Sábado 18 de agosto del 2018
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Opinión >> Comentarios y enfoque
Actualizado el 2005-11-15 a horas: 12:11:29

Segunda vuelta sin gobernabilidad

Nicomedes Sejas T.*Un candidato con aspiraciones presidenciales, muy solidario con las demandas empresariales, ha incorporado en su campaña la segunda vuelta electoral, arguyendo que el procedimiento congresal para elegir presidente entre los dos primeros candidatos más votados es una práctica manchada por el cuoteo de los partidos con representación parlamentaria.

Según el candidato Tuto Quiroga la segunda vuelta sería más legítima que el ejercicio de la potestad constitucional del Congreso Nacional, para elegir al presidente de la república de entre los dos candidatos más votados. El segundo argumento es que el voto directo suprimiría las oscuras componendas entre los partidos y el cuoteo del poder.

En los países donde han adoptado la segunda vuelta, se orienta a resolver la legitimidad mayoritaria del voto popular en la elección de Presidente, cuando en la primera ronda ningún candidato logra la mayoría absoluta.

La experiencia latinoamericana nos presenta dos escenarios en los cuales tuvo resultados diferentes. El primero fue de dispersión del voto popular y el segundo con tendencia a la concentración. En el primer escenario en el que los ganadores de segunda vuelta fueron los segundos de la primera ronda con reversión de voto, lograron la mayoría absoluta con base en coaliciones electorales que una vez en el gobierno no tuvieron la estabilidad necesaria. Es el caso de Fujimori en 1990 en el Perú, de Color de Mello en 1989 en Brasil, Febres Cordero en 1984, Abdala Bucarán en 1996 y recientemente Gutiérrez en Ecuador. En el segundo escenario, con tendencia a la concentración del voto popular, los ganadores de la primera ronda se ratificaron como ganadores por mayoría absoluta con mayor estabilidad que en el primer escenario.

Como se puede ver, la segunda vuelta si bien tiene el efecto de legitimidad mayoritaria de la elección presidencial por sí misma no garantiza la estabilidad gubernamental postelectoral en situaciones de dispersión del voto popular; de modo que la elección presidencial cumple con la formalidad de legitimidad mayoritaria sin la posibilidad de resolver la gobernabilidad.

En nuestro caso donde no existe la segunda vuelta tenemos ilustraciones de los dos escenarios señalados también con diferentes resultados. El mecanismo congresal de elegir presidente y vicepresidente de la República en situaciones de dispersión de voto ha obligado a acuerdos de bloques parlamentarios hasta conseguir una mayoría que garantice la elección del candidato de preferencia, proceso que generalmente ha comprometido la gestión compartida de la gestión de gobierno, con una alícuota de los socios del acuerdo. Estos acuerdos han tenido una fragilidad que ha mantenido a la coalición en permanente tensión interna cuando no enfrentado al Poder Ejecutivo. En la situación de concentración del voto popular en que fue necesaria la elección congresal la coalición parlamentaria constituida en torno a una bancada claramente mayoritaria pudo darle al presidente y vicepresidente electos mayor estabilidad.

La primera lección es que la elección presidencial por segunda vuelta o por procedimiento congresal en situaciones de dispersión de voto popular no garantiza la estabilidad gubernamental; en cambio, cualquiera de las dos formas de elección con concentración de voto permite abrigar la posibilidad de mayor estabilidad gubernamental. Con un razonamiento parecido, la legislación argentina establece que el candidato a Presidente que hubiera obtenido el 45% de votos se proclama directamente y con 40% de votos si existiera una diferencia de 10 punto entre el primero y el segundo.

La segunda lección es que la segunda vuelta no resuelve la dispersión del voto ni la gobernabilidad, además de costos adicionales.

Tuto Quiroga al sumarse a la ola de protesta ciudadana contra el Congreso Nacional, usa la segunda vuelta electoral como un ardid propagandístico sin medir la consecuencia de su inconstitucionalidad. Del rechazo al desempeño de los actuales congresales no se puede concluir la pertinencia de la segunda vuelta.

--- ---winay_bolivia@yahoo.es

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



9 * 4 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Mas informacion
Uhr 3

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014