Viernes 22 de junio del 2018
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Opinión >> Comentarios y enfoque
Actualizado el 2006-07-24 a horas: 14:55:18

¿A dónde está andando nuestro mundo?

Rodolfo Faggioni

Los analistas y expertos nos dicen que nuestro mundo está andando hacia la cosmopolitización. Un proceso irreversible como sostiene uno de los mayores sociologos del mundo: el profesor Ulrich Beck.

Rodolfo Faggioni

Rodolfo FaggioniEs periodista boliviano. Actualmente vive y trabaja en Italia como corresponsal de medios de comunicación latinoamericanos. Desde 1975 es miembro de la Asociación de Prensa Internacional en Italia. En 1995 fue ganador del XXI Premio Internacional "DANTE ALIGHIERI" en Artes, Letras y Comunicación Social en la sección Periodismo.

Contactos con el autor
close

Contacto con Rodolfo Faggioni




6 * 2 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Si globalismo y globalización son parientes estrechos de la dimensión económica de la sociedad y por lo tanto del mercado mundial, cosmopolitismo y cosmopolitización son "la consecuencia social e imprevista de acciones dirigidas hacia otros" afirma el profesor Beck.

Una especie de heterogénesis de un proceso final. El cosmopolitismo no es una idea nueva o una nueva filosofia, solamente que en estos tiempos está otra vez poniéndose de moda con ímpetu, frente a los gigantescos fenómenos que la humanidad está obligada a desafiar en estos tiempos, desde el terrorismo a las guerras preventivas, de las pandemias intercontinentales a las perturbaciones climáticas o a los terremotos, de las migraciones bíblicas a la confrontación entre varias culturas de civilización y de religión.

Fue un grande filósofo, Emmanuel Kant, que más de dos siglos atrás expuso en pocas páginas un proyecto extraordinario de cosmopolitismo: "Ideas para una historia universal desde un punto de vista cosmopolítico", páginas que con el opúsculo "Hacia una paz perpetua" representan las líneas fundamentales para que "el género humano esté dispuesto a elevarse hacia ese estado en el cual todos los gérmenes que la naturaleza nos ha dado, desarrollen completamente". Intelectuales contemporáneos como Dahrendorf, Habermas y el mismo Beck están aplicando en estos últimos tiempos las teorias de Kant.

Siempre Kant es su libro "La mirada cosmopólita" da una idea fantasiosa del futuro de la humanidad, una de las tantas utopías que siempre han proliferado en la historia. Estaba convencido de la dramaticidad en la que se vive actualmente: "o nos salvamos todos o moriremos todos" decía. El cosmopolitismo no es por lo tanto un "optional", es una necesidad. Hasta hoy la solución de los problemas, de las relaciones entre continentes y naciones, entre culturas y religiones estaba regularizada según las leyes de la jungla: guerra, prepotencia, atropellos. Contra la diversidad se ha recurrido al genocidio, contra el cosmopolitismo nos hemos encerrado en el nacionalismo, contra las diferencias se ha impuesto la integración. El mundo no es un cuadro de un color solo, es un mosaico de infinitas teselas multicolores. No un crisol auspicia Beck, debería de ser la metáfora de la sociedad contemporánea. Mientras Kant estaba convencido de que el mundo de los hombres debería de parecerse a un bosque, donde los árboles para crecer y para no sofocar a los otros, crecen en altura en busca de aire y de sol. Tenemos que acostumbrarnos siempre más a la diversidad, porque siempre más aumentan los que desean condividir los bienes comunes de la tierra. Más que a un modelo utopístico de sociedad, que, históricamente ha generado los peores sistemas totalitarios, la idea kantiana acude a la capacidad del hombre para pasar "del más bajo grado de la animalidad hasta el más alto de la humanidad y esto por la inteligencia propia del hombre".

La noticia de estos días es que los multimillonarios Bill Gates y Warren Edward Buffet han decidido distribuir una parte de sus riquezas a los Países pobres, es un signo de esperanza. Pero, más allá de estos gestos significativos, el hecho de que millones de hombres gasten la propia vida para aliviar los sufrimientos de otros hombres, como lo hacen los médicos sin frontera, es la señal más evidente que la cosmopolitización está en acto.

Otros artículos de Rodolfo Faggioni

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



6 + 3 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Contactar al autor
Uhr 3

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014