Lunes 25 de junio del 2018
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Opinión >> Cartas
Actualizado el 2007-04-23 a horas: 17:01:22

Oscar Olivera en Escandinavia

Ernesto Joaniquina Hidalgo

Tuvimos ocasión de asistir a la disertación del sindicalista obrero y defensor del agua Oscar Olivera en el local cultural de Underjorden de Gamlestadstorget en la ciudad de Gotemburgo el pasado 18 de abril de 2007, actividad organizada por el grupo de activistas de Attac una sigla del francés “Association pour la Taxation des Transactions financières pour l’Aide aux Citoyens” activistas contra la globalización que cuenta con más de treinta organizaciones en el mundo.Al momento de la ecuanimidad, si hay algo que se debe de resaltar en Oscar Olivera, es su lealtad y entrega a la lucha de los postergados desde sus tiempos mozos y su posterior ingreso a la arena política como dirigente obrero del sindicato de la fábrica Manaco, una de las organizaciones más aguerridas y de vanguardia de los industriales en las épocas de facto y el neoliberalismo. En 1989 y 1990 llegó a ocupar el máximo sitial de la Confederación de Trabajadores Fabriles de Bolivia (CTFB) y años después la secretaria ejecutiva de la Federación de Trabajadores fabriles de Cochabamba (FTFC), fue también uno de los actores de la Coordinadora Departamental del Agua y la Vida desde su fundación en noviembre de 1999. Años de frenética lucha y sinsabores que sólo es percibida por la rebeldía de los que no se conforman con la injusticia, la explotación del sistema capitalista y una lucha antiimperialista, contra el nuevo orden que nos recluye y una globalización abigarrada cual torre de babel.

  • Artículos relacionados

Artículos que le pueden interesar

El contenido de estas páginas no refleja necesariamente la opinión de Bolpress

Con ese bonete negro, inseparable y particular nos narraba a los asistentes a este acto su lectura de la realidad boliviana y como exordio nos decía que no venía en representación de nadie sino por la invitación y el apoyo de movimientos juveniles como los que promovían ese acto.

Para Oscar Olivera existe dos coyunturas trascendentales en el largo peregrinaje de nuestra historia, la primera con el arribo del colonialismo inhumano de la cruz y la espada, que se apoderó en cuerpo y alma de nuestras historias y la segunda, al cabo de tantas intentonas y rebeldías contra la colonia, contra las oligarquías y finalmente el ocaso de la arrogancia de la política neoliberal cuando el pueblo en abril del 2000 marca el hito histórico con la” Guerra del Agua”, momentos en que el consorcio norteamericano Bechtel con el nombre de “Aguas del Tunari” era expulsada por el pueblo, día histórico en que fue tomada las instalaciones ubicadas en el Temporal de Cochabamba por los pobladores, pintarrajeando en sus letreros esas históricas y sabias palabras “Aguas del pueblo” y quemaran la bandera del imperio del norte como un acto de liberación.

Para Olivera este triunfo del pueblo en abril del 2000 al mando de la Coordinadora del Agua y de la Vida es la antorcha de la rebelión y el preludio para seguir librando las demás batallas sangrientas por el pueblo como en la “guerra del gas” en las calles de El Alto de La Paz que condujeron finalmente a la estrepitosa caída de la dinastía de Gonzalo Sánchez de Lozada y su posterior huida a los Estados Unidos.

El arribo al poder del MAS con un porcentaje histórico del 54 %, es el resultado de toda una acumulación de frustraciones que experimentaba el pueblo por la política neoliberal de subasta y saqueo pero también fue la síntesis de aquella causa que se había originado con la resistencia y lucha del pueblo en las calles de Cochabamba en abril del 2000.

Para Olivera privatizar el agua era como privatizar la misma vida, porque este líquido elemento que fluye en las entrañas de la madre tierra es como la sangre de nuestra pachamama y el pueblo con su sabiduría supo hacer historia, siendo el verdadero gestor de estas reivindicaciones y por lo tanto no atribuye a ningún líder este triunfo ya que estos sólo son servidor circunstanciales de los oprimidos.

Sostiene que los gobiernos en nuestro continente deberían de nacionalizarse y ejercer una política descentralizada porque la realidad nos la demuestra que aún no hay sintonía entre la clase política y el pueblo, o expresado de otro modo sólo se le busca al pueblo en dos ocasiones; el día de las urnas y cuando estos tienen que pagar impuestos. Los gobiernos aún no tienen autonomía de decisión porque los que siguen ordenando son los señores del norte, del nuevo orden como el Banco Mundial y sus séquitos.

La correlación de fuerzas en la región, tienen matices muy singulares, el surgimiento de nuevos líderes progresistas en la arena política son favorables para el cambio de mejores días para los pueblos latinoamericanos, en esta tarea según Olivera, el gobierno del MAS no tiene ni debe de fallar porque en este cambio se deposita los destinos del pueblo y su liberación pero sin embargo Olivera no comparte la visión y la lectura que tiene el MAS respecto al movimiento sindical obrero porque se la va estigmatizando su posición y sus demandas con epítetos de ultristas u opositores cuando estas buscan sus reivindicaciones y tal vez sean éstos los motivos para que Olivera no tome parte activa del gobierno y haya rechazado los ofrecimientos por los allegados del gobierno a algunos ministerios.

Tanto Evo Morales como Oscar Olivera son de una nueva generación de líderes sindicalistas que tienen una misma causa, un mismo enemigo en común, que en el pasado trabajaron políticamente juntos durante más de 10 años y que paradójicamente en estos tiempos de cambio no encausan esas aguas en un solo torrente, habrá que recordarles que sólo la unidad cuenta y si de aguas hablamos les recordaremos que una gota con ser poca con otra se hace aguacero.

Por: Ernesto Joaniquina Hidalgo

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



12 + 1 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Mas informacion
Uhr 5

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014