Martes 14 de agosto del 2018
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Opinión >> Comentarios y enfoque
Actualizado el 2005-06-07 a horas: 10:22:05

¡Al abismo, de frente carrera mar!

Ramón Rocha Monroy

La renuncia del Presidente Mesa era cuestión de tiempo. La desmesura inicial, su pecado original, fue prestar oídos a ciertos consejeros áulicos que lo instaron a cumplir el período constitucional, cuando bien pudo haber cumplido un interinato convocando a elecciones generales y reconfigurando la legitimidad del conjunto del Estado boliviano. Entretanto pudo haber cumplido con la exigencia del referéndum, pero no persistir en el intento de quedarse, pues sólo exacerbó las contradicciones a tal punto que su renuncia parecería no haber servido de nada.

Ramón Rocha Monroy

Ramón Rocha MonroyOjo de vidrio: Publicó las novelas: ¡Qué solos se quedan los muertos!-Vida de Antonio José de Sucre (Ed. El País, 2006), Potosí 1600 (Premio Alfaguara 2001), Ladies Night, La Casilla Vacía, Ando volando bajo (Premio Guttentag 1994), El run run de la calavera (Premio Guttentag 1983), Allá Lejos (Ed. Los Amigos del Libro, 1978). Inició su carrera literaria con Pedagogía de la Liberación (Premio Franz Tamayo de Ensayo 1975). Tiene dos libros de crónica gastronómica: Crítica de la sazón pura, Todos los cominos conducen aroma y La importancia de vivir en Cochabamba. Es también guionista de cine.
Blog clandestino

Contactos con el autor
close

Contacto con Ramón Rocha Monroy




12 + 4 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

En efecto: conocida la noticia, los dirigentes populares dijeron que su salida del Palacio no contribuía a nada y dejaba pendientes las dos grandes demandas: la nacionalización de los hidrocarburos y la convocatoria a la Asamblea Constituyente.

Esto significa que los bloqueos persistirán y que el país continuará su marcha al abismo, probablemente aun después de haber nacionalizado y convocado a la Constituyente. Pues sin proyecto político, ¿habrá alguien que frene la marejada social que se viene y el enfrentamiento previsible que provocarán estas dos medidas entre el Oriente y el Occidente.

Ahora sí que no es aventurado imaginar cualquier posibilidad catastrófica, incluido un movimiento separatista que pida el amparo de un ejército extranjero o una fuerza multinacional para garantizar su autonomía, que se convertirá en independencia. Así corremos el riesgo de tener un mal parto: una nueva república en el corazón de Sudamérica, con una población abigarrada y variopinta que pertenece a Bolivia en su conjunto.

Parecería que no hay la posibilidad de hallar tregua en esta guerra fratricida en la cual nos hemos trenzado, yo diría que incluso con buenas intenciones, pues nacionalizar los recursos naturales es un principio por el cual hemos luchado varias generaciones, y que ha tenido defensores conspicuos como Carlos Montenegro, Augusto Céspedes, Sergio Almaraz, René Zavaleta y Marcelo Quiroga Santa Cruz. Pero nadie quiere analizar con serenidad si éste será el momento histórico oportuno para hacerlo. ¿Por qué no nos levantamos cuando se producía la Capitalización? El gobierno actuó como un rodillo, llevando adelante su modelo con gran decisión, y muy pocos de los actuales líderes alzaron la voz en contra. ¡Quedaron paralogizados y patidifusos! Pero ahora que el proyecto, junto a la tole tole de la Constituyente, parece que va a provocar un enfrentamiento estratégico entre las regiones, con qué unanimidad queremos precipitarnos al abismo.

Ocurre que en el trasfondo de este movimiento, hay un cuestionamiento a la Nación boliviana desde sus orígenes y, naturalmente, una visión escéptica acerca de su viabilidad como Nación. Quizá nos convirtamos en un archipiélago de ayllitus, aldeítas y pahuichis, cada uno con su pocito de gas, su empresita minera o su minifundio, y nos convirtamos en una curiosidad histórica: la Edad Media en pleno siglo XXI.

Otros artículos de Ramón Rocha Monroy

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



7 * 3 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Contactar al autor
Uhr 2

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014