Martes 11 de diciembre del 2018
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Opinión >> Comentarios y enfoque
Actualizado el 2007-04-30 a horas: 13:09:31

La disputa por la sede de gobierno y los intereses electoralistas del MAS

Miguel Lora Ortuño

Históricamente, el traslado de la sede de los poderes Legislativo y Ejecutivo de Sucre a La Paz encubrió la escisión de la clase dominante en torno a profundos intereses económicos y políticos. El liberalismo emergente que buscaba convertir a Bolivia en un país capitalista, asentado en el desarrollo industrial, chocó con el ala conservadora que disfrutaba del control del poder político y del bienestar económico convirtiendo en oro el sudor y la sangre de los pongos, y cuyo horizonte no era ir más allá de la explotación feudal de la tierra.

Miguel Lora Ortuño

Es maestro y dirigente sindical.

Contactos con el autor
close

Contacto con Miguel Lora Ortuño




9 - 1 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Este choque, condimentado por tendencias localistas y regionalistas propias del atraso del país, desencadenó la revolución federal; los liberales tuvieron el acierto de movilizar a los campesinos con promesas que nunca cumplieron para convertirlos en carne de cañón. Creyeron que derrotando al poder feudal iban a acabar con el latifundismo y el pongueaje.

La historia posterior, el agotamiento prematuro del liberalismo durante el primer tercio del siglo XX y su descalabro en la guerra del Chaco confirma la tesis trotskysta de que la tardía incorporación del país al capitalismo y la ausencia de una burguesía progresista cierran toda posibilidad de que Bolivia pueda desarrollarse y transformarse en un poderoso país capitalista. A pesar de su gran potencialidad en recursos naturales, el país está condenado, en el marco de la economía capitalista, a ser víctima del saqueo imperialista y sus gobiernos, incluido el del MAS, a ser sirvientes de las transnacionales.

A esta altura de la historia de Bolivia, el reverdecimiento del viejo pleito en torno a la sede del gobierno, ¿qué contenido político y económico tiene? ¿Sus animadores, qué perspectivas ofrecen al país? Más allá de la exacerbación de los viejos enconos regionalistas, unos y otros buscan el miserable interés de que --siendo sede del gobierno-- podrán contar con algunas fuentes de trabajo y que los empleados del Estado generarían algún movimiento económico en la región. Los argumentos que manejan los chuquisaqueños se limitan a reivindicar derechos históricos y la posibilidad de una administración estatal más “equilibrada” entre el sur y el norte y entre el occidente y el oriente, argumentos por demás inconsistentes.

El resurgimiento de este pleito en la Asamblea Constituyente no estaba en los planes del MAS, que concentró toda su atención a la autonomía planteada por la media luna. La situación se hace más compleja para el gobierno cuando el bloque oriental decide dar su apoyo a Sucre con la clarísima intención de potenciar sus propios objetivos políticos.

Los militantes masistas, tanto en la Constituyente como en el Parlamento, han sido arrastrados por el vendaval. La presión de “sus” regiones pesa más que la del Partido y, en el escenario, actúan enfrentados en bandos opuestos. Inicialmente el MAS ha pretendido controlar a sus constituyentes y parlamentarios con medidas punitivas, posteriormente ha anunciado su posición de no tomar partido por ninguno de los grupos en pugna. De esta manera pretende no contrariarse con nadie para no perder caudal electoral.

En suma, este problema pone en evidencia cómo el localismo y el regionalismo se manifiestan, una y otra vez, en cualquier punto del país, y cómo la clase dominante agotada es incapaz de dar una respuesta coherente frente a un fenómeno que obedece a razones estructurales, a la no superación del atraso y a la ausencia de un poderoso Estado nacional.

Otros artículos de Miguel Lora Ortuño

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



15 + 5 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Contactar al autor
Uhr 3

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014