Martes 18 de diciembre del 2018
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Internacional >> EEUU
Actualizado el 2006-04-11 a horas: 10:27:29

Los emigrantes pierden el miedo y masifican la lucha por sus derechos civiles; el 1 de mayo habrá huelga general

Histórico: la fuerza latina toma las calles de Estados Unidos

(Bolpress y agencias).- Una marea humana blanca inundó este lunes las calles de decenas de ciudades de Estados Unidos reclamando la aprobación de una reforma migratoria justa y la legalización de centenas de miles de emigrantes indocumentados que aportan cada año hasta 90 mil millones de dólares a la economía norteamericana.

Manifestantes hispanos en primera fila (se calcula que son más de 40 millones de personas), seguidos por asiáticos, europeos y africanos demostraron todo el poder de los emigrantes en un país construido por emigrantes. Su principal objetivo es sensibilizar a los sectores más conservadores del Congreso norteamericano que debaten una draconiana ley migratoria y conseguir la legalización de al menos 12 millones de personas que viven a la sombra. "Contando las manifestaciones del domingo y de este lunes a nivel nacional son más de tres millones de personas en las protestas", estimó Nativo López, presidente de la Mexican American Political Association (MAPA), una de las redes organizadoras de las protestas en Los Angeles y en todo el país. Se trata de la movilización permanente más importante de la historia de Norteamérica, solo comparada con las protestas sociales por los derechos civiles de los años 60 del siglo pasado.

El domingo, medio millón de personas se manifestaron en Dallas (Texas), decenas de miles de San Diego (California) y miles más en Miami (Florida) y otras ciudades. Empezaron a primera hora de la mañana en la ciudad de Atlanta, en el Estado de Georgia, después siguieron en Kentucky, Mississippi, Carolina del Norte y del Sur, Tennessee, Virginia, Florida, California, Nueva York, Nueva Jersey, Texas y Washington. Fue en Atlanta donde decenas de miles deinmigrantes reclamaron justicia al grito de “Sí se puede”, el lema de los cosechadores de uva de origen mexicano en California en los años 60.

Este lunes, se calcula que las protestas agruparon al menos 450 mil personas de costa a costa, en al menos 90 ciudades, sin contar las protestas de Los Angeles que comenzaron más tarde -y donde medio millón de personas se manifestó el 25 de marzo-. Se calcula que 125 mil personas salieron a las calles de Nueva York. "Nos despertamos, agarramos valor, se fue aquel miedo que siempre teníamos", dijo Gabriela García, mexicana de 37 años, en referencia a la metáfora del "gigante dormido" con el cual se comparaba hasta ahora a los hispanos en Estados Unidos.

Más de 100 mil personas, muchas vistiendo camisetas blancas para simbolizar la paz, se reunieron en Washington, desbordando la larga explanada de césped que va desde el Capitolio a la Casa Blanca. Más de 100 mil personas se movilizaron también en el sureste de Estados Unidos, sobre todo en Ft. Myers y Georgia, paralizando el tráfico y los accesos. Otras 100 mil tomaron las calles de Phoenix (Arizona), al grito de "Hoy marchamos, mañana votamos". “Esto es algo que no va a desaparecer, se está politizando, y si no hay una reforma habrán repercusiones políticas”, advirtió a AFP Joshua Hoyt, organizador de las protestas en Chicago.Los emigrantes latinos también se hicieron escuchar en Lake Worth (Florida), Jackson (Mississippi), Las Vegas (Nevada), Omaha y Lincoln (Nebraska). El senador estatal Eric T. Scheiderman urgió a miles de personas a asistir a la concentración "porque se necesita enviar un fuerte mensaje a Washington y a los sectores antiinmigrantes de que no vamos a tolerar un proyecto de ley que intente criminalizar a este sector".

Bush pide "compasión"

El partido republicano se ha dividido frente a la impresionante manifestación de fuerza de los latinos. El presidente George W. Bush pidió “compasión para los extranjeros y propuso otorgar permisos de trabajo temporarios. Senadores de su partido y algunos demócratas anunciaron la semana pasada un acuerdo para legalizar a 10 de los 12 millones de indocumentados, mejorar la seguridad fronteriza y otorgar 325 mil visados de trabajo temporario a extranjeros cada año, pero menos de 24 horas después fracasaron en su intento de aprobar las medidas antes de un receso parlamentario.El presidente de la Comisión Judicial del Senado, Arlen Specter, prometió que el 24 de abril, cuando termine el receso, el debate será reanudado. Sin embargo, muchos temen que la oportunidad de lograr una reforma migratoria amplia este año ya fue desperdiciada.

Las diferencias entre legisladores republicanos y demócratas casi sepultaron el viernes la iniciativa Hagel-Martínez, tendiente a legalizar a los entre 10 y 12 millones de indocumentados que viven en el país. El texto, discutido en el Senado, sólo recibió 38 de los 60 votos indispensables para evitar las enmiendas introducidas por los copartidarios del presidente Bush, las cuales cambian la esencia del acuerdo bipartidista logrado tras largos intercambios.

Luego del debate, los republicanos votaron en bloque y arrastraron con ellos a seis demócratas. Con las enmiendas, los oficialistas pretenden reducir la cifra de personas que puedan legalizarse, y así debilitar el proyecto del Senado antes de que sea conciliado con la controversial restrictiva HR4437 del representante James Sensenbrenner, rubricada en diciembre último por la Cámara baja.

A fines de 2005, la Cámara de Representantes aprobó un duro proyecto de ley que prevé la construcción de un muro de más de 1.000 kilómetros en la frontera con México, convertir en un delito penal el ser un indocumentado, y penalizar a quienes los ayuden o empleen.

Duncan Hunter, representante republicano a la Cámara Baja por California, propuso la construcción de una barrera para cerrar la frontera con México controlada por censores y otros equipos electrónicos de seguridad. Según Hunter, los inmigrantes "crean un impacto negativo sobre nuestro estilo de vida, inundando nuestro sistema sanitario y escuelas y sobre todo amenazando nuestra seguridad".

¿En qué país del mundo deciden los inmigrantes o los gobiernos del extranjero cuáles serán las leyes de inmigración? ¿Pudiera los Estados Unidos recibir a todos los que quisieran entrar a vivir en EEUU? ¿No puede haber algunos indeseables entre los miles que a diario cruzan las fronteras para entrar sin permiso en EEUU? ¿Qué motivo pudiera tener el gobierno de México, o algún otro país, por insistir que sus ciudadanos tengan pleno derecho de aprovecharse de los derechos de los ciudadanos de EEUU? Puesto que EEUU no puede recibir a todos los que quisieran venir a EEUU, ¿cuál sería la mejor solución para los problemas de los demás países, los problemas que motivan a sus ciudadanos a tratar de llegar a EEUU? Esas son sólo algunas preguntas que se hacen los sectores más conservadores del norte, y los activistas por los derechos humanos tienen una respuesta demoledora.

La política norteamericana impuesta en los países de centro y Sudamérica es la causa directa de la quiebra de las economías locales que terminan por expulsar a la mano de obra hambrienta y desempleada. Los tratados de libre comercio, por ejemplo, han expulsado del campo a un poco más de 1,3 millones de campesinos que hoy cruzan la frontera en busca de mejor futuro. Esos mismos acuerdos seguramente estimularán la emigración ilegal de Centroamérica, cuando los efectos del “libre comercio” del Cafta o del TLC Andino se comiencen a sentir.

Boicot general

Algunos miembros de la “campaña de la dignidad de los inmigrantes” piensan llamar a un boicot nacional el próximo 1 de mayo para que se convierta en un día sin trabajar y sin comprar. La acción directa es su única manera de plantarle cara al Congreso después de que el Senado fuese incapaz de aprobar el pasado viernes la ley que hubiese permitido regularizar en primera instancia la situación de, al menos, 7 de los 12 millones de indocumentados.

Para ese día se preparan ya las pancartas con leyendas particulares que llamaron la atención en los últimos días: “No somos criminales”; “Nosotros somos Estados Unidos”; “Tenemos un sueño”, en referencia al líder de los derechos civiles Martin Luther King.Las agrupaciones se encuentran ya planificando huelgas, sabotajes a productos y otras medidas. Algunos desean enfrentarse a los legisladores, incluyendo al senador Bill Frist, el líder republicano que ha respaldado disposiciones que enfatizan la aplicación de la ley sobre ciudadanía.

Mientras los “negros” salen a las calles para reclamar respeto y dignidad en la supuesta tierra de la libertad, los blancos de clase media tiemblan, y con razón. Tres de cada cuatro estadounidenses piensa que su gobierno no está haciendo lo suficiente para detener la inmigración ilegal, según una encuesta publicada por el diario The Washington Post y la cadena ABC. Sólo 21% de los ciudadanos está satisfecho con las medidas del gobierno para detener el flujo. Solo uno de cada tres encuestados comparte las medidas tomadas por Bush para manejar el problema.

En las últimas tres décadas el número de inmigrantes en la población activa de Estados Unidos ha pasado de representar un 2,6% en 1970 al 13% en 2003. El 46% de la población de California procede de México. En las plantas de carne Carolina del Sur, la mitad de los 26 mil trabajadores que despedazan cerdos y pollos son hispanos.

Semejante fuerza, la más grande de las “minorías” étnicas de Estados Unidos, tiene el poder para horadar la maquinaria de la capital del capitalismo y tal vez dominar a la bestia desde sus entrañas.

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



10 + 1 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Mas informacion
Uhr 8

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014