Viernes 3 de abril del 2020
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Opinión >> Comentarios y enfoque
Actualizado el 2006-02-22 a horas: 01:22:37

Un mes de gobierno de Evo

Boca de escopeta

Alfonso Gumucio D.

En artículos que escribí sobre Evo Morales antes de que fuera Presidente de la República, dije varias veces que el dirigente del MAS tenía una boca de escopeta porque hacía declaraciones incendiarias y sin fundamento. Lamentablemente (y lo digo con preocupación), no me queda sino ratificar lo dicho antes: Evo Morales tiene boca de escopeta.

Alfonso Gumucio Dagron

Alfonso Gumucio Dagron

Escritor, cineasta, periodista, fotógrafo y especialista en comunicación para el desarrollo. Ha trabajado en programas de comunicación para el cambio social en África, Asia, América Latina y el Caribe, con agencias de Naciones Unidas, con fundaciones internacionales y ONGs.

Fue miembro de la redacción del Semanario "Aquí" y ha publicado en un centenar de diarios y revistas de Bolivia, América Latina, Europa, Norteamérica, África y Asia. Dirigió películas documentales en varios países. Es Coordinador del Grupo Temático de Comunicación para el Cambio Social en la Asociación Latinoamericana de Investigadores de la Comunicación (ALAIC).

Ha publicado más de veinte libros de poesía, narrativa, testimonio, y estudios sobre literatura, cine y comunicación, entre ellos: Historia del Cine Boliviano (1982); Cine, Censura y Exilio en América Latina (1979); Luis Espinal y el Cine (1986); Las Radios Mineras de Bolivia (1989) en colaboración con Lupe Cajías; Comunicación Alternativa y Cambio Social (1990); La Máscara del Gorila (1982) Premio del Instituto Nacional de Bellas Artes de México; Haciendo Olas: Comunicación Participativa para el Cambio Social (2001), Antología de Comunicación para el Cambio Social (2008).

Contactos con el autor
close

Contacto con Alfonso Gumucio Dagron




9 - 3 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

En apenas un mes de haber asumido la Presidencia de la República ha multiplicado acusaciones sin sustancia. Pareciera que sigue en la oposición y en manifestaciones públicas. Lamentablemente, dispara antes de preguntar. Lo curioso es que después de acusar, instruye a su subalternos para que “encuentren pruebas”, y claro, “encuentran” (aunque quizás esas pruebas no resistirían un análisis serio); en otras palabras, admite que acusó sin pruebas. Eso no le favorece, ni dentro ni fuera del país. Quisiéramos que la buena imagen que construyó a lo largo de su gira internacional se mantenga.Cuando Evo Morales triunfó en las elecciones, expliqué en un artículo las cinco razones por las que me había alegrado de que Evo llegara al poder. Sigo confiando en que esta es una oportunidad para cambiar al país y para hacerlo más democrático, tolerante y participativo a través de una nueva constitución que deberá elaborar la Asamblea Constituyente. Ya sabemos que no habrá revolución socialista, pero por lo menos una reforma que favorezca a las mayorías. Sin embargo hay señales que no son buenas; hay un manejo de los temas y un lenguaje que deja mucho que desear, más aún en un presidente. Las acusaciones contra los vocales de la Corte Nacional Electoral, contra el director del Servicio Nacional de Caminos o contra los productores bananeros, son lamentables porque no vienen acompañadas de sustancia. Acusar a los bananeros de traficar con cocaína es una paradoja para un dirigente del Chapare que sabe perfectamente que muchos campesinos pisan coca y están metidos hasta el cuello en la producción de cocaína. Y ya que hablamos del Chapare: haber aceptado su reelección como máximo dirigente cocalero, constituye un caso flagrante de conflicto de intereses. ¿A quién va a servir, a los cocaleros o al conjunto la población boliviana? No soy de los que piensa que hay que ajustarle las clavijas al gobierno y pedirle resultados en 100 ni 200 días. Hasta ahora no ha habido nada grave que reprocharle. Me parece que hay que darle más tiempo, un año siquiera, para ver los primeros resultados de su gestión. No deja de ser cierto, sin embargo, que Evo Morales no le dio respiro a Carlos Mesa, y no le concedió ni 100 ni 50 ni 10 días. En las calles exigía medidas inmediatas, de la noche a la mañana, que estuvieran exactamente enmarcadas en lo que quería el MAS. Lo paradójico es que ahora Evo Morales lleva ya un mes en el gobierno y no ha tomado las “medidas inmediatas” que él mismo exigía en la oposición. Y el resultado es que la propia gente que propulsó las famosas “agendas” sociales no está dispuesta a esperarlo. Hemos sido testigos de la agresividad de algunos dirigentes de movimientos sociales, que a pesar de haber salido muy mal parados en los resultados electorales, han empezado a hostigar al gobierno. Uno de ellos es Olivares que dice que Evo es presidente gracias a él y a la llamada “guerra del agua” de Cochabamba. Olivares quiere llevar “agua” a su molino, pero lo que tiene en jactancia no tiene en seguidores. Es un perdedor. Claro que tan malos como los enemigos acérrimos, son los incondicionales llunkus. No tener capacidad de crítica y autocrítica en el interior de un movimiento de izquierda me parece lamentable. Los llunkus pueden llevar al gobierno a la quiebra, igual que la oposición. Es una pena que cuando asumió la presidencia Evo haya olvidado lo que Víctor Hugo Cárdenas, otro indígena, dijo cuando juró como Vicepresidente. Al tradicional “ama sua, ama quella y ama llula” (no seas ladrón, no seas flojo, no seas mentiroso), pidió añadir el “ama llunku” (no seas servil).No debemos pretender que en 100 días o un año se solucionen problemas que se arrastran durante varias décadas, pero por otra parte debemos exigirle al gobierno un programa económico y social, y un cronograma de trabajo que hasta ahora no ha presentado. Necesitamos saber que en el primer año se hará tal cosa, en el segundo año tal otra, en el tercer año… etc. El gobierno de Evo Morales tiene todas las condiciones para hacerlo, como ningún gobierno anterior: excelente contexto internacional, situación económica muy favorable, masivo apoyo social interno, mayoría parlamentaria, etc. Un gobierno que pretende transformar al país no puede actuar improvisadamente. Ojo, no le vaya a pasar lo que a Goni, que se encerró en el palacio y postergó indefinidamente decisiones importantes que debía tomar como presidente. Dicen que Evo, a diferencia de Goni, se levanta temprano y trabaja desde las seis de la mañana. Esto constituye un buen ejemplo en un país donde la productividad laboral es una de las más bajas del mundo, sin embargo, no olvidemos el dicho: “no por mucho madrugar amanece más temprano”. En otras palabras, ¿en qué se van esas horas de trabajo si no hay todavía un cronograma y un plan de gobierno? Lo que tenemos es una filosofía de gobierno, con la que la mayoría de la población está de acuerdo: los diez puntos de la plataforma electoral del MAS. Pero de ahí a los planes de gobierno que hagan posible la concreción de esa plataforma, hay un buen trecho. Como dije antes: el país necesita ver una propuesta de cronograma de trabajo con metas definidas.Por ejemplo, durante la campaña electoral se habló de “erradicar el analfabetismo” en pocos meses. Esa oferta, a mi juicio irresponsable, no ha tenido mayor seguimiento una vez en el gobierno. No conozco al Ministro de Educación, el Sr. Patzi, pero a juzgar por lo que leo en las noticias, no conoce las prioridades de la educación en Bolivia. La calidad de la educación no parece interesarle a pesar de ser uno de los principales problemas; su única medida ha sido ofrecer un aumento salarial del 7% a los maestros, aumento ya anunciado por el gobierno anterior. Eliminar el analfabetismo no es cuestión de una campaña masiva. Tengo serias dudas de que el gobierno pueda poner en marcha una movilización nacional para alfabetizar, como se hizo en Cuba o en Nicaragua. Aunque eso fuera posible con apoyo internacional y mucha voluntad colectiva, las campañas de alfabetización no sirven si no vienen acompañadas de una ampliación real de la cobertura nacional del sistema educativo, y no solamente a través un mayor número de escuelas y maestros, sino con un sistema que ofrezca calidad en la educación, cosa que los maestros actuales no pueden ofrecer porque muchos no son maestros normalistas o porque en los años de ejercicio no han actualizado sus conocimientos. Lo único que podemos esperar de una campaña sin re-estructuración del sistema educativo, es analfabetas funcionales al cabo de un tiempo. Al abolir la Reforma Educativa en lugar de mejorarla, el gobierno ha tirado por tierra muchos años de trabajo.No es la única paradoja que estamos viendo. Al gobierno de Carlos Mesa se le criticó por sugerir que se podía negociar con Chile usando el gas como medio de persuasión: gas a cambio de una salida al mar. “Nada con Chile”, fue la reacción de los más obtusos (aunque todos consumimos numerosos productos chilenos de contrabando). Se escandalizaron cuando Argentina le re-vendió gas boliviano a Chile. Pero ahora, las relaciones con Chile van viento en popa, y la negociación de gas por salida al mar no se excluye en absoluto. Lagos fue cordialmente recibido en Bolivia y se espera un gran recibimiento a Evo en Chile a fines de marzo. A mi me parece bien que negociemos con Chile, más aún con el nuevo gobierno socialista de Michelle Bachelet. Lo que me molesta es el doble discurso, la falsedad y la hipocresía: lo que ayer se censuraba virulentamente, hoy se hace. Hay una necesidad imperiosa de que el gobierno del MAS muestre un rumbo coherente y seguro, con programas, planes y propuestas transformadoras o por lo menos innovadoras. Menos declaraciones y más acciones, no solamente simbólicas como la reducción de salarios del ejecutivo. El presidente debe asumirse como tal y cuidarse de lo que dice, porque cada vez que dice alguna tontería le hace daño al país y a su propia popularidad, y le da más armas a la derecha para solazarse en atacarlo.

Otros artículos de Alfonso Gumucio D.

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



6 - 6 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Contactar al autor
Uhr 8

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014