Sábado 18 de agosto del 2018
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Opinión >> Comentarios y enfoque
Actualizado el 2006-01-10 a horas: 21:15:36

Elecciones chilenas: hacia un cambio de su sistema

Isaac Bigio

El domingo 15 de diciembre se realiza en Chile la segunda vuelta presidencial entre Michele Bachelet, la primera mujer socialista que puede ganar una elección sudamericana, y Sebastián Piñera, el primer líder no pinochetista que une a la actual derecha mapochina. Sea cual sea el resultado es probable que el modelo bipolar chileno vaya entrando a su fin y que se abra paso a un nuevo sistema basado en cuatro o cinco campos.

Isaac Bigio

Isaac BigioIsaac Bigio es un analista internacional formado en la London School of Economics & Political Sciences. En ésta, considerada la principal universidad internacional especializada en ciencias sociales, él ha obtenido grados y postgrados en Historia y Política Económica, y ha estado investigando y enseñando. Su especialidad son países en conflicto y transición entre distintos sistemas sociales.

Ha llevado cursos y seminarios en el Instituto Europeo, la Escuela de estudios Asiáticos y Orientales, la escuela de Estudios Eslávicos y Europeo Orientales así como en otras dependencias de la Universidad de Londres. Es una de los analistas que habla castellano o portugués con mayor conocimiento de las guerras en Afganistán, el Medio Oriente o los Balcanes.

Sus artículos han sido publicados en unos 200 medios en 5 continentes. Es columnista regular de El Comercio (Perú y Ecuador), La Patria (Bolivia), El Panamá América, Noticias (Reino Unido), La Opinión (EEUU) y otros diarios y decanos. Colabora con la BBC, CNI, Canal N, Radio Progreso y diversas emisoras de radio y TV. Sus escritos son difundidos por medios afiliados al ALAI, Adital, al Grupo de Diarios de América y otras redes de prensa. Diversos diarios electrónicos le han creado páginas web entre ellos Notionline, informativos.net, altopilar.com, analítica.com, Gran Valparaíso y El Ojo Crítico Digital. En 1998 obtuvo 2 Premios significativos: el de la Excelencia de Dillons-Waterstone (la mayor librería británica), y el E.H. Carr del Departamento de Política Internacional de la Universidad de Gales, Aberyswyth (el primer departamento de dicha disciplina en el mundo). Isaac Bigio se encuentra escribiendo un libro sobre la revolución boliviana de 1952.

Contactos con el autor
close

Contacto con Isaac Bigio




13 * 2 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

La década de los ochentas se fue junto a la dictadura militar. Desde que la democracia representativa retornó en los noventas las presidenciales chilenas quedaban polarizadas entre dos campos: la de los que estuvieron por el No o por el Sí a Pinochet. Esto permitió la sobrevivencia de la Concertación, la misma que ha gobernado 16 años.

Chile es el único país en que socialcristianos y socialdemócratas han compartido tanto tiempo el poder. Ambas corrientes internacionales son las principales fuerzas en la Unión Europea y las coaliciones nacionales entre ambas suelen ser transitorias. El vecino Perú va a tener elecciones el 9 de Abril y existen posibilidades que en la segunda ronda acaben compitiendo la socialcristiana Lourdes Flores y el socialdemócrata Alana García, cuyos partidos jamás han co-gobernado.

Sebastián Piñera concibe que, para que la derecha liberal retorne al poder es imprescindible romper este bloque sin precedentes a escala internacional. Su partido (Renovación Nacional) y la Unión Democrática Independiente (UDI) mantienen la Alianza por Chile. Mientras la Concertación tuvo internas entre la democristiana Alvear y la socialista Bachelet, Piñera rehusó a participar en las internas de la Alianza pues sabía que tendría las de perder ante la UDI de Joaquín Lavín, quien tiene más militancia. El jugó a que fuese la primera ronda quien decida cual de los dos candidatos de la derecha iría a representar a ésta en el balotaje.

Al hacer ello no sólo logró destronar al ex alcalde de Santiago del liderazgo de la derecha sino empezar a minar la unidad de la Concertación. Piñera plantea un doble reto ante el oficialismo. Las anteriores tres presidenciales chilenas fueron ganadas por antipinochetistas que derrotaban a antiguos asociados de la junta. Sin embargo, Piñera estuvo por el no a Pinochet y, mas bien, ha logrado captar cuadros y militantes democristianos.

Mientras los socialistas chilenos creen que manteniendo la antigua polarización entre pro y anti pinochetistas les garantiza la continuidad en el poder (sobre todo tras el enorme descrédito del ex dictador) Piñera busca remplazar esa polarización por una nueva. El llama a los democristianos a hacer un campo con él por el “humanismo cristiano” que se enfrente a los “socialistas apoyados por los comunistas”. El quiere aprovechar sus lazos familiares democristianos y el resentimiento que hay entre muchos socialcristianos contra una mujer que es atea y que en su juventud fue muy “roja”.

Por el momento la Democracia Cristiana no se ha roto y se mantiene, aunque no demasiado entusiasta, apoyando a Bachelet. No obstante, varios estrategas van realizando que la Democracia Chilena no sólo ya ha dejado de ser el principal partido de su país, sino también la principal sección socialcristiana de las Américas. Pese a que la Concertación ganó ampliamente las parlamentarias el cupo de congresistas de la DC ha bajado.

El espacio de centro o de “compañeros de viaje” de los socialistas es algo que no estaría dando muy buenos resultados a los ojos de algunos socialcristianos que preferirían que su partido se separe de sus aliados para liderar (como en Perú o Alemania) el campo de la centroderecha.

Un nuevo elemento que tiende a perturbar la bipolaridad es el crecimiento de la izquierda extraparlamentaria encabezada por el Partido Comunista. Esta superó el 5% en la elección presidencial y se acercó al 10% en el parlamento. Sin embargo, debido a que se mantiene el sistema pinochetista de ingreso al parlamento, este sector no logra colocar ningún congresista. Bachelet, para poder conseguir los votos comunistas, ha prometido cambiar las reglas para permitir que la izquierda “dura” pueda tener sus propios curules.

Sectores de la derecha, que antes quisieron evitar el ingreso de los comunistas al parlamento, ahora verían ello como algo de lo que podrían sacar ventaja pues les permitiría escindir a la Concertación.

Los socialistas chilenos históricamente más tiempo han estado en alianza con los comunistas que con los democristianos. El hecho que la derecha chilena se escinda en dos partidos (uno social conservador y otro liberal), que la Democracia Cristiana se separe de los socialdemócratas y que aparezca una quinta fuerza parlamentaria comunista alteraría el mapa chileno haciendo que su modelo vuelva a asemejarse al europeo.

Las encuestas pronostican un triunfo de Bachelet, quien así sería la única mujer presidenta sudamericana. Pese a que la socialdemocracia chilena ha mantenido el pinochetismo económico y los Tratados de Libre Comercio, es probable que Bachelet, dado el giro continental hacia la izquierda, adopte algunos giros radicales que terminen dividiendo a la Concertación.

Si Piñera ganase sería el único multimillonario que ganase una elección en un subcontinente que ha tendido a elegir presidentes de cuna humilde o con discursos en pro de los pobres. Un eventual triunfo suyo haría de Santiago el principal aliado de EEUU en medio de una Sudamérica que se inclina hacia la izquierda.

(*) El autor ha enseñado política chilena y latinoamericana en la London School of Economics. Desde hace 4 meses lucha por encontrar a su hijo José Bigio quien se mantiene raptado.

Otros artículos de Isaac Bigio

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



15 * 6 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Contactar al autor
Uhr 5

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014