieron en la calle sin ninguna orden judicial.

Los dos miembros de la Policía Federal , lo torturaron a puñetazos y patadas, le introdujeron a la fuerza al vehículo personal de uno de ellos y le hicieron apretar su mano con la puerta, le insultaron por su color de piel y su origen de nacimiento, le robaron su reloj, celular, dinero y hasta el pedazo de pollo que se había comprado.

Tras haberle torturado, los policías le pusieron sus revólveres en la boca y simularon disparar.

Posteriormente lo arrojaron a un sucio riachuelo pensando que estaba desmayado. Pero como Edgar Espejo Parisaca se levantó para escapar de la furia policial, los dos "federales" le dispararon en el cuello y la pierna.

Quedó gravemente herido. Durante más de un año estuvo hospitalizado y hoy no tiene trabajo. Flaco, aún con miedo pero con mucha memoria, Edgar Espejo, un joven boliviano inmigrante en la Argentina cuenta las horas más trágicas que vivió.

"'Boliviano de mierda, negro de mierda, te vamos a matar. Por qué no te quedas en tu país a trabajar', me dijeron. Cuando yo les suplicaba que no me peguen más, ellos me pegaban más, y repetían: negro de mierda, por qué no te quedas en tu país. Me trataban de negro, de boliviano de mierda, narcotraficante. Vos eres cómplice de Evo Morales. Cocainero.

Yo a Evo Morales, sólo lo conozco en fotos. Sé que es Presidente de Bolivia, pero nada más. Cuanto más suplicaba, más me pegaban.

Y me decían: 'negro de mierda te vamos a matar'. Uno de ellos, el más joven, saca su arma y me gatilla directamente a la boca. 'Abrí' me dice. Bueno, yo abro y después de gatillarme, jala el gatillo y no sale la bala.

Después se ríen, entre los dos se hablan, ahora sí le vamos a matar, dicen. Después el otro saca su arma, el que estaba conduciendo, el más viejo. Después de sacar su arma me dice abrí la boca y nuevamente me gatilla en la boca y tampoco sale la bala. Como todos dicen la tercera es la vencida, yo dije hasta aquí nomás. Bueno me despido aquí.

El más joven me dispara y nada. En ese momento pensé que están jugando conmigo y que me van a pegar y me van dejar, pero justo en ese momento pasó un patrullero y se pusieron muy nerviosos. Me dijeron 'bajá la cabeza'. Yo baje y se hablaron entre ellos.

Después arrancó el auto y me llevaron directamente al riachuelo. Estacionaron, me bajan y me revisan todos mis bolsillos. Me roban mi celular, mi reloj, mi dinero.

Tenía dos compactos más. Me bajan del auto y me hacen morder mi mano con la puerta. Me bajan así y me siguen golpeando de la cara. Yo pienso que querían desmayarme y tirarme al río, pero yo no me desmayé, me puse fuerte y no me desmayé.

Había gente en el frente del riachuelo que estaba mirando bien. Había harta gente. 'Eh qué pasa gritaron'. Y ellos les dijeron piérdanse este rato o los mato y apuntó. La gente se perdió.

Después de golpearme me tiraron al río. Yo toqué el río pero no me caí. Pienso que si me hubiera caído me hubieran disparado y me hubiera muerto. Pero no me caí, me paré firme y al verles me escapé. Caminé unos cuantos metros hasta que los vi con el arma en la mano y me fui para otro lado.

Yo pensé que se habían ido ya pero estaban arriba. Les vi que estaban todavía ahí y me escondí. Uno de ellos me ve y grita: 'ahí está, ahí está'.

En ese momento los dos estaban con sus armas y sólo escucho los tiros, escucho el impacto y después los siento en el cuello y en el cuerpo. Ahí me quedo paralizado y se van.

Yo creo que estuve un buen tiempo tirado en el piso, hasta que escucho que la gente me grita: '¿Oye pibe estás vivo?'. Y entonces alcé la mano, no sé con qué fuerzas, pero alcé la mano. Después escuché voces, llegó la Prefectura, la Policía. Está vivo, está vivo dijeron y luego me sacaron.

Después de sacarme llega el SAME (una ambulancia) y me llevaron al Hospital Piñeiro. Ahí me preguntaron qué me llamo y yo les di mi nombre. El doctor me pidió que no hable porque estaba perdiendo mis fuerzas y me llevaron a quirófano. De ahí en más no me acuerdo.

Ese día quería encontrarme con mi hermano, hacía tiempo que no lo veía. Soy de La Paz, llegué acá el 4 de agosto de 2004. Tenía 18 años y este hecho fue a los 20. Ahora vivo con mi hermano, recién se abrió un taller.

Como me vio que no tenía trabajo, que no tenía nada, que caminaba de aquí por allá porque yo no tenía donde ir a vivir. Gracias a un padre que me alojó unos meses pude sobrevivir".

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



9 * 6 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Mas informacion
Uhr 15

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014