Domingo 23 de septiembre del 2018
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Inf. General >> Documentales, historias
Actualizado el 2007-05-22 a horas: 10:51:49

El proceso de globalización neoliberal en las Américas: sobreviviendo entre derrotas

Alberto Arroyo Picard

(Alternativ@s - Red Mexicana de Acción frente al Libre Comercio / RMALC).- Se pretende dar elementos para caracterizar el complejo y contradictorio momento actual de la ambición de Estados Unidos y de la Unión Europea (las grandes corporaciones multinacionales y sus aliados en nuestros países) de convertir en legislación internacional, vía Tratados de Libre Comercio (TLC´s), la lógica neoliberal dominante en la dinámica de la economía.

Para ello, hay que dejar asentada desde el principio una distinción básica entre el proceso real de internacionalización del capital y sus características en la actual etapa neoliberal y el proceso más reciente de su formalización en normas o legislaciones internacionales particularmente en TLC’s y la Organización Mundial de Comercio (OMC). En realidad, como veremos, el movimiento social altermundista ha logrado algunos triunfos relativos que frenan el proceso de los TLC’s y la OMC, pero ello no necesariamente se corresponde con una modificación de la dinámica dominante de la economía real.Los TLC’s, la creación de la OMC en 1995 y la actual Ronda de Doha, son un esfuerzo por garantizar la continuidad a largo plazo de la lógica neoliberal convirtiéndolo en legislación supranacional y con ello reduciendo las posibilidades de que se vea afectado por cambios políticos en los países. En la lucha contra este proceso el movimiento social altermundista ha logrado poner grandes piedras en el camino: El proyecto de Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA) está congelado. La Ronda de Doha se ha empantanado, se ha logrado excluir de la mesa algunos de los nuevos temas y no se ve que puedan llegar a imponer un acuerdo. Los TLC’s bilaterales de Estados Unidos con diversos países de América Latina han sufrido algunos reveses y aún los que se han firmado recientemente no han logrado su ratificación en el Congreso de Estados Unidos y/o en sus contrapartes latinoamericanas.

Sin embargo, estos importantes triunfos no han significado en la mayoría de los casos un cambio de fondo en la dinámica económica real de nuestros países. Es decir, se ha entorpecido la conversión en ley de la lógica neoliberal, pero no se ha derrotado o revertido el neoliberalismo como tal. Es verdad que el neoliberalismo ha fracasado y cada vez más gente ha tomado conciencia de ello, pero sus promotores en la mayoría de los países siguen teniendo el poder para mantenerlo como lógica o estrategia económica dominante. No en todos los países en que se ha virado hacia gobiernos de izquierda ello ha implicado un abandono real y significativo de la lógica de la estrategia neoliberal.

Los casos claros de medidas para revertir la lógica neoliberal son sólo Venezuela y Bolivia. No quiero decir con ello que no haya habido cambios reales en la estrategia económica de Brasil o Argentina, pero considero que no se abandona del todo la lógica neoliberal. El acento está en el análisis del neoliberalismo y los TLC’s y sólo me referiré al estado del movimiento altermundista de forma indirecta ya que ello ha sido objeto de otros documentos 1.

Las grandes etapas del neoliberalismo

a) Consenso de Washington (principio de los 80’s)En sus inicios el neoliberalismo logró un consenso casi generalizado. El llamado Consenso de Washington se convirtió muy rápidamente en pensamiento dominante entre los tomadores de decisiones económicas en nuestros países. Por supuesto que su hegemonía no se debió sólo a la “fuerza de sus razones”, sino que fue impulsado desde el poder (tenemos como ejemplo a Margaret Thatcher en Inglaterra y a Ronald Reagan en Estados Unidos) y propagado a través de las grandes universidades en las que, además, se formaron una parte importante de los gobernantes y de las elites económicas de nuestros países. Este esquema mental se impuso como parámetro, quien pensaba fuera de él simplemente era considerado irracional.b) Ajuste estructural e imposición de un modelo económico por las Instituciones Financieras Internacionales (IFI’s) (80’s y principio de los 90’s). No se puede negar que el llamado Consenso de Washington logró ser hegemónico, pero no dejó de tener elementos de imposición. Más aún, en la medida en que los efectos sociales de esta estrategia económica fueron haciéndose evidentes empezó a predominar la coerción.La vía para esta imposición fueron las Instituciones Financieras Internacionales (IFI’s): Banco Mundial (BM), Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y especialmente el Fondo Monetario Internacional (FMI). La palanca o mecanismo usado para imponer la lógica neoliberal fue la dependencia financiera y especialmente la deuda externa.

El Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo condicionaban el otorgamiento de crédito a que se realizaran determinadas políticas o acciones de corte neoliberal. El Fondo Monetario Internacional condicionaba el otorgamiento de su aval a la firma de “Cartas de Intención” que contenían un conjunto de compromisos de cambios estructurales en la economía.

¿Por qué especialmente el FMI tuvo tanto poder para imponer este modelo económico?

Como ya se ha hablado mucho, la enorme deuda externa de nuestros países es en realidad impagable, lo que se hace es reciclarla. Es decir, pedir de nuevo prestado para pagar los vencimientos. El negocio son los intereses que genera y que se pagan puntualmente. Este reciclaje de la deuda periódicamente entra en crisis cuando un país no puede cumplir con el servicio de su deuda (pago de los tramos vencidos y de los intereses), cuando se declara en suspensión de pagos. En estas condiciones los países piden a sus acreedores renegociar las condiciones de sus pagos y nuevos créditos para poder superar la crisis y así poder seguirles pagando. Es en este momento donde el FMI adquiere el máximo de poder. Para que la banca internacional acepte sentarse a renegociar deuda con un país exige el aval del FMI. Es decir, que dicho organismo certifique que el país en cuestión ha elaborado un plan económico que le permitirá salir de la crisis y reanudar los pagos. En realidad es el FMI el que elabora el plan que es asumido por el país en suspensión de pagos. En esto consisten las “Cartas de Intención”. La necesidad de mantener abierto el crédito internacional lleva a los gobiernos a aceptar las “sugerencias” del FMI y con ello implementar las transformaciones estructurales en una lógica neoliberal.

Sin embargo, hay que aclarar que la imposición de transformaciones neoliberales implica anuencia de los gobiernos. La dependencia que implica la deuda externa no basta, es necesario contar con gobiernos “amigos”. Un buen ejemplo de ello es Argentina. Cuando Néstor Kirchner asume el poder su país era el tercer país más endeudado de América Latina. En 2003, la deuda externa total significaba el 127.3% del Producto Interno Bruto (PIB)2, además aún estaba en suspensión de pagos. Sin embargo, logró una negociación inédita con el FMI e inició cambios estructurales fuera de las recomendaciones del Fondo. De hecho los países que en muy diferentes medidas se han ido distanciando del esquema neoliberal, lo han hecho a pesar de que tienen altas deudas externas. La banca mundial tiene un gran poder, pero ello también depende del grado de sumisión política de los gobiernos.c) TLC’s, la OMC y los Acuerdos para la Promoción y Protección Recíproca de Inversiones (APPRIS): el neoliberalismo como supraconstitución. Antes de los TLC’s y la transformación del Acuerdo General de Aranceles y Tarifas (GATT) en la Organización Mundial de Comercio (OMC), el neoliberalismo estaba consolidado en todo el continente. ¿Qué es lo que se busca con los TLC’s y especialmente con el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) cuál fue el primero? Hay varios hechos que ponen la señal de alerta al gran capital globalizado. Destaquemos dos:• Los tigres asiáticos dieron un gran salto para convertirse en potencias exportadoras sin costos sociales tan altos como en América Latina. Siguieron su propio camino y no hicieron caso a las “recomendaciones” del sistema financiero internacional. Este hecho empieza a conocerse mundialmente y es un muy mal ejemplo para los intereses de los neoliberales; era urgente evitar que este mal ejemplo fuera seguido.• El segundo hecho fueron las elecciones mexicanas de 1988 en las que el Partido Revolucionario Institucional (PRI) pierde y tiene que mantener el poder con un monumental fraude. Como hemos dicho, el poder de las IFI’s para inducir cambios estructurales de corte neoliberal no depende sólo de la magnitud de la deuda y sus dificultades para pagarla puntualmente, sino de negociar con gobiernos sumisos.

La derrota real del PRI en México en 1988 realmente asustó al poder económico global. Se trataba de un partido con más de 60 años en el poder, era un partido de Estado, en un país con la mayor estabilidad política formal de América Latina. Este hecho hace tomar conciencia de que en los hechos, el neoliberalismo genera mucha pobreza, lo que llevará tarde o temprano a cambios políticos y a gobiernos que busquen distanciarse de este camino. ¿Cómo impedirlo?

La solución que propone el poder económico global es convertir la lógica neoliberal en legislación supranacional, es decir, lograr una legislación que obligue a los países a través de TLC’s o APPRIS independientemente del signo político de los gobiernos en turno. Es decir, saca del ámbito de la soberanía nacional las decisiones fundamentales sobre la estrategia económica a seguir fijando reglas obligatorias no sujetas a los riesgos de la democracia.

Los TLC’s tienen rango de ley suprema en el ámbito nacional. En algunos países, formalmente están por arriba de su Constitución, en otros, como México, no; pero en los hechos siempre operan por encima de nuestras constituciones en la medida en que los mecanismos de solución de controversias son internacionales y se arbitran tomando en cuenta sólo lo pactado entre los firmantes, no se puede aducir a la Constitución propia en la defensa.

Los TLC’s, los APPRIS y, en menor medida, la OMC, acotan el margen de maniobra de gobiernos que quieran ir rompiendo con la lógica neoliberal. No afirmo que dichos gobiernos no puedan hacer nada. Cuando hay voluntad política y una correlación de fuerzas favorable se pueden aprovechar rendijas que dejan dichos tratados o rompan con ellos.. Lo que afirmamos es que acotan o reducen el margen de maniobra y con ello reducen el riesgo de cambio.

El que este tipo de tratados internacionales son una especie de supra Constitución es reconocido explícitamente por sus promotores. Un ex-director de la OMC afirmó, a propósito de las negociaciones del Acuerdo Multilateral de Inversiones (AMI), que lo que se busca con estos tratados es avanzar en una Constitución mundial de los derechos del capital.

Convertir el neoliberalismo en una especie de supra Constitución es la agenda que busca sacar adelante el gran capital en diversos espacios:• En la Ronda de Uruguay del GATT (de la que surge la OMC), no avanzan lo suficiente, pero si en las negociaciones del TLCAN que se dieron paralelamente.• En 1995 vuelven a la carga al interior de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) con el proyecto del Acuerdo Multilateral de Inversiones (AMI) que es frustrado en 1998.• En la Ronda de Doha de la OMC se incorporan los llamados temas de Singapur: inversión, y políticas de competencia y compras gubernamentales. El movimiento social y el Grupo de los 20 (G20) logran sacarlos de la agenda en la Reunión Ministerial de la OMC en Cancún (2003).• A distintos ritmos, tanto Estados Unidos, como la Unión Europea (UE) avanzan de manera bilateral o regional vía APPRIS y otros TLC’s.

Estados Unidos tiene su primer triunfo con el TLCAN, que entra en vigor en enero de 1994. De inmediato va por más. En diciembre del mismo año lanza la llamada Iniciativa de las Américas que se convertirá en el proyecto del Area de Libre Comercio de las Américas (ALCA). Las negociaciones continentales avanzan rápidamente, pero a partir de 2002 la presión del movimiento social y la existencia de triunfos electorales de izquierda en algunos países, rompieron los consensos. En noviembre de 2003, en la 8ª Reunión Ministerial del ALCA en Miami, Estados Unidos decide una nueva estrategia: un ALCA “light”. Reconoce que no puede sacar todas sus pretensiones adelante a nivel continental y propone un acuerdo mínimo con todos y profundizarlo con los países “amigos”. Este acuerdo mínimo tampoco se logra. En febrero de 2004, en la Reunión de Viceministros realizada en Puebla, México, al no ceder en el tema de subsidios agrícolas se rompen las negociaciones. Ante el fracaso se buscarán acuerdos regionales: se alcanza con Chile y Centroamérica (aunque en Costa Rica aún no lo ha ratificado el Congreso) y con la zona andina logra la firmar de un TLC con Perú y Colombia, pero aún está la pelea en torno a su ratificación en los poderes legislativos tanto de Estados Unidos como de Perú y Colombia.

Por otro lado, la UE firma con México un Acuerdo Global, que incluye un TLC, que entra en vigor en junio de 2000, luego firma un acuerdo con Chile, intenta negociar con el Mercosur y actualmente inició negociaciones con Centroamérica y con la zona andina. Ambos bloques imperiales logran una serie de APPRIS bilaterales.d) Acuerdos en materia de seguridad para reforzar el neoliberalismo

A pesar de las derrotas sufridas, Estados Unidos lanza una nueva ofensiva cualitativamente más profunda. En marzo de 2005, el presidente Bush logra que el Presidente de México y el Primer Ministro de Canadá firmen el compromiso de avanzar en lo que llaman Alianza para la Seguridad y Prosperidad de América del Norte (ASPAN).

La ASPAN es un nuevo tipo de acuerdos que incorpora el tema de seguridad. En lo económico se trata de un TLCAN Plus que avanza hacia una integración subordinada más profunda que implica coordinar estrategias económicas en los sectores estratégicos, integración energética, facilita el aprovechamiento de nuestros recursos naturales y biodiversidad y normas y estándares comunes en una multitud de temas. Pero va mucho más allá de lo económico para avanzar hacia la integración de los cuerpos de seguridad con el objetivo de garantizar la continuidad de un modelo económico que enriquece a las transnacionales y empobrece al pueblo.

La ASPAN, no es sólo más de lo mismo, sino tiene por lo menos tres novedades. a) EL TLCAN es una especie de Constitución por encima de las Constituciones nacionales que vuelve ley el neoliberalismo para tratar de garantizar la permanencia de este modelo económico, aún cuando el pueblo logre cambiar de gobernantes; pretende ser un seguro contra cambios democráticos. Ahora se criminaliza la protesta social y por ello la ASPAN equipa a los cuerpos de seguridad, los capacita, los coordina para contener la reacción del pueblo ante tanta explotación y saqueo. b) La ASPAN no sólo es neoliberalismo + seguridad de los poderosos, es una privatización de la política. Ahora los grandes empresarios no sólo son consultados por los negociadores, sino que negocian entre ellos y luego les dicen a los poderes ejecutivos lo que deben hacer y crean comisiones trinacionales para implementarlas. El ASPAN empezó con una serie de reuniones de los grandes empresarios de los tres países que llegan a acuerdos que presentan a los mandatarios. c) La ASPAN rompe los mecanismos de la democracia formal ya que no se sólo negocia en secreto y de espaldas a los pueblos, sino que da una especie de golpe de estado pues ignora a los Congresos. Pretende acuerdos secretos que no pasen por el poder legislativo. Consideramos que este nuevo esfuerzo para consolidar y darle permanencia al neoliberalismo responde de forma autoritaria y militarista al avance del movimiento social. Ante la perdida de consenso, los cambios políticos en el continente que reflejan la perdida de hegemonía generalizada de Estados Unidos, responde buscando reforzar los cuerpos de seguridad en una estrategia de criminalizar la protesta social.La ASPAN no es ajena al endurecimiento del gobierno de Calderón en sus respuestas represivas ante los movimientos sociales, al despliegue militar sin precedentes con el pretexto de enfrentar al narcotráfico. Tampoco a los recientes cambios legales que expresan lo que podemos llamar una ley antiterrorista mexicana que en su ambigüedad y generalidad puede ser usada contra los movimientos sociales.O las iniciativas de ley para reformar el código penal que entre otros elementos suprimiría el derecho a la privacidad en las comunicaciones. La ASPAN expresa un nuevo elemento en la estrategia de Estados Unidos, no es algo aislado o sólo para el México y Canadá. Como con el TLCAN es el primer escalón de una estrategia continental. De hecho ya hay signos de esfuerzos por extenderla en otras zonas del continente:La escuela de Policía de las Américas en El Salvador que se negocia en el contexto del TLC con Centroamérica. Cambios legales en la Comunidad Centroamericana para avanzar hacia una policía extraterritorial de reacción rápida en la región. Profundización del Plan Colombia y la incorporación de dicho país suramericano en el Plan Puebla Panamá. Relocalización de bases militares estadounidenses y la creación del Comando Norte. Ante los cambios políticos en algunos países del cono sur Estados Unidos busca fortalecer su dominio en donde cuenta con gobiernos más sumisos: México, Centroamérica (con la complejidad de la nueva situación de Nicaragua) Colombia, Perú y Chile.El momento actual A) El modelo neoliberal ya no tiene el consenso generalizado que tuvo en los 80’s y 90’s. pero sigue siendo dominante en el continente y en el mundo. El consenso sobre las supuestas bondades del neoliberalismo se ha perdido, no sólo en una parte importante de los ciudadanos, sino incluso en algunos gobiernos. Sin embargo, sigue siendo dominante en la mayoría del continente americano y del mundo. Esta pérdida de consenso se debe a que en los hechos no se han cumplido las promesas de prosperidad que tanto se publicitaron. La gran mayoría de los ciudadanos ha sufrido un deterioro en su nivel de vida, mientras ven como crecen las riquezas de unos cuantos. Sin embargo, en una buena parte de esos ciudadanos desencantados de las bondades del neoliberalismo, el descontento es pasivo ya que siguen creyendo que no hay alternativas, que la globalización neoliberal es inevitable. Es decir, se ha perdido el consenso; pero sólo en una parte de los descontentos, ello se ha convertido en incorporación a la lucha contra el neoliberalismo y los TLC’s. Con el siglo XXI hemos vivido en el continente una oleada de triunfos electorales de diversas izquierdas. En todos los casos en las campañas electorales de los partidos triunfantes el discurso ha sido antineoliberal. El triunfo electoral de dichos partidos es una prueba del descontento de la mayoría de los ciudadanos y de que el neoliberalismo y sus TLC’s ya no tienen un consenso generalizado.Esta pérdida de consenso generalizado no sólo se debe a los efectos sociales que ha tenido esta estrategia económica, sino a que ha fracasado en el más importante objetivo macroeconómico: generar un crecimiento acelerado y sostenido. La única excepción ha sido Chile que, efectivamente, ha tenido un crecimiento económico admirable, aunque evidentemente ello no ha significado una disminución de la inequitativa distribución de la riqueza. México ha sido un buen ejemplo del fracaso neoliberal como se ha demostrado en otros documentos3 La estrategia básicamente era lograr que las exportaciones y la inversión extranjera fueran el motor de un crecimiento acelerado y sostenido. Durante el período del TLCAN las exportaciones se multiplicaron más de 4 veces, ya que pasaron de 51,886 millones de dólares (mdd) en 1993, a 250,292 mdd en 2006 4. Llegó una enorme cantidad de inversión extranjera directa. El promedio en los 5 años previos al TLCAN fue de 3,870 mdd anuales y durante el TLCAN (hasta 2006) el promedio fue de 16,608.1 mdd5. Parece todo un éxito; pero lograr exportar y atraer inversión extranjera eran lo medios para lograr crecimiento y este no fue significativo. La tasa media de crecimiento del PIB por habitante durante el neoliberalismo fue de sólo de 0.70%, la más baja comparada con la lograda en todas las estrategias de crecimiento implementadas en México durante el siglo XX6. La razón de esta paradoja es que se rompieron los encadenamientos productivos: exportamos más, pero casi todos los insumos se importan, por ello crece la empresa exportadora pero no el conjunto de la economía. De hecho, durante el neoliberalismo, el contenido nacional de las exportaciones manufactureras que no son maquila pasaron del 91% al 30%7. El caso de la maquila, en el mejor año, los insumos nacionales fueron sólo del 3.06%8. En cuanto a la inversión extranjera, aunque aumentó mucho en realidad, en una gran proporción sólo ha comprado empresas ya existentes, por lo que no incide significativamente en el crecimiento.B) En cuanto a lo que hemos llamado constitucionalización del neoliberalismo las cosas también han cambiado. En los 90´s todas las negociaciones de libre comercio fluían sin resistencia de los gobiernos; la oposición activa se daba sólo en una parte organizada de la sociedad. En el siglo XXI la resistencia de los pueblos ha crecido en cantidad y calidad y ha logrado triunfos electorales llevando al poder a gobiernos que se resisten a la hegemonía estadounidense, algunos incluso se niegan a negociar bajo la teoría del libre comercio9, e incluso se habla de transitar a un nuevo socialismo (Venezuela).Ha habido triunfos y fracasos relativos del movimiento social anti TLC’s:1) El principal triunfo es respecto al Area de Libre Comercio de las Américas (ALCA). Estados Unidos no logra concretar un acuerdo para 2005 como estaba previsto y todo indica que no se reactivaran negociaciones en el mediano plazo. Fue derrotado desde la Ministerial del ALCA en noviembre de 2003 en Miami10 y el llamado ALCA Light en la reunión de Sub-secretarios en Puebla, México (febrero de 2004)11. También fracasó su intento de resucitarlo en la Cumbre de las Américas (noviembre de 2005). 2) Ante esta derrota Estados Unidos busca acuerdos bilaterales, frente a ellos el movimiento social resiste y Estados Unidos no ha logrado avanzar como esperaba: Logra un TLC con mucha dificultad en Centro América y República Dominicana. En Costa Rica hay una fuerte lucha popular y no se ha logrado su ratificación legislativa. Incluso el gobierno se ve obligado a convocar una consulta popular antes de que se pronuncie el congreso. Volveremos más adelante sobre la lucha en Costa Rica ya que es una de las prioridades del movimiento social hemisférico. En el resto de Centroamérica hubo movilizaciones sin precedentes en contra de su ratificación. Incluso en Estados Unidos se logró su ratificación en el Congreso sólo por una diferencia de 2 votos debido a las protestas y trabajo con los legisladores.Intenta un TLC con la zona andina, pero de hecho no logra ni siquiera sentar a todos los países en la mesa de negociación. Venezuela simplemente no participa, Bolivia (antes del triunfo de Evo Morales) sólo va como observador debido a la fuerte oposición casi insurreccional que hay en el país. En Ecuador también hay una enorme movilización que lleva a una inestabilidad política que impide al gobierno llegar a concretar un TLC. El nuevo gobierno define abiertamente que no le interesa un TLC con Estados Unidos. Estados Unidos logra firmar sólo con Perú y Colombia, pero ni en Estados Unidos, ni en las contrapartes andinas se ha ratificado por los poderes legislativos debido a la creciente oposición. En Colombia y Perú los gobiernos neoliberales tendrían los votos para ratificarlo en el Congreso, pero hay una muy fuerte oposición popular y de algunos sectores de la burguesía. En el Congreso de Estados Unidos no se ha votado debido a que el Presidente Bush no está seguro de tener los votos suficientes pero entre más tiempo pase, más difícil será pues los demócratas lograron mayoría en ambas Cámaras.Con el Mercosur ni siquiera ha logrado iniciar negociaciones formales. Sin embargo sigue habiendo un punto débil ya que el presidente Tabaré Vázquez sigue coqueteando con la posibilidad de negociar un TLC bilateral con Estados Unidos, a la vez que se queja que el Mercosur no le ofrece un trato adecuado.3) La Europa unida busca disputarle a Estados Unidos el espacio Latinoamericano y está abriendo negociaciones con Centroamérica y la Comunidad Andina de Naciones (CAN), es posible que sólo logre triunfos parciales similares a los de Estados Unidos. La lucha del movimiento social frente a los acuerdos con Europa tiene características más difíciles. La Unión Europea es más hábil para presentar los acuerdos como positivos: incluye una parte sobre la cooperación, el dialogo político y afirma que el respeto y promoción de los derechos humanos es prioritario y fundamento de todo el acuerdo global. Aunque la experiencia mexicana contradice su discurso12, tiene su efecto en sectores importantes del movimiento social y los hace pensar que es posible incidir en las negociaciones para llegar a un acuerdo benéfico para los pueblos. Además hay que tomar en cuenta que la cooperación Europea, tanto en Centroamérica como en la zona andina, es mucho más importante que en México, incluso hay muchas ONG’s que dependen de ella.Por otra parte, ciertamente la organización del movimiento social y su coordinación en ambos lados del Atlántico ha avanzado y se ha constituido la red bicontinental América Latina Unión Europea. El proceso empezó durante las negociaciones entre México y la Unión Europea en 1998 y ha seguido avanzando en los años siguientes13.4) A nivel global, el proceso de la Ronda de Doha de la OMC ha sido tortuoso y la lucha continua. Hay también varias batallas ganadas por el movimiento altermundista. a) En Seattle (1999) las enormes e inéditas manifestaciones, así como las discrepancias entre los gobiernos en el tema de los subsidios agrícolas, impidieron que se realice la reunión ministerial que termina incluso sin declaración final, ni fecha de próxima reunión. El único acuerdo fue que se buscara construir consensos antes de una nueva reunión. Quizá es el momento que marca la inflexión del proceso y es reflejo del cambio profundo de la situación y correlación de fuerzasb) Para la ministerial de Cancún (2003) las cosas no mejoraron para el gran capital. El movimiento social altermundista se consolidó. Además especialmente en el Cono Sur del continente el movimiento social logró cambios políticos con el triunfo electoral de Hugo Chávez desde 1999, de Lula da Silvia (enero 2003) y Néstor Kirchner (mayo 2003). Además se formó el Grupo de los 20 (G20) que, junto con la presión social, “descarrilan” la reunión. Se logró excluir los llamados temas de Singapur (inversión, políticas de competencia y compras gubernamentales)14 que son centrales en el proceso de convertir la lógica neoliberal, en tratado internacional. Inversiones que entre otras cosas pretendía convertir en sujeto de derecho internacional directamente a las grandes empresas para que pudieran demandar a los Estados nacionales, consagrar la absoluta libre circulación de capitales, incluidos los especulativos, y protegerse contra lo que llaman expropiación indirecta. Es decir, medidas gubernamentales que conlleven disminución de sus ganancias que lo consideran como una expropiación y por tanto hay que pagar compensaciones. Políticas de competencia que es el centro de la teoría neoliberal, ya que limita la posibilidad de políticas públicas, la regulación e intervención del Estado en la economía y en una palabra convierte en ley fundamental la competencia que no es otra cosa que dejar todo a la ley de la selva.Una profundización de acuerdos sobre propiedad intelectual ampliando el campo susceptible de patentarse15.No se llega a acuerdos en materia de subsidios agrícolas y ello revienta la reunión ministerial de Cancún.c) En diciembre de 2005, durante la reunión ministerial de la OMC en Hong Kong, hay un retroceso o fracaso relativo para el movimiento altermundista. El movimiento social buscaba que no pudieran llegar a ningún acuerdo y que con ello se colapsara la Ronda de Doha. Sin embargo, aunque no han llegado ningún acuerdo vinculante, los países desarrollados lograron un relativo triunfo al evitar el colapso total de Ronda, al mantener vivo el proceso de negociaciones; se plantearon terminarlo en diciembre de 2006 pero tampoco lo lograron.Algunos líderes del movimiento social altermundista culpan de este fracaso a Brasil y la India que, ante la promesa de que los países desarrollados reducirían los subsidios (sin fechas, ni márgenes precisos), aceptan una declaración final que mantiene viva la negociación16. Sin embargo, la evaluación más generalizada de representantes del movimiento, reunidos en el Foro Social Mundial de Caracas, es que los que apostaron a que las cosas se podían detener con base en la oposición de algunos países, particularmente de Brasil y la India, hicieron un mal análisis. Brasil y Argentina siempre han sido claros: quieren un acuerdo. No cualquier acuerdo, ya se ganó excluir los temas de Singapur, el punto clave ahora son los subsidios y ayudas internas que conllevan dumping en los productos del Norte cuando entran a nuestros mercados. Era claro que si se veía un avance en este punto se mantendrían en las negociaciones. El análisis mayoritario, en lugar de culpar a algunos gobiernos (aunque critica su postura) es autocrítico. Hay que aprovechar coyunturalmente la fuerza de algunos gobiernos que resisten a las pretensiones de los países desarrollados, pero no se debe apostar todo a ello. Hay que aprovecharla mientras coincida con el movimiento, pero se apuesta a la capacidad del propio movimiento para presionar a los gobiernos nacionales y a nivel global.Brasil y Argentina son potencias exportadoras de productos agrícolas y buscan llegar a un acuerdo benéfico para ellos en términos de abrir mercados a sus productos. No están dispuestos a hacer concesiones que debiliten al Estado para conducir o impulsar un proyecto de desarrollo nacional, ni tolerar un dumping en su mercado debido a los subsidios agrícolas. Ello los mantuvo en la oposición en la OMC y fue una fuerza importante para lograr en Cancún excluir los temas de Singapur. Sin embargo, su postura sólo coincide parcialmente con la del movimiento social. Si se avanza sustancialmente en el tema de los subsidios y de acceso de sus productos a los mercados de los países desarrollados avalarán un acuerdo en la Ronda de Doha. El peligro es que ceda en materia de apertura de sus industrias y servicios a cambio de concesiones agrícolas. Ni el movimiento global, ni la mayoría de las organizaciones brasileñas y argentinas están de acuerdo en un acuerdo que beneficie a los agro negocios y sacrifique la agricultura familiar, los servicios públicos y el sector industrial.Hong Kong significó mantener las negociaciones abiertas. Sin embargo, no han logrado acuerdos o propuestas concretas y operativas. Recientemente el director de la OMC vuelve a hablar de que hay deposición de Estados Unidos y la Unión Europea a reducir subsidios y abrir un poco más su sector agrícola a importaciones de países subdesarrollados: a cambio de más apertura del sector industrial y sobre todo de servicios. Tienen el tiempo en su contra ya que la autorización que el Congreso Estadounidense da al presidente para negociar tiene tiempo de vigencia y no se ve fácil que se la prorrogara por más tiempo. ¿Lograrán convencer al G-20 y para nosotros especialmente a Brasil y Argentina? No lo sabemos, pero hay que prever esa posibilidad y prepararse para la lucha como si todo dependiera del movimiento social. 17A modo de conclusión: entre la resistencia y la ofensivaSi bien el neoliberalismo sigue siendo la lógica económica dominante y en gran medida sancionada legalmente por compromisos internacionales, con la entrada del nuevo siglo podemos hablar de una nueva etapa de triunfos relativos del movimiento altermundista, pero también de mayor complejidad y nuevos retos.Veamos primero los avances en la lucha contra el neoliberalismo y el libre comercio para terminar reflexionando por qué afirmamos que el neoliberalismo sigue siendo dominante.1) Los avances o triunfos relativos del movimiento altermundista son importantes, entre otros:El modelo de libre comercio ya no tiene consenso generalizado, aunque sigue imponiéndose. Crece la conciencia del fracaso del modelo de libre comercio como vehículo de desarrollo ya no sólo en movimientos sociales, sino incluso en algunos gobiernos.El movimiento social altermundista alcanza un nivel de organicidad continental (para el caso de América la Alianza Social Continental -ASC-) y mundial (Red Nuestro Mundo no está en Venta y Foro Social Mundial –FSM).Se lograron triunfos electorales de izquierdas diversas, pero con el común denominador de distanciarse y resistir a la hegemonía estadounidense.Se congeló el ALCA.Se empantanó el proceso de la Ronda de Doha de la OMC.No todos los países con los que Estados Unidos y la Unión Europea buscan negociar TLC’s bilaterales o regionales se sientan a la mesa.Hay muchas más dificultades para que los Parlamentos (incluido el de Estados Unidos) ratifiquen este tipo de tratados debido a la creciente presión social y también a divisiones en las elites políticas y empresariales.2) Se inicia la construcción de alternativas El movimiento social altermundista, al menos la parte organizada de forma estable, desde el principio ha tenido propuestas.18 Lo nuevo es que actualmente hay procesos en curso desde los gobiernos de construcción de integraciones regionales distintas y con mayores conductos de diálogo con los movimientos sociales para su diseño:Existe una ofensiva diplomática y de alianzas políticas estratégicas que aumentan la capacidad y peso de la región sur del continente americano en los espacios hemisféricos y mundiales. Es de destacar especialmente el trabajo en este sentido de la Cancillería Brasileña.Se fortalece y amplia el Mercosur y en alguna medida se redimensiona.Hay, sobre todo en Argentina, pero también Brasil y en menor medida en otros países, una re-negociación distinta de la deuda externa y la búsqueda de disminuir la dependencia y vulnerabilidad que implica.Se inicia un proceso de transformaciones estructurales de sus economías recuperando el control de recursos estratégicos incluso con expropiaciones. Se redefinen los términos de relación con las transnacionales. Lo anterior se da sobre todo en Venezuela, Bolivia y Ecuador; pero, aunque en menor medida, también en otros países del Mercosur ampliado.Hay un fortalecimiento de la política social especialmente en educación y salud. Los programas solidarios de Cuba en esta materia han hecho la diferencia para grandes cantidades de gente marginada. Hay una propuesta en la Organización de Estados Americanos (OEA) de una Carta de Derechos Sociales de las Américas (que puede ser complementaria a la elaborada por la ASC). Evidentemente no se ha avanzado como quisiera el movimiento social y hay una gran diversidad en la profundidad de la política social según el país del que hablemos.

La iniciativa venezolana llamada Alternativa Bolivariana para nuestra América (ALBA) se ha concretado en: a) acuerdos energéticos que, sin dejar de ser comerciales, conllevan una dosis de solidaridad y complementariedad como las refinerías dentro del proyecto Petro-Sur; b) se dan casos en que los intercambios son en términos de valores de uso (no de cambio) como petróleo por apoyo en salud y educación; c) acuerdos de abasto a largo plazo de productos estratégicos; d) colaboración financiera; e) construcción de espacios culturales y noticiosos contra-hegemónicos, y; f) Diversificación de las relaciones internacionales.

La Comunidad Sudamericana de Naciones (con grandes dificultades por la diversidad de posturas de los gobiernos que incluye), va avanzando en la iniciativa de ir sumando al Mercosur, hay la propuesta de Venezuela y Bolivia de crear algo nuevo. Hay aprobadas iniciativas o mega obras de integración física (algunas muy cuestionables y poco alternativas como las del gasoducto).

Se discute la creación de un Banco del Sur que permitiría distanciarse del BM y del FMI. Se suman más países a la iniciativa de Tele-Sur.

En el movimiento social altermundista se debate sobre qué tan alternativos son algunos de los proyectos gubernamentales de la Comunidad Sudamericana de Naciones. Por ejemplo, la Iniciativa de Integración Física que surgió originalmente en el Mercosur o el enorme gasoducto por la amazonía propuesto por Chávez. Se debate y se critica abiertamente a gobiernos cuando no se está de acuerdo. Hay otras iniciativas que más que alternativas (en el sentido de romper con el paradigma dominante), al menos fortalecen a la región y permiten cambiar la correlación de fuerzas, por lo que son parte de la defensa y resistencia. El movimiento aprovechará el diálogo que se está abriendo con algunos gobiernos, pero seguirá disputando, desde su propia agenda, el diseño de la integración desde los pueblos. La Cumbre Social de Cochabamba (diciembre de 2006) realizada simultáneamente a la Cumbre de Presidentes de la Comunidad Sudamericana abrió nuevos espacios de diálogo que se continuarán en un próximo Congreso de Gobiernos y Pueblos convocado por los presidentes Evo Morales y Hugo Chávez.3) El debilitado pero aún dominio neoliberalEs muy importante resaltar, como lo hemos hecho, los cambios, avances y triunfos relativos del movimiento altermundista que son el fundamento de la convicción de que otro mundo está siendo posible. Sin embargo, sería muy peligroso menospreciar la fuerza que aún tienen los neoliberales. Como hemos dicho el neoliberalismo ha perdido el consenso generalizado, pero sigue teniendo enorme poder para imponerse.Veamos esquemáticamente algunos elementos para medir la fuerza con la que aún cuentan:

Ningún país del Continente Americano está exento de compromisos internacionales de corte neoliberal aunque de diverso grado de profundidad. Casi todos, incluido Cuba, están en la OMC. Hay un extenso entretejido de acuerdos comerciales regionales y bilaterales. Todos los acuerdos regionales: Mercosur, Comunidad Andina de Naciones (CAN), Centroamérica, CARICOM incluyen compromisos de liberalización comercial y de protección de inversiones. Todos, excepto Cuba, Las Bahamas, San Cristóbal y Nieves tienen al menos algún tratado bilateral sobre inversiones, aunque dependiendo de las fechas en que fue negociado y suscrito es la profundidad neoliberal de los compromisos.

Estados Unidos tiene Acuerdos de Libre Comercio con Canadá, México, Centroamérica (Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua y sin ratificar con Costa Rica), República Dominicana, Chile y con Perú y Colombia sin ratificar. Pero además tiene APPRIS con 14 países del Continente: Argentina (1991), Bolivia (1998), Ecuador (1993), Grenada (1986), Haití (1983), Honduras (1995), Jamaica (1994), Nicaragua (1995), Panamá (1982), Trinidad y Tobago (1994)19. Como puede verse, sólo algunas islas del Caribe, Brasil y Venezuela no tienen acuerdos internacionales vinculantes de corte neoliberal con Estados Unidos.Por otra parte, Estados Unidos, ante la pérdida de consenso, se endurece y tiende a militarizar: la región mediante la relocalización de sus bases, el Plan Colombia, y criminalizar como terrorista a la oposición, con el espionaje y el fortalecimiento de servicios de inteligencia y actividades encubiertas con pretexto de la guerra contra el terrorismo. Ello tiene su punta de lanza en la ASPAN, pero es una pretensión generalizada.

Todas las oligarquías en nuestros países impulsan y usan todo su poder para mantener una lógica neoliberal en sus economías. Sin menospreciar los triunfos que se han tenido contra poderosas transnacionales, sobre todo en Venezuela y Bolivia, nadie niega el enorme poder que siguen teniendo dichas empresas en nuestras economías.

Por otra parte, hay contradicciones en la lucha por una integración desde los pueblos. La sinergia entre el movimiento social altermundista y algunos gobiernos de izquierda tiene sus dificultades y riesgos.No todos los nuevos gobiernos de izquierda están realmente decididos a romper con la estrategia neoliberal.En el Cono Sur, que es donde se están gestando y avanzando alternativas de integración, Estados Unidos sigue teniendo aliados estratégicos incondicionales como Colombia, Perú y Chile aún con el gobierno socialista de Bachelet. En el Mercosur sigue aprovechando ciertas contradicciones y usando a Paraguay e incluso al gobierno de Tabaré Vázquez de Uruguay. Hace esfuerzos por adular a Lula e impulsarlo como líder de la región y disminuir así la influencia de Chávez. Por supuesto cuenta con el México de Calderón, que, sin embargo, dada su torpeza y posturas tan extremas ha tenido poco éxito.4) Entre el optimismo esperanzador y la pertinaz resistenciaEl Continente Americano no es homogéneo, los movimientos sociales se encuentran en momentos muy distintos y también es distinto el contexto en el que se da su lucha.Avanza el ALBA y la Comunidad Sudamericana de Naciones (con dificultades y profundas contradicciones). El Mercosur se amplía y el movimiento social disputa su rediseño. Venezuela entra en una nueva etapa de nacionalizaciones y conducción estatal de una estrategia económica que llama Socialismo del Siglo XXI. Bolivia y Ecuador avanzan en su refundación democrática, recuperación de sus recursos naturales y afirmación soberana (aunque con profundos conflictos con las oligarquías que no se resignan a perder o disminuir su poder).Por otra parte, en Colombia, Perú, Centroamérica y México se resiste heroicamente a los intentos de seguir profundizando la lógica neoliberal. El Caribe no podía ser más diverso. Desde Cuba que se mantiene socialista, pasando por República Dominicana que ya tiene en vigor un TLC con Estados Unidos, hasta Haití que está ocupado militarmente.

A pesar de estos contrastes y diferencias en el Hemisferio, la esperanza se funda tanto en los logros, en la gestación incipiente y discutida de una integración distinta como en el crecimiento de la resistencia en los países con gobiernos aliados incondicionales de Estados Unidos. Más aún, anima la creciente resistencia movilizada en el corazón mismo del imperio contra la guerra y en oposición a los tratados de libre comercio que su gobierno impulsa. También el movimiento canadiense crece y juega un papel importante en la lucha contra sus propias transnacionales, sobre todo mineras, que devastan nuestros países. El Foro Social de Estados Unidos a realizarse a mediados de 2007 es una gran oportunidad tanto para fortalecer al movimiento en dicho país, como para ampliar las alianzas con el resto del Continente.

La lucha del movimiento social altermundista en el momento actual es más compleja y diversa y debe encaminarse Resistir los nuevos embates neoliberales y la militarización y criminalización de los movimientos sociales. En lo inmediato impedir la ratificación del TLC de Estados Unidos con Costa Rica, Perú y Colombia; impedir que en la Ronda de Doha de la OMC se sacrifique la agricultura familiar, se profundice la apertura de la industria y los servicios a cambio de pobres concesiones a las oligarquías agroindustriales de países del sur; impedir que avance la ASPAN en América del Norte; bloquear el coqueteo de Tabaré para aliarse con Estados Unidos y firmar un TLC (que profundizaría lo que ya ratificó en materia de inversiones).

Profundizar en la elaboración de alternativas propias para una integración desde los pueblos, democrática, con consenso social, solidaria, de complementariedad y no de competencia comercial, que ponga en el centro la satisfacción de todos los Derechos Económicos Sociales, Culturales y Ambientales (DESCA), que respete la autonomía de los pueblos originarios.

Dialogar e incidir sobre los gobiernos que en alguna medida se han distanciado del proyecto de los centros del poder económico global para ir concretando una integración desde los pueblos. Sin perder la autonomía; apoyándolos en lo que hay acuerdo, sin dejar de criticar y oponerse en lo que no coincidamos. Nuestra fuerza y confianza para construir ese otro mundo posible está en la capacidad de los pueblos, ningún cambio verdadero y profundo viene sólo desde arriba, desde el poder.

El movimiento se dio cita en la Habana del 2 al 6 de mayo de 2007 en el VI Encuentro Hemisférico de lucha contra los TLC y por la integración de los pueblos. Como parte de dicho encuentro se reunió el Consejo Hemisférico de la Alianza Social Continental.

Dentro del minucioso y amplio plan de acción se ratificaron los tres grandes ejes de lucha: la lucha contra el libre comercio en todas sus formas, la militarización y la deuda externa junto con los condicionamientos del sistema financiero internacional. Se repensarán las formas organizativas del movimiento. Se buscará el fortalecimiento y ampliación de este gran espacio de convergencia social que es la Alianza Social Continental, tanto a nivel hemisférico, como en cada país. Se trabajará para fortalecer la presencia de sectores sociales altamente movilizados. También nos preparamos para resistir las iniciativas de la Unión Europea en nuestra región, tanto en lo relativo a nuevas negociaciones de acuerdos de asociación, como iniciativas de inversión en megaproyectos. Se fortaleció la Red Bi-continental entre los movimientos de la Unión Europea y América Latina y se prepara la respuesta a la próxima cumbre de Jefes de Estado y de gobierno de la Unión Europea y América Latina.

Se diseñó un plan para perfeccionar nuestras propuestas en el próximo dialogo entre gobiernos y pueblos convocado por los presidentes Evo Morales y Hugo Chávez. Por supuesto se concretaran los planes de resistencia ante las iniciativas de Estados Unidos (gobierno y trasnacionales), especialmente la ASPAN e impedir la ratificación legislativa de los TLC’s por Costa Rica, Colombia y Perú. En el plano global, se profundizo en la estrategia para impedir que la agenda neoliberal avance en la Ronda de Doha de la OMC.Seguiremos discutiendo y mejorando nuestras propuestas para una integración desde los pueblos y las formas de avanzar en la nueva coyuntura. La coyuntura es diversificada y compleja. El movimiento social está obligado a dar un salto de calidad para avanzar en la construcción de ese otro mundo posible y cada vez más necesario.--------Notas1 Véase entre otros Arroyo, Alberto “El proyecto del Área de Libre Comercio de las Américas y el Movimiento Social” en libro Coordinado por Nadja Gmelch et Ali: Frei handeln in den Amerikas - Entwicklung und Perspektiven gegenwärtiger Integrationsprojekte. Editado por M press Martin Meidenbauer Verlagsbuchhandlung, Manchen, Alemania 2005 (en español), Páginas 216-261. 2 CEPAL Anuario estadístico 2005 cuadro 2.2.4.7 Tomado de www.eclac.cl/cgibin/getProd.asp?xml=/publicaciones/xml/ 0/26530/P26530.xml&xsl=/deype/tpl/p9f.xsl&base=/tpl/top-bottom.xslt3 Véase Arroyo, Alberto “El México del TLCAN en el contexto latinoamericano y caribeño” en: Integración regional Los límites del Debate Económico, Editorial Fundación Heinrich Böll, San Salvador, El Salvador 2005 páginas 62-97 También en Revista DESLINDE, número 38, páginas 70-89, Centro de Estudios del Trabajo, Colombia, Oct-Nov 2005. O, más completo, pero con información estadística menos reciente: Arroyo, Alberto Resultados del Tratado de Libre Comercio de América del Norte en México: Lecciones para las Negociaciones del Área de Libre Comercio de las Américas Ediciones RMALC México. Marzo 2002.4 Grupo de Trabajo INEGI, SHCP y Banco de México tomado del Banco de Información Económica del INEGI (sector externo/resumen de comercio exterior/presentación actual.5 Promedios calculados sobre las cifras de la Secretaría de Economía, Dirección General de Inversión Extranjera, Informe 2005.6 Cálculos sobre la Base del PIB proporcionado por el INEGI, BIE-INEGI y proyecciones sobre la población del Consejo Nacional de Población basadas en el censo de 2000.7 Héctor Vázquez Tercero, "Medición del flujo efectivo de divisas de la balanza comercial de México" Revista Comercio Exterior. Agosto, 1995, cuadros 5 y 8 páginas 599-600. Su estudio llega hasta 1995, pero basado en su metodología estime los datos para los años siguientes.8 INEGI Estadísticas de la Industria maquiladora de exportación, tomado de INEGI Banco de Información Económica: Industria maquiladora de exportación/indicadores mensuales/por entidad federativa total nacional/ insumos consumidos.9 Hay que dejar claro que libre comercio no es lo mismo que la simple apertura de fronteras para la exportación e importación. Libre Comercio es una teoría económica que plantea que hay que dejar “todo” al libre juego de la competencia del mercado, es decir a la ley del más fuerte: des-regular, reducir al mínimo la intervención del Estado. En pocas palabras lo que comúnmente se llama neoliberalismo.10 El análisis de los resultados de la Ministerial de Miami puede verse en Arroyo, Alberto “El Momento Actual de las negociaciones del ALCA”, en Revista Trabajadores, volumen 8, número 40, 1 de febrero 2004,. Páginas 10-1411 El análisis de la Vice ministerial de Puebla véase en Arroyo, Alberto “El ALCA un gobierno económico supranacional para América latina” en Revista Macroeconomía volumen 11 número 127 páginas 56-59.12 El Análisis de lo negociado entre la Unión Europea y México puede verse en Arroyo, Alberto y Peñaloza, Andrés (coordinadores) Derechos Humanos y Tratado de Libre Comercio México-Unión Europea. Co-editado Fundación Heinrich Böll y otros. México 2000. Puede bajarse de www.rmalc.org.mx . También Jorge Calderón Salazar y Lic. Andrés Peñaloza Acuerdo de Asociación económica Concertación Política y Cooperación entre México y la Unión Europea. Ed. LVII legislatura de la H. Cámara de Senadores y Grupo Parlamentario del PRD. México mayo 2000. Sobre el balance de resultados de dicho acuerdo y reflexiones generales sobre el mismo véase Memoria 1er Foro de Diálogo con la Sociedad Civil México-Unión Europea RMALC noviembre 2002; México y la Unión Europea_ Sociedad Civil y Gobierno 2º Foro de Dialogo Social RMALC marzo 2005. Las memorias de ambos foros pueden bajarse de www.rmalc.org.mx13 Véase Enlazando Alternativas 2004 RMALC México mayo 2004. Puede bajarse de www.rmalc.org . Otros materiales sobre Europa América Latina véase www.enlazandoalternativas.org y www.alternativas.at/Espanol/indexespanol.htm14. Sobre el contenido de las pretensiones en estos tres tema véase el análisis del capítulo correspondiente en el TLCAN en Arroyo, Alberto en El Tratado de libre Comercio de América del Norte –Análisis Crítica y Propuesta Editado por la Red Mexicana de Acción frente al Libre Comercio (RMALC) México 1993. Páginas 155-158. Y en Colectivo ALCA al desnudo: Críticas al texto borrador del Área de Libre Comercio de las Américas de noviembre de 2002. Alianza Social Continental Brasil Enero 2003.15 Para el tema de propiedad Intelectual además de los que acabamos de citar véase Villarreal, Jorge; Heifrich, Silke y Calvillo, Alejandro (coordinadores) ¿Un Mundo patentado? La privatización de la Vida y el conocimiento. Fundación Heinrich Bôll San Salvador, El Salvador,, 2005 16 Walden Bello “The Real Meaning of Hong Kong: Brasil and India Join the Big Boys’ 22, diciembre 2005. Disponible en www.focusweb.org/content/view/799/36/16 Walden Bello “The Real Meaning of Hong Kong: Brasil and India Join the Big Boys’ 22, diciembre

2005. Disponible en www.focusweb.org/content/view/799/36/

17 Estas conclusiones son mi percepción de la reunión realizada en Caracas durante el Foro Social Mundial, enero 2006 “Evaluación de Hong Kong y planeación de la nueva etapa. Sobre el significado de La reunión Ministerial de Hong Kong puede verse además de los ya citados, los siguientes documentos que expresan el debate dentro del movimiento y están disponibles en el centro de documentación de RMALC: Alianza Social Continental y Campaña Continental contra el ALCA “Llamado a la movilización contra el acuerdo de la OMC (22 diciembre 2005) www.aschsa. org/article.php3?id_article=292. Martin Khor “De cómo la Conferencia ministerial de la OMC adoptó su declaración en Hong Kong” (19 dic 2005). Inédito Disponible en el Centro de Documentación de RMALC. Red Brasileña por la integración de los Pueblos (REBRIP) “OMC Passos Virtuais, Periga os Reais” (19 de diciembre de 2005). www.rebrip.org.br/publique/cgi/public/cgilua.exe/web/templates/htm/_template01/frameset.htm?user=reader 18 La Alianza Social Continental nace no en contra de algo, sino en pro de algo. Desde la decisión de fundarla se inicia un proceso de construir una propuesta alternativa a la globalización neoliberal por consenso. Presenta una primera versión de su propuesta en 1998 con un documento llamado Alternativas para las Américas hacia un acuerdo hemisférico desde los intereses de los pueblos. Se publicó en inglés, francés, español y portugués en diversas ediciones. Actualmente circula la 5ª versión de dicha propuesta. La 4ª versión se publica también en alemán y kreol. Puede encontrarse en concertación y consensos para buscar posturas comunes en espaciosmultilaterales.19 Banco Interamericano de Desarrollo (1999) “Acuerdos sobre inversión en el hemisferio occidental. Un Compendio” Puede verse en www.ftaa-alca.org/NGROUPS/ngin/publications/spanish99/main.asp Se trata de un estudio pedido por el grupo de trabajo de inversiones del ALCA. Alberto Arroyo es investigador de la Universidad Autónoma Metropolitana Iztapalapa (UAM-I) y de la Red Mexicana de Acción frente al Libre Comercio (RMALC)

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



11 * 4 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Mas informacion
Uhr 48

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014