Jueves 13 de diciembre del 2018
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Opinión >> Comentarios y enfoque
Actualizado el 2005-06-09 a horas: 05:04:49

Necesitamos bolivianos con identidad

Vincent Gómez-García

La virtud de momentos de profunda crisis como el que está atravesando Bolivia en la actualidad es la de permitir que cada uno de nosotros se defina y tome posición sobre los principales problemas del país, permitiendo desenmascarar a todos aquellos que durante años han mantenido discursos aparentemente progresistas pero que no dudan en adoptar posiciones inequívocamente facistoides una vez que sienten sus privilegios de clase y casta amenazados.

Vincent Gómez-García

Es PhD. en Ciencias Políticas con mención en Economía Internacional del Instituto Universitario de Altos Estudios Internacionales (IUHEI) de Ginebra, Suiza. Tiene una maestría en Econometría y Estadística en la Universidad de Ginebra, Suiza. En su experiencia profesional fue Consultor de la Corporación Andina de Fomento (CAF) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), entre otras organizaciones internacionales. Fue viceministro de Comercio Exterior e Inversión. Es docente universitario de maestrías en varias universidades bolivianas y columnista de varios periódicos.

Contactos con el autor
close

Contacto con Vincent Gómez-García




11 * 3 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Acá nuevamente surge la variable cultural en su dimensión de identificación con una nacionalidad boliviana o foránea. Leyendo artículos como el de nuestro amigo F. Xavier Iturralde, donde se hace apología de la desintegración nacional o a nombre de mantener una legalidad constitucional totalmente deslegitimizada promueve una solución autoritaria por la fuerza y por último ensalza la necesidad de lo extranjero a partir de una descalificación de los recursos nativos, no cabe duda que el nudo gordiano del "caso boliviano" es identidad.

Justamente, el verdadero drama de Bolivia es que sus elites nunca se han reconocido en los valores culturales de la mayoría de la población boliviana y siempre han tenido la mira en las metropolis de turno, aceptando una integración subordinada y marginal al poder hegemónico del momento. El gran fracaso de las elites bolivianas es el no haber sabido conjugar e integrar sus valores y costumbres occidentales con los de la población indígena para reconocerse auténticamente en una nueva identidad que sirva de motor unificador y movilizador del conjunto de la nacionalidad boliviana. En términos gráficos, el drama es no haber logrado el fenómeno de transculturalidad de la "saya y los caporales" a los ámbitos de la vida política, social y económica del país.

En lugar de ello, se ha recurrido a la retórica de lo pluri-multi cuando en lo más profundo se han exacerbado las diferencias dentro de una lógica de desconfianza en el otro, curiosamente logrando un tremendo trauma y "chenko" de identidad donde, por un lado, el mestizo y hasta indígena afincado en las ciudades ya no se reconoce en su origen cultural y el blanco no es reconocido como tal por sus pares extranjeros a los cuales tanto admira. De ahí justamente surge el complejo de inferioridad de nuestra clase dirigente que sólo ve su viabilidad en función de su subordinación a lo extranjero y ni siquiera se anima a imaginar la posibilidad de levantar la cabeza y pensar en construir un verdadero país en la tierra que lo vio nacer. En esta lógica, la viabilidad del país ?que no es otra que su propia viabilidad como clase- pasa por la subordinación al capital transnacional, no importando que ellos sólo se queden con las migajas y acepten un rol indigno de modelar y sostener un sistema injusto sólo para "viabilizar" la explotación de los recursos generales nacionales. Por ello que esta elite jamás ha podido constituirse en una burguesía nacional productiva y patriótica, sino que se ha quedado en la categoría de una burguesía rentista y compradore.

Nadie niega que la tecnología y conocimiento global es central para cualquier esfuerzo de modernización del país, como ya fue demostrado en su momento por Japón durante la revolución Meiji en la segunda mitad del siglo XIX y actualmente por China; sin embargo ello no quiere decir empeñar el alma y la consciencia. Efectivamente, se necesitan extranjeros pero de manera funcional a un modelo de desarrollo nacional. Para ello y de forma crítica se necesita primero de bolivianos con identidad, que al reconocerse en su Patria se valoren a sí mismos.

Otros artículos de Vincent Gómez-García

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



13 + 4 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Contactar al autor
Uhr 3

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014