Jueves 13 de diciembre del 2018
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Opinión >> Comentarios y enfoque
Actualizado el 2005-06-26 a horas: 11:37:40

El superestado transnacional

Vincent Gómez-García

En momentos en que se espera que la solución a los principales problemas que definen la actual situación de crisis estatal que vive Bolivia será producto de un proceso eleccionario, donde el soberano manifieste su voluntad democráticamente, conviene apuntar algunos aspectos que limitan este objetivo tanto por razones objetivas derivadas del proceso de globalización de la economía mundial y el alto grado de dependencia financiera de la economía boliviana, como por razones subjetivas de gobernantes de turnos que no osan por vías de dignidad y autodeterminación, sometiéndose voluntariamente más allá de lo requerido por los esquemas de condicionalidad del superestado transnacional.

Vincent Gómez-García

Es PhD. en Ciencias Políticas con mención en Economía Internacional del Instituto Universitario de Altos Estudios Internacionales (IUHEI) de Ginebra, Suiza. Tiene una maestría en Econometría y Estadística en la Universidad de Ginebra, Suiza. En su experiencia profesional fue Consultor de la Corporación Andina de Fomento (CAF) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), entre otras organizaciones internacionales. Fue viceministro de Comercio Exterior e Inversión. Es docente universitario de maestrías en varias universidades bolivianas y columnista de varios periódicos.

Contactos con el autor
close

Contacto con Vincent Gómez-García




14 - 5 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

En la lógica del poder transnacional, no importaría si más del 50% de la población boliviana se manifestará a favor de la nacionalización efectiva de sus reservas en gas natural ya que una mentada seguridad jurídica construida con bases ilegales debido a su no respeto a normas constitucionales nacionales ?además en connivencia con las mismas empresas petroleras que fueron juez y parte en todo el proceso de elaboración de este marco jurídico- garantizaría que nada cambie. Para ello se invoca Tratados de Protección Recíproca de Inversiones, que hacen parte de todo un andamiaje jurídico supranacional, que escaparía a cualquier posibilidad de acción y control del soberano boliviano, del cual por supuesto el Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos vendría a constituir la referencia más acabada. Lo más curioso de estos tiempos de globalización es que sus propias contradicciones ?proceso generador de concentración económica y exclusión social- están provocando que se empiece a contemplar la figura de la intervención militar como una garantía para mantener los privilegios obtenidos mediante su aparato jurídico supranacional, puesto que existe un límite para ignorar la voluntad soberana de los pueblos, manipularla o tildarla de irracional.

En el terreno práctico de la implantación de políticas públicas, éste superestado transnacional se traduce en parcelas de la administración pública directamente administrado por ellos, como por ejemplo lo que ocurre este momento con el Ministerio de Hacienda donde los Presidentes Mesa y Rodríguez poco tuvieron que ver en la designación de los señores Cuevas y Jemio que fueron colocados en esa responsabilidad por sus principales mandantes, el Fondo Monetario Internacional (FMI) en el primer caso y el Corporación Andina de Fomento (CAF) en el segundo. Es así que no causa ninguna sorpresa que luego de dos "guerras del gas" en menos de dos años, el actual ministro de Hacienda tenga la percepción de que el TLC es más importante del gas, que a todas luces refleja las opinión de un técnico de línea de una entidad financiera multilateral de estas características, pero que de ninguna manera son aceptables en una autoridad con responsabilidad pública.

En consecuencia, convendrá que las próximas elecciones generales aborden el tema del superestado transnacional en su verdadera magnitud ya que de nada servirá que la población tome ciertas opciones democráticas cuando al final del día algunos ministros seguirán siendo colocados por instituciones multilaterales de financiamiento para cumplir sus propias agendas no siempre relacionadas con la superación de la pobreza en nuestros países, otros por empresas transnacionales, otros por poderes regionales fácticos y así sucesivamente.

Otros artículos de Vincent Gómez-García

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



6 - 5 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Contactar al autor
Uhr 3

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014