Viernes 17 de agosto del 2018
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Sociedad >> Sociedad
Actualizado el 2006-07-24 a horas: 16:32:12

Entrevista con Emmanuele Lobina

Principios de una empresa pública de agua: democratización de la gestión, participación pública y control social transparente

(Agua Bolivia).- Emmanuele Lobina, es investigador en el PSIRU (www.psiru.org), unidad de investigación sobre servicios públicos, vinculada a la Universidad de Greenwich (UK). El PSIRU se ha convertido en un centro de referencia mundial por su enfoque crítico a la privatización del agua y saneamiento. Aprovechando su presencia en Bolivia, conversamos con Lobina acerca de los problemas de la participación privada en el sector, tomando como ejemplo a la Suez, socia mayoritaria de la empresa Aguas del Illimani (AISA), y las posibilidades de configurar una empresa pública.

  • Artículos relacionados

Artículos que le pueden interesar

P. ¿Desde su experiencia, cuales son los problemas más comunes en los diversos modelos de participación privada en el sector de agua y saneamiento?

R. Es la diferencia de poder con los representantes del interés público, por ejemplo un alcalde o los representantes de una comunidad. Hay una diferencia de poder, sea en recursos económicos, en conocimientos técnicos, en recursos legales. ¿Esto qué significa? que la empresa privada tiene el objetivo más claro: la maximización de la utilidad para sus accionistas privados, y tiene más recursos, más poder que los ciudadanos. En este sentido cuando hay un conflicto entre la utilidad y los objetivos de interés público, el operador privado, especialmente cuando es una empresa multinacional, normalmente tiene más fuerza que los actores sociales o los actores públicos. Ese es el problema: en el esfuerzo de llegar a objetivos sociales, de interés público, ya sea sostenibilidad, la expansión del sistema de alcantarillado, tarifas razonables, etc, hay problemas, porque el objetivo principal del actor más fuerte es otro.

Entonces, después podemos ver que estos conflictos pueden generar costos económicos, sociales, como en la guerra del agua en Cochabamba, y costos también para la estructura económica del estado, pues la disputa en el tribunal de arbitraje fue por muchos millones de dólares que la empresa privada pedía como indemnización.

Pero, no sólo en Bolivia, sino en muchos países de América Latina, África, Asia o Europa pasa lo mismo; la diferencia es que en Europa, cuando hay problemas en las tarifas, no genera un problema más grande con los usuarios, porque son más ricos; si el precio del agua sube, no es tan importante como en Bolivia, donde la gente no puede comer porque tiene que pagar el agua.

P. ¿La empresa francesa Suez, socia mayoritaria de Aguas del Illimani, tiene varios problemas y conflictos en el mundo. Podría comentarnos algunos de estos casos?

R. Hay muchos, como ser Argentina, en Buenos Aires, Santa Fe, Córdova. En Córdova, por ejemplo, en este momento están renegociando las tarifas; en Buenos Aires, el contrato fue renegociado muchas veces porque a la empresa no le gustaba lo que había escrito en los contratos, es decir los compromisos asumidos, y bajaron o postergaron los montos de las inversiones y subieron las tarifas. Hubo incumplimientos también, al final hubo una crisis en Argentina por la cual los pobladores no podían pagar, y entonces decidieron cortar el contrato. Hay problemas similares en Arezzo (Italia), en Poitou (Francia); no es un problema solamente de América Latina, hay los mismos problemas como corrupción, corte de las inversiones, renegociaciones de contrato para reducir las inversiones, incremento de precios, incumplimientos, etc.

P. Como alternativa a los modelos de participación privada, hoy se están discutiendo diversos modelos de empresa pública; el PSIRU, el centro donde usted trabaja, ha desarrollado enfoques y conceptos al respecto, ¿podría señalar los principales aspectos?

R. Hay muchos ejemplos de empresas públicas eficientes y exitosas en Europa y en países en desarrollo. Entre los principios comunes de estas experiencias, está la unión entre la gestión de las operaciones, una gestión eficiente reinvirtiendo las utilidades al máximo posible, que no se haga pago de dividendos al alcalde o al municipio, todos los recursos provenientes de las tarifas deben ser reinvertidos en el sistema mismo para crecer, para fortalecer y desarrollar el sistema; este es un aspecto más técnico, y va junto a una democratización de la gestión, una participación pública y un control social con transparencia, además de la posibilidad de identificar las responsabilidades entre los diferentes actores políticos, sociales y operacionales; que haya un control social mutuo, que haya entendimiento, coordinación, cooperación hasta lograr mismos objetivos.

Hay problemas muchas veces con las empresas públicas que no tienen la capacidad técnica o institucional, o conocimiento de lo que falta hacer para mejorar la situación. Nosotros decimos que en este caso una solución para desarrollar el servicio público de una manera sustentable, son las sociedades público-públicas, es decir sociedades entre una empresa pública y otra empresa pública, en un país del norte, o con una empresa pública del sur; puede ser también empresas públicas del mismo país. Pero una es más desarrollada, más fuerte, tiene la conciencia, la capacidad, y puede ofrecerla a la empresa menos desarrollada, menos fuerte. De esta manera, hay un entendimiento común de objetivos, pues las dos son empresas públicas; no hay lucro en esta sociedad, y todo se queda en el sistema para ser reinvertido en el sistema de la empresa menos desarrollada.

P. ¿En su opinión, que elementos deberían considerarse en la elaboración del nuevo modelo de empresa para las ciudades de La Paz-El Alto?

R. Los investigadores del extranjero pueden llegar a Bolivia con sus propias ideas, sus propios modelos que a veces no tienen nada que ver con el caso específico de Bolivia. Ése es un riesgo que no quiero, falta que yo conozca más la situación de Bolivia, de El Alto, quería que este criterio quede claro antes de proseguir.

Mi experiencia como investigador sugiere que los principios generales son los mismos en países diferentes. Me parece que la democratización de la empresa, de una democratización verdadera, no sólo formal, sino sustancial, dando una capacidad también de respuesta y responsabilizando a todos los actores institucionales involucrados, sería importante. Pero falta ver la posibilidad de complejizar en el caso específico Alteño; participación pública, control social, transparencia, responsabilidad... todo esto apunta a un fortalecimiento técnico de la gerencia. Falta ver todos estos principios, muy generales, aplicados en el caso específico.

Pero en todo esto, los actores locales tienen que tener un papel de protagonistas, porque sería incorrecto criticar al Banco Mundial de empujar a soluciones a los países en desarrollo, no ajustados a la situación social, y después hacer mas o menos lo mismo... aplicando el mismo método.

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



14 - 1 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Mas informacion
Uhr 6

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014