Sábado 23 de junio del 2018
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Sociedad >> Regiones
Actualizado el 2006-11-10 a horas: 18:25:56

La gente de Sud Lípez no quiere militares en el Silala

Representantes de la provincia Sud Lípez del departamento de Potosí rechazan la posibilidad de construir un puesto militar en la zona fronteriza del Silala, donde nacen manantiales de agua dulce desviados artificialmente a Chile. El sub prefecto de Sud Lípez Daniel Berna Esquivel, autoridades cantonales y comunales plantearon al presidente de la Comisión de Política Internacional de la Cámara de Diputados Michiaki Magatani que el puesto militar sea trasladado a Laguna Colorada, donde hay campamentos y mejores instalaciones para los uniformados.

  • Artículos relacionados

Artículos que le pueden interesar

Berna declaró a los periodistas del departamento de Prensa de la Cámara de Diputados que mientras se construye un nuevo cuartel a orillas del manantial, los militares deben dormir en carpas y no tienen todas las comodidades para combatir el intenso frío en la zona. "Para calentarse los soldados utilizan la yareta como leña, la cual nosotros cuidamos mucho para no dañar el medioambiente", dijo la autoridad.

La yareta es una planta muy compacta, que forma con sus ramas y hojas un cojín tan duro, que se debe atacar con picota para romperlo.. Eso es justamente lo que los militares, según Berna, hacen para aprovecharla como leña, ya que tiene muchas resinas y, por lo tanto, muy alto valor calórico. En el pasado la yareta se quemó hasta en industrias mineras artesanales por lo que su población disminuyó significativamente hasta casi su extinción.

Estudios recientes establecieron que en el sudoeste potosino el equilibrio de ecosistema ha sufrido un daño irreversible. En la zona han desaparecido las pasturas y con ella ha disminuido la población de camélidos que habitan la región y que hasta hace unos años atrás se contaban por cientos de miles, acabando con la débil economía campesina.

Esos tres problemas han provocado un cuarto: la migración de los campesinos a otras regiones del país. Autoridades potosinas consideran que el desvío de las aguas del Silala hacia territorio chileno es el origen del problema y que en la última década la situación se agravó y alcanzó "niveles alarmantes".

Los manantiales del Silala están ubicados en el cantón Quetena de la provincia Sud Lípez de Potosí, donde afloran 94 ojos de agua y generan unos 200 litros por segundo que se escurren por canales artificiales hacia el norte chileno.

En la larga y estrecha geografía chilena, el agua está distribuida de forma heterogénea. En el centro y sur -de la Cuarta a la Décima Región- se concentra la mayor cantidad del recurso. En cambio, el norte es una zona donde el agua escasea; allí se extiende el desierto de Atacama, el más seco del mundo y donde los manantiales del Silala son la única fuente del recurso hídrico.

La distribución de las aguas del manantial es el centro de una disputa entre Chile y Bolivia. Aunque de poco caudal, el Silala es significativo no sólo porque se vincula con el reclamo boliviano de una salida soberana al Pacífico, sino con el ineludible tema de la escasez de agua a nivel mundial.

El gobierno chileno afirma que el Silala es un río internacional de curso sucesivo y, por tanto, su uso está regulado por el derecho internacional. Bolivia, en cambio, sostiene que se trata de manantiales que afloran a la tierra y que no están regidos por leyes internacionales.

De acuerdo con estudios del Instituto Geográfico Militar, el Silala nace en territorio boliviano. Las del Sialala se desvían a Chile por una canalización artificial autorizada por una concesión boliviana a The Antofagasta-Bolivian Railway Company, empresa chilena que actualmente se llama Ferrocarril Antofagasta-Bolivia.

Esa compañía obtuvo dos concesiones de agua: la primera en 1906, otorgada por el Estado chileno, y una segunda, en 1908, por parte del boliviano. Por lo tanto, Chile utiliza las disputadas aguas desde hace casi un siglo sin compensar económicamente al Estado boliviano.

El gobierno de Hugo Banzer sometió a licitación la explotación de las aguas del Silala y la adjudicó a la empresa boliviana Ductec en el año 2000.El punto más alto de la controversia bilateral se alcanzó cuando Ductec decidió cobrar por el uso del agua a Codelco, la empresa chilena nacional del cobre, y a Ferrocarril Antofagasta-Bolivia y envió facturas de hasta un millón de dólares. Ambas empresas se negaron al pago y un año más tarde Ductec, que había prometido invertir 49 millones de dólares en la zona del Quetena, rompió el contrato con el gobierno.

Chile ha planteado que un tribunal internacional, el de la Haya, resuelva la controversia de si el Silala es un manantial o un río internacional.

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



11 * 4 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Mas informacion
Uhr 4

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014