Sábado 20 de octubre del 2018
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Sociedad >> Sociedad
Actualizado el 2006-11-27 a horas: 15:06:07

Denuncia: críticos del modelo que llegaron al gobierno poco hicieron para transformar el neoliberalismo

Manejo privado de los recursos financieros estatales para el agua y el saneamiento básico

(Fobomade).- La gestión de agua y de los servicios de saneamiento básico en el marco del modelo neoliberal aplicado a partir del año 1999 tuvo como objetivo la transferencia del manejo de los recursos hídricos y los servicios al sector privado.

  • Artículos relacionados

Artículos que le pueden interesar

Fue diseñado y ejecutado con el impulso de las instituciones financieras internacionales, como parte de las reformas estructurales y sectoriales aplicadas al país, determinando no solo la participación externa en la elaboración del marco normativo, que aún sigue vigente, sino la vigencia actual de dichas instituciones, como actores presentes que ejercen presión para continuar con las políticas aplicadas desde entonces.

La privatización de los servicios de agua y alcantarillado se llevó adelante con el "supuesto objetivo" de reducir la pobreza y mejorar la calidad de vida de la población, pretendiendo que sólo la administración privada sería capaz de reducir costos y beneficiar a los sectores más pobres, además de realizar inversiones. Sin embargo, los hechos evidenciaron el escaso o nulo avance en el acceso a servicios y mejora en la calidad de los mismos frente a la elevación de tarifas y acciones protectoras a las empresas por parte del órgano regulador, la Superintendencia de Servicios Básicos - SISAB, originando la "Guerra del Agua" en Cochabamba y los conflictos por el agua en El Alto, lo que demostró la falsedad de esas afirmaciones.

Pero ese proceso no sólo se dirigió a la entrega a manos privadas de la administración, operación de los sistemas y prestación de los servicios de agua y alcantarillado, sino también a la entrega de las cuencas abastecedoras y las fuentes de agua, además de generar el marco legal para el manejo privado de recursos financieros provenientes de la cooperación y de organismos internacionales que lleguen al Gobierno de Bolivia para el sector. En ningún caso, las reformas del estado se dirigieron a la generación de políticas e instrumentos que permitieran avanzar hacia la independencia de la cooperación y la banca internacional, actores determinantes en todo el proceso, al imponer condicionamientos para acceder a donaciones y créditos que han logrado el crecimiento de una deuda externa "inmoral". Todos los créditos asumidos sólo han logrado someter al país al mandato externo, a la extracción de recursos naturales, a la creación de una institucionalidad por encima de la regulación del Estado, y no sirvieron para alcanzar mejoras en la calidad de vida de la población.

De esta forma, con el objetivo de dar cumplimiento al Plan Nacional de Saneamiento Básico del Ministerio de Servicios y Obras Públicas 2001-2010, el "Plan Bolivia para el Sector de los Servicios Básicos de Agua y Saneamiento" del Gobierno de Sánchez de Lozada[1] estableció "las estrategias sectoriales para alcanzar la sostenibilidad de los servicios, alcanzar la eficiencia económica[2] de los modelos de gestión, promover la gestión privada y la competencia por recursos financieros" definiendo como el eje principal de la estrategia la "Implantación de una Política Financiera Sectorial y un mecanismo institucional para el financiamiento del sector".

Las bases para la implantación de esta política en el sector agua y saneamiento fueron los argumentos de ineficiencia en la prestación de los servicios, falta de recursos y capacidades técnicas y administrativas de las entidades operadoras, gobiernos municipales e instancias superiores, que llevaban a bajos resultados en materia de calidad de servicios, educación sanitaria y sostenibilidad, deficiente operación y mantenimiento de la infraestructura.

Para superar estas deficiencias, con financiamiento de la Cooperación Alemana - GTZ a través del programa PROAPAC, de la Unión Europea - UE y de la Cooperación Canadiense ACDI[3], mediante Decreto Supremo N° 27487 y Decreto Supremo N° 27486 del 14 de mayo de 2004, se estableció la Política Financiera del Sector (PFS) y se creó la Fundación para el Apoyo a la Sostenibilidad en Saneamiento Básico (FUNDASAB).

La Política Financiera del Sector (PFS), norma el acceso de las Empresas Prestadoras de Servicios de Agua Potable y Alcantarillado (EPSA´s) a recursos financieros a través de concursos públicos de fondos, que son definidos a partir de la comparación de capacidades financieras, de eficiencia de las empresas, capacidad de pago local, cobertura de servicios y necesidades de inversión.

La FUNDASAB es una entidad planteada como el mecanismo institucional para la prestación de asistencia en las áreas técnica, administrativa y fortalecimiento institucional a las empresas prestadoras de servicios y como intermediación financiera con el respaldo de los fondos provenientes de la Política Financiera Sectorial (donaciones y créditos); se trata de una institución privada que cuenta con un patrimonio proveniente de recursos del Estado:

"La FUNDASAB se constituye como persona de derecho privado, sin fines de lucro, de interés público y naturaleza mixta, con personalidad jurídica y patrimonios propios, con competencia administrativa, técnica y financiera,... " (Artículo 2° del D.S. N° 27486).

"El Ministerio de Hacienda deberá efectuar las gestiones correspondientes para incorporar en el Presupuesto General de la Nación, los recursos de donación destinados al sostenimiento financiero de la FUNDASAB, constituido por la transferencia de recursos, bienes, derechos y títulos valores, provenientes de recursos identificados de la cooperación internacional, pública o privada, que reciba el gobierno de Bolivia para este fin" (Artículo 5° del D. S. N° 27486).

Mediante la creación de la FUNDASAB se pretendía aprovechar las "capacidades" instaladas de instituciones existentes como ANESAPA (Asociación de Empresas Prestadoras de Servicios de Agua y Alcantarillado) y ABIS (Asociación Boliviana de Ingenieros Sanitarios), lideradas permanentemente por quienes estuvieron vinculados y fueron gestores de las políticas privatizadoras que llevaron a la entrega de las empresas municipales de prestación de servicios de La Paz, El Alto y Cochabamba, SAMAPA y SEMAPA a empresas privadas y por quienes a partir de la Superintendencia de Servicios Básicos fueron defensores de los intereses de las empresas y en ningún momento de las necesidades básicas de la población.

Entre mayo a julio de 2006, el Viceministerio de Servicios Básicos (VSB) dedicó la mayor parte de sus esfuerzos a la elaboración del proyecto de Ley de Servicios de Agua Potable y Alcantarillado Sanitario "Agua para la Vida" presentado por el ex Viceministro René Orellana. Este proyecto de Ley rescata plenamente las bases de la Política Financiera Sectorial, que determina los mecanismos de asignación de recursos que proceden de créditos y donaciones, sin constituirse en una política y estrategia creativa que impulse la progresiva independencia de las fuentes externas de financiamiento; y rescata el manejo privado de los recursos del Estado por parte de la FUNDASAB, señalando "... la Política Financiera asignará y destinará recursos a la Fundación de Apoyo a la Sostenibilidad de Saneamiento Básico (FUNDASAB), entidad sin fines de lucro creada mediante Decreto Supremo 27486 del 14 de mayo de 2004, asociados a proyectos con inversión en infraestructura. Asimismo, en el marco de programas y proyectos de preinversión e inversión, se podrá destinar a la FUNDASAB, a requerimiento de las ENAPAS[4], recursos para asistencia técnica y fortalecimiento institucional para el mejoramiento de eficiencia de las mismas". (Artículo 74)

Mediante este proyecto de ley, se consolidaría que el VSB ceda parte de sus atribuciones a la FUNDASAB, y le proporcione los recursos financieros para su accionar, cerrando así la posibilidad de que el Estado se constituya a través de un Viceministerio de Servicios Básicos con fortalezas técnicas, administrativas y con capacidad de gestión, en la entidad cabeza del sector a partir del cual se impulsen políticas, planes y programas, se gestionen recursos financieros destinados a ampliar la cobertura de los servicios básicos en todo el territorio nacional, particularmente en el área rural y en sectores de la población urbana y periurbana de bajos ingresos y se fortalezcan entidades prestadoras de servicios municipales, comunales, etc.

Este proyecto de ley fue desestimado por el Consejo de Ministros, sin embargo es en la gestión de la ex - autoridad que la FUNDASAB empezó a funcionar, se conformó el directorio, incorporándose dos delegados de las organizaciones sociales, pretendiendo que de esta forma se le daría un "nuevo perfil" a la institución. De esta forma las organizaciones sociales que forman parte de la FUNDASAB dejan de ser autónomas y vigilantes del accionar del Estado, y se convierten en parte activa de la transferencia de recursos estatales a un ente privado y responsables de la gestión privada de los mismos.

No son de conocimiento público los actuales estatutos de la Fundación, la conformación del directorio, la forma de selección de sus componentes, las organizaciones sociales que participan, la forma de selección de sus delegados, el origen, el destino y la forma de manejo de los recursos hasta la fecha desembolsados, ni los motivos por los cuales durante la gestión 2006 se consolidó la FUNDASAB.

Las autoridades del Viceministerio de Servicios Básicos se encuentran en la obligación de informar y explicar su gestión en todos los aspectos señalados, no sólo con el objetivo de transparentar su accionar, sino porque transcurridos seis años de iniciada la lucha contra la privatización y mercantilización del agua, reivindicando el carácter social y de bien común del recurso y el derecho de todo ser humano a acceder al mismo, es inadmisible la permanencia de políticas neoliberales en el sector agua y saneamiento que permitan no sólo la privatización de los servicios, sino también el manejo de recursos del Estado por entidades privadas, libres de los mecanismos de control estatal; y que se mantenga una Política Financiera plenamente dependiente de las voluntades externas, que no se sustenta en las demandas sociales.

Los principios de Transparencia y de Soberanía que rigen las labores de los Viceministerios, exigen que quienes eran críticos del modelo neoliberal y que hasta ahora poco han hecho para transformarlo, y aún más, se han encargado de poner en marcha uno de sus instrumentos, expliquen su accionar, y que en el marco de los mismos principios, se deroguen los decretos que los vulneran. Este será un primer paso para la creación de las bases de una nueva Política para la Prestación de Servicios de Agua y Alcantarillado que permita el desmontaje de la maraña creada por el neoliberalismo sobre un recurso estratégico y vital: el agua.

Notas:

[1] http://www.sias.gov.bo/

[2] El D.S. 27487 en el Artículo 4 señala: "La eficiencia económica de las Empresas Prestadoras del Servicio de Agua y Alcantarillado (EPSA´s) se entiende como la optimización de gastos y el incremento de la responsabilidad local mediante la aplicación de tarifas, de acuerdo a lo establecido en la Ley y sus Reglamentos"

[3] www. sias.gov.bo (Noticias, 12 de abril de 2005)

[4] ENAPA (Entidad de Agua Potable y Alcantarillado Sanitario), nueva denominación propuesta para las EPSA´s en el proyecto de ley "Agua para la Vida".

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



15 * 5 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Mas informacion
Uhr 10

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014