Martes 14 de agosto del 2018
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Opinión >> Comentarios y enfoque
Actualizado el 2007-08-26 a horas: 18:40:42

El efecto coca

Iván Arias D.

“Esto está que arde!” escribe don Guillermo Callapa desde los Yungas para informarme sobre los chaqueos e incendios que se están provocando en Bolivia: “Hemos visto el desarrollo, cada año más creciente, de los chaqueos en el sector; y dado que estamos en la falda de la cordillera y enclavados en el cañón del río Taquesi, nos llega el humo que producen los incendios de los llanos”.

La mentalidad minera y agrarista que se alojó en la administración pública desde el año 52, ha enclavado en la conciencia nacional la idea de que somos un país de vocación agrícola en desmedro de la gran riqueza forestal: 41 millones de hectáreas (50%) del territorio nacional que son tierras de vocación forestal permanente. Tan fuerte es esta visión que hasta antes de la aprobación de la Ley INRA del 96 la Función Económica Social (FES) de la tierra estaba relacionada sólo a los trabajos agropecuarios. Una propiedad cumplía la FES si es que en la misma se sembraba o criaba ganado, para lo cual no quedaba otra que chaquear. A pesar de la Ley, cada año se deforestan más de 250 mil hectáreas en Bolivia.

Aparte de ganaderos y soyeros, otro sector que desmonta bosques a diestra y siniestra son algunos colonizadores y, en particular, los cocaleros que, como parte de la acumulación originaria de su poder económico y político, en nombre de la sagrada hoja de coca, vienen pervirtiendo, desde hace más de 30 años, a la madre tierra sin temor ni compasión: “basta darse una vuelta por el sector de Coripata, donde todas las lomas circundantes han perdido su vegetación natural, convirtiéndose en enormes cocales. Por Yanacachi, las naranjas, paltas y mangos están en peligro de desaparecer a favor de la coca”. Pronto en el Chapare se instalará una fábrica de papel que, como bien denuncia Laserna, aparte de no tener estudios de mercado ni de factibilidad técnica, necesitará de muchos árboles y de mucha agua, que incrementarán la deforestación y la contaminación.

La permisividad de la que gozan los cocaleros ha convertido al Chapare, Yungas, norte de La Paz y parque Isiboro Sécure en zonas de alta migración que presionan sobre el bosque para convertirlo en sembradíos de coca: “los sindicatos y asociaciones han perdido control, pues se han apoderado del lugar nuevos migrantes” que no titubean en “quemar la parcela de quien se les oponga”. Recientemente, escribe el señor Callapa, a un productor diferente le quemaron “todas sus colmenas de abejas y no dudan en usar la violencia; han implantado su propio grupo de gente y han reemplazado las plantaciones de flores, tan características del sector por las de coca, que son más rentables pero erosionan más la tierra”.

Bolivia se está infectando de coca y cocaína sin que nadie se rasgue las vestiduras. Lo cierto es que el efecto coca, aparte de ser una de las bases del poder estatal actual, está asesinando no sólo a la Pachamama, sino a la capacidad creadora de miles de campesinos que hasta antes de esto habían apostado por otros cultivos, pero que ahora no pueden resistirse a la tentación de ganar dinero, ilegal, pero rápido y seguro: “es una oportunidad única”.

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



13 - 6 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Mas informacion
Uhr 3

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014