Miercoles 15 de agosto del 2018
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Política >> Ejecutivo
Actualizado el 2005-05-31 a horas: 04:35:58

El Presidente que más veces amenazó con renunciar, ahora se aferra al poder

Mesa se refugia en el apoyo de militares

Redacción Bolpress

Carlos Mesa, el presidente que en la historia boliviana más veces amenazó con renunciar, ahora se aferra al poder. Carente de respaldo ciudadano, se refugia en el apoyo de los militares. El presidente, que en octubre participaba en las manifestaciones de la COB y la Federación de Juntas Vecinales de El Alto, ahora hace esfuerzos por mantenerse en el poder, amenazado por multitudinarias marchas que piden nacionalizar los hidrocarburos, la convocatoria a una Asamblea Constituyente y rechazar el pedido de autonomías esgrimido por las oligarquía cruceña.

  • Artículos relacionados

Artículos que le pueden interesar

"Como Capital General de las Fuerzas Armadas quiero expresar aquí públicamente, mi compromiso con nuestra institución, para que se defienda el concepto de filosofía esencial, que está contenido en el artículo 208 de esta Constitución", afirmó, en el acto de homenaje a la creación del Comando en Jefe de las Fuerzas Armadas de la Nación.

"El que yo como Presidente de la República haya hecho una apuesta consciente por la paz y el diálogo, después de un trauma dramático como el de octubre de 2003, no quiere decir que conceptualmente renuncie a la aplicación de ese derecho, que no es el derecho del Presidente ni de las Fuerzas Armadas, sino el derecho de la nación boliviana a defenderse a sí misma", agregó.

El artículo 208 de la Constitución Política del Estado, señala que "Las Fuerzas Armadas tienen por misión fundamental defender y conservar la independencia nacional, la seguridad y estabilidad de la República y el honor y soberanía nacionales, asegurar el imperio de la Constitución Política, garantizar la estabilidad del gobierno legalmente constituido y cooperar en el desarrollo integral del país".

Según el mandatario, "es exactamente lo que hicieron las Fuerzas Armadas en los momentos más críticos que vivió Bolivia en el año 2003".

Ese año, cuando Carlos Mesa era vicepresidente del país y participaba en las sesiones de gabinete de Gonzalo Sánchez de Lozada, la represión militar dejó el saldo de más de 90 muertos.

Carente de apoyo, Mesa se ampara ahora en los militares y ahora ofrece impunidad por los hechos de febrero y octubre. "Si nuestra sociedad pone en tela de juicio a la jurisdicción militar, pone en tela de juicio un mecanismo legítimo fundamental de nuestras Fuerzas Armadas, y es absolutamente legítimo que nuestras Fuerzas Armadas apelen al respeto fundamental a un fallo existente, que como sabe cualquier persona, en el ámbito del derecho no puede establecerse un juicio por un mismo tema en dos tribunales distintos sin respetar la existencia de un fallo previo, que fue un fallo cerrado y que marca un derecho constitucional inalienable de la persona que lo recibió", dijo.

Tras los hechos de febrero, los militares se apresuraron en procesar y sobresser a cuatro implicados en el asesinato de una enfermera, aunque la fiscalía insiste en el procesamiento en los tribunales ordinarios.

Presionado por las movilizaciones, en la víspera Mesa hizo advirtió con pedir que sean los militares quienes repriman las manifestaciones populares.

"Si una sociedad democrática renuncia a la posibilidad de que la fuerza legalmente constituida, y eso son nuestras Fuerzas Armadas, pueda y deba intervenir en una situación de grave conmoción interna, está renunciando a la posibilidad de salvarse así misma. Y este es el meollo del problema", dijo.

"Si a nuestros generales, a nuestros coroneles, sargentos, soldados y clases, se les dice: señores el momento en que ustedes cumplan el artículo 208 pueden ser sometidos a la justicia como si hubieran cometido un delito, estamos mandando un mensaje equívoco a nuestras Fuerzas Armadas", dijo.

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



14 * 1 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Contactar al autor
Uhr 3

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014