Lunes 30 de marzo del 2020
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Opinión >> Comentarios y enfoque
Actualizado el 2005-06-08 a horas: 09:28:05

Las acusaciones de la señora Arroz

Alfonso Gumucio D.

La Secretaria de Estado de Estados Unidos, Condoleezza Rice ?que es una cruza entre Terminator y la Pata Daisy- dice que la culpa de lo que pasa en Bolivia la tiene el Presidente de Venezuela Hugo Chávez. Esas acusaciones, lanzadas repetidas veces durante los últimos días y reiteradas por Roger Noriega en un foro tan importante como es la OEA, me hacen retroceder cuarenta años atrás, cuando el gobierno imperialista acusaba a Cuba de todo lo que sucedía en América Latina.

Alfonso Gumucio Dagron

Alfonso Gumucio Dagron

Escritor, cineasta, periodista, fotógrafo y especialista en comunicación para el desarrollo. Ha trabajado en programas de comunicación para el cambio social en África, Asia, América Latina y el Caribe, con agencias de Naciones Unidas, con fundaciones internacionales y ONGs.

Fue miembro de la redacción del Semanario "Aquí" y ha publicado en un centenar de diarios y revistas de Bolivia, América Latina, Europa, Norteamérica, África y Asia. Dirigió películas documentales en varios países. Es Coordinador del Grupo Temático de Comunicación para el Cambio Social en la Asociación Latinoamericana de Investigadores de la Comunicación (ALAIC).

Ha publicado más de veinte libros de poesía, narrativa, testimonio, y estudios sobre literatura, cine y comunicación, entre ellos: Historia del Cine Boliviano (1982); Cine, Censura y Exilio en América Latina (1979); Luis Espinal y el Cine (1986); Las Radios Mineras de Bolivia (1989) en colaboración con Lupe Cajías; Comunicación Alternativa y Cambio Social (1990); La Máscara del Gorila (1982) Premio del Instituto Nacional de Bellas Artes de México; Haciendo Olas: Comunicación Participativa para el Cambio Social (2001), Antología de Comunicación para el Cambio Social (2008).

Contactos con el autor
close

Contacto con Alfonso Gumucio Dagron




12 + 4 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Cuando Estados Unidos corrompe a funcionarios, mete a sus agentes de la CIA hasta en la cañerías de los baños, chantajea con el dinero de la ayuda militar y compra voluntades por doquier, lo hace con "legitimidad". Cuando lo hace Chávez, un presidente latinoamericano, ya no es legítimo. El apoyo que Chávez haya podido dar a Evo Morales para fortalecer su partido político, es una minucia si se compara con el chantaje que ejerce día a día Estados Unidos con nuestros países. Pero el problema ni siquiera está allí. Hay otros medios, aún menos éticos, que usa Estados Unidos para someter a los países de la región.

La doble moral de Restados Unidos es bien conocida: el gobierno gringo se auto-califica como defensor de los derechos humanos pero tortura en Irak, Afganistán y Guantánamo; se auto-califica como defensor de la democracia pero sostiene a gobiernos títeres como el de Irak o el de Pakistán; se auto-califica como protector de la paz en el planeta pero desata guerras de agresión en base a mentiras y protege a un país agresor como es Israel; se dice defensor del medio ambiente pero es el único país importante del mundo que se niega a ratificar el Protocolo de Kyoto; se dice defensor de los niños pero pone armas a su alcance para que se masacren en las escuelas y se niega a ratificar la Convención Internacional de los Derechos del Niño, que el resto del mundo ya ha firmado.

Pero no me interesa tanto hablar de Estados Unidos, el Gran Imperio Hipócrita, sino del dinero que habría dado Chávez al MAS. Que lo haya dado o no, me tiene sin cuidado, y me parece un error cuando el gobierno boliviano se hace eco de ello para explicar el desorden callejero. Para mi, lo que está sucediendo en las calles no tiene que ver ni con el dinero que Chávez le dio a Evo, ni con el dinero que Goni Sánchez de Losada le dio a Solares para que mantenga el ambiente de subversión. Sin duda estos dirigentes son en parte responsables por sus posiciones intolerantes, irracionales e ignorantes sobre la realidad del país, pero el estado de efervescencia que viven algunos sectores de El Alto, algunos sectores campesinos y los grupos ultraderechistas de Santa Cruz, se parece más bien a la furia de los conversos, a un estado de catarsis religioso que me recuerda a esas iglesias evangélicas que reclutan a sus fieles entre la gente desesperada.

Mucha de la gente que manifiesta y bloquea en La Paz es gente desesperada, gente que no tiene nada que perder, porque no tiene empleo, no tiene una perspectiva de futuro. No es la gente que trabaja, que gana un salario honestamente, que lleva a sus niños a la escuela pública todos los días, y que se las arregla para traerles algo de comida al final del día. Esta gente se ve perjudicada por un movimiento que funciona en base a consignas generales, a slogans como los de las iglesias evangélicas, donde lo que más falta es el análisis, la reflexión, el razonamiento. La desubicación histórica de quienes piden "la nacionalización" de los hidrocarburos es monumental. Si uno les pregunta lo que harían después, son incapaces de responder, porque no ven más allá de la consigna. La ceguera es total. De hecho, apenas son capaces de articular la consigna, pero ni una idea más.

Naturalmente que con la renuncia de Carlos Mesa nada va a cambiar. La renuncia del presidente servirá, quizás, para mostrar a todos que el problema no es él.

El problema de Bolivia está en la falta de legitimidad de unos y otros.

Las dirigencias sindicales actuales no son legítimas. Recordemos que el ex paramilitar Jaime Solares se encumbró en octubre del 2003 en una COB dividida. Su discurso radical le permitió capitalizar ese momento de explosión social y subirse a un carro del que no era parte. Lo mismo podemos decir de otros dirigentes que saltaron sobre la ola de efervescencia pero que no han sido elegidos, no representan a los sectores sociales cuya representación se arrogan.

Tampoco son legítimos los movimientos de ultra-derecha neo-fascista de Santa Cruz, que actúan libremente en ese departamento como si representaran a la mayoría de la población. Esa alianza tácita entre los empresarios cruceños, la Unión Juvenil Cruceñista, la Nación Camba y el Comité Pro Santa Cruz es uno de los fenómenos más grotescos de los últimos años. Allí no tienen cabida ya ni los partidos políticos ni los movimientos sindicales.

La actual composición del Congreso no es legítima porque los partidos políticos que están encaramados en ese poder del Estado ya no existen en las calles, con excepción del MAS. Ni el MIR, ni el MNR, ni el NFR existen ya, son simplemente sombras que actúan en el marco de conspiraciones lamentables. Y el MAS, que es sin duda el movimiento político que tiene mayor fuerza, ha perdido mucho de su caudal y le va a costar repetir la hazaña de las elecciones generales del 2002 e incluso de las municipales del 2004.

Frente a esa falta de legitimidad que existe en el país, lo peor que podría pasar es que se adelanten elecciones presidenciales pero no parlamentarias. El Congreso actual, incluido el MAS, va a tratar de impedir por todos los medios que se realicen elecciones parlamentarias. Todos los partidos que están en el Congreso saben que el voto popular no les permitirá regresar al parlamento. Nuevas elecciones parlamentarias serían una garantía de una mayor legitimidad, pues otras fuerzas se harían presentes y la composición del Congreso sería más acorde con la realidad actual del país.

Además de la renovación total del Congreso, la principal bandera que debemos y podemos defender en estos momentos es la realización de la Asamblea Constituyente y las autonomías en el marco de ésta. La defensa de la Constituyente y de las Autonomías será más difícil cuando Carlos Mesa se vaya del Palacio de Gobierno, puesto que él prometió y defendió ambas. En su ceguera, los revoltosos están perdiendo a un aliado importante. Ahora están en manos de los maniobreros del Congreso.

Otros artículos de Alfonso Gumucio D.

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



15 + 6 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Contactar al autor
Uhr 5

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014