Jueves 13 de diciembre del 2018
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Opinión >> Comentarios y enfoque
Actualizado el 2007-07-09 a horas: 15:45:59

A contra ruta

Andrés Solíz Rada

“A contra ruta” tituló la historiadora Roxana Barragán su discurso de presentación de la conferencia que dictó el antropólogo francés, Jean Paul Amselle, el 18-03-O7, en el Museo de Etnología y Folklore (MUSEF), de la ciudad de La Paz, con el propósito de hacer notar que, en tanto en la Bolivia actual hay un marcado empeño por segmentar, diferenciar, aislar, confinar y excluir a regiones y grupos sociales, el connotado investigador había logrado establecer las conexiones vigentes entre muchas de las 600 ó 700 etnias africanas, que, según sus profesores de la Sorbona de París, existen en el continente negro, al que se califica de “la tierra privilegiada de las etnias”.

Andrés Solíz Rada

Andrés Solíz RadaAbogado y periodista y ex parlamentario. En los últimos 30 años fue uno de los más destacados defensores de los recursos naturales en Bolivia. Fue el primer ministro de Hidrocarburos de la gestión de Evo Morales.

Contactos con el autor
close

Contacto con Andrés Solíz Rada




9 + 5 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Amselle advirtió que las poblaciones africanas se habían dispersado a fin de evitar la captura masiva de esclavos por los colonialistas europeos. Recalcó que mientras los antropólogos tradicionales consideraban un triunfo “descubrir” una nueva diferencia entre las etnias, por su parte encontró entre ellas sólidas conexiones religiosas, políticas y económicas. En efecto, si una tribu sufría una epidemia o una sequía, sus habitantes realizaban rogativas a sus totems para librarse de esos males. Si no eran escuchados, acudían a los dioses de tribus vecinas y, en caso de prolongarse las desgracias, viajaban a lugares más lejanos en pos de totems más eficaces. Al terminar las calamidades, los dioses exitosos se convertían en patrimonio permanente de la tribu agradecida. Así finalizaba el cuento de atribuir a cada etnia africana cosmovisión propia y pureza religiosa.

En lo político, las consecuencias fueron peor que las epidemias. Misioneros del viejo continente interpretaron la historia de Ruanda y de sus reinos principales, los Hutus y los Tutsis, a la luz de la contradicción binaria que existió en Francia, entre francos y galos, y en Inglaterra, entre anglosajones y normandos. Así contribuyeron a exacerbar un antagonismo étnico, que culminó, en 1994, en una guerra civil que causó casi un millón de muertos y la violación de cada mujer antes de ser asesinada. Las masacres costaron 134 millones de dólares, provenientes de los programas de ajuste estructural desembolsados por el Banco Mundial y el FMI.

Las ONGs no valoraron el papel del Islam en la articulación de vínculos culturales y religiosos, los que, pese a todo, se consolidaron en el norte africano. Llegaron a decir que el Corán era la base para sacrificios sangrientos, lo que es una aberración, explica Amselle, en la ortodoxia musulmana. Calificaron al islamismo de “bastardización del animismo”, dice Doris Bonnet. Tampoco se puso de relieve que, gracias al Islam, se generalizó la vestimenta en parte del África, lo que desarrolló los cultivos de algodón y la confección de telas, a diferencia de otras regiones en las que prevalece la desnudez. África ha vivido, en consecuencia, la fetichización colonial de sus etnias. A su vez, potencias occidentales africanizaron a Yugoslavia y ocasionaron enfrentamientos fratricidas entre bosnios, croatas y servicios.

Para astillar a Bolivia, se busca congelar nuestras ancestrales culturas, que motivan nuestro orgullo, y dividir a la población boliviana en 36 “naciones”, funcionales a intereses foráneos y al separatismo de oligarcas cruceños, que pretenden pedir pasaporte a los collas. De manera paralela, el deterioro planetario hizo desaparecer la división entre recursos renovables y no renovables. Los no renovables, petróleo y minerales, son el objetivo de las trasnacionales. Los renovables, el agua y los bosques, se han tornado no renovables y tratan de ser controlados por ONGs de Europa y EEUU, a través de la vigencia forzaba de decenas de “naciones” originarias, cada vez más numerosas. El gobierno debería identificar a los beneficiarios del dinero que las ONGs gastan en la Asamblea Constituyente. Sepamos, por lo menos, quienes son los responsables de la africanización de nuestra Patria.

Otros artículos de Andrés Solíz Rada

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



10 - 5 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Contactar al autor
Uhr 3

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014