Lunes 30 de marzo del 2020
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Opinión >> Comentarios y enfoque
Actualizado el 2006-06-23 a horas: 13:06:58

MAS veleidades autoritarias

Los tres sombreros del Presidente

Alfonso Gumucio D.

Cada cierto tiempo, el Presidente Evo Morales se erige en protagonista de algún hecho o declaración que en lugar de ayudar al proceso de cambio que vive el país, le echa barro encima. Las veleidades autoritarias del presidente le hacen olvidar que no está dirigiendo el sindicato de cocaleros, sino el país, y que por lo tanto se debe a todos los bolivianos, y no a los de su federación o de su partido.

Alfonso Gumucio Dagron

Alfonso Gumucio Dagron

Escritor, cineasta, periodista, fotógrafo y especialista en comunicación para el desarrollo. Ha trabajado en programas de comunicación para el cambio social en África, Asia, América Latina y el Caribe, con agencias de Naciones Unidas, con fundaciones internacionales y ONGs.

Fue miembro de la redacción del Semanario "Aquí" y ha publicado en un centenar de diarios y revistas de Bolivia, América Latina, Europa, Norteamérica, África y Asia. Dirigió películas documentales en varios países. Es Coordinador del Grupo Temático de Comunicación para el Cambio Social en la Asociación Latinoamericana de Investigadores de la Comunicación (ALAIC).

Ha publicado más de veinte libros de poesía, narrativa, testimonio, y estudios sobre literatura, cine y comunicación, entre ellos: Historia del Cine Boliviano (1982); Cine, Censura y Exilio en América Latina (1979); Luis Espinal y el Cine (1986); Las Radios Mineras de Bolivia (1989) en colaboración con Lupe Cajías; Comunicación Alternativa y Cambio Social (1990); La Máscara del Gorila (1982) Premio del Instituto Nacional de Bellas Artes de México; Haciendo Olas: Comunicación Participativa para el Cambio Social (2001), Antología de Comunicación para el Cambio Social (2008).

Contactos con el autor
close

Contacto con Alfonso Gumucio Dagron




15 * 3 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Claramente, constituye un conflicto de intereses para el presidente de una nación, mantener su cargo como jefe de un partido, y como dirigente de una federación de sindicatos. Son funciones incompatibles, como se puede ver a través de las actitudes presidenciales. Lo peor de todo, es que Evo Morales no se da cuenta de ello y no es capaz de hacer la diferencia entre sus tres sombreros. El riesgo, a este paso, es que el presidente de los bolivianos, el dirigente cocalero y el jefe del MAS, añada un nuevo sombrero a su colección: una boina de autoritarismo.

Con motivo del referéndum sobre las autonomías, Evo Morales se ha desmarcado claramente de su rol de presidente de todos los bolivianos, tomando partido por una opción, la del NO a las autonomías, con el argumento de que estas van a favorecer a los ricos. Ese argumento es, además de demagógico, una gran babosada, porque de lo único que se trata en el referéndum es de adoptar una posición nacional con relación al principio autonómico. El referéndum no establece el detalle del proyecto autonómico, ni quienes van a ser los dueños de las autonomías. Eso se discutirá después, si es que no se le cierra el camino antes de empezar. Con el argumento de Evo Morales, no habría autonomías en España. Personalmente creo que las autonomías en España son un modelo interesantísimo que por una parte reconoce la diversidad cultural e histórica de las regiones, y por otra descentraliza el poder que durante tanto tiempo estuvo mal manejado desde el centralismo de Madrid. En Bolivia también necesitamos un régimen autonómico que relativice el poder absolutamente centralista de La Paz (que ni siquiera es la capital). La discusión sobre las autonomías no debería asustarnos, porque es un proceso consecuente con la descentralización y con la participación popular. Me da tristeza ver que departamentos que han sido toda su vida marginados por el Estado centralista, ahora se compren el discurso anti-autonómico, para seguir en las mismas condiciones paupérrimas de siempre. Y todo porque el presidente y una parte del MAS maneja un discurso regionalista que asusta. Nos quiere hacer creer que las autonomías equivalen a una independencia de Santa Cruz o de Tarija, y que el país se va a disgregar. Eso equivale a decir que todos los ciudadanos de Santa Cruz o de Tarija son ricos, o son estúpidos... ¿Acaso no hay en esos departamentos campesinos, obreros, trabajadores empobrecidos que tienen conciencia política y la capacidad de intervenir en una discusión sobre el modelo autonómico más adecuado? ¿Por qué se quiere cerrar ese debate antes de que empiece?

Ese tipo de campaña contraria a la verdad debería ser sancionada por la Corte Nacional Electoral, porque se basa en suposiciones y mentiras. Los discursos de Evo son demagógicos, llenos de consignas pero sin ideas fuerza. Le falta inteligencia para llevar adelante con más habilidad un proceso de cambio que no enfrente a los bolivianos. ¿Y todavía quieren cambiar la constitución para que el presidente pueda ser reelecto? La democracia sufriría mucho si eso sucediera. Además, sería una confesión del MAS de que no tiene una pieza de recambio para presentar a las próximas elecciones generales, qué triste.

El autoritarismo sindicalero de Evo Morales está contaminando (y minando) el proceso de renovación social, económica y política que quiere vivir Bolivia. Mientras el Vice-Presidente (más cauteloso y más hombre de Estado), procura que el ejecutivo mantenga una posición de neutralidad (ya que representa a todos los bolivianos, y no solamente a los del MAS), el Presidente está en abierta campaña proselitista y torpe contra las autonomías. Irrumpió, según leemos, en una reunión de la bancada parlamentaria del MAS para exigir vehementemente que los diputados y senadores sean más explícito en su campaña por el NO.

El Presidente no respeta en absoluto la independencia de poderes, la desconoce. Es más, está dispuesto a desconocer también los resultados del referéndum. Los mensajes que ha lanzado hasta ahora hacen que los votantes se hagan la pregunta: "Vale la pena votar?" ¿Con qué entusiasmo va ir a votar el ciudadano boliviano cuando siente que el propio presidente está dispuesto a avasallar la voluntad popular? Si Evo no respeta a los bolivianos, los bolivianos van a perderle respeto muy pronto. Además, su estilo agresivo y torpe de matón dice mucho de sus limitaciones personales para llevar adelante este proceso. Con sus actitudes, Evo le da armas a la derecha y al imperialismo todos los días.Repito lo que ya he dicho varias veces en estas columnas: lo importante es el proceso de cambio, no el dirigente. Si Evo Morales continúa en esa vía autoritaria, puede pasar a ser prescindible. En cualquier caso, a los que apostamos por el proceso de transformación del país, nos parece más importante mantener el proceso, que su actual cabeza visible.

Otros artículos de Alfonso Gumucio D.

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



11 - 6 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Contactar al autor
Uhr 5

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014