Martes 19 de junio del 2018
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Internacional >> Latinoamérica
Actualizado el 2007-05-02 a horas: 22:10:39

El capital explota el suelo y el agua de países para producir celulosa

(Radioagencia NP).- El impacto que las plantaciones de eucalipto viene causando en diversos países de América Latina y África se tornó tema cada vez más constante. El uso del eucalipto como fuente de materia prima para la industria de celulosa, en particular, se origina en la década de 50, cuando la FAO, según varios estudiosos, estaba al servicio de los sectores más poderosos dentro de las Naciones Unidas. Fue entonces que la FAO empezó a reunir investigaciones sobre el eucalipto y a promover su uso con plantaciones en países de América Latina, para abastecer, en el futuro, a la industria de la celulosa. Para hablar del impacto de esta explotación y de los responsables por el excesivo aumento de las plantaciones de eucalipto y la explotación de los recursos naturales en países del llamado “tercer mundo” por los países desarrollados, la Radioagencia NP entrevistó al técnico forestal y coordinador internacional del World Rainforest Movement (WRM), Ricardo Carrere.

P. ¿Quién está por tras del aumento siempre creciente del plantío para la producción de celulosa en el mundo, sin preocuparse por las consecuencias de eso? R. Está el capital financiero, que tiene un dinero que tiene que invertirlo en algo. Y ese algo tiene que ser inversiones grandes. Ya pasó, por ejemplo, el “boom” de las privatizaciones. Que eso permitió absorber grandes capitales para grandes empresas nacionales como la Vale do Rio Doce, por ejemplo. Empresas muy caras para comprar. Eso se acabó ya. Entonces, ahora tienen nuevamente el problema de dónde invertir esa cantidad de dinero que implique mucho dinero y un retorno relativamente seguro. Y el sector de celulosa es uno de esos sectores. Entonces, está el capital nacional, pero a su vez mecanismos como son el Banco Mundial, el BID, en muchos otros casos, los bancos nacionales, las agencias de crédito a la exportación, las agencias de cooperación de esos países. Que es cooperación para ellos mismos, digamos. Donde reside una cantidad de mecanismos que hacen que estas fábricas, eventualmente, se construyan. Y de la fabricación del papel, la parte sucia del proceso es la fabricación de celulosa. La parte limpia del proceso es la fabricación del papel. Entonces ellos se sacaron de encima la parte sucia, que es en Indonesia, en Sudáfrica, en Uruguay, en Brasil, y se quedaron con la parte limpia, que es la que da más ganancia.P. ¿Cuál es el impacto de este tipo de plantación sobre el suelo y el agua?R. Yo siento siempre que los impactos ambientales son al mismo tiempo sociales. El impacto sobre el agua está comprobado. Está comprobado en todas partes del mundo. Pero ya, a esta altura, no hay ninguna duda de que estas plantaciones consumen agua en cantidades enormes. Para tener una idea, en cifras, en medida visual, cada eucalipto consume, en promedio, 20 litros de agua por día. Una hectárea de eucaliptos tiene, normalmente, 1.100 árboles por hectárea. Entonces, cada hectárea de eucaliptos consume 22.000 litros de agua por día. 22.000 litros es un camión cisterna. Eso, multiplicado por 100.000 hectáreas, son 100.000 camiones cisterna todos los días. 100.000 hectáreas, nada más. Brasil tiene 5 millones de hectáreas. El tema de los suelos está un poco menos estudiado, pero hay estudios. Se han hecho ahora, recientemente. Se han publicado estudios de investigación. De estudios en Uruguay y Argentina por parte de los investigadores. Que hay determinados tipos de suelo que sufren degradación irreversible, que los suelos se vuelven tóxicos. Está también demostrado impactos físicos del suelo: como va cambiando la estructura del suelo, la textura del suelo. Y determinado tipo de suelo se corre el riesgo que se vuelva desierto. P. Usted afirma que la cuestión del plantío está directamente vinculada a violaciones de derechos humanos. ¿Por qué? R. Porque para poder instalar las plantaciones, en particular, y las fábricas, después, necesariamente tienen que violar derechos de la gente que habita la zona. Y más: esa violación de derechos puede ir desde que simplemente a la familia campesina o indígena la expulsen, la expulsen ocupándole la tierra, por ejemplo, en el mejor de los casos, al asesinato. Porque es un proceso violento en el cual el Estado participa apoyando a las industrias. Es una cuestión como absurda, en la cual se están violando derechos humanos diariamente: el derecho a la alimentación, el derecho a la salud, porque se contamina todo de agroquímicos o por la fábrica de celulosa; el derecho cultural; el derecho al territorio; todos, el derecho a la vida. Porque la lógica es estrictamente económica: ganar ganancias y tener poder sobre los recursos. Y todo esto, lo que significa es eso: que grandes empresas nacionales o extranjeras se comportan igual, y a veces peor las nacionales, incluso. Se apropian de enormes territorios y toman decisiones sobre esos territorios. Y se consiguen al poder del Estado, que sea cómplice de ellos, que sea socio de ellos, que tome decisiones a su favor y contra la gente. Es un modelo apropiador, expropiador y violador de los derechos humanos y violador de la naturaleza.P. Las empresas alegan que el consumo de papel aumenta cada vez más, y con eso justifican la cantidad de eucalipto plantado y de celulosa producida. ¿Quién consume tanto papel hoy en el mundo? R. La gente piensa, porque es el discurso de las empresas, además, que celulosa es sinónimo de papel y que papel es sinónimo de libros y cuadernos. No, la mitad de la celulosa por lo menos va para cartón. Para poner una computadora adentro y venderla y la persona que recibe ese cartón lo tira. Y un gran porcentaje va para papel de prensa. Gran parte va para papeles descartables de todo tipo. Y un muy pequeño porcentaje, finalmente, termina en libros o cuadernos. Y extrañamente, además, o no extrañamente, en Brasil, por ejemplo, el papel de libros y de cuadernos no lo fabrican estas grandes empresas como Aracruz. Porque ellos fabrican para exportar, no para producir papel. Son todas apuntando a la exportación hacia Europa, Estados Unidos y Japón, fundamentalmente. Y los consumos que se hacen en esos países son totalmente insustentables, son absurdos. Si en un país como Uruguay estamos usando demasiado papel, y no falta papel y consumimos 30 kilos, ¿por qué otros tienen que consumir 10 veces más que eso? No hay ninguna razón, salvo un uso abusivo. Y ese uso abusivo porque la propia industria se encarga permanentemente de inventar nuevos usos para esos papeles y cartones.

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



10 + 1 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Mas informacion
Uhr 6

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014