Lunes 30 de marzo del 2020
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Opinión >> Comentarios y enfoque
Actualizado el 2006-09-13 a horas: 00:58:59

Gran recibimiento para Evo Morales en Guatemala

El día de la semilla

Alfonso Gumucio D.

Evo Morales fue recibido con grandes honores y mucho cariño en Guatemala. Las expectativas en este país de mayoría indígena eran enormes. Además, la presencia de Evo convocó a una “mini cumbre” centroamericana, pues para conocerlo llegaron los presidentes de Honduras y de Nicaragua. La visita del Presidente de Bolivia se dio en el marco de la inauguración de la VII Asamblea Ordinaria del Fondo para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas de América Latina y El Caribe (el único organismo regional que tiene su sede permanente en Bolivia). Yo estuve allí con la esperanza de ver a un Evo diferente.

Alfonso Gumucio Dagron

Alfonso Gumucio Dagron

Escritor, cineasta, periodista, fotógrafo y especialista en comunicación para el desarrollo. Ha trabajado en programas de comunicación para el cambio social en África, Asia, América Latina y el Caribe, con agencias de Naciones Unidas, con fundaciones internacionales y ONGs.

Fue miembro de la redacción del Semanario "Aquí" y ha publicado en un centenar de diarios y revistas de Bolivia, América Latina, Europa, Norteamérica, África y Asia. Dirigió películas documentales en varios países. Es Coordinador del Grupo Temático de Comunicación para el Cambio Social en la Asociación Latinoamericana de Investigadores de la Comunicación (ALAIC).

Ha publicado más de veinte libros de poesía, narrativa, testimonio, y estudios sobre literatura, cine y comunicación, entre ellos: Historia del Cine Boliviano (1982); Cine, Censura y Exilio en América Latina (1979); Luis Espinal y el Cine (1986); Las Radios Mineras de Bolivia (1989) en colaboración con Lupe Cajías; Comunicación Alternativa y Cambio Social (1990); La Máscara del Gorila (1982) Premio del Instituto Nacional de Bellas Artes de México; Haciendo Olas: Comunicación Participativa para el Cambio Social (2001), Antología de Comunicación para el Cambio Social (2008).

Contactos con el autor
close

Contacto con Alfonso Gumucio Dagron




11 * 2 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

El Palacio de la Cultura (antiguo Palacio de Gobierno de los dictadores militares, pero hoy convertido en símbolo de la paz y de las culturas) estaba engalanado. En el patio central ya no cabía nadie: varios centenares de dirigentes de organizaciones mayas y de otros grupos indígenas latinoamericanos recibieron con regocijo la entrada de Evo Morales con Rigoberta Menchú. El Presidente de Guatemala Oscar Berger, el Vice-Presidente Eduardo Stein y los otros dos presidentes centroamericanos, llegaron casi simultáneamente.

Fue un acto hermoso en el que los mayas expresaron la riqueza de su espiritualidad y de sus profundos valores humanos ancestrales. Mayas de habla k'iché, q'eqchi, kaqchikel, tz'tujil y de otras comunidades mayas ocuparon el Palacio de la Cultura, impusieron su sello en este día tan especial para ellos. No es frecuente asistir a un evento como este en Guatemala, donde el poder de los ladinos es omnímodo y el racismo campea todavía. Esta vez, el símbolo del primer presidente indígena de Bolivia los convocó poderosamente.

Aunque se trataba de un acto oficial del Fondo Indígena, en realidad fue un homenaje a Evo Morales y a Rigoberta Menchú, símbolos vivos para los indígenas de América Latina. A ambos les impusieron una condecoración muy significativa, la del Quinto Sol, y a ambos les hicieron entrega de su "nahual", su signo maya que los debe acompañar toda la vida para recordarles sus fortalezas y sus debilidades. El signo de Evo es un signo poderoso, según el calendario maya. Su "nahual" es Noj, que significa inteligencia, pensamiento, fuerza de la mente, servicio a la comunidad. Es uno de los nahuales más fuertes del calendario maya.

La ceremonia empezó con una invocación a los dioses mayas, y una interpretación de la importancia de este día en el calendario. El martes 12 de septiembre es el día de la semilla, un día propicio para iniciar la siembra de maíz, es un día auspicioso para proyectos, nuevos caminos y recorridos. La cosmovisión maya se expresó a través de varios oradores, incluso del Vice-Presidente Eduardo Stein, que sin ser maya es un profundo conocedor de la cultura indígena, y en este gobierno es quien ha promovido la multiculturalidad y el acceso de los intelectuales mayas a puestos de responsabilidad en el gobierno.

La intervención del Vice-Presidente Eduardo Stein fue hermosa, porque empezó su discurso en idioma kaqchikel y luego explicó, con mucho conocimiento, los valores que encierra la simbología del Quinto Sol y el próximo advenimiento, el 22 de diciembre de 2012, de un nuevo "13 baktún" de 5,200 años, un ciclo histórico favorable a los mayas.

El ambiente del Palacio de la Cultura estaba bañado de espiritualidad, generosidad, profundidad de pensamiento y armonía. Era emocionante ver a los mayas identificarse con ese líder boliviano, de orígen indígena, que llegó a la presidencia de su país con el voto no solamente de los indígenas, sino de una mayoría significativa de la población, algo que todavía resulta impensable en Guatemala. Rigoberta Menchú afirmó que cada vez que iba a Bolivia se sentía como en su tierra, y que regresando a Guatemala se sentía como emigrante. Ella también destacó en su discurso la importancia de los bienes espirituales sobre los bienes materiales, y saludó a la audiencia en su idioma propio, el maya k'iché.

Todos esperaban las palabras de Evo Morales en esas circunstancias tan propicias al diálogo, a la solidaridad, y a la semilla, pero lamentablemente, fiel a sus malas costumbres, el presidente de los bolivianos dejó a un lado las 14 páginas que le habían preparado y se puso a improvisar un discurso que nada tenía que ver con la ocasión que había convocado a tantos dirigentes indígenas de América Latina y a varios presidente centroamericanos. Evo habló una vez más de lo mismo, sin profundidad de pensamiento y sin sustancia. Se esperaba de él una reflexión sobre el tema indígena, sobre la importancia de la cultura y de la identidad, que habían abordado los otros oradores, pero él se puso a hablar de temas internos de Bolivia, como si estuviera en el Chapare o en la Plaza San Francisco.

Nuestro presidente no se ubica, no se da cuenta, y parece que tampoco oye a quienes lo rodean. Cree que lo hace bien repitiendo a la saciedad las mismas cosas. Volvió a la carga con lo del "colonialismo interno", la nacionalización de gas, la refundación de Bolivia... "Somos sub-campeones en la corrupción según las Naciones Unidas", dijo, atribuyéndole a Naciones Unidas semejante afirmación. Hablaba con el peso de su lengua, sin desarrollar los temas, decía generalidades sin profundizar en nada, picoteando aquí y allá las mismas consignas fundacionales que suele usar en Bolivia, y por lo visto, donde sea que viaja. Ni una sola idea rescatable, innovadora, original. Qué diferencia de calidad y profundidad con el discurso de Rigoberta Menchú o de Eduardo Stein.

En contraste con los mensajes con profundidad filosófica de los otros oradores, Evo no habló de los valores de los indígenas bolivianos, ni se refirió, como hizo Rigoberta, a la naturaleza y a la cosmovisión indígena de Bolivia. Evo no pronunció ni una sola palabra en quechua o en aymara, ni siquiera para disimular o para agradar a su auditorio. Parecía distraído o ausente, repitiendo de memoria y sin estilo algunos lugares comunes. Ojalá alguna vez llegue a estar a la altura del símbolo en que se ha convertido, y ojalá algún día se dé cuenta de que cuando abre la boca es en nombre de millones de indígenas de América Latina.

Otros artículos de Alfonso Gumucio D.

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



14 + 3 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Contactar al autor
Uhr 6

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014