Martes 25 de septiembre del 2018
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Política >> Elecciones
Actualizado el 2005-07-26 a horas: 12:42:18

?Quieren meterme en la fogata del neoliberalismo?, reclama Quiroga

Tuto Vs. Samuel: los candidatos de la derecha se sacan los ojos

Pablo Stefanoni

(Pulso).- Y? Tuto reapareció y volvió al ruedo político ?ya con el traje de candidato? en la presentación de un libro de su asesor Carlos Börth. La gran pregunta fue acerca de su prolongado silencio, incluyendo períodos de crisis en los que el país pareció quedar al borde de la desintegración. ?Cuando dejé el gobierno en agosto de 2002, tomé la decisión expresa de seguir las buenas costumbres que he visto en otros países?ha hecho mucho daño a Bolivia un sistema político donde uno termina la función de gobierno y al día siguiente empieza a hacer oposición?, justificó el ex mandatario. ?El momento y la forma de su aparición ?un acto académico y no un meeting político? buscó alejarlo de la política tradicional?, dice Börth, para quien la reaparición de Tuto tuvo un impacto positivo. ?Fue una vuelta planificada durante mucho tiempo, un trabajo de hormiga tendiente a construir una red de liderazgos independientes?, agregó una fuente del entorno tutista que se mantuvo en reserva. Desde otro lado del espectro ideológico, el analista Álvaro García Linera juzga que ?luego de su retorno, quedó claro que Quiroga no tiene propuestas y todo lo que hace es reciclar y atemperar las consignas que ya están en el escenario político, promovidas por otros actores?. ?Pareciera que los acontecimientos lo han rebasado y sólo atina a analizar conservadoramente sucesos y demandas que, en realidad, no comprende. En este contexto político, Tuto no puede decir lo que verdaderamente piensa?, agrega el politólogo.

Pablo Stefanoni

Contactos con el autor
close

Contacto con Pablo Stefanoni




8 * 2 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

  • Artículos relacionados

Artículos que le pueden interesar

¿Tuto recargado? El "nuevo Tuto" ?ya alejado de la derecha dura de donde proviene? parece haber hecho suyo parte del libreto de la Tercera Vía del británico Tony Blair. "La propuesta de Quiroga se inscribe en la 'economía social de mercado'; como él mismo ha señalado, los bolivianos somos demasiado pobres para ser de derecha pero, al mismo tiempo, la interdependencia del mundo actual impide estatismos secantes", señala Börth. En su intervención del jueves 7, el ex mandatario criticó a quienes "hoy se dicen de izquierda pero en el pasado aplaudieron y alentaron la expresión más recalcitrante del neoliberalismo: la capitalización ejecutada por Gonzalo Sánchez de Lozada", y continuó: "Quieren que la gente sufra amnesia, quieren que la gente olvide que por oponerme a la capitalización, junto al extinto compadre Carlos Palenque, sufrí persecución e intentos de juicio por parte de Goni".

Los juegos de palabras ?del estilo "preferí el silencio constructivo a la locuacidad destructiva" o "Estado de capricho frente a Estado de derecho"? volvieron a caracterizar el discurso tutista, que busca hacerse paso a empujones para ocupar el codiciado centro político, dejando a su rival, Samuel Doria Medina, como el candidato de la derecha empresarial. Similar estrategia está utilizando el dueño de Soboce, que habla de un "centro popular" que restituya un rol activo para el Estado. Entretanto, los estrategas del ex líder adenista buscan explotar su "formación de alto nivel", que le posibilitó el desempeño en varias instituciones internacionales, donde, como él mismo destacó, "ganó mucho dinero". Pero que, en el actual contexto nacionalizante, puede ser también su talón de Aquiles. "Confiamos en que la imagen de 'gringo' de Jorge Quiroga quede atrás a lo largo de la campaña; pese a su larga formación en EEUU, él no tiene el dejo anglosajón de Sánchez de Lozada", confía Carlos Börth.

"Tuto razona como norteamericano. Comparte los valores, las formas de vida y hasta el sentido del humor norteamericano. Tiene un enfoque tecnocrático del manejo de la política y una ideología del management", sostiene uno de los articuladores del "frente de los alcaldes". "Lo veo desconectado del país", dispara Doria Medina. Y, con seguridad, por aquí vendrán varios de los dardos que deberá esquivar el ingeniero formado en la Universidad A&M de Texas.

La estrategia tutista consiste en ir construyendo silenciosamente una plataforma territorializada de acción política, mediante acuerdos con dirigentes locales (de agrupaciones ciudadanas y pueblos indígenas), con la Alianza Siglo XXI como "eje ordenador". Y en esta construcción hay un especial cuidado en reclutar a dirigentes indígenas que le den un tono "multicultural" al proyecto. La fuente consultada señala que entre los potenciales aliados están Efraín Anagua, alcalde de Guanay por la CIDOB (Confederación de Indígenas del Oriente Boliviano) ?en el marco de un supuesto acuerdo con la CIDOB La Paz? o Arminda Velasco, concejal de la localidad de Sorata por la agrupación indígena Apu Illampu. En consulta con este semanario, Velasco admitió que "hubo ofrecimientos" y "que están en conversaciones", pero que la decisión final la tomarán en un ampliado junto con otras organizaciones. También la Alianza Social Patriótica de Julio Tito Condori ?con magros resultados como candidato a

alcalde de La Paz en diciembre de 2004?, aceptaría la oferta tutista. Incluso algunos asesores de Quiroga se entusiasman con que "en las laderas de la ciudad de La Paz le ganamos a Evo dos a uno?".

"No va a faltar algún indio vendido al neoliberalismo, pero ese indio va a ser odiado en su comunidad, porque Quiroga aún tiene olor a sangre", comenta el líder aymara Felipe Quispe, acerca de una posible candidaturas de indígenas en las listas tutistas.

En el caso de Santa Cruz, el candidato a alcalde de la Alianza Siglo XXI, Roberto Fernández, fue el más votado en las últimas elecciones municipales pero no logró obtener la mayoría suficiente para llegar a la alcaldía. "Fernández representa al oriente relegado por las élites oligárquicas, e incluso obtuvo el voto colla y popular", continúa la fuente consultada por PULSO. Para el director de la carrera de Ciencias Políticas de la Universidad Gabriel René Moreno, Roger Tuero, "es posible que en estas elecciones se profundice la regionalización del voto pero hay una base adenista y emenerrista entre las clases medias que puede ser seducida por Quiroga, incluso parte de las élites cruceñas tienen un origen adenista". Aunque admite que la "imagen de empresario exitoso con discurso social de Doria Medina podría también atraer a parte de esos sectores". El "rey del cemento" tiene parte de sus inversiones en Santa Cruz y baraja la posibilidad de llevar al ex presidente del Comité Cívicocruceño, Rubén Costas, como compañero de fórmula.

El ex silencioso Luego de este mapeo, surge la pregunta: ¿este conjunto de agrupaciones ciudadanas constituye un proyecto político emergente o el tutismo corre el riesgo de transformarse en el receptáculo de sectores dispersos, producto de las tendencias centrípetas provocadas por la crisis de los partidos tradicionales?

Quien parece alejarse de la posibilidad de formar parte del proyecto es el alcalde alteño José Luis Paredes, del Plan Progreso, que señaló en declaraciones a la prensa que "veo difícil (la alianza con Quiroga) por el sentimiento que hay en El Alto", lo que abre la puerta a un acuerdo con su ex compañero de partido y actual dueño de Soboce. Este alejamiento se suma al "frente de los alcaldes", que puede alejar de la órbita tutista a algunos posibles aliados, como Gonzalo Terceros, de Cochabamba o René Joaquino, de Potosí. Este último, presidenciable de la alianza de centroizquierda.

Tuto vs Samuel En el entorno de Quiroga son concientes de que su candidato debe conseguir, a como dé lugar, ahuyentar el estigma de yuppie y neoliberal, y esa batalla incluye "sacarse de encima" la competencia del ex mirista Samuel Doria Medina, que también brega por ocupar el preciado punto de equilibrio. Para ello no escatiman argumentos y acusaciones: "Doria es la peor transnacional, gracias al Estado hoy tiene el monopolio del cemento y, pese a explotar recursos naturales, no paga regalías, entonces ¿con qué moral puede negociar con las petroleras?... es el típico plutócrata que trata de preservar sus negocios a través de la política", dispara el asesor consultado. Y agrega: "Además es el representante de Burger King en Bolivia, esa caricatura de transnacional aculturadora que, en vez de piernas de pollo, pone chicken fingers, ¿qué más alienado que eso?...".

En la batalla por monopolizar el centro político no faltan argumentos "marxistas". "¿Qué determinaba el radicalismo de derecha de Gonzalo Sánchez de Lozada?" se pregunta Börth, y se responde: "Su carácter de propietario de medios de producción?y para nadie es un secreto que el más grande propietario del país es Samuel Doria Medina, 'el rey del cemento', entonces, ¿quién va a creer que uno de los hombres más acaudalados de Bolivia va a ser consecuente con una propuesta de centro? En cambio, Quiroga es un intelectual, un técnico que puede garantizar equilibrio e independencia". Para el asesor político de Alianza Siglo XXI, "si Samuel estuviera en los años 90 tendría posibilidades pero hoy se agotó el paso de los empresarios a la política". Y el fundador de Unidad Nacional (UN) sería "una combinación de Goni ?con quien comparte su visión técnica? y Max Fernández ?con quien comparte la utilización de sus empresas para hacer prebendalismo, por ejemplo la utilización de los empleados deSoboce como candidatos".

"Samuel no es Goni, porque Goni tiene una visión extranjerizante, mientras que la perspectiva de Doria Medina es radicalmente diferente, es un empresario nacional que ha sabido negociar con el capital extranjero, tanto en el ámbito estatal como privado", responde el dirigente de UN, Hernán Paredes. "Y no es Max Fernández porque prebendalismo no es lo mismo que la promoción económica para las familias pobres", agrega. El propio Doria Medina señaló en una entrevista reciente que fue él el primero en proponer 50 y 50 (de impuestos y regalías) en la actividad petrolera, mostrándose como el "centro" entre Quiroga "que no quiere cambiar nada" y Evo, "que quiere echar a patadas a las petroleras". Respecto de Burger King, Paredes dice que esa empresa es "una muestra de la posibilidad de traer inversión extranjera en condiciones favorables para el país, ya que sólo utiliza insumos de origen nacional". Y remata: "En su gestión, Banzer y Tuto hicieron lo que Goni no se animó a hacer:privatizaron las refinerías y eximieron a las petroleras de perforar un pozo por parcela; yo diría que Quiroga es todavía más antinacional que Sánchez de Lozada". Y persiste la duda: si realmente en estas elecciones hay una disputa entre dos proyectos de país, ¿la pelea entre tutitas y samuelistas será sólo pour la gallerie, para posicionarse y luego pactar contra un posible acceso al poder del MAS? Quiroga dijo que no pactará, Samuel lo dejó picando: "vamos a ver los proyectos", dijo.

Entre el Atlántico y el Pacífico Sólo las cartas no respondidas de Jorge Quiroga a Hugo Chávez han perforado el mutismo tutista, en una suerte de ataque indirecto contra Evo Morales, que no oculta su amistad con el venezolano, y un guiño a EEUU.

?¿Chávez no está más cerca que el ex Presidente de los nuevos vientos nacionalistas que soplan hoy en América latina?, preguntó PULSO.

"En realidad Sudamérica muestra dos tendencias", dice Börth. Y explica su tesis: "Por un lado está la costa atlántica, que va desde Caracas hasta Montevideo, que efectivamente ha girado hacia posiciones populistas, con la salvedad de Lula. Por otro lado está la costa del Pacífico ?Colombia, Ecuador, Perú y Chile? que se mantiene en posiciones no populistas. Bolivia está y debe permanecer en el medio, geográfica y políticamente". Al tiempo que acusa a Chávez de tratar de alterar el equilibrio continental a través de su injerencia en Bolivia ?apoyando al MAS? y Nicaragua ?sosteniendo a los sandinistas?. Denuncia que "primero el mandatario venezolano agitó los sentimientos nacionalistas bolivianos, diciendo que quería bañarse en una playa boliviana, para terminar apoyando al chileno Miguel Insulza en la OEA e impulsando el anillo energético en beneficio de la transnacional Petróleos de Venezuela (PDVSA)".

Por su parte, Quiroga coincide con el ex presidente Sánchez de Lozada que, desde Washington, acusó al presidente venezolano de ser uno de los artífices de la crisis que terminó con la renuncia de Carlos Mesa. "No se puede aceptar que un jefe de otro Estado sea jefe de campaña en nuestro país", le dijo Tuto a PULSO.

"Ni gringos ni venezolanos" "En épocas de crisis y de guerra vale más el Estado que el mercado", repite Quiroga como un antídoto contra el "Tuto neoliberal" que lo persigue como un fantasma y forma parte del imaginario de vastos sectores sociales.

Börth reconoce que haber emergido como líder político bajo el ala del ex dictador Hugo Banzer Suárez "es un problema real" que debe enfrentar su candidato y que la posibilidad de dejarlo atrás "va a depender de la renovación que se exprese en las listas de candidatos". El analista confía en que este Tuto "es diferente, de lejos, al Vicepresidente de Banzer; por eso ha sido hostilizado por la vieja guardia adenista". Su propuesta se basa "en la estructuración de una gran alianza policlasista, interregional e interétnica capaz de reconstruir la unidad nacional". Para los tutistas, "Evo no puede hacerlo por su origen cocalero, ya que no es concebible un presidente con ese origen en este escenario marcado por EEUU y con esta relación de fuerzas, y tampoco es concebible como cabeza de la unidad nacional el hombre más rico del país (en referencia a Doria Medina)".

"Se trata de que los beneficios vayan a los sectores mayoritarios de la población, que la brecha entre ricos y pobres deje de incrementarse y luego comience a disminuir, afirman". "Sin embargo ?insisten las fuentes consultadas? los adversarios de Tuto han aprovechado su meditado silencio para asociarlo a una imagen de derecha neoliberal que es falsa". "En épocas de crisis y de guerra vale más el Estado que el mercado", repite Jorge Quiroga como un antídoto contra el "Tuto neoliberal" que lo persigue como un fantasma y forma parte del imaginario de vastos sectores sociales. "Ni gringos ni venezolanos", dicen sus asesores, en una suerte de reproducción de la "tercera posición" de los años setenta.

Los objetivos del "frente amplio" de centro con el que sueña Quiroga se materializarán en las próximas semanas en una propuesta de Constitución "que encarnará la reingeniería institucional" del Estado boliviano e incluirá algunas propuestas audaces como las autonomías indígenas. Para García Linera, "el tutismo sólo se renueva donde necesita limpiar la imagen para conservar el contenido de siempre, mientras que en Beni y Pando siguen utilizando la estructura de ADN".

Los asesores de Quiroga se entusiasman con que, según sus encuestas, "la resistencia de Evo es casi como la de Goni, 67 por ciento, aunque tiene una base sólida de alrededor del 18-20 por ciento", mientras que la resistencia de su jefe sería mucho menor. En tanto que consideran que "Doria se va a caer, porque está inflado ". Y destacan que no van a contratar gurúes electorales, que "saben aplicar fórmulas, pero no conocen las relaciones sociales que priman en nuestro país". "La imagen de 'gringo' de Tuto va a desaparecer en la campaña y va a poder mostrar su naturaleza nacional; pese a su larga formación en EEUU no tiene el dejo anglosajón de Sánchez de Lozada", confía con cierta ironía Carlos Börth? ¿lo logrará?

***

Entrevista con Jorge Tuto Quiroga:

"Quieren meterme en la fogata del neoliberalismo"

Abdel Padilla y Pablo Stefanoni

Con un pie en el avión que lo trasladaría a Sucre, Jorge Quiroga recibió a PULSO en su oficina de Sopocachi. En una charla de casi una hora revisó el pasado y delineó la estrategia del "nuevo" Tuto que, con un discurso ciudadano y de centro, buscará volver al Palacio Quemado. Acorde con los nuevos tiempos, el ex presidente dejó atrás la sigla de ADN por la más marketinera Alianza Siglo XXI. Estos son sus conceptos.

?¿Tuto tiene un libreto? Para mí hay temas en los que hay que tener principios, convicciones y defenderlos. Yo no cambio con el viento ni con las circunstancias. Lo que sé es lo que pienso, creo lo que digo y digo lo que creo, y siempre ha sido de esa manera.

?Frente a las acusaciones de sus adversarios, usted recuerda cotidianamente su oposición a la capitalización, ¿Ser gonista es la única forma de ser de derecha? En Bolivia, en los últimos quince años, el proyecto derechista grande y poderoso fue el proyecto gonista, que yo jamás he compartido. Y ¿por qué hago esa explicación? Porque muchos que han participado en ese proyecto, que han apoyado ese proyecto, que lo han votado, que han cogobernado y han tenido ministerios y viceministerios, necesitan ahora desesperadamente escapar a una gran velocidad y reubicarse, y la forma que tienen es que alguien ocupe ese espacio. Pero para que esta estrategia funcione se requiere que la gente tenga mala memoria ?que no la tiene? o que yo me quede callado. Hay que entender que el proyecto gonista fue un árbol con fruta jugosa bajo la sombra del cual muchos se han parado y les fue muy bien. Caído el árbol, quieren hacer leña del árbol caído y, como si fuera la noche de San Juan, meterme a mí a la fogata.

?Siguiendo sus apreciaciones, ¿por qué no se intentó desmontar este modelo bajo el gobierno Banzer-Quiroga? Vamos por partes?primero, yo trabajo en democracia y del '93 al '97 hay que reconocer que, aunque a mí no me gustara, el señor Sánchez de Lozada tuvo el mandato de una votación apabullante. Él tenía la legitimidad porque dijo lo que iba a hacer en plena campaña electoral, yo peleé contra eso porque sabía las consecuencias que iba a tener; porque Bolivia es demasiado pobre para manejar esa clase de ortodoxia de derecha. Por ejemplo, la reforma de pensiones, que fue votada por muchos de los que hoy la denostan. Es el único país del sistema solar ?y lo dije así frente a Teodovich y frente a Sánchez Berzaín? que transfirió a todos los trabajadores jóvenes al nuevo sistema individual y hoy la cuenta para pagarle a los jubilados se financia con puro esfuerzo del Tesoro General, poniendo una camisa de fuerza en lo que es la capacidad fiscal del país.

?¿Entonces? El problema es que revertir este tipo de medidas es mucho más costoso y yo no soy de los que dicen: "un gobierno hace, el otro deshace". Hay que buscar en ese marco batírselas y nos tuvimos que batir?con la reforma de pensiones, con la ley de hidrocarburos. Hicimos los ajustes que eran necesarios y los temas que estaban mal se cambiaron; a modo de ejemplo, en telecomunicaciones había un monopolio y hoy hay servicios más accesibles, lo mismo con el monopolio de Enron y Transredes. Hoy Bolivia exporta más de 800 millones en hidrocarburos porque se rompió ese monopolio al que Sánchez de Lozada le dio todos los gustos. Y se lo rompió con medidas específicas que han permitido construir el ducto Transierra, de Tarija a Santa Cruz, sin el cual Bolivia hoy no estaría viviendo. Para no hablar de los brasileños que pasaron por el Lloyd (Aéreo Boliviano) y hoy no están acá? A quienes ahora critican todo esto con tanto facilismo yo les pregunto: "Cuando se estaba haciendo, cuando se estaba

combatiendo, cuando don Goni me mandaba enjuiciar en el Parlamento, ¿por qué votaban por todo lo que Goni proponía y ahora denostan y critican?". Yo voy a apelar a la mejor memoria del pueblo boliviano.

?¿No se podía haber hecho más desde su gobierno para revertir los efectos de la capitalización? El tema es que cuando el país hace leyes en democracia y firma contratos de largo aliento, en el marco de un Estado de derecho con seguridad jurídica, es muy difícil y costoso hacer reversiones. Irresponsable no soy. El tema de fondo es que la reversión absoluta provoca que uno se quede entrampado en juicios y arbitrajes que hacen mucho daño. Pero yo no soy amigo de transitar mirando por el retrovisor.

?Frente a sus críticas a la capitalización, algunos recuerdan la privatización de refinerías? Parte de lo que era el esquema de desarrollo de Bolivia era traer inversión extranjera al sector productivo y sigo creyendo en eso. ¿Para qué? Para que el Estado se dedique a poner en marcha 6.000 maestros bilingües que hoy los tenemos, 10.000 ítems más de maestros con el Diálogo 2000, 2.000 ítems de médicos y enfermeras, 60.000 puestos de trabajo con el PLANE?ese es el rol principal del Estado: atraer la inversión al sector productivo, garantizando el máximo beneficio para el Estado, para volcar esos recursos a la reducción de la pobreza y al incremento de la productividad de los diferentes sectores.

?¿Y ahí se puede hablar de una política de privatización frente a la de capitalización? Miren, la política social no se hace a través de gasolineras, nunca lo pensé. Y si ustedes me preguntan: ¿el Estado debe ser dueño de las gasolineras?, les digo que no. El Estado lo que debe hacer es tener más maestros, médicos, enfermeras, más mejoramiento de barrios, más electrificación rural, más microcréditos.

?Entonces ¿es o no es privatización vs. capitalización? Lo que se estaba debatiendo era que YPFB fuera el socio de los que venían de fuera con contratos de operación. Pero el esquema gonista era sacar total y completamente al Estado de lo que es la producción hidrocarburífera. Podemos seguir con estos debates, pero lo importante es lo que vamos a hacer hacia delante.

?¿Qué diferencia hay entre el "nuevo Tuto" y el Vicepresidente de Hugo Banzer? Los momentos son diferentes y no podemos seguir trabajando con ópticas del pasado. El sistema de partidos dio respuestas ?en el '85, el '89? que permitieron parar la hiperinflación, reestabilizar a Bolivia y reconducirla. Pero, como toda buena idea, tiene su tiempo y su momento, y cuando uno la sigue usando y abusando de ella se desgasta. Lo que empezó siendo un sistema de partidos algo fragmentado pero que permitía acuerdos de gobernabilidad, con el transcurrir de las elecciones se transforma en mera repartija de cargos. Para mí la crisis tuvo tres vertientes: la mencionada crisis del sistema de partidos, junto a la falta de audacia en reformas políticas y la crisis externa galopante entre 1998 y 2003. Entonces, la solución no puede pasar por fortalecer las viejas siglas, para las cuales los votos eran fichas de negociación en el casino político?yo ya sentía que ese sistema estaba agotado en 2001. Por eso le digo a la gente: "Vote un presidente, no vote para darle fichas a las

viejas o nuevas siglas" y que se siga reproduciendo el cuoteo en esta elección. Antes se apostaba a la unidad postelectoral pero ahora se requiere dar mandatos claros en la elección.

?¿Y el acuerdo de 1997, que le dio el triunfo a ADN? El acuerdo de 1997 relativamente funcionó y, les recuerdo, desde entonces en adelante si algo hacía yo desde adentro era luchar para que se institucionalizaran diferentes reparticiones públicas y no se cuotee; por favor revisen? Y trabajé desde la Vicepresidencia para que el pacto de gobernabilidad no contaminara ni dañara a las instituciones. Al punto tal que uno de los siete supremos que pusimos con 90 por ciento de votación hoy es Presidente de la República y reconocido como un hombre probo de derecho. Se designó a Ana María Campero?Nos hubiera encantado hacer reformas a la Constitución pero Goni no dejó ninguna propuesta, un papel en blanco? en 1997 no se podía cambiar nada (dado el actual sistema de reformas a la CPE). Ahora hay la posibilidad de elegir qué clase de país queremos y hacer reformas políticas audaces. Nosotros vamos a hacer campaña con un proyecto de Constitución en mano, con el país que queremos.

?¿Considera a Hugo Banzer su maestro político? No, Banzer y también Jaime Paz fueron dos personas que me dieron oportunidades y yo soy muy agradecido?

?Y Doria Medina fue su jefe? El que me invitó fue Enrique García, a servir a la República de Bolivia. No comparto para nada esa visión patrimonialista del Estado, ese criterio de "este es mi empleado", es un criterio que funciona, en todo caso, en las empresas.

Hablando del silencio

?¿El silencio es una forma de discurso político? En América Latina hay dos líderes que han hecho del silencio una forma de expresión: Usted y el Subcomandante Marcos, en México. Caramba? Bueno, puede ser una elocuente forma de hacer discurso. Pero yo creo que, más que eso, es una opción que yo escogí y no fue por cálculo. Había que buscar una nueva forma de hacer política y me parece que esos nuevos hábitos deben ser extensivos a la forma de dejar el gobierno. Lo normal era que uno dejaba el gobierno y, al día siguiente, empezaba a criticar, a insultar, y la población boliviana está cansada de eso. Yo no tengo pretensión de ser comentarista o analista.

?Pero su opinión hubiera sido más que un comentario ? No, créame que no?más aún lo contrario. A veces se confunde hablar con trabajar. Si yo salía a una entrevista con ustedes a proponer la modificación del artículo 93, la ley no salía nunca. Se volvía una ch'ampa guerra entre políticos. En el último año y medio hemos vivido un carnaval de declaraciones inconsistentes.

?¿Pero, por qué no pronunciarse frente a crisis graves como las que vivió el país? Yo estuve prácticamente dos años afuera. En su momento, he dicho con claridad que no me iba a jubilar a los 42 años?y estaba trabajando. Y, en los últimos cuatro meses, todo fue un maremagnum de polarizaciones, antagonismos, declaraciones? y comentarista de jugadas no soy.

?Algunos dicen que usted tiene una visión empresarial de la política, que piensa la política como managment? Jamás he sido un empresario próspero, creo que hay otros proyectos que encarnan eso.

?¿Usted apoya la implementación de una segunda vuelta? La he pedido clamorosamente hace mucho tiempo pero, hasta ahora, no he tenido respuesta. Ahora va a ser difícil pero he dado una línea de principios en un problema medular: para mí, sólo el primero puede ser Presidente, y le pido al electorado que escoja Presidente y le dé un mandato claro, que es lo que el país necesita. Si mi nombre queda en segundo lugar voy a retirarme de la competencia.

?¿Respetará su palabra aunque gane Evo? Quien sea. Lo que lamento es que desde UN, la NFR y el MNR han salido a decir "nos vamos a atener a las reglas" (seleccionando al primero o segundo, de acuerdo a los pactos). En la Constituyente impulsaremos la segunda vuelta para cambiar esto de una vez para siempre. Hoy hay opciones claras: está la opción del cuoteo, está también la opción "si no gano bloqueo"? Si los bolivianos quieren eso que lo vean, yo estoy convencido de que hay posibilidades de otra opción política.

?¿Si gana Tuto vuelve la guerra contra la coca? Yo me manejo por principios y uno de los enemigos del país es el narcotráfico. Y, como es sabido, la coca del Chapare tiene como destino el narcotráfico.

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



9 * 3 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Contactar al autor
Uhr 21

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014