Miercoles 14 de noviembre del 2018
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Opinión >> Comentarios y enfoque
Actualizado el 2005-09-06 a horas: 10:36:21

La electoralización del movimiento social del agua

Carlos Crespo

Una de las externalidades positivas de la Guerra del Agua, ha sido la emergencia de un movimiento nacional por el agua, que estos últimos cinco años ha resistido a la estrategia estatal y de la cooperación multilateral por mercantilizar el agua y sus servicios (privatización e incorporación a una disciplina de mercado).

Carlos Crespo

Contactos con el autor
close

Contacto con Carlos Crespo




15 * 1 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Este proceso, ha hecho posible la aparición de líderes sociales representativos, que en algunos casos se han convertido en símbolos de la resistencia social en el sector. Junto a Oscar Olivera, encontramos a Abel Mamani, presidente de la Fejuve El Alto, Omar Fernández y Carmen Peredo dirigentes de los regantes, todos ellos personajes con un poder simbólico que va más allá del territorio nacional, respetados por sus adversarios y considerados interlocutores por excelencia para negociar cualquier decisión sobre el tema hídrico en el país.

Por ello, ha llamado la atención las noticias acerca de las probables candidaturas de estos líderes en la próxima contienda electoral. Abel Mamani como candidato a prefecto de La Paz, Omar Fernández senador por Cochabamba (ambos por el MAS), y hasta un director ciudadano de SEMAPA que está tentado de participar del juego electoral con los municipalistas. Los argumentos a favor oscilan entre el convencimiento de la necesidad de tener al aparato de Gobierno como aliado, para canalizar las demandas del sector y la consideración que es hora que las organizaciones sociales tengan "poder" para decidir, en este caso, la suerte del sector. ¿Cuáles son las debilidades y riesgos para las organizaciones sociales, de esta decisión?

Primero, estos dirigentes se verán obligados a dejar sus cargos actuales, para asumir funciones como funcionarios de Estado. ¿Quién los sucederá? No parece existir en estos momentos nuevos dirigentes de la talla de Fernández, Mamani, Peredo, capaces de sustituir su liderazgo y gran legitimidad. El riesgo es que este hecho va a debilitar seriamente a sus organizaciones en su capacidad de interpelación y resistencia al Estado.

Más aún, estos representantes sociales, como funcionarios de estado perderán el poder simbólico que los ha constituido en referentes de los movimientos sociales. Una cosa es Abel Mamani como presidente de Fejuve El Alto, temido por los k'aras de la clase media paceña, y otro es Mamani prefecto, hundido en las disputas de la "real politik" y el clientelismo de la política boliviana. Como evidencia un dato: el portavoz de la Coordinadora del Agua, Oscar Olivera, luego de cinco años, y a pesar de las duras campañas en su contra, mantiene este poder simbólico porque, entre otros factores, se ha negado a ser candidato: si el año 2002, aceptaba la invitación de Evo Morales para ser incluido en la plancha parlamentaria del MAS, probablemente, hoy, Olivera tendría muy poco que decir a los movimientos sociales.

Estos compañeros, líderes de las organizaciones sociales más importantes del país (en el caso de Fejuve El Alto, el pilar de la caída de dos presidentes y la salida de una empresa multinacional del agua, mientras que el regante es el sector que ha impulsado los mayores cambios jurídicos e institucionales en el sector agua). Uno se pregunta, qué poder más deseamos, si como sus mismas organizaciones han demostrado, los últimos años la política en Bolivia se halla en las calles y campos.

Hoy, se trata de fortalecer a las organizaciones y movimientos sociales como dispositivos de resistencia antineoliberal, y este proceso no pasa por "quemar"

buenos dirigentes en un show electoral que puede hacernos perder la pelea estratégica: reducir las relaciones de dominación capitalista y enfrentar al Estado racista, que está empecinado en liquidar definitivamente nuestros recursos naturales estratégicos, como el agua. En el marco de las alianzas electorales que realizan estas organizaciones, ¿por qué no llevar como candidatos a otros dirigentes intermedios del sector, para que se inicien en el arte de gobernar?

En segundo lugar, la carencia de representantes sustitutos muestra una grave debilidad de las organizaciones y movimientos sociales bolivianos: la tendencia al caudillismo, cuyo mayor exponente trágico seguramente es Evo Morales. De esta manera, no se promueve la rotación de cargos, revocabilidad de mandato, liderazgos colectivos, en fin, principios democráticos básicos, hoy, lastimosamente olvidados por la izquierda boliviana.

El desafío para las organizaciones sociales que están en la pelea contra la mercantilización del agua es demandar mayor democracia y transparencia no sólo en la gestión pública, sino también en sus estructuras y funcionamiento interno, sólo así podrán enfrentar eficazmente la nueva impronta de los discursos privatizadores del agua.

En tercer lugar, ¿será imprescindible entrar al Gobierno para modificar el mapa de las políticas hídricas en el país? La UDP, en los 80's creía lo mismo y les fue como les fue: dirigentes cooptados por el aparato estatal, técnicos imposibilitados de manejar el aparato de Gobierno debido a una estructura burocrática corrupta y clientelista. Segundo ejemplo, el MAS y su brigada parlamentaria absolutamente limitada para moverse en un espacio desconocido para líderes sociales convertidos en parlamentarios; o el instrumento político (también promovido por el MAS), carente de una estrategia de gestión municipal, que se ha traducido, en general, en precarias administraciones municipales campesinas (por decirlo menos). El poder es una relación que no tiene un centro único, el Estado, y por tanto existen múltiples lugares de resistencia, que no pasan necesariamente por "tomar el poder" a través del juego electoral.

--- ---Carlos Crespo Flores, es miembro del GAMS Nómade grupodeapoyobolivia@yahoo.com

Otros artículos de Carlos Crespo

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



9 + 2 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Contactar al autor
Uhr 5

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014