Domingo 24 de junio del 2018
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Documentos >> Discursos
Actualizado el 2005-05-18 a horas: 03:42:30

Discurso del presidente Mesa al presentar su plan económico

Ciudadanas y ciudadanos de Bolivia:

  • Artículos relacionados

Artículos que le pueden interesar

Hoy el país ha dado un paso importante después de un largo, difícil y complejo camino.

El presidente del Congreso Nacional ha promulgado la Ley de Hidrocarburos. Brevísimamente decirles, que como había adelantado en un mensaje muy claro el pasado 6 de marzo, en mi conciencia, en los principios que yo profeso no había la posibilidad de que yo, como Presidente de la República, firme y promulgue la Ley de Hidrocarburos.

Varias razones que no voy a repetir hoy y que fueron largamente expresadas a lo largo de estos meses así lo justifica. Pero también soy consciente, de que la estabilidad del país, la unidad del país, la garantía de la paz en el mediano y largo plazo, dependía de cerrar la página de esta Ley y es por esta razón, que apelando a la Constitución Política del Estado, tomé la decisión. Decidí no promulgar la Ley pero tampoco vetarla, y por esa razón le correspondió hoy al presidente del Congreso Nacional el promulgar la Ley de Hidrocarburos, una Ley que hizo el Parlamento, una ley que marcó las líneas de pensamiento de los parlamentarios y que fue votada por los parlamentarios por su promulgación antes de enviarla al Presidente de la República.

Está demás decirles, compatriotas, que mi responsabilidad como Presidente de la República, es asumir la administración de esa Ley con todos los conflictos, dificultades, problemas, pero también, ojalá que si, beneficios que esa Ley pueda traer.

Y cumpliré mi tarea, cumpliré mi trabajo, porque represento al Estado boliviano. Como Poder Ejecutivo, una decisión fue la de no promulgarla y no vetarla, otra decisión es asumir lo que tenga que asumir en función de la administración de ese instrumento del Parlamento Nacional, no del Poder Ejecutivo ni del Presidente de la República.

Pero hemos, finalmente, terminado una etapa. Hemos volcado la página. Después de ese largo camino cerramos la página de la Ley de Hidrocarburos y nos ponemos a trabajar en temas que al país le importan y le interesan.

Y, sin ninguna duda, el país ha estado a la espera de la concreción de los avances que este gobierno ha hecho en su plan económico presentado en febrero del 2004 y en las propuestas de un plan económico y social para este periodo 2005-2007.

Sobre todo la necesidad de un énfasis en un programa social claro de nuestro gobierno, que permita entender claramente nuestro compromiso con la comunidad boliviana; nuestro compromiso con los seres humanos, mujeres y hombres que integran Bolivia, y eso solo se expresa a través de medidas sociales muy claras.

Es por esta razón, que quiero poner a consideración de ustedes esta noche, el plan económico y social del gobierno para este periodo 2005-2007.

El plan económico continúa nuestro programa de febrero del 2004, el plan social plantea propuestas nuevas, propuestas concretas, propuestas que se van a aplicar inmediatamente.

Este es un plan con proposiciones y acciones inmediatas; es un plan que espera no ser solamente ideas, que espera ser resultados, cifras, compromisos y acciones específicas.

Para ello hemos firmado en el Gabinete el día de hoy, prácticamente una cincuentena, medio centenar de decretos supremos, varias resoluciones ministerales y varios proyectos de ley que pondremos a consideración del Poder Legislativo.

Este es el concepto; vamos avanzando, no solamente con ideas generales, sino con instrumentos jurídicos del Poder Ejecutivo que representan acción, que representan decisión, que representan obras inmediatas.

Los conceptos generales: nuestro plan económico y social lo hemos denominado Bolivia Productiva y Solidaria. Este es el nombre genérico del plan que espera representar su espíritu: Bolivia Productiva con competitividad, Bolivia Solidaria con compromiso con sus ciudadanos y sus ciudadanas.

Hablamos además de un nuevo Estado para todos, estamos tratando de construir un nuevo Estado en Bolivia, un Estado que recupere lo mejor de su tradición y que permita entender el momento de este siglo XXI en el que vivimos, un nuevo Estado que tiene tareas concretas, tareas que tienen que ser identificadas.

Permítanme desarrollar estas ideas y explicárselas en detalle a ustedes en esta oportunidad, y hacerlo aquí en el Gabinete, junto a los ministros de Estado que me acompañan, por una simple y sencilla razón: porque es un equipo el que ha trabajado, porque no es el trabajo del Presidente, porque todos los ministros, viceministros y directores han estado durante varios meses trabajando dura e intensamente, para que nuestro plan económico y social tenga sentido, sea coherente, responda a la realidad del momento.

Hablemos mínimamente y rápidamente de ¿qué hemos logrado hasta ahora?, ¿cuáles son los elementos de avance de Bolivia desde el 17 de octubre del 2003 hasta hoy?

Lo más importante, una macro economía tambaleante -recuerdan ustedes el dramático discurso en el que yo les contaba del déficit fiscal que hoy está mucho mejor-, un déficit fiscal del 8.1 por ciento del Producto Interno Bruto, el 8 por ciento de déficit fiscal, el más alto de América Latina en ese momento, el promedio del déficit fiscal en el continente está por debajo del 3 por ciento del PIB.

Hemos reducido ese déficit al 31 de diciembre del 2004 a 5.7 por ciento; un esfuerzo gigantesco de honestidad, transparencia y eficiencia -que permítanme quiero destacar-, y unas metas específicas que van a colocar al 2005 el déficit prácticamente en el límite del 5 por ciento.

Tenemos la confianza de la Comunidad Internacional, hemos logrado el mantenimiento de la cooperación y de financiamiento externo después de esa dramática crisis política.

Las exportaciones han crecido de manera espectacular, el crecimiento más importante de las últimas cuatro décadas. De 1.600 millones de dólares de exportación hemos superado los 2.100 millones de exportación. Barrera histórica, 2.000 millones y por encima. 32 por ciento de crecimiento en las exportaciones.

Mérito de todos, mérito suyo productor, empresario, exportador, mérito del conjunto del país, mérito de un gobierno que mantuvo reglas de incentivo muy claras y muy positivas, mérito de una situación internacional favorable.

Hemos reducido el gasto público muy claramente. La reducción de los gastos reservados son solo un ejemplo y la reducción de los salarios de los ministros son otro ejemplo, clarísimo, de ese plan de austeridad muy grande e integral.

Hemos ejecutado inversión pública -permítanme subrayarlo-, en un 120 por ciento. Es decir, de lo presupuestado originalmente hemos cubierto la totalidad de lo presupuestado y hemos ejecutado un 20 por ciento adicional de lo que habíamos presupuestado. Un nivel de eficiencia, que tiene que ver con la conciencia de que la inversión pública ayuda muchísimo cuando hay baja de inversión privada y el gran desafío que tenemos ahora es subir la inversión privada.

No es frecuente que un gobierno pueda decir, ejecutamos 120 por ciento de la inversión pública.

Tenemos un superávit de 265 millones de dólares. En una balanza entre lo que compramos y lo que vendemos, hemos, por primera vez, vendido más de lo que hemos comprado. Tradicionalmente Bolivia ha tenido siempre una balanza deficitaria, comprando más de lo que exportaba, ahora el país produce más de lo que compra y esa es una muy buena noticia.

Este plan de austeridad al que hacía referencia, nos ha permitido un ahorro de 40 millones de dólares al Estado boliviano. Para el Presupuesto General de la Nación ese es un avance muy importante.

Y creo que si hay algo que quiero subrayar como un éxito al que ustedes me han ayudado a lograr, ha sido el Compro Boliviano.

El Compro Boliviano fue quizás el gran programa estrella del programa económico de febrero del 2004, que se traduce en adquisiciones por casi 1.000 millones de bolivianos. Gracias al sistema del Compro Boliviano, las compras del sector público de productos nacionales han pasado del 6 por ciento al 12 por ciento y se están incrementando.

Hemos mantenido el costo de la energía para la industria nacional, hemos subvencionado los combustibles. Quiero subrayarlo; mantener tarifas eléctricas y subvencionar el combustible implica un compromiso clarísimo del gobierno para el sector productivo, comprendiendo que el sector productivo necesita un incentivo del Estado.

Hemos vivido un proceso de reactivación en la minería con inversiones extraordinarias, que en el curso de los próximos tres años pueden acercarse a los 1.000 millones de dólares. Basta mencionar San Cristóbal y San Bartolomé en el departamento de Potosí, generando una gran expectativa a un sector que estuvo deprimido durante prácticamente dos décadas.

Y algo fundamental; si hemos hecho una apuesta para ayudar al sistema productivo boliviano y al conjunto del país, se llama infraestructura vial.

Infraestructura vial que ha cubierto casi el 50 por ciento del total de la inversión pública, de esa inversión pública que tuvo un nivel de eficiencia 20 por ciento por encima de lo presupuestado.

Menciono solo dos ejemplos, voy a hablar en un momento de otros más detallados: San José Roboré, San José - Roboré que es parte de Santa Cruz-Puerto Suárez, y por supuesto Potosí y Tarija. El asfaltado de esos dos núcleos fundamentales de comunicación es una muestra de nuestro compromiso.

Hemos desarrollado acciones, inversión y obras en carreteras superiores a los 3 anteriores gobiernos. En este gobierno estamos desarrollando obras de infraestructura vial superiores al conjunto de los tres anteriores gobiernos.

Esto para que ustedes tengan una idea de cómo avanzó nuestro programa económico de febrero, cuáles fueron sus logros, errores, deficiencias. ¿Fallas?, sin duda que las hemos tenido, y precisamente porque hubo errores, hubo fallas y problemas hemos querido generar este plan económico y social. Económico y social. Social no teníamos nada hasta ahora y esa era una deficiencia que no podía continuar en el gobierno.

Para llevar adelante este programa, este plan, no solamente hemos trabajado en el gabinete. El gabinete, sobre todo en el área económica y social, ha consultado con los sectores interesados, ha escuchado, ha querido aprender de las lecciones de nuestros errores.

Hay una cosa que se llama Diálogo Nacional Productivo. El Diálogo Nacional Productivo que tuvo casi 70 mil personas participando, ha sido una lección impresionante para llevar adelante nuestro programa, el programa que estamos poniendo a consideración de ustedes el día de hoy.

De modo que creemos no solamente haber trabajado en equipo, sino ser parte de una sociedad a la que hemos escuchado para ir adelante.

¿Cuál es el nuevo rol del Estado? Lo mencioné ya en una anterior oportunidad, en febrero del 2004. Un rol impulsor del desarrollo y la actividad económica, recuperando un concepto básico: fomento.

Voy a hablar de fomento, que era una de las grandes tareas que nos estaban pidiendo, seguridad jurídica, estructura jurídica clara después de estos terribles remesones que hemos tenido con la Ley de Hidrocarburos. Hay que trabajar en ello.

Desburocratización, menos pasos, menos trabas, menos problemas, menos rollos que le damos al ciudadano para que pueda exportar, para que pueda hacer sus trámites, para que pueda tener un carné, y, por supuesto, un trabajo de apoyo al desarrollo económico, productivo y competitivo y al desarrollo financiero.

Es un Estado que tiene que ser actor protagónico en sectores estratégicos de la economía. El concepto filosófico de la Ley de Hidrocarburos, independientemente de sus problemas, marcó a partir del Referéndum nuestra línea. Queremos un Estado actor, queremos un Estado protagonista, queremos un Estado con palabra en los sectores estratégicos y queremos también un Estado que participe en la economía mixta.

Volvamos al criterio de que hay posibilidad de alianza y de sociedad entre Estado e inversionista privado y que juntos podemos trabajar. El Estado solo, el Estado junto, el Estado como parte de, pero ya no un Estado que mira desde lejos y que no mete las manos, como se había planteado en la década de los años 90 en una visión tan flagrantemente liberal. Y por supuesto no puede dejar de ocurrir, un Estado normador y un Estado regulador.

Ese Estado no sería viable, no sería entendible sin la idea de un Estado solidario, y ahí va el programa social, el plan social. Un Estado solidario inclusivo, que invierte en programas sociales concretamente, y espero poder mostrárselo ahora en esta noche; un Estado que se ocupe de tarifas solidarias, un Estado que se ocupe de salud y educación, en inversiones concretas y en programas específicos; un Estado que ahora vamos a definir en ese nuevo rol.

Creo que podemos hacer dos escenarios para este Estado. Bolivia Productiva y Competitiva, que tiene cinco objetivos; y Bolivia Solidaria que tiene cinco objetivos. Esos cinco objetivos que queremos comenzar a cumplir en el periodo 2005-2007, y que por supuesto debieran ser la base del lanzamiento aprovechando este gran momento de productividad y de crecimiento económico para el largo plazo.

Objetivo número uno de la Bolivia Productiva y Competitiva: una plataforma exportadora eficiente, desarrollar oferta exportable, negociar acceso real a los mercados externos.

Segundo objetivo: creación de empleo, fundamental, creación de empleo. Permítanme recordarles que nuestro gobierno ha logrado después de siete años reducir el desempleo. El desempleo ha bajado en casi un punto, de 9 y fracción a 8.4. ¿Suficiente? para nada, pero está bajando el desempleo, está creciendo el empleo.

El empleo y la creación de un empleo digno, un empleo oportuno, dirigido prioritariamente a la inversión pública y privada en áreas multiplicadoras como vivienda y construcción, son fundamentales.

Tercer objetivo de nuestro plan: incremento de productividad y competitividad. Ese es el secreto para que la torta de nuestra economía; chiquitita como es sea gigantesca. Tenemos que lograr que esa torta se haga más grande con producción nacional, mejorando la oferta de productos nacionales y las condiciones del desarrollo social.

Cuarto objetivo fundamental: estabilidad económica. No podemos olvidar dentro de todo, en un Estado de cualquier naturaleza y con cualquier orientación, si no hay una situación económica estable: inflación controlada, crecimiento del PIB razonable, elementos de déficit fiscal controlados y reduciéndose, no vamos a poder avanzar.

Y finalmente algo básico, que creo que es un ingrediente nuevo, o que se recupera pero en mejores condiciones. El quinto objetivo: acceso al financiamiento para los sectores productivos, y esperamos tener medidas concretas que les voy a poner a consideración para garantizarlo.

Qué pasa con los cinco objetivos de nuestra política social. Los cinco objetivos del plan social. Primer objetivo, extender la protección social en dos áreas: salud y seguridad alimentaria y nutricional, salud y seguridad alimentaria. Es una red de protección social a los más vulnerables; primer objetivo.

Segundo objetivo: transformar integralmente el sistema educativo nacional. Arrastramos una Reforma Educativa con su luces y sombras. Eliminemos las sombras, incentivemos las luces y hagamos que la gente participe, participe realmente, los maestros, los padres de familia, las comunidades, de esta visión integral de una nueva educación.

Tercer objetivo: ejercicio pleno de los derechos de los pueblos indígenas y originarios, equidad de género y generacional, en otras palabras, inclusión a quien siempre se les ha dado la espalda, con medidas concretas que tienen que ver con una línea de largo aliento, pueblos indígenas y originarios. Mujer, vejez, preocupación por los niños y jóvenes son parte de un escenario integral.

Cuarto objetivo: consolidar y profundizar el proceso de descentralización. Eso quiere decir mejores gobiernos municipales, mejor gestión, menos corrupción, más eficiencia y quiere decir también procesos de autonomías.

Quinto objetivo: democratizar el acceso a la tierra y los recursos naturales. El gran desafío de estos años es la tierra, el gran problema de este país es la tierra. Si no resolvemos el problema de la tierra vamos a tener problemas serios. Hay que trabajar en ello.

Permítanme desarrollar, voy a tratar de hacer de la manera más exhaustiva posible, pero a la vez lo más breve, les pido a ustedes consideración, porque quizás use más tiempo del que a mi mismo me gustaría, pero creo que tenemos un plan lo suficientemente fuerte, profundo y concreto que vale la pena que ustedes conozcan.

Primero, he separado varias cosas, y quiero empezar por algo que a usted siempre le ha preocupado, colas, vuélvase mañana, trámites, todo es difícil, todo es complicado. Parece que la política del no es la que manda en la administración pública.

¿Cómo queremos simplificarle la vida a usted ciudadano, a usted empresario, a usted productor, a usted pequeño productor?, descentralizando servicios, vamos a descentralizar el INRA, descentralizamos el proceso de saneamiento de propiedad agraria en cada departamento, y permitimos que evitemos esa espantosa burocracia, ¿para qué?, para que el trámite de tierra que usted quiere tener saneada, que ahora le cuesta dos años y medio de tiempo, se reduzca a seis meses.

El objetivo parece modesto, pero usted que ha vivido dos, tres, cuatro, cinco años esperando su tierra, si la logra conseguir en seis meses habremos avanzado mucho.

El SIVEX, el famoso Servicio de Ventanilla de Exportación, se descentraliza en la Cámara Departamental de Exportadores de cada departamento, de modo que terminemos esa centralización, y ojalá que los propios empresarios nos puedan ayudar con un SIVEX descentralizado.

El Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (SENASAG), se desconcentra en funciones técnicas y administrativas en los departamentos, manteniendo las prerrogativas que tiene la oficina central, pero desconcentramos el SENASAG.

Sigo con la eliminación de burocracia. Eliminamos el requisito de fotocopias legalizadas, no más fotocopias legalizadas para trámites administrativos, carnetización gratuita en el área rural, lo dejo colgado porque entra en el programa social. En un momento voy al detalle.

Modificación del reglamento del RITEX, el Reglamento de Internación Temporal para Exportaciones. Usted que es exportador sabe lo engorroso que es el mecanismo, para permitir a pequeños productores acceder al mercado exportador. Flexibilización del reglamento en materia de contaminación atmosférica para permitir la internación de más de 12 mil vehículos a la actividad productiva nacional.

Este es el mecanismo de simplificación. Hagámosle la guerra a la burocracia, ha sido nuestro concepto. Hay mucho más que hacer, pero estas con medidas concretas que se empiezan a aplicar inmediatamente, porque junto con este mensaje viene ese paquete de casi 50 decretos, resoluciones ministeriales y proyectos de ley.

Hablemos de la primera parte, el primer objetivo. Impulso a las exportaciones, primero. Ya no podemos trabajar separados, hay que hacer una política consensuada entre exportadores y gobierno, no son dos escenarios distintos, somos socios, tenemos que ser aliados, tenemos que trabajar juntos, tenemos que escucharlos a ustedes que exportan.

Vamos a reglamentar y facilitar el uso de zonas francas en el exterior, particularmente en los países que forman parte de esa maravillosa vía Paraná-Paraguay.

Vamos a desarrollar una red externa boliviana. 34 embajadas y 100 consulados tienen que ser instrumentos de guerra de las exportaciones bolivianas, convirtiéndose en promotores de la economía, el turismo y la cultura del país. Hay un decreto supremo que establece específicamente en qué consiste ese proceso de nuestro servicio exterior.

Y vamos a impulsar los tratados de libre comercio. Yo sé que usted está pensando que el TLC es fundamental. Yo pienso que el TLC es fundamental, el TLC con los Estados Unidos, tenemos que activar la Cuenta del Milenio, tenemos que aprovechar las oportunidades extraordinarias que se nos da en esos ámbitos.

Vamos a mejorar algo vital, el turismo, con medidas que pueden parecer pequeñas, pero que creemos que son las mejores. La primera medida es, construir tres aeropuertos en aquellos puntos que nos parecen cruciales para el turismo boliviano.

El aeropuerto de Uyuni, estoy hablando de aeropuertos asfaltados, el aeropuerto de Rurrenabaque que nos comunica con esa maravillosa región del Madidi, y el aeropuerto de San Ignacio de Velasco que nos permite integrar el circuito extraordinario de las Misiones Jesuíticas de Chiquitos.

Vamos a desarrollar específicamente doce destinos turísticos nacionales prioritarios. ¿En qué consiste eso?, voy a poner un ejemplo, la Isla del Sol en el Lago Titicaca. Allí tenemos que trabajar -y ya lo estamos haciendo-, a través de programas compartidos, mejoramiento de vivienda por ejemplo, para generar alojamientos para los turistas, para generar entrenamiento e instrumento de recepción de turismo y para mejorar en la medida de lo posible, los elementos mínimos de infraestructura, de comunicaciones en esas regiones. Estamos hablando de 12 destinos turísticos nacionales.

Y estaremos presentando, mañana lo haremos, un anteproyecto de ley que establece una tasa de 10 dólares a cada turista extranjero, para promoción de la actividad turística sostenible. Esos 10 dólares va específicamente a promocionar la actividad turística del país.

En el área de los hidrocarburos, el tema del diesel sigue siendo una cuestión de preocupación de todos, abastecimiento adecuado de diesel, conscientes de que el país no produce el diesel suficiente, tenemos déficit de provisionamiento de diesel.

Tenemos en consecuencia que reducir el parque automotor que usa diesel, convirtiendo ese parque automotor en gas natural vehicular. Esto es vital, hay que trabajar y en un momento hablaré de ese proceso.

Y vamos a prohibir la importación de vehículos nuevos y usados a diesel con una cilindrada menor a 4.000 centímetros cúbicos ¿Para qué? para ayudar a un mayor consumo de gas natural vehicular y gasolina en la que eventualmente tenemos superadas. Ojo con esto; esta prohibición de cuatro mil centímetros cúbicos no toca a sectores de trabajo. La minería, la agroindustria, el pequeño y mediano productor agropecuario no va ha tener esa limitación. Estamos hablando de vehículos de consumo, del año del vehículo que tiene cada uno o los de transporte público.

Es ahí donde está la limitación porque tenemos que definir una política de cambio de matriz energética si este país quiere tener consistencia y viabilidad en este ámbito de consumo. Y por supuesto que usted me lo ha reclamado y con toda la razón; usted empresario que me dice: muy bien, no hay diesel pero hay contrabando. Tiene razón . Dos medidas : lucha contra el contrabando y la especulación de diesel mediante el control social y sobre todo acción específica de la Policía y las FF.AA a través de un decreto, con una instrucción concretísima de ir a terminar o a reducir el contrabando de diesel en nuestras fronteras.

Uno de los elementos mas importantes -me había referido a la infraestructura-, está referido al proyecto siderúrgico de El Mutún, una de las reservas más importantes y mas grandes de hierro del mundo. Estamos creando ahora, hoy la Empresa Siderúrgica de El Mutún, con el fin de posibilitar la licitación internacional de la industrialización de los yacimientos de hierro mediante gas natural boliviano. Y vamos a construir, porque una cosa sin la otra no se entiende, el complejo ferroportuario Puerto Suarez- Puerto Busch, una línea ferrea y un puerto que permite exportar granos, que permite exportar derivados de granos, que permite exportar diversas mercancías y que permite exportar hierro. Pero es un complejo que tiene que ser industrializado. No solamente queremos la materia prima. Hay por lo tanto una nueva empresa y un decreto para permitir la licitación, al más corto plazo, del complejo ferroportuario.

Uno de los déficits más grandes que hemos tenido a lo largo de las últimas décadas, déficit de todos nuestros gobiernos -de Bolivia, me refiero claro-, es una estrategia concreta para el área rural. La Estrategia Nacional de Desarrollo Agropecuario y Rural que definimos con el nombre de ENDAR, es, creemos, esperamos, la respuesta a ese problema.

Es un instrumento de consenso que incrementará el ingreso y el empleo en el área rural, con seguridad alimentaria y un enfoque de creación de mercados que es lo más importante para la productividad. ¿Que tenemos que hacer para que eso se logre?, riego, financiamiento, mercados asistencia técnica, investigación, infraestructura productiva, sanidad agropecuaria, desarrollo alternativo. Y vamos a hacer transferencias directas de recursos a las comunidades en función de proyectos específicos que permitan ver que hay una acción del Estado que ayuda a este mecanismo. Tenemos que elevar el ingreso per cápita del área rural en un 5% tenemos que aumentar las exportaciones en un 20% por año, tenemos que generar un crecimiento de 5% del empleo rural y tenemos que hacer que haya compras estatales de alimentos e insumos del sector agropecuario. Estos son los objetivos específicos de la ENDAR para el período de nuestro gobierno.

Y aquí tenemos un proyecto de mecanización del Agro. Alguien me decía, ojo con el equilibrio ecológico y con el respeto al medio ambiente. Es cierto, hay que hacerlo racionalmente, pero es necesario. ¿En que consiste?, por primera vez se impulsa un programa de mecanización del agro para pequeños productores que consiste en la entrega, ya, de 550 tractores 130 motocultores 300 motobombas y 25 sembradores de grano. ¿A quién?, a pequeños productores campesinos indígenas y originarios, con financiamiento de diez años y tasa de interés del cinco por ciento. Es una inversión de quince millones de dólares de aplicación inmediata.

Hablamos ahora de la erradicación de la fiebre aftosa. Se libera del pago de impuestos de importación a las vacunas via NOCRES (Notas de Crédito Fiscal) muy importante porque hay un programa cuyo objetivo es la erradicación total de la fiebre aftosa en el país. Se van ha importar seis millones de vacunas a un costo 13% menor del precio normal internacional de la vacuna.

Hablamos de programas -y esto tiene que ver con los objetivos fundamentales-, y los objetivos fundamentales estamos hablando de incremento de productividad y competitividad. En ese objetivo estamos marcando todas estas acciones.

Va a integrarse la ciudad de Trinidad y las poblaciones de Yucumo, San Borja y San Ignacio de Moxos a la red nacional, a través de la interconexión eléctrica Caranavi-Trinidad. Son 47 millones de dólares que financia la CAF y el Tesoro General de la Nación. Vamos a generar varios empleos; la obra va a terminar el 2007 de modo que tendremos la interconexión eléctrica, que romperá una serie de limitaciones económicas y de productividad, grandísimas, que tiene el Departamento del Beni. Se va a liberar el TGN , el Tesoro General, de la carga que representa el diesel, porque en este momento el Tesoro General está subvencionando el diesel que alimenta la electricidad a toda esa región, incluyendo la capital del Departamento del Beni y vamos a poder trabajar con tarifas razonables.

Tenemos también una estrategia nacional de desarrollo industrial manufacturero. Esta es una estrategia de largo alcance hasta el año 2010. Busca mejorar la productividad, la competitividad y la diversificación de la producción manufacturera nacional. Es una estrategia con medidas de innovación tecnológica, capacitación, fomento, desarrollo del mercado inversiones externas e infraestructura productiva. La primera acción es el Foro Boliviano de Competitividad que se realizará la primera semana de junio del 2005.

Hablaba al comenzar el mensaje, del aporte que estamos haciendo a la inversión en infraestructura carretera, que ayuda, que subvenciona, que apoya a las exportaciones.

Periodo 2005 -2007, hacia el este, Brasil y el Atlántico: Santa Cruz Puerto Suárez, que además de todo lo que se ha desarrollado se ha adjudicado el puente sobre el Río Grande -el Río Grande con el Puente Paila-, y los cinco tramos que estamos cerrando para terminar esa carretera al más breve plazo posible.

Hacia el sur, Argentina y el Atlántico: La Mamora-Kilómetro 19, concluidos los 84 kilómetros de asfaltado; Potosí-Tarija, 312 kilómetros de asfalto en ejecución; Vitichi-Cotagaita 121 kilómetros de asfalto en ejecución; Camiri- Boyuibe-Yacuiba en plena rehabilitación, porque ya la capa asfáltica está muy deteriorada.

Hacia el sur, Paraguay y el Atlántico: Vertiente-Hito 94, en otras palabras Villamontes-frontera con el Paraguay, 102 kilómetros en licitación para terminar, si todo va bien, al finalizar el 2007.

Hacia el norte y el Brasil: Cotapata-Santa Bárbara, estamos pavimentando los 49 kilómetros de esa carretera y otros 4 tramos hasta Riberalta que están en gestión de financiamiento.

Al oeste Pacífico y Chile: Oruro-Pisiga, Ancaravi-Huachacalla, 70 kilómetros de pavimento rígido ya concluidos; Toledo-Ancaravi, en gestión de financiamiento para concretar un anhelo que es el asfaltado desde Oruro hasta la frontera con Chile.

Otros trabajos: la Hidrovía Ichilo-Mamoré, mejorar la Hidrovía en 1.380 kilómetros con una inversión de 15 millones de dólares para convertirla en un corredor de exportación.

La concesión, lo había mencionado, del proyecto Ferroportuario a Puerto Busch que es muy importante para El Mutún, y la rehabilitación de la carretera La Paz-Oruro que falta solamente el tramo Melgarejo-Ventilla, una carretera que ha tenido muchas dificultades y que está totalmente resellada terminando con este tramo.

Hablemos ahora de lo que significa el concepto de un equilibro macroeconómico. El equilibrio macroeconómico implica austeridad, más austeridad porque tenemos dificultades. El país no tiene que perder de vista que nuestro Tesoro General de la Nación afronta problemas, por la simple y sencilla razón de que ingresa muchísimo menos dinero del que gasta.

Necesitamos un fuertísimo apoyo internacional, apoyo directo al equilibrio de nuestro Tesoro General y de nuestro presupuesto.

Requerimos mantener controlada la inflación, y tenemos un indicador de inflación de expectativa que esté en el orden del 3 y medio por ciento, alrededor; muy por debajo del 4.4 que tuvimos el 2004.

Tenemos una previsión de crecimiento del 4 y medio por ciento del PIB; estamos creciendo más que el año pasado. Tres y medio tuvimos el año pasado ahora vamos al 4 y medio. Quiere decir que nuestra economía crece.

Tenemos que trabajar razonablemente en nuestro sistema cambiario para mantener nuestra moneda competitiva, porque ese es otro apoyo que le hace el Estado boliviano al exportador. Una moneda boliviana competitiva lo coloca en buenas condiciones al exportador, y ese control de la moneda y del cambio es muy importante en ese camino.

Tenemos que mantener la idea de un sistema financiero que sea equilibrado y sano, y eso implica racionalidad, implica responsabilidad; tenemos que marcar una relación sensata de gasto.

Cuando tenemos las discusiones con los sectores sociales, que por favor entiendan que si no damos más es porque no tenemos más y porque nuestra austeridad es clave para ese equilibrio económico.

Hablemos del quinto pilar, muy importante, acceso al financiamiento. No le tengamos miedo a la palabra fomento, pero no vayamos a convertir el fomento en plata que tira el Estado por el caño y se va a la basura. No hablemos de una banca que regala dinero, hablemos de una visión que ayuda al acceso al crédito.

En 60 días tendremos terminado un proceso de renovación de nuestros instrumentos de financiamiento. Fundamental FONDESIF. FONDESIF va a convertirse exclusivamente en un instrumento dedicado al pequeño y microcrédito, exclusivamente pequeño y microcrédito; productivo, fundamentalmente productivo. No queremos orientar el pequeño y micro crédito al crédito de consumo, y para eso necesitamos una nueva estructura, necesitamos una nueva visión de FONDESIF, que le permita a usted pequeño y micro productor acceder a un crédito que tiene el fomento del Estado.

Eso implica también la dinamización de los fondos. El FPS, el FNDR que han trabajado extraordinariamente bien el 2004, se terminó la corrupción, se terminó la prebenda, el nivel de ejecución de crédito de ambos fondos se ha multiplicado en relación de 4 a 1 en lo que había ocurrido en el año 2003, tenemos que profundizar una orientación destinada a estos sectores, y ver, qué pasa también con el sistema productivo en el ámbito municipal.

En 60 días se presenta el rol y proyección estratégica de NAFIBO, y aquí dividimos FONDESIF para el pequeño y mediano productor, pequeño y micro productor, para decirlo mejor, y NAFIBO destinado a el gran productor, al crédito grande, aquel que necesita por razones de su visión empresarial y de su tamaño empresarial, ese tipo de crédito.

Y tenemos que reestructurar, cambiando las reglas de nuestro famoso Fondo de Reestructuración de Empresas, que no ha funcionado, y ese ha sido uno de los fracasos que hemos tenido en el programa de febrero de 2004.

¿Cómo vamos a lograr mayor eficiencia?, a través de una nueva reglamentación. Reglas que permitan mayor acceso, pero que no signifiquen reflotar muertos, que signifiquen apoyar a aquellas empresas que tienen opciones. Hay que trabajar en ello y esos 60 días nos permiten hablar de un nuevo FONDESIF, de un nuevo NAFIBO y de un nuevo Fondo de Reestructuración de Empresas.

Para ello necesitamos procesos de transparencia, vamos a poner en vigencia el registro nacional de directores y síndicos como instrumento para institucionalizar la representación del Estado en empresas con participación estatal.

Vamos a presentar anteproyectos de ley al Congreso: mejora de crédito, leasing, modificaciones y complementaciones a la reestructuración voluntaria de empresa (que ya la he mencionado), comunicación electrónica de datos (el famoso comercio electrónico), y vamos a hacer un par de medidas muy importantes: disminución de la tasa de interés penal para los créditos en mora de entidades de intermediación financiera, y activación del mercado de capital, facilitando la obtención de préstamos hipotecarios de vivienda.

Estamos trabajando en varias normas. Fondo de garantías recíprocas, políticas de incentivo para la cartera del sistema financiero hacia moneda nacional y UFV's. Hay que ir en un proceso de desdolarización de nuestra cartera de créditos sin hacer ninguna cosa irracional ni irresponsable, pero tenemos que generar incentivo para que usted se preste en bolivianos o se preste en UFV's, y que ese préstamo usted sepa que está garantizado y que no tiene riesgos -tenemos ya un nivel de estabilidad monetaria de largo plazo que así parece plantearlo-, programa de adecuación para entidades financieras no reguladas, reglamentos para el fondo de capital de riesgo...Y no continúo porque ya son temas demasiado técnicos, que usted que está interesado, podrá conocer en detalle en nuestro paquete de decretos de resoluciones ministeriales, y de proyectos de ley que vamos a presentar a consideración en la Gaceta Oficial.

Este es el conjunto de temas que hacen a esta Bolivia productiva y competitiva, plataforma exportadora, creación de empleo, incremento de productividad y competitividad, estabilidad macroeconómica, acceso al financiamiento.

¿Qué podemos decir del programa social?, tenemos que cambiar la lógica del Estado. Para eso necesitamos un Estado fuerte, capaz de garantizar unidad e integración nacional, reconociendo la diversidad, reconociendo el proceso de descentralización, que reconozca que lo más importante que tiene es el capital humano.

Usted, mujer y hombre que me ve, que habita Bolivia: si no somos capaces de hacer un programa social que se preocupe por usted y tener un Estado solidario por usted, un nuevo Estado para todos, no estaremos cumpliendo nuestro objetivo más importante.

Tenemos que mejorar la calidad de vida de bolivianas y bolivianos. El Estado tiene que representar el interés general, no el interés de un grupo o de un sector; tiene que hacer políticas legítimas, con instituciones públicas que lo ayuden a usted, y tenemos que lograr algo muy importante: corresponsabilidad, alianza entre usted y el Estado.

Si el Estado no está aliado con usted y usted no está aliado con el Estado en una política social y en un visión social, no vamos a ir a ninguna parte. Eso habla de desarrollo humano, habla de seguridad humana.

Pero vamos a trabajar específicamente en algunos proyectos muy concretos. Salud, y quiero que usted me ponga mucha atención aquí, porque creo que estamos atacando a esos sectores que necesitan más -de un ataque positivo, por supuesto-, cuando digo atacar quiero decir, apoyar, aportar.

En salud, hemos denominado al programa, EXTENSA, porque queremos extender la red social de protección de usted en salud, ¿en qué consiste?, primero, lo que hemos llamado programa solidario, un programa solidario destinado exclusivamente a la mujer campesina, indígena y originaria embarazada.

Le vamos a pagar 100 bolivianos, le vamos a dar 100 bolivianos a cada mujer embarazada del área rural con una sola condición: con la condición de que cumpla sus visitas periódicas mientras está embarazada y que lleve adelante los programas de vacunación de su hija o su hijo una vez que ha dado a luz.

Si cumple esos requisitos recibirá 100 bolivianos ¿cuál es el objetivo?, reducir niveles de mortalidad materna, los más altos en América del Sur y reducir niveles de morbilidad y mortalidad infantil, los más altos en América del Sur. Es un programa concreto, lo hemos llamado Programa Solidario con la Mujer Embarazada.

Segundo, equipos móviles de salud. 59 equipos móviles de salud en acción al 31 de diciembre del 2005, hasta el 31, durante este tiempo, 59 equipos móviles de salud en el área rural, y hasta el 2007, 120 equipos móviles de salud, para que la salud vaya donde usted está y usted que está aislado no tenga que ir a buscar la salud, a veces eso le cuesta la vida o unas enfermedades muy graves.

Comités populares de salud. 1.400 comités populares de salud, a través del desarrollo de sus capacidades para la gestión y la vigilancia comunitaria. Tenemos que lograr 7.000 comités al 2007.

Un comité de salud es aquel que hace un seguimiento, aquel que está en una pequeña comunidad, mirando cómo está avanzando el tema de salud y contribuyendo con el Estado. Por eso hablamos de un Estado solidario de corresponsabilidad.

Y finalmente boticas comunales -el viejo término de la botica en vez de la farmacia-, 1.400 boticas comunales en el año 2005. Al 31 de diciembre tenemos que tener 1.400 boticas que tienen un stock de medicamentos básicos de acceso en puntos donde usted no tiene facilidad, porque, por supuesto, en la ciudad podrá encontrarlos pero en pequeñas poblaciones no.

Al 2006 tenemos que lograr 7.000 y terminar con 10.000 en el 2007. Al 6 de agosto del 2007 deberíamos tener 10.000 boticas comunales funcionando, pero ahora ya tenemos esas boticas y tenemos que contar con 1.400 a fin de este año.

Estos son programas concretos, el programa solidario, los equipos móviles de salud, los comités populares de salud y las boticas comunales. Ese es el programa EXTENSA de salud concreto, tangible que está en funcionamiento inmediatamente.

En educación tenemos tres propuestas. Primer programa educación para el desarrollo, ¿en qué consiste?, capacitar a jóvenes de 15 a 24 años que han abandonado el sistema escolar y a los que queremos darles prácticas laborales en empresas, subsidios para que puedan culminar su preparación en educación técnica.

Estamos pensando en 14.000 jóvenes, 14.000 jóvenes, mujeres y hombres de escasos recursos que han abandonado el sistema escolar, que puedan ser beneficiarios de este servicio al 2007, en el periodo 2005-2007.

Eso es programa Educación para el Desarrollo, capacitación técnica de jóvenes que han abandona la escuela. Impulsar un programa ya existente, Jóvenes con la Participación Popular, jóvenes con formación que van a trabajar en municipios y que van a ayudar a la gestión de los municipios. 2.000 jóvenes voluntarios egresados de universidades, que prestan ya asistencia en 250 municipios y 20 mancomunidades. Es un programa al que le damos primera prioridad. Todos estos programas están financiados, tanto los de salud como los de educación.

Y finalmente, el concepto del maletín del maestro, ¿qué es el maletín del maestro?, un pequeño maletín con obras básicas, con libros básicos que le ayudarán en el proceso educativo.

Al 2005, al 31 de diciembre del 2005 deberán haber recibido el maletín del maestro, 5.360 directores de escuelas y 4.373 profesores de lo que se llama Escuelas Unidocente, que el profesor es director de la escuela y profesor a la vez, porque son núcleos muy pequeños.

Estamos hablando de prácticamente 10.000 maletines del maestros que tendrán que ser entregados al 31 de diciembre del 2005.

Carnets de Identidad. Tenemos que lograr la carnetización del total de las bolivianas y bolivianos, por eso tenemos un proyecto a través de brigadas móviles que está comenzando en el departamento de La Paz, pero que deberá extenderse en los próximos años.

Al 31 de diciembre del 2005, este proyecto a cargo del Ministerio de Interior, va a beneficiar a 60.000 personas que van a haber recibido su carnet de identidad y que van a ser ciudadanos, y tenemos que hacer extensivo este programa el 2006 y el 2007, para llegar a una meta que esté acercándose a cubrir, por lo mínimo el 80 por ciento del área rural. Este es un objetivo básico porque la identidad es aquello que lo convierte a usted en ciudadano.

Usted me estará preguntando en los programas sociales, y el gas, acabamos de hablar hace unos minutos de la Ley de Hidrocarburos.

Es una obligación y una prioridad de nuestro gobierno. En el contexto de un programa de seguridad energética nacional, estamos marcando la expansión de redes de gas, con un fondo ya financiado de 35 millones de dólares que va a posibilitar lo siguiente:

En el año 2005, al 31 de diciembre del 2005, vamos a realizar 43 conexiones domiciliarias subvencionadas por el Estado en cinco ciudades del país. Eso quiere decir que al 31 de diciembre tendremos 43.000 familias que tendrán gas en su cocina, que tendrán gas en su casa.

Para el 2006 vamos hacer 100.000 conexiones secundarias, es decir, aquella que llega hasta la puerta de la casa, 100.000 conexiones en el 2006, y 60.000 conexiones domiciliarias, sumadas a las 43.000 el año 2006 tendremos 103.000 conexiones hechas al 31 de diciembre del 2006 en el hogar, en la cocina que usted tiene.

Gas natural vehicular. Vamos a incentivar a 37.000 vehículos de servicio público, para cambiar sus actuales garrafas de gas licuado de petróleo o gasolina, dependiendo de cada caso, a gas natural vehicular.

¿Mediante qué procedimiento?, si usted tiene una garrafa de gas licuado le vamos a dar vales por el 100 por 100 del costo del kit de transformación.

Usted me dice yo quiero cambiar mi garrafa y quiero tener un kit que me permita consumir gas natural vehicular, yo le voy a decir muy bien, ese kit vale, póngase usted 300 dólares, o 500, o 600, no sé el precio, le voy a dar vales para consumo de gas natural vehicular por el valor total del kit.

¿Eso que hace?, que usted se anime a pasar al kit, porque si compra con su plata el kit se lo voy a devolver en los vales de gas gratuito, y si usted consume gasolina le voy a dar el 50 por ciento en vales para que usted se transforme.

Esa es una forma del Estado de incentivar y subvencionar la transformación vehicular, tiene que hacerse en el periodo 2005-2006.Vamos a invertir 25 millones de dólares en este esfuerzo. Además nos comprometemos, porque la caridad comienza por casa, 500 vehículos del Estado boliviano, del poder Ejecutivo serán convertidos a gas natural vehicular al 31 de diciembre del 2005.

Un tema muy importante, las tarifas eléctricas. Estamos lanzando un decreto con el nombre de Tarifa Solidaria, gracias a un subsidio cruzado vamos a beneficiar a 350.000 familias de muy bajos recursos que consumen menos de 50 kilovatios -hora, mediante una tarifa básica de 22 bolivianos, que va a representar un promedio de rebaja del 35 por ciento.

Hay algunas familias que hoy están pagando casi 50 bolivianos que solo van a pagar 22, y eso va hacerse inmediatamente, y ese subsidio cruzado no va afectar prácticamente en nada a quienes van a tener un mínimo incremento inferior al 3 por ciento en su tarifa.

Infraestructura para la transformación del área rural, y esto es programa social, electricidad con sistema fotovoltaico. Mediante una alianza estratégica entre sector público y privado, vamos a instalar 15.000 sistema fotovoltaicos en 14 zonas rurales alejadas de Bolivia en el periodo 2005.

Y vamos a beneficiar a 110 capitales de sección municipal, casi un millón de habitantes con el acceso a telefonía móvil en aquellos lugares que todavía no tienen acceso a telefonía móvil. Eso genera, todos estos proyectos que tienen un doble componente, el componente de beneficio directo al consumidor y el componente de incremento de empleo, porque para hacer esas instalaciones, necesitamos personas que hagan esas instalaciones.

Electrificación rural, expandimos la energía eléctrica con 33.600 nuevas conexiones rurales en el año 2005, 33.600 nuevas conexiones rurales, con inversión pública y financiamiento externo.

Saneamiento básico, vamos a incorporar 250 mil habitantes por año; 2005, 250 mil; 2006, lo mismo; 2007, lo mismo, para cobertura de agua potable, 100 mil habitantes accederán al alcantarillado; tenemos para ello, una inversión de 89 millones de dólares en el año. El proyecto dura 2005-2007.

Algo muy importante, acceso a la tierra, estamos planteando una innovación en el concepto de la titulación de tierras, vamos a crear el régimen de propiedad forestal, y cuando digo, vamos a crear, quiero decir ahora en el decreto que les voy a presentar a consideración a partir de mañana.

Entrega de tierras para uso forestal, para aprovechamiento de riqueza maderable y no maderable a pequeños productores, no estamos hablando de las grandes concesiones forestales. Este concepto de la tierra, propiedad forestal, es nuevo y tiene dos objetivos: generar una visión de la buena explotación y aprovechamiento de la madera y proteger algo fundamental, que es la vocación forestal mayoritaria de Bolivia.

Vamos a hacer saneamiento de tierras en el norte amazónico mediante consenso entre comunidades campesinas y empresarios forestales, vamos a beneficiar 2.320 familias, 116 comunidades a 500 hectáreas por familia, en el departamento de Pando. Vamos a reglamentar el valor concesional 0.10 bolivianos por hectárea, en áreas de colonización y sindicatos campesinos.

Y en el acceso a la tierra y derechos laborales, para comunidades cautivas guaraníes, un verdadero estigma para Bolivia, vamos a comprar tierra y las vamos a incorporar a esas comunidades a la Ley del Trabajo. Se van a entregar 50 mil hectáreas a 500 familias con fondos de la cooperación internacional.

Se trata, por lo tanto, de un trabajo específico en el área de la tierra, que es el comienzo de una política general en el tema y, termino con una cuestión vital, vivienda, tenemos dos programas, el programa solidario vivienda contra prestación de mano de obra.

Usted y nosotros juntos, hemos hecho un programa extraordinario de viviendas, pero aquí está, nosotros le damos una parte y usted pone la mano de obra; y este proyecto súper atractivo, el programa financiero, otorgamos un subsidio parcial a la cuota inicial y mantenemos un fondo rotatorio, que le permite a usted a tener acceso a la vivienda ya.

Vamos a hacer, en el periodo 2005-2007, con este sistema financiero, con un fondo rotatorio, con un subsidio parcial de 23.500 viviendas. Se dice rápido, no se ha hecho una construcción de viviendas tan grande en los últimos 10 años, en este sistema.

El Estado tiene una idea en el tema, con construye, facilita e impulsa el acceso a la vivienda, contamos con 809 millones de bolivianos, para el periodo 2005-2007, colocados en un fideicomiso. La palabra fideicomiso ya dice usted, ya me ha contado en febrero de 2004, el Ministro de Desarrollo Económico me ha dicho, en esta semana yo le puedo poner Presidente, ese fideicomiso funcionando. Le tomo la palabra, un fideicomiso que implica la posibilidad de acceso a 809 millones de bolivianos, en ese periodo.

Para la gestión 2005, vamos a generar, porque la vivienda así lo plantea, una cantidad muy importante, de multiplicación de empleo. No quiero hablar de empleos, tenía aquí, en todos los papeles a mi mano 5 mil empleos aquí, 3 mil empleos aquí,4 mil aquí, 20 mil aquí, pero usted sabe que las promesas de empleo, se han convertido, primero, en promesas que nadie cree; segundo, en promesas que no se cumplen, tercero, en demagogia.

El empleo lo vamos a medir con los indicadores del Instituto Nacional de Estadística e igual que yo le he dicho ahora, hemos bajado un 0.5 por ciento el desempleo, que parece poquitito, hablaremos a fines de 2005, cuánto hemos bajado el desempleo y ojalá que lleguemos a niveles razonables.

Vamos a crear empleo, porque acá hay un problema, el empleo, no solo para el desempleado de hoy, sino para aquel que llega al mercado de trabajo, porque es un joven que está en condiciones de entrar en él.

Este programa, este Plan Económico y Social que hemos denominado Bolivia Productiva y Solidaria para un nuevo Estado para todos, es un programa concreto, me he cuidado mucho de hablar de cifras, me he cuidado mucho de decir esto es lo que vamos a hacer y, esta es nuestra visión integral de Estado y, quiero hacer un compromiso con usted para terminar.

Quiero que usted y yo hagamos un seguimiento de este programa, que no me quede yo con las palabras y esperemos cómo sale, no. Antes del mensaje del 6 de agosto me voy a reunir con usted a través de los medios de comunicación y, vamos a evaluar cuánto hemos avanzado y; el 6 de febrero de 2006, nos vamos a volver a reunir, para ver cuánto hemos avanzado y, el 6 de agosto de 2006 y; el 6 de febrero de 2007 y el 6 de agosto de 2007, para que usted sepa que esto no son palabras que se lleva el viento, para que este programa que marca la decisión del gobierno, hemos trabajado durísimo para hacerlo, usted lo pueda fiscalizar y nosotros ejecutar.

Un gobierno que gobierna es un gobierno que se ocupa de su gente, de usted, que más allá de la política tan difícil y tan dura que tenemos que afrontar todos los días, mi obligación es la decisión que beneficie al ciudadano, a la ciudadana, de eso se trata.

Y, esa es la razón, por la que he querido convocarlo hoy, agradecerle su paciencia, porque he sido muy largo en mi exposición, pero creo que valía la pena, para que usted sepa qué estamos haciendo por usted y, para que usted me pida cuenta de lo que estamos haciendo de manera permanente, para que juntos construyamos este nuevo Estado para todos, para que entendamos que este Estado es el Estado de una Bolivia productiva y una Bolivia solidaria, que tiene un gobierno que avanzó mucho y bien, permítanme que lo subraye, hasta hoy en esos temas y que quiere avanzar mejor todavía, hasta el 6 de agosto del 2007.

Muchísimas gracias.

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



13 * 5 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Mas informacion
Uhr 41

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014