Domingo 16 de diciembre del 2018
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Opinión >> Comentarios y enfoque
Actualizado el 2006-05-11 a horas: 11:00:24

Migraciones transnacionales en Bolivia

(GAMS).- Moverse es vivir; y en ello, la dispersión suele ser un recurso que las sociedades desarrollan para reproducirse. Esta premisa es harto conocida y practicada en Bolivia. Siguiendo una perspectiva histórico-cultural la movilidad poblacional en estos lugares ha desarrollado experiencias, estrategias y sistemas de diversificación ocupacional generando fuentes complementarias de ingresos mediante la utilización de diversos espacios geográficos y socioculturales.

En este sentido se puede afirmar que en Bolivia existe una tradición migratoria que es estructural a su composición social misma, aunque está claro que estas migraciones acontecen en directa relación con dinámicas económicas, sociales o políticas mucho más amplias según los contextos y momentos históricos. Situaciones locales o nacionales de crisis hace que surja la necesidad de multiplicar las experiencias de búsqueda, acceso y adaptación laboral a niveles no sólo nacionales sino también internacionales, lo cual induce a la ampliación de los perfiles migratorios, ya sea en términos de edad, género, calificación profesional o de estatus migratorio. Así mismo se dan variaciones en las temporalidades de la movilidad en términos de duración, frecuencia, recurrencia individual y/o generacional; como también de las formas espaciales del desplazamiento, diversificación de los recorridos y de los destinos, multiplicación de lugares sucesivos de instalación, utilización de lugares de tránsito, etc.

Durante todo el siglo pasado los procesos migratorios internacionales bolivianos focalizaron como lugares de destino masivo básicamente a tres países(1): Argentina, Estados Unidos y Brasil. La República Argentina fue desde finales del siglo diecinueve el destino tradicional de la emigración boliviana, concentrada primero en ámbitos fronterizos y de índole básicamente agrícola (zafra de caña de azúcar) pasó con el transcurrir del tiempo a esferas urbanas centradas sobre todo en la Provincia de Buenos Aires y dedicada a la construcción, los servicios y la manufactura. Los Estados Unidos de Norteamérica surgió con gran fuerza como país de oportunidades de empleo en la segunda mitad de siglo, hacia la década de los años sesenta y con mayor fuerza en los setenta y ochenta, se trata sobre todo de una migración de estratos medios urbanos, aunque también involucra a sectores campesinos de los valles centrales del país. Por su parte Brasil emerge como polo de atracción laboral entre los años ochenta y noventa, reproduciendo en cierta medida patrones similares a los de la migración fronteriza de la Argentina.

En lo que va de este siglo, se han experimentado transformaciones significativas en los patrones migratorios internacionales que hacen al habitus de movilidad espacial en Bolivia. La magnitud de los flujos nos llevan a estimar que estamos en un periodo de fuerte éxodo, donde los nuevos destinos focalizados básicamente en Europa emergen como el gran mercado laboral en el mediano y largo plazo. Los novedosos perfiles que emergen de estas dinámicas y que tienen que ver con la feminización del proceso, población con niveles elevados de estudio, mayor frecuencia de circulación espacial que van aparejados con aspectos propios de la globalización tales como el acceso a información, mayores posibilidades de desplazamientos largos, sistema de comunicaciones, etc.) nos hacen presumir una nueva faceta de la movilidad poblacional en estas latitudes. Esto queda plenamente confirmado a partir de los datos presentados por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) referidos a las remesas de los migrantes; este estudio menciona que el año pasado, Bolivia recibió por concepto de remesas la suma de 860 millones de Dólares Americanos, provenientes en orden de importancia de los EE.UU., Europa y Latinoamérica; aunque en términos de magnitud de población la relación se hace inversa.

Estos contextos diversos y complejos hacen necesarios, por un lado, tejidos conceptuales y metodológicos más amplios para analizar e interpretar estas nuevas realidades marcadas por un creciente "transnacionalismo". Esta noción (y con mayor especificidad la de ‘comunidades transnacionales') hace referencia a ‘campos emergentes' que se caracterizan por vínculos sólidos y fluidos que mantienen los migrantes internacionales con sus lugares de origen, así como con la creciente movilidad de tipo circulatoria o repetitiva y el surgimiento de los estados-nación desterritorializados. Buena parte de la viabilidad y desarrollo de estas ‘comunidades transnacionales' se basa en los nexos que se generan entre los lugares y/o países involucrados, nexos que se efectivizan a partir de redes sociales (parentesco, solidaridad, paisanaje) y prácticas culturales que autodefinen y recrean pertenencias, fidelidades e identidades de tipo nacional.

Por otro lado, la dimensión del fenómeno hace también imprescindible la acción directa de los estados nacionales, no en términos unilaterales sino en concordancia con esos fluidos vínculos se que establecen entre distintos lugares y en diversos momentos y espacios de las actuales dinámicas migratorias. Sin embargo, debe quedar claro también que ciertas acciones se hacen prioritarias, como la exigibilidad de los derechos de todos los trabajadores migratorios y de sus familias reconocidos por la Convención de Naciones Unidas, en la medida que se asume a este sector como de alta vulnerabilidad. Asimismo aspectos como la reducción de las tasas de transferencia de las remesas a cero es otro aspecto entre muchos otros en lo cual se debe trabajar desde la perspectiva estatal. Frente a los vientos de cambio que se perciben en la sociedad boliviana habrá que sumar nuevos hálitos para que los vientos se hagan vendavales de profunda transformación en virtud a las realidades que vivimos y percibimos.

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



9 + 4 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Mas informacion
Uhr 5

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014