Lunes 30 de marzo del 2020
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Opinión >> Comentarios y enfoque
Actualizado el 2006-08-13 a horas: 23:24:23

El tiro por la culata

Fidel y los gusanos

Alfonso Gumucio D.

Hoy cumplió 80 años Fidel. Hace dos semanas cuando se supo que estaba enfermo, los gusanos de Miami salieron a celebrar a la Calle 8. Algunos se dejaron llevar por el entusiasmo y anunciaron prematuramente la ?muerte? del líder cubano. Los viejos exiliados y sus descendientes, mantenidos con vida artificial durante décadas mediante desembolsos especiales del Congreso de Estados Unidos y de la CIA, se manifestaron en una pantomima jocosa, como si ellos tuvieran alguna importancia para Cuba o para el mundo.

Alfonso Gumucio Dagron

Alfonso Gumucio Dagron

Escritor, cineasta, periodista, fotógrafo y especialista en comunicación para el desarrollo. Ha trabajado en programas de comunicación para el cambio social en África, Asia, América Latina y el Caribe, con agencias de Naciones Unidas, con fundaciones internacionales y ONGs.

Fue miembro de la redacción del Semanario "Aquí" y ha publicado en un centenar de diarios y revistas de Bolivia, América Latina, Europa, Norteamérica, África y Asia. Dirigió películas documentales en varios países. Es Coordinador del Grupo Temático de Comunicación para el Cambio Social en la Asociación Latinoamericana de Investigadores de la Comunicación (ALAIC).

Ha publicado más de veinte libros de poesía, narrativa, testimonio, y estudios sobre literatura, cine y comunicación, entre ellos: Historia del Cine Boliviano (1982); Cine, Censura y Exilio en América Latina (1979); Luis Espinal y el Cine (1986); Las Radios Mineras de Bolivia (1989) en colaboración con Lupe Cajías; Comunicación Alternativa y Cambio Social (1990); La Máscara del Gorila (1982) Premio del Instituto Nacional de Bellas Artes de México; Haciendo Olas: Comunicación Participativa para el Cambio Social (2001), Antología de Comunicación para el Cambio Social (2008).

Contactos con el autor
close

Contacto con Alfonso Gumucio Dagron




8 * 2 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

También celebraron los “periodistas” Openheimer y Montaner afincados en Miami, eternos tamborilleros del desfile de los gusanos, quienes durante décadas han servido los intereses de Estados Unidos. Y Mario Vargas Llosa siguió rumiando conjeturas sobre esa muerte que tantas veces ha deseado. Pensaron que en Cuba la gente iba a salir a las calles a celebrar como ellos, pero el pueblo cubano -incluso la disidencia- reaccionó de manera muy distinta. Los gusanos y marielitos se quedaron con los crespos hechos porque no tienen todavía un cadáver para hacer su trabajo depredador; el tiro salió por la culata, no les va a quedar otra opción que tragarse la derrota, la fiesta se les ha aguado. Al final de cuentas Fidel sigue y seguirá con Cuba y con América Latina, aunque su cuerpo nos abandone en cualquier momento.

En Cuba los cubanos de verdad se preocuparon por la salud de Fidel, como lo atestiguan reportajes de los propios medios de información gringos. Y a nivel internacional la crema de la cultura y de la intelectualidad del mundo se manifestó en apoyo de Cuba frente a las amenazas de intervención. A sus 80 años no se puede esperar que Fidel siga jugando basketball pero sigue siendo ese hombre extraordinario que duerme apenas dos o tres horas por noche, y cuya capacidad de trabajo, su extraordinaria cultura y su lucidez admiran todos quienes lo han conocido.

Los cubanos saben que los meses, quizás los días, están contados para el cuerpo de Fidel, pero también saben que la figura de Fidel estará siempre allí, porque es uno de los grandes líderes que ha dado la historia contemporánea, no solamente a Cuba, sino a la humanidad. Su estatura intelectual y humana es inmensa y sobrepasa -puestos uno encima de otro- la de los nueve presidentes gringos a los que vio pasar Cuba desde 1959. Fidel es de la talla de los grandes personajes que trascienden en la historia, lo cual lo distingue de los burócratas de la política y de los populistas improvisados que duran lo que dura su breve paso por el poder. Ningún otro estadista del mundo atravesó la segunda mitad del siglo pasado con una estrella tan brillante sobre la frente como Fidel. Son muy pocos los líderes de esa categoría, y si hiciéramos comparaciones, que siempre son odiosas, nos divertiríamos poniendo al lado de Fidel a George W. Bush, ese ser insignificante (aunque poderoso) que se ha convertido en una amenaza para la humanidad.

Los detractores de la Revolución Cubana están siempre dispuestos a subrayar la "falta de libertad" o de "democracia" en la isla, pero no se fijan en sus propios países. No dicen nada de las violaciones sistemáticas de la libertad que comete Estados Unidos con sus atropellos a nivel planetario: Guantánamo, Abu Ghraib, prisiones clandestinas en todo el mundo, asesinatos cometidos por la CIA, etc. Desde la perspectiva de los gusanos aclimatados a Miami, Estados Unidos es un modelo de democracia, aunque el presidente sea elegido por una minoría de votantes, y aunque la participación política esté limitada por el sistema de dos partidos, muy similares, que se turnan en el poder desde siempre. Obviamente que hay más democracia y más opciones políticas en cualquier país de América Latina. En Cuba el sistema es diferente porque la democracia no se pone a prueba cada cuatro años en elecciones generales, sino día a día en la participación ciudadana. Y si hablamos de libertad de expresión, las voces que cuentan en un sistema como el de Estados Unidos, son siempre las mismas: las que tienen poder. Los demás no son sino una gota en el océano, de la que ni se habla.

A veces se olvidan sus críticos que Cuba es un país del Tercer Mundo, un mundo del subdesarrollo, de la pobreza y de la opresión. A Cuba hay que compararla con el resto de América Latina, no con Suecia o Finlandia. Es fácil decir que no hay libertad de prensa en Cuba cuando a 90 millas Estados Unidos tiene instalados poderosos canales de radio y televisión, pagados por los contribuyentes, que transmiten desde una base militar bajo la dirección de la CIA, y vuelcan sobre la isla la propaganda del gobierno gringo. Y es fácil decir que la economía cubana no alcanza para pagar mejores salarios, cuando existe desde hace 40 años un bloqueo económico que impide a las empresas de Estados Unidos comerciar con Cuba.

Las agresiones que Cuba ha soportado a lo largo de las últimas décadas hubieran bastado para aniquilar a cualquiera otro país, aún tratándose de una potencia económica. ¿No cayó acaso la Unión Soviética, Alemania Oriental y el resto de los países socialistas de Europa? Todo lo ha intentado el gobierno gringo contra Cuba, y no ha tenido éxito. Desde invasiones armadas y planes de asesinar a los dirigentes cubanos, hasta epidemias lanzadas sobre la isla para afectar su producción agropecuaria. De nada han servido millones de dólares invertidos en campañas militares o mediáticas contra Cuba. La pequeña isla resistió, con dignidad, y sin responder con violencia a las agresiones de Estados Unidos. A sólo noventa millas de la gran potencia imperialista, mantuvo no solamente su integridad física, sino que además creció, supo ofrecer mejores condiciones de vida a la población, como ningún otro país del mundo en tan poco tiempo, desarrolló un sistema avanzado de educación y de salud. En tres décadas, una isla sin grandes recursos energéticos, en condiciones económicas difíciles, se desmarcó de los problemas que aquejan al conjunto de los países del Tercer Mundo y en algunos campos incluso superó los índices de educación y de salud de países industrializados, incluidos los índices de Estados Unidos, que mantiene ciudades pobres en medio de la opulencia de un puñado de multimillonarios.

Por supuesto, este ejemplo de desarrollo, este ejemplo de sociedad solidaria, este ejemplo de pueblo que lucha no solamente por su dignidad sino por la dignidad del hombre, es un mal ejemplo a los ojos del imperialismo porque demuestra que el socialismo sí es viable al menos en un país. Este "mal ejemplo" es la única explicación para la larga historia de agresiones protagonizadas por Estados Unidos, pues a diferencia de otras acciones imperialistas en el mundo, en Cuba ni hay petróleo ni minerales que pudieran explicar la voluntad de dominación sobre la isla. La sola existencia de la experiencia cubana como paradigma del desarrollo solidario de la humanidad, pone en tela de juicio el modelo de desarrollo capitalista salvaje, basado en la explotación de los países más pobres, en la discriminación social y en la erosión progresiva de los valores humanos fundamentales.

Para el pueblo cubano está claro que el proceso de construcción de una sociedad solidaria no era posible si Fidel Castro no hubiese encabezado la Revolución. Fidel es un líder querido y respetado -en ningún caso temido- por el pueblo cubano. Aunque la propaganda norteamericana trate de favorecer una opinión pública contraria a Fidel, no logrará empañar su figura. Cualquiera que haya estado en Cuba sabe que la gran mayoría del pueblo cubano apoya y quiere a Fidel, y está dispuesta a luchar por él y por la Revolución Cubana. Claro que también hay disidentes, como en cualquier otro país, pero en Cuba son una minoría y su discurso no coincide con el de los gusanos pro-gringos de Miami.

La decisión sobre el futuro de Cuba está en manos de los propios cubanos. Es un país que ha dado suficientes muestras de independencia y dignidad como para que otros que no han logrado avances comparables, pretendan sugerir medidas políticas. Menos por supuesto Estados Unidos, que de democracia no tiene sino un rótulo que impone en las mentes débiles a través de la propaganda.

Otros artículos de Alfonso Gumucio D.

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



9 + 2 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Contactar al autor
Uhr 7

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014