Martes 23 de octubre del 2018
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Opinión >> Comentarios y enfoque
Actualizado el 2005-12-05 a horas: 02:10:07

Tuto Quiroga desarrolla una estrategia golpista y polarizadora

En defensa de Román Loayza

Wilson García Mérida

(Datos & Análisis).- El frente Podemos, apoyado por la Embajada norteamericana, desató una millonaria campaña mediática para amedrentar al electorado y criminalizar la libre expresión del senador indígena que reveló la predisposición de militares patriotas a impedir un golpe de Estado si Evo Morales gana las elecciones del 18 de diciembre.

Wilson García Mérida

Es periodista. Reside en Cochabamba.

Contactos con el autor
close

Contacto con Wilson García Mérida




13 * 1 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

El pasado 30 de noviembre, el senador indígena del Movimiento al Socialismo (MAS) Román Loayza advirtió públicamente que, en caso de que la derecha liderizada por Jorge Tuto Quiroga pretenda sabotear con un golpe militar el muy probable ascenso popular al gobierno vía MAS, Evo Morales será el Presidente de Bolivia “por las buenas o por las malas”. Las declaraciones del senador Loayza, quien es además dirigente de la Confederación Campesina de Bolivia, provocaron que Tuto Quiroga y su frente Podemos se desgarren las vestiduras, aprovechando aquel supuesto “desliz” del legislador indígena para arremeter judicialmente contra Loayza, acusándole de “sedición armada”. La Embajada de Estados Unidos, a través de Podemos, está promoviendo una millonaria campaña mediática en base a tergiversar las declaraciones del senador Loayza y busca amedrentar al electorado boliviano que en casi un 40% apoya la candidatura presidencial de Evo Morales según coinciden varias encuestas, incluida la de la norteamericana Gallup que hasta hoy no se anima a difundir sus resultados.

Tergiversar y amedrentar La tergiversación principal en que incurre Podemos para criminalizar la libre expresión de Román Loayza, se relaciona con lo afirmado por el senador campesino en sentido de que existen corrientes patrióticas entre militares y policías dispuestos a enfrentar un potencial golpe de Estado promovido por Tuto Quiroga contra un eventual gobierno del MAS. Concreta y textualmente, Román Loayza afirmó: “Estamos coordinando entre las organizaciones vivas y estos compañeros militares, porque anteriormente en las movilizaciones (durante la crisis de junio, nr) ellos querían hacer golpe militar con los coroneles, con los generales; ahora ya no vamos a permitir eso, sino vamos a entrar en mutuo acuerdo para que con ese ganador en las elecciones (Evo Morales, nr) hagamos el gobierno”. Aquella declaración políticamente correcta —porque esboza un coherente esquema de gobernabilidad con participación institucional de las FF.AA. y otros factores reales de poder en Bolivia— y legítimamente autodefensiva —en previsión a un potencial apresto golpista del tutismo—, es tergiversada por Podemos mediante una ostensible aberración semiológica como la expresada por el candidato a diputado de Podemos Rafael Loayza Bueno, representante de los “yuppies” bolivianos, quién declaró: “El señor Román Loayza ha insinuado y confesado que el MAS tiene logias y células que han penetrado al Ejército y a la Policía, y eso se debe investigar”. En efecto, Tuto Quiroga envió el pasado jueves una carta al presidente Rodríguez Veltzé exigiendo “la pronta investigación” sobre los supuestos “aprestos subversivos” de militares y policías vinculados al MAS. La Fiscalía General de República cedió a la presión de Quiroga y anuncia que iniciará dicha investigación. Y mediante otra misiva dirigida a Evo Morales, el candidato de Podemos pide que Román Loayza sea expulsado de las filas masistas. Esta pulsión represiva del ex presidente banzerista está causando una mayor polarización del país y crea, ahora sí, un clima de malestar y disociación interna en las propias Fuerzas Armadas de Bolivia al desatarse una “cacería de brujas” contra militares anti-neoliberales.

Polarización golpista “Tuto Quiroga está criminalizando el derecho a la libre opción política e ideológica de militares y policías. Si quiere que se investigue y sancione a uniformados que apoyan al MAS, entonces también deberían ser investigados y sancionados aquellos jefes y oficiales que se adhieren a Podemos. Es absurdo”, opina el abogado independiente Víctor Gutiérrez, ex presidente de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos. Podemos quiere matar dos pájaros de un tiro: por un lado —con el fin de generalizar el miedo colectivo— estigmatiza como “subversivos” a quienes se enfilan con el MAS dentro las instituciones armadas, y por otro refuerza la estrategia golpista que el propio Quiroga lanzó pocas semanas antes de la crisis de los escaños, cuando promovió, junto con la Embajada norteamericana, la creación de un organismo extramilitar de inspiración logiera, Tradepa (“Transparencia, Democracia y Patria”), conformada por altos jefes y oficiales que participaron en las masacres de octubre del 2003 y en la reciente entrega a Estados Unidos de los misiles tierra-aire que el gobierno chino había donado a las FF.AA. bolivianas. Este grupo de militares tutistas incursionó abiertamente en asuntos políticos con el objetivo de influir en el proceso de la próxima Asamblea Constituyente; pero la Corte Electoral le negó personería legal, pues quedó establecido que por órdenes del actual comandante de las FF.AA., el tosco general Marcelo Antezana, los conscriptos en todos los cuarteles del país fueron arbitrariamente obligados a firmar libros notariados de adhesión a favor de Tradepa, organización paramilitar tutista que sigue conspirando y nadie investiga. Ver al respecto nuestro informe en Bolpress: http://www.bolpress.com/garcia.php?Cod=2005002844 Entretanto Tuto Quiroga persiste en su afán de polarizar al país impidiendo toda posibilidad de cohesión nacional en esta crítica coyuntura. Su nueva táctica consiste en una alianza subterránea con el MNR de Sánchez de Lozada, cuyo candidato, el japonés Michiaki Nagatani, tiene la “misión” de desacreditar mediante sendos spots televisivos al candidato centrista Samuel Doria Medina, un burgués nacional que se mantiene en tercer lugar de las preferencias y se muestra predispuesto a apoyar la asunción de Evo Morales, llegado el caso.

llactacracia@yahoo.com

Otros artículos de Wilson García Mérida

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



11 + 5 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Contactar al autor
Uhr 6

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014