Domingo 23 de septiembre del 2018
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Opinión >> Comentarios y enfoque
Actualizado el 2005-08-25 a horas: 19:00:27

La apuesta por el periodismo literario en Bolivia

Juan Carlos Ramiro Quiroga1. El periodista argentino Tom?s Eloy Mart?nez sostiene en Tablero, Revista del Convenio Andr?s Bello (Bogot?, 1992) que el periodismo cultural naci? en Am?rica Latina y que es "aqu? donde alcanz? su genuina grandeza".

2. "Todos ?asevera?, absolutamente todos los grandes escritores de Am?rica Latina fueron alguna vez periodistas. Y a la inversa: casi todos los grandes periodistas se convirtieron, tarde o temprano, en grandes escritores. Esa mutua fecundaci?n fue posible porque, para los escritores verdaderos, el periodismo nunca fue un mesomodo de ganarse la vida sino un recurso providencial para ganar la vida".

3. Aunque parece un mero arrebato ensay?stico, el periodismo cultural de variedades y entretenimientos en Bolivia empez? a imponerse cuando a mediados de los a?os 90 e inicios del nuevo milenio fueron cerrados los peri?dicos Presencia, Hoy y Ultima Hora, que por d?cadas o lustros o breves temporadas hab?an sostenido suplementos t?picamente literarios como Presencia Literaria, Linterna Diurna, Semana y Al pie de la letra.

4. Una generaci?n entera de escritores, poetas, cuentistas, ensayistas e historiadores que no llegaba ni a mil en Bolivia (eso del 10% de lectores en Bolivia me hace re?r) qued? a la deriva y sin norte. El cierre de estos peri?dicos signific? cuasi el cercenamiento de las manos y la voz de este grupo que se fue formando domingo a domingo leyendo las columnas de los acad?micos o las reyertas entre historiadores o los textos po?ticos que volaban libres en las p?ginas sepias de Presencia Literaria o ya coloridas de Linterna Diurna.

5. Desde entonces, el periodismo que ten?a ?pices tan conjuncionados y comprometidos con este g?nero period?stico como Mario Mercado o Ana Mar?a Romero de Campero, desde diferentes voluntades e interes, vir? hacia la mercantilizaci?n de la informaci?n adonde el papel rector y de prestigio del periodista qued? anulado y desplazado.

6. La necesidad tiene cara de hereje y bajo ese principio los medios de comunicaci?n escritos pace?os han tenido que sacrificar a la viuda negra, es decir, los suplementos literarios a fin de que permanezca en pie el periodismo fundamentalista, ese macho que le tiene terror a los libros y que s?lo se interesa por la noticia pol?tica o econ?mica o social o deportiva o, en su extremo, por la noticia morbosa o macabra (cr?menes pasionales, asesinatos sin fin o violaciones).

7. El inter?s comercial de los peri?dicos que permanecieron en carrera ha creado engendros enciclop?dicos como los suplementos dominicales Fondo Negro de La Prensa y Tendencias de La Raz?n que cubren, para no decir todo, un amplio espectro de la cultura boliviana e internacional. Podr?amos decir, que la cultura se agota cada domingo con puros clis?s y pura banalidad cultural en una mezcla de g?neros y estilos que no aspiran m?s que a su real efervescencia: variar el entretenimiento y el divertimento de fin de semana con notas corregidas por periodistas que ?esto no necesito probarlo? m?s les apasiona el f?tbol o el teatro.

La ignorancia mutua y la jerga period?stica

8. El desprecio que sienten los periodistas bolivianos por la actividad literaria es el mismo desprecio que sienten los escritores o poetas que dirigen alg?n suplemento cultural en Bolivia. Ese desprecio es producto de la ignorancia de ambos bandos: ignorancia por lo que prejuzgan los primeros como una "paja" y por lo que se?alan los segundos como una "pepa".

9. La "paja" hace trastabillar al periodista literario y la "pepa" magnifica al periodista de informaci?n que lo convierte en una especie de c?clope cuyo producto noticioso es solamente para la portada nada m?s que para la portada. El periodista escribe para las tapas y el periodista literario para los suplementos que est?n perdidos entre una treintena de p?ginas.

10. Esa jerga period?stica deja en claro el abismo que separa la actividad t?picamente period?stica de la actividad t?picamente cultural y literaria. En el gremio se cree que la cobertura pol?tica, econ?mica y social es el verdadero oficio mientras que la cobertura cultural (presentaci?n de libros, inauguraci?n de muestras pl?sticas, conciertos musicales, eventos teatrales, entre otros) es considerada una gran p?rdida no s?lo de tiempo, sino de papel. De ah? que en las portadas de los peri?dicos, la magn?fica diosa sigue siendo la polis o su variante sinuosa la econom?a o los temas sociales o el deporte.

11. El journalista estadounidense Mark Kramer, desde las p?ginas de El Malpensante, consider? que hay reglas quebrantables para periodistas literarios. Periodismo literario es un t?rmino m?s opaco que ha originado m?s confusi?n que certezas. Su virtud puede estar en su car?cter inocuo. Como practicante de este g?nero, encuentro que la parte "literaria" suena pedante y la "period?stica" enmascara las posibilidades creativas de la forma.

12. "Pero 'periodismo literario' es ?sostuvo y aqu? me al?o con ?l- una expresi?n m?s o menos certera. Juntas, esas dos palabras cancelan sus vicios mutuos y describen el tipo de texto en que las artes estil?sticas y de construcci?n narrativa asociadas desde siempre con la literatura de ficci?n ayudan a atrapar la fugacidad de los acontecimientos, que es la esencia del periodismo."

Los fracasos

13. La esperanza de un constante periodismo literario en los peri?dicos tropieza con un serio obst?culo: la despreocupaci?n de muchos periodistas frente al estudio y pr?ctica de la literatura. Podr?a pensarse que los periodistas sienten terror a los libros.

14. Los periodistas colombianos Anuar Saad Saad y Jaime De la hoz Simanca observan en Periodismo Literario (Colombia, 2001) que en las facultades de periodismo de Am?rica Latina es evidente la existencia de un grueso n?mero de estudiantes que miran de soslayo los g?neros literarios.

15. "Muchos ?dice? consideran que ?stos son ajenos al periodismo y prefieren m?s bien su 'pureza', vale decir, su expresi?n llana y simple sin las 'complicaciones' que acarrean la estructura o la t?cnica del cuento o la novela. De esa manera, el reportaje, la cr?nica, el perfil o el relato period?stico, aparecen con algunas carencias est?ticas o sin el atractivo que generar?a si contaran con el andamiaje que soporta las creaciones literarias."

16. Hay dos fracasos period?sticos en La Paz que le deben mucho a ese terror casi primordial que los periodistas sienten por los libros: el encarado por La Raz?n respecto al nuevo periodismo que a?n se sigue perfilando desde la escuela de Gabriel Garc?a M?rquez y el giro de tim?n hacia la pol?tica por una necesidad de sobrevivencia realizado por El Juguete Rabioso.

17. Durante seis meses de 2000, los ejecutivos de La Raz?n invirtieron tiempo y dinero para que su plantel de periodistas impulse un nuevo tipo de periodismo dictaminado por dos t?cnicos colombianos: Ponto Moreno y Jos? Hern?ndez. Pero los periodistas no estaban preparados para tal susto y se resistieron. Bombos y platillos al frente, este peri?dico igual lanz? esa empresa desde mayo de 2001 y sus resultados fueron apocal?pticos: el viejo periodismo a?n impera en sus p?ginas y ni una pizca del nuevo periodismo.

18. Durante los primeros meses en el 2000, El Juguete Rabioso apost? por la producci?n bibliogr?fica del pa?s (letras, ciencia, poes?a) y por el di?logo ideol?gico cultural, esfuerzo que no produc?a ning?n tintineo monetario, sino s?lo desconcierto, ansiedad y elevadas dosis de stress tanto en Walter Ch?vez como en Sergio C?ceres y Gast?n Ugalde.

Al pie de la letra

19. ?Qu? es Al pie de la letra? Como todas las cosas edificantes fue un suplemento ef?mero como fue ef?mero fueron los suplementos literarios La Hormiga El?ctrica y El mal pensante de La Raz?n o Trazos y Trizas de Jornada.

20. La emergencia del suplemento literario Al pie de la letra en las p?ginas de Hoy fue una experiencia excepcional que comenz? con el pie torcido. El primer n?mero sali? con una entrevista a Gonzalo S?nchez de Lozada, en ese tiempo Presidente de Bolivia, en la que el gringo hablaba de otros temas a los que no estaba acostumbrado referirse, por ejemplo, algunos ejemplos de la poes?a anglosajona y otras vainas.

21. Entre la publicaci?n y la proyecci?n de este suplemento tuvo que imperar la inteligencia de Hern?n Terrazas, director de Hoy, que junto a la astucia de Walter Ch?vez impulsaron de un d?a para otro 8 p?ginas de pura informaci?n literaria, es decir, sobre la publicaci?n de libros de narrativa, filosof?a, poes?a, sociolog?a, relatos, entre otros, editados en el pa?s o del exterior.

22. Fueron cuatro los textos mayores de Al pie de la letra, es decir, la rese?a, la cr?tica, la pol?mica y la entrevista. Pero su mayor logro fue visual, pues la tapa mostraba un solo icono o destacaba una sola figura (novelista consagrado, ide?logo reconocido) o perfilaba un solo tema literario de inter?s.

23. Cuando los dem?s peri?dicos como El Diario o Ultima Hora o La Raz?n hab?an prohibido la publicaci?n de poes?a en sus p?ginas, Al pie de la letra de Hoy no s?lo le dedic? una p?gina entera, sino una columna para su cr?tica, vindicaci?n, elogio y difusi?n.

* (El ensayo fue le?do en el coloquio "Cultura y medios de comunicaci?n" organizado el viernes 19 de agosto 2005 por el Centro de Documentaci?n en Artes y Literaturas Latinoamericanas (Cedoal) en la X Feria Internacional del Libro. La mesa fue moderada por Virginia Ayll?n y participaron los escritores e investigadores Rub?n Vargas y Liliana Carrillo. En el coloquio se debati? las "Experiencias de periodismo cultural de trascendencia en Bolivia").

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



10 + 5 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Mas informacion
Uhr 8

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014