Lunes 30 de marzo del 2020
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Opinión >> Comentarios y enfoque
Actualizado el 2007-02-08 a horas: 01:16:25

Menos palabras y más obras

¿Arte de lo posible o juego de abalorios?

Alfonso Gumucio D.

Se dice que la política es el arte de lo posible, pero cuando ya estamos en el segundo año de gobierno de Evo Morales, parece que es más bien un juego de abalorios, de brillantes colores, llamativo pero ilusorio. Las informaciones que los comunes mortales conocemos indican que en los temas más importantes, hay pocas novedades en esta gestión de gobierno. La propia renegociación de contratos con las empresas petroleras está todavía en proceso, con dificultades con el principal socio, Brasil. Las otras medidas con las que el gobierno se ha llenado la boca, con excepción de algunas como el Bono Juancito Pinto, son hasta ahora palabras y buenas intenciones. El gobierno se ha especializado en “anunciar” grandes medidas, pero no en llevarlas a cabo.

Alfonso Gumucio Dagron

Alfonso Gumucio Dagron

Escritor, cineasta, periodista, fotógrafo y especialista en comunicación para el desarrollo. Ha trabajado en programas de comunicación para el cambio social en África, Asia, América Latina y el Caribe, con agencias de Naciones Unidas, con fundaciones internacionales y ONGs.

Fue miembro de la redacción del Semanario "Aquí" y ha publicado en un centenar de diarios y revistas de Bolivia, América Latina, Europa, Norteamérica, África y Asia. Dirigió películas documentales en varios países. Es Coordinador del Grupo Temático de Comunicación para el Cambio Social en la Asociación Latinoamericana de Investigadores de la Comunicación (ALAIC).

Ha publicado más de veinte libros de poesía, narrativa, testimonio, y estudios sobre literatura, cine y comunicación, entre ellos: Historia del Cine Boliviano (1982); Cine, Censura y Exilio en América Latina (1979); Luis Espinal y el Cine (1986); Las Radios Mineras de Bolivia (1989) en colaboración con Lupe Cajías; Comunicación Alternativa y Cambio Social (1990); La Máscara del Gorila (1982) Premio del Instituto Nacional de Bellas Artes de México; Haciendo Olas: Comunicación Participativa para el Cambio Social (2001), Antología de Comunicación para el Cambio Social (2008).

Contactos con el autor
close

Contacto con Alfonso Gumucio Dagron




9 - 2 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Se atribuye a Otto von Bismark, el “Canciller de hierro”, la frase “la política es el arte de los posible”, aunque algunos van más atrás y se la cuelgan a Maquiavelo o a los filósofos griegos. Las variantes de la frase son infinitas, y cualquier político, honesto o corrupto, inteligente o mediocre, avezado o lentejo, la ha usado a su gusto. Estas son algunas:

La política es el arte de lo posible aderezado con la sana ambición de intentar mañana lo que hoy parece imposible.

La política es el arte de lo posible y no de lo deseable.

La política es el arte de buscar problemas, encontrarlos, hacer un diagnóstico falso y aplicar después los remedios equivocados. -Groucho Marx

La política es el “arte de sobrevivir” sin importar el costo social que tenga…

La politica es el arte de crear cosas" -Aristóteles

La política es el arte de servir a los demás.

La política es el arte de servirse de los ciudadanos.

La política es el arte de convencer a los otros de lo que vamos a hacer lo que quieren que hagamos para que nos dejen hacer lo que queremos hacer…

La política es el arte de saber maniobrar para que un iceberg navegue como un transatlántico

La política es el arte de conseguir que tus intereses egoístas parezcan intereses nacionales. -Thomas Sowell

La política es el arte de gobernar el espacio público que compartimos. -Felipe Gonzalez

Pareciera que el gobierno del MAS no se decide por una de las definiciones, y se muestra más próximo a Marx (Groucho, no Karl) que a Felipe González.

El primer año ha sido invertido mayormente en la política politiquera, que no le ha hecho al país ningún bien. Una política de confrontación verbal, una política de discursiva que sirve para encandilar a las masas pero no para poner cimientos sólidos para el futuro. En palabras se ha desgastado el gobierno, aunque ciertamente son las palabras y no los hechos, los que mantienen el nivel de popularidad del Presidente.

Pero eso no basta, y la política no se reduce al partidismo político, al cuoteo y al chacoteo, a las pequeñas y mezquinas victorias o derrotas que se apuntan los partidos políticos. La política es también estrategia de desarrollo, es visión de futuro, es planificación. Necesitamos menos “política” verbal y mejores “políticas”.

En su sentido más pedestre la “política” es lo que hemos visto el año pasado entre ponchos rojos y separatismo, entre anuncios salvadores y medidas que no llegan. Los grandes temas siguen pendientes, sin resolver, empezando por la vergonzosa Asamblea Constituyente, que no solamente no va a “fundar” un nuevo país, sino que lo va a “fundir”. Bueno, no seamos alarmistas, en realidad la Asamblea Constituyente ya es un fracaso que no va a cambiar nada, ni para atrás ni para adelante, pero va a dejar a un pueblo frustrado.

En los demás temas sectoriales estamos estancados, aunque hay indicios optimistas de que los nuevos ministros van a procurar avanzar en sus respectivos temas con un criterio más técnico. Esperemos que en los sectores de educación y salud, por ejemplo, que son centrales, haya cambios reales y positivos, más allá de las palabras. Los seguros de salud gratuitos para ancianos, jóvenes, etc. tienen que concretarse. Para que se apliquen los decretos se necesita asignar partidas presupuestarias, no bastan las buenas intenciones.

La Ley de Tierras debe ser implementada y subsanadas sus falencias. El medio ambiente, las reservas forestales, los parques nacionales que están ahora abandonados en manos de depredadores, deben ser protegidas de nuevo.

El nepotismo que alcanzó a YPFB (demasiado importante para dejar de Presidente a un excelso zampoñista, según testimonio de uno de sus amigos), no le hará bien a la empresa estatal que se trata de fortalecer. Pareciera que Evo Morales tiene cada vez menos gente preparada y capacitada para hacerse cargo de tareas especializadas en el sector económico. Le sobran, en cambio, zalameros ambiciosos y oportunistas, pero sin credenciales de ser administradores eficientes y creativos.

Lo paradójico es que la economía del país goza de buena salud por inercia, no precisamente como resultado de medidas recientes. Hay mucha plata que entra al país por la venta del gas a Argentina, sin embargo, no hay capacidad de gastarla en proyectos con una visión de futuro, porque no hay proyectos, no hay un pensamiento estratégico en la economía. Todo parece reducirse al corto plazo.

La manera como Evo Morales ha cedido a las presiones de los cooperativistas mineros es vergonzosa y solamente sirve para enfrentarlos aún más con los trabajadores de la empresa estatal y para disminuir el peso de la Federación de Mineros (FSTMB). Menos mal que el gobierno no cedió al pedido de sacrificar a Guillermo Dalence, titular de Minería, quien -junto a Walter Delgadillo y a Nila Heredia- es de lo mejor que tiene el gobierno en su gabinete.

La política es el arte de gobernar para el conjunto de la nación, cuidando los recursos naturales, la educación, la salud, la economía y la cultura; hablando menos y haciendo más. Pero estos sectores requieren estrategias de mediano y largo plazo, no basta tapar agujeros o apagar incendios.

No vaya a ser que al final nos pase lo que decía el escritor italiano Alberto Moravia: “Curiosamente, los votantes no se sienten responsables de los fracasos del gobierno que han elegido.”

Otros artículos de Alfonso Gumucio D.

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



6 + 6 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Contactar al autor
Uhr 5

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014