Viernes 22 de junio del 2018
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Internacional >> Latinoamérica
Actualizado el 2008-02-25 a horas: 01:13:06

Raúl Castro profundizará la “doble moneda” en la economía

Prioridades del nuevo gobierno cubano: mejorar salarios, achicar la burocracia y reducir prohibiciones y regulaciones

La Asamblea Nacional eligió este domingo mediante voto secreto a Raúl Castro como nuevo presidente de los Consejo de Estado y de Ministros por los próximos cinco años. Los 614 diputados eligieron también al primer vicepresidente del país y a otros cinco vicepresidentes.

Como primer vicepresidente del Consejo de Estado y del Consejo de Ministros resultó electo José Ramón Machado Ventura, quien hasta ahora se desempeñó como vicepresidente del Consejo de Estado.

Juan Almeida Bosque, Julio Casas Regueiro, Esteban Lazo Hernández, Carlos Lage Dávila y Abelardo Colomé Ibarra, fungirán como vicepresidentes del Consejo de Estado, en tanto José Miguel Miyar Barrueco continúa como secretario. Como integrantes ratificados se mencionó a José Ramón Balaguer Cabrera, Ramiro Valdés Menéndez, Pedro Saez Montejo, Luís Herrera Martínez, Iris Betancourt Téllez, Roberto Fernández Retamar, Francisco Soberón Valdés, Felipe Pérez Roque, Carlos Valenciaga Díaz y Orlando Lugo Fonte. El Consejo de Estado experimentó una renovación del 41,9 por ciento, al incluir a 13 nuevos miembros. Los más diversos sectores de la sociedad cubana están representados en la Asamblea Nacional del Poder Popular. 481 parlamentarios (el 78,34 por ciento del total) son graduados universitarios y 127 (20,68) tienen vencida la enseñanza media superior. Entre ellos sobresalen ingenieros de variadas ramas científicas, egresados de universidades pedagógicas, economistas, abogados, médicos e investigadores sociales. Otros datos oficiales apuntan que 390 diputados (63,52) no ocuparon un escaño en la Sexta Legislatura del 2003 al 2008 que tuvo 609 miembros, de los cuales 224 (36,48) volvieron a ser elegidos. También precisan que 374 (60,91) nacieron después del triunfo de la Revolución el 1 de enero de 1959, fecha en la cual 134 (21,82) eran niños, pues no rebasaban los 10 años de edad y 106 (17,26) conocieron el capitalismo en Cuba. La presencia femenina en la Asamblea Nacional alcanza el 43,16 por ciento, con 265 mujeres diputadas, y hay en el órgano legislativo 395 blancos, 118 negros y 101 mestizos. El martes 18 de febrero de 2008, Castro anunció su decisión de no aspirar ni aceptar los cargos de presidente del Consejo de Estado ni de Comandante en Jefe, causando una conmoción internacional. El 31 de julio de 2006, Fidel Castro anunció, mediante proclama, su determinación de transferir sus responsabilidades al primer vicepresidente, general de Ejército Raúl Castro, debido al deterioro de su salud. No sobrevino el caos en Cuba, como presagiaba la ultraderecha de Miami. Cuba seguirá su rumbo socialista y no habrá la “transición” con la que sueñan desde hace 49 años en los pasillos del Departamento de Estado, la Calle 8 de Miami y en algunas cancillerías europeas.

Para muchos, Castro sigue siendo el líder histórico e indiscutible de la Revolución cubana; lo será mientras viva, y en la muerte será para la prolongación de José Martí. “Fidel Castro es una figura política única en la historia de Cuba, jamás nadie tendrá la importancia de Fidel en la historia de Cuba”, comentó el intelectual francés Salim Lamrani.

Las tareas de Raúl Castro

El nuevo presidente subrayó como prioridad del país la satisfacción de las necesidades básicas de la población, tanto materiales como espirituales, a partir del fortalecimiento sostenido de la economía y de su base productiva, del aumento paulatino de ingresos y ahorros de la población, en especial de quienes reciben menos. Otra prioridad es aumentar las producciones agropecuarias y perfeccionar su comercialización, la “progresiva, gradual y prudente reevaluación del peso cubano” y profundización de la “doble moneda en la economía”. Se quiere mejorar el sistema salarial, los precios minoristas, las gratuidades y los subsidios de servicios y productos distribuidos de una forma igualitaria, como los de la libreta de abastecimiento que, dijo, “resultan irracionales e insostenibles”. Castro llamó a hacer más eficiente la gestión del gobierno, y se pronunció por una estructura más compacta y funcional del Estado, con un menor número de organismos de su administración central. A propuesta suya el parlamento acordó considerar en una sesión la composición del gobierno. “Es una decisión oportuna, pues no se trata únicamente de nombramientos, sino de determinar qué cambios resulta necesario realizar en el sistema de organismos de la administración central del Estado, algo que requiere un poco más de tiempo”, observó. Lo anterior permitirá reducir la enorme cantidad de reuniones, coordinaciones, permisos, conciliaciones, disposiciones, reglamentos, circulares y un sinnúmero de problemas. Tales medidas contribuirán a concentrar algunas actividades económicas decisivas hoy dispersas en varios organismos, y hacer un mejor empleo de los dirigentes. Castro indicó que la mayoría de los cubanos de diferentes estratos sociales en varios momentos de la revolución, incluido el actual, tiene la convicción de que la única fuente de riquezas de la sociedad está en el trabajo productivo, sobre todo cuando emplea con eficiencia los hombres y recursos.

Democracia y disensos

Castro reiteró que si el pueblo está firmemente cohesionado en torno a un único partido, éste tiene que ser más democrático que ningún otro, y con él la sociedad en su conjunto, que desde luego, como toda obra humana, se puede perfeccionar. Por lo mismo, defendió que cada ciudadano tenga oportunidad de expresar sus criterios, siempre que sea en el marco de la ley, y exhortó a dejar de temer a las discrepancias. “Del intercambio profundo de opiniones divergentes salen las mejores soluciones, si es encauzado por propósitos sanos y el criterio se ejerce con responsabilidad”, remarcó el estadista. “Nuestra democracia es participativa como pocas, pero debemos estar conscientes de que el funcionamiento de las instituciones del Estado y del gobierno aún no alcanza el nivel de efectividad que nuestro pueblo exige con todo derecho”, reconoció. En diciembre pasado, Castro habló del exceso de prohibiciones y regulaciones, las más sencillas de las cuales se comenzarán a eliminar en las próximas semanas.

Con datos de Prensa Latina.

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



15 * 5 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Mas informacion
Uhr 6

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014