Jueves 15 de noviembre del 2018
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Sociedad >> Alcaldías
Actualizado el 2005-05-02 a horas: 01:36:46

El Alcalde de Cochabamba está apunto de concluir su campaña de ?reconquista? de la Municipalidad; su agrupación ciudadana ha tomado control de casi todas las reparticiones

Las guerras secretas del Alcalde Terceros

Erick Fajardo

Un chicle en la silla del alcalde Terceros fue el pretexto que en enero desató un frenético ritual de purificación que ya ha cobrado 300 víctimas en la Municipalidad de Cochabamba mientras que a poco de cumplir tres meses de gestión el Alcalde denunció haber hallado un ?trabajito? de brujería en alguna repartición. La magia negra sabotea la gestión edil y la ?mala leche? de sindicalistas sin imaginación no le deja gobernar, mientras que los medios hacen oportuna y amplia cobertura de las peripecias de un Alcalde nunca culpable más siempre víctima de invisibles fuerzas del mal.

Erick Fajardo

Es periodista, reside en Cochabamba.

Contactos con el autor
close

Contacto con Erick Fajardo




11 - 4 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

  • Artículos relacionados

Artículos que le pueden interesar

La posibilidad de salir de la Comuna montado en burro es una amenaza que se cierne de manera cíclica sobre la cabeza de los concejales cochabambinos; el peligro es siempre coincidente con los periodos de recrudecimiento de la crisis crónica de identidad y liderato que padece Cochabamba desde su fundación.

Según el ex concejal municipal y ex consejero departamental Gonzalo Molina, un sobreviviente de la crisis de ingobernabilidad que vivió la región hace más de una década y que terminó con la expulsión de las entonces autoridades municipales a lomo de mula, las condiciones políticas de entonces son muy similares a las actuales.

"Existe una sintomatología similar que hoy expone no sólo a un municipio sino que a todo un departamento que resiente la incapacidad de sus autoridades de sacar a la región de la postración económica".

El comentario alude al contexto electoral en el que se plantea la no distante elección de prefectos y el proceso autonómico pero, siendo el hecho histórico de referencia eminentemente municipal, encaja perfectamente con la coyuntura que enfrenta la Alcaldía de Cochabamba, donde la intención de la agrupación ganadora de los comicios de constituir un enclave político abriendo espacios a su militancia vía masacre blanca, le ha ganado serios desencuentros con la segunda fuerza política del municipio, el MAS.

Una crisis cíclica

La era de los burros parece haber regresado. Con un ausentismo de 39% en las pasadas elecciones municipales y dos partidos que dividieron honores sobre apenas algo más de un tercio de la torta, hablar de primera mayoría, mayorías relativas o simples mayorías en el gobierno municipal de Cochabamba es pura retórica porcentual. Detenta la Alcaldía un gobierno frágil, casi tan frágil como el gobierno prefectural que, debilitado por una inoperancia que se tradujo en la reversión de recursos de la región y por los cuestionamientos a la legitimidad de su autoridad desatados por la coyuntura autonómica, sólo aguarda la elección de Prefectos para marcharse. No es posible hablar de estabilidad y solvencia en función a las autoridades de Cochabamba.

"De lo que si debemos hablar es de una coyuntura histórica que se repite y que, igual que hace once años atrás, plantea desafíos estructurales y coyunturales que, hoy como entonces, rebasan la capacidad de reacción de las autoridades de la región", explica Molina.

Ciudadanos Unidos, la fórmula política que detenta el gobierno municipal con cinco de once concejales, cuenta con el respaldo político del gobierno pero en el tema estrictamente legal depende para gobernar de una precaria alianza con el candidato de UCS, Edwin Mallón. Pese a representar a la última fuerza política con presencia en el Concejo, Mallón ha hecho tal gala de independencia y capricho que más le hubiese valido al Alcalde no tenerlo de aliado. De hecho Terceros le debe al voto de Mallón el ser alcalde y el deterioro creciente de sus relaciones con el actual Secretario General del Concejo, sumado a la oposición natural de cuatro concejales del MAS y uno de la NFR, bien podría costarle la censura y eventualmente la silla.

A ello se suma que el Movimiento al Socialismo, liderado por el literato y abogado Gonzalo Lema, le hace tal sombra al improvisado reparto oficialista en el órgano deliberante, que sólo la aritmética y el voto de Mallón le han permitido al Alcalde resolver a su favor temas tan álgidos como el presupuesto, el Plan Operativo Anual o sus "reformas estructurales" en las unidades descentralizadas, que a título de "limpiar de corrupción la Alcaldía", le hacen espacio a la angurrienta y cada vez menos paciente militancia de Ciudadanos Unidos.

De lo que Terceros prometió combatir, la ciudadanía lo ha vuelto a ver todo en estos primeros tres meses de su gobierno. Masacre blanca, cuoteo de cargos, cobro extorsivo de diezmos, nepotismo, maniobras políticas y componendas electorales han sido el "pan del día" de los informativos locales. Sólo el "oficio" de su asesor de cabecera, Jorge Richter, y la omisiva (cuando no banalizante) complicidad de ciertos medios televisivos, evitaron que esos temas le explotaran en las manos a Terceros.

Lobos con piel de oveja

No obstante hubo quienes se animaron a hacer las oportunas denuncias contra los excesos del Alcalde y su entorno, pero pagaron con el descrédito y la ignominia la osadía de desafiar a quien ha hecho de la absolutamente gratuita presunción de su probidad una versión de prensa creíble y aceptada. Es el caso del hasta hace poco presidente del Comité de Vigilancia de Cercado, Fernando Humérez, que expuso al "prelado de la transparencia" como un mentiroso crónico, incapaz de asumir responsabilidad por su coparticipación en el gobierno municipal de NFR y cuya prioridad en estos tres meses habría sido estructurar un aparato político y no la gestión municipal.

Humérez demostró que Terceros mentía al negarse a incluir en el POA de este año la restitución de Bs. 17 millones de dineros de coparticipación de los distritos, aduciendo que la gestión eneferista había cubierto con esos fondos las letras de pago de los distribuidores vehiculares. Humérez viajó a la sede de gobierno, se entrevistó con la Ministra de Participación Popular Gloria Ardaya, consiguió la minuta de pago de los distribuidores del Ministerio de Hacienda y constató que el costo de la obra se había cubierto con recursos propios de la Alcaldía y no con fondos de Participación Popular como pretendía Terceros.

Por toda respuesta, en ausencia de su presidente, Terceros urdió el descabezamiento del Comité de Vigilancia y logró la aprobación ilegal de su POA, sin el pronunciamiento del órgano de control social y vía rodillo en el Concejo.

La pregunta continúa siendo ¿Dónde está esa virtuosidad "per se" de las agrupaciones ciudadanas a la que se aferra el alcalde cual evidencia de la diferencia entre él y su ex partido? Es inevitable recordar la advertencia ? casi un vaticinio ? que le hiciera durante su campaña al Alcalde la socióloga Cecilia Estrada: "corruptos no son los partidos o virtuosas las agrupaciones, sino las actitudes de los políticos".

De hecho, Humérez dice que nada cambió en la Municipalidad de la anterior a la actual gestión edil, pues lo peor de la NFR compone el entorno de Terceros ocupando puestos jerárquicos claves en la Comuna.

A más del polémico Richter, un grupo de los más feroces ex eneferistas componen el estado mayor de Chaly. Gustavo Camargo, Germán Marañón, Jhonny Torrico y otros que ni la misma NFR pudo soportar en su vientre son los artífices de una lógica de poder que reproduce la política tradicional.

NFR y CIU: hermanos siameses

Para el concejal Gonzalo Lema no existe diferencia alguna. "Más de lo mismo" y "hermanos siameses" son dos conceptos con los que recurrentemente el concejal del MAS ha definido la relación genealógica entre la NFR y el CIU de Terceros.

Lema ha tenido que aceptar que la imagen que él y la ciudadanía tenían sobre Terceros dista mucho de la realidad. Del gesto hidalgo de respetar la primera mayoría y cederle el arribo a la Alcaldía a Terceros, al reproche a gritos que le propinó cuando él trató de entrampar la elección de la Asociación de Municipios de Cochabamba, Lema personifica la desilusión de quien ve una idea preconcebida deshacerse al confrontar la realidad.

Pero si las diferencias empezaron en febrero, éste abril el distanciamiento entre las bancadas del MAS y el CIU ha degenerado en tensa confrontación cuando la necesidad de espacios laborales llevó a Terceros a pretender el cierre de la Empresa Municipal de Saneamiento (Emsa) y la apertura de una unidad paralela con mano de obra de sesenta microempresas de su agrupación ciudadana, como denunció el Secretario Ejecutivo del sindicato de trabajadores de Emsa, Wilson Iriarte.

En criterio de los trabajadores el problema es de voluntad política. La empresa es técnicamente viable, pero su continuidad no ayuda a resolver

Incierto futuro

Crisis e incertidumbre definen la situación del municipio de Cochabamba. Los primeros tres meses de gobierno del alcalde Terceros han sido una cuaresma de expiación para una región bajo la presunción del pecado mortal de eneferismo y un prolongado vía crucis para cientos de obreros municipales que semana a semana pierden su fuente laboral para que la organización política del alcalde pueda pagar sus facturas electorales. La inquisitorial cruzada de Terceros ha tenido la permisiva anuencia de los otros dos poderes terrenales: Los medios de comunicación y el Gobierno central. La Sagrada Alianza que sustenta al Presidente desde después de las municipales tiene efecto colateral: sus aliados alcaldes también se benefician cometiendo excesos bajo la permisividad del gobierno y la contemplativa mirada de los medios.

Las macrófitas se adueñaron de la laguna Alalay y la basura se come a la ciudad mientras el Alcalde sostiene abierta contienda con los trabajadores de la empresa de aseo municipal en la intención de un despido masivo.

La masacre blanca no ha distinguido a funcionarios de carrera de trabajadores eventuales y el siempre eficaz argumento de "limpiar la alcaldía de eneferistas" ha servido para racionalizar la liquidación de al menos 250 funcionarios municipales, pero no ha evitado que los más execrables y censurables operadores del eneferismo retornen, bajo la túnica de ciudadanos independientes.

El tema de Emsa es apenas la expresión más reciente de una crisis política estructural y su virtual solución ? sea cual sea ? no cambiará la realidad de un municipio convertido en botín de guerra de la nueva administración municipal. Con la anuencia del Gobierno la agrupación de Terceros busca el empoderamiento regional, pero un empoderamiento primitivo, basado esencialmente en la toma y cuoteo del espacio institucionalizado y carente de la eficacia, la virtud y las sutilezas de las que hace gala la pléyade política de Mesa.

Pero cuanto le suma o cuanto le resta al gobierno la alianza con una estructura política de proceder tan cuestionable es otro tema. Una vez más el alcalde Terceros ha demostrado que no se necesita más que la retórica, la anuencia de los medios y el respaldo del gobierno central para practicar la tiranía más cruel al abrigo de una permisiva legalidad y una legitimidad artificialmente creada.

***

"Cierra Emsa y nos echa a la calle para poder pagar votos con pegas"

Es el sexto día de conflicto y resistencia al cierre de Emsa y cincuenta mujeres mayores dedicadas a barrer las calles de la ciudad tomaron abruptamente el patio del Concejo Municipal e instalaron allí un piquete de huelga de hambre en defensa de sus fuentes laborales. Lloran y se desesperan delante las cámaras y micrófonos que recogen como una plegaria el ruego de que no las dejen sin empleo, "que no se cierre la empresa municipal de limpieza", dicen.

Un ejército de ancianas de piel cobriza y sucios harapos, con la cabeza poblada por precoces canas y la salud deteriorada por años de frío y trasnoche, llegaron hasta el Concejo para la decisiva batalla. Hace una semana arrojan lágrimas frente a la impasible prensa que ha desvirtuado a las víctimas de la "masacre verde" tras el cliché de sindicalistas de una unidad deficitaria, con empleados supernumerarios, elevados salarios y cuya única salida técnica sería el cierre definitivo. Nada más alejado de la verdad.

El día de la toma del Concejo dos de once canales de televisión locales cubrieron el dramático cuadro humano que luego hábiles operadores de consola convertirían en escasos veinte segundos de imagen con voz en off. Una cruda realidad sacada deliberadamente de contexto y banalizada por el omnímodo poder de comentaristas de televisión cuya empatía con la Municipalidad se ha convertido en un cotidiano rito de racionalización de los excesos ediles.

Entretanto, el Alcalde, sus gerentes y sus técnicos de verborrea sentenciosa y encriptada disponen de sendos minutos de televisión en horarios mucho más benévolos para hacer cálculos incomprensibles pero contundentes. La ciudadanía se resigna a la reiterativa sentencia que con la complicidad de la prensa dicta el Alcalde: A desdé del drama humano Emsa es una ecuación inviable y debe cerrarse.

Desvirtuada por los medios y racionalizada por la retórica inquisitorial del alcalde, la "masacre verde" ha arrasado las reparticiones municipales como una marea. Al Concejo Municipal y la administración central le siguieron las empresas descentralizadas. En cada caso la representación sindical abogó, protestó y presionó pero terminó derrotada por la indiferencia ciudadana.

Cayendo el fin de semana la Asociación de Desocupados se aprestaba a una violenta confrontación con los trabajadores de Emsa. La estrategia de Terceros se repite: teatralizar ante la opinión pública, fabricar artificialmente un sector que sustente la imagen de que la propuesta del Alcalde tiene consenso social y que la ejecución final de su voluntad nace del clamor ciudadano.

En un burdo golpe publicitario, producto de un maquiavélico guión los Desocupados exigen que se cierre Emsa mientras el principal operador político del Alcalde, Félix Vásquez, saca a los trabajadores de Obras Públicas Municipales a limpiar la ciudad y a socavar la protesta de quienes pugnan por mantener sus empleos.

Pueden marchar cientos de trabajadores municipales, pueden clamar y protestar pero su tragedia se extinguirá en el silencio mediático y siempre habrá sectores sociales hambrientos y necesitados a los que CIU podrá envilecer y movilizar para desvirtuar las protestas de quienes se resisten a ser echados a la calle.

***

Esquema de la campaña de reconquista

A la cooptación de dirigentes sindicales y la generación de direcciones paralelas en los sindicatos municipales le sucedieron despidos masivos de trabajadores, según denunciaba en febrero el sindicalista Gustavo Fernández. El siguiente paso fue la aplicación de una "reforma" de la estructura municipal que le permitió abolir cargos y deshacerse del personal institucionalizado sin tener que despedirlos.

La tardía reacción del sindicalismo edil, desgastado por las acusaciones del Alcalde de "proteger a eneferistas corruptos", fue conjurada por la contraofensiva de sectores sindicales incondicionales a Terceros. Así, las protestas por los despidos injustificados del Sindicato de Administrativos fueron violentamente sofocadas por el Sindicato de Obras Públicas Municipales. Dividir para vencer; Terceros alimentó, fortaleció y reconoció a la oposición natural de toda la estructura representativa dentro el municipio que él considerase adversa.

La lógica se sucedió en el exitoso proceso de toma de control de los mercados y en su fallido intento de recuperar el control de la Federación del Autotransporte de mano de su operador más visible, el dirigente de los choferes Orlando Guillén.

Ya armada su estructura de base, Terceros procedió al descabezamiento del Comité de Vigilancia, cuyo presidente cometió el error de cuestionar a Terceros. Nuevamente la cooptación de algunos representantes de distritos mediante dádivas y prebendas, consiguió la renuncia de su Presidente. Posteriormente el CIU desconoció a la presidencia de los distritos adversos, es decir de quienes respaldaron al derrocado presidente.

Ya ocupadas las direcciones y puestos jerárquicos Terceros lanzó su ofensiva contra las empresas descentralizadas. Los siempre cuestionables manejos de la gerencia de Semapa y el envidiable nivel salarial en Emsa le dieron el pretexto para la ofensiva a un Alcalde urgido de cumplir el compromiso con su militancia de darles trabajo a cambio de votos.

Ya en control de varios distritos, el corolario de esta violenta campaña de "ocupación" de tres meses fue la convocatoria a elección de la Federación de Juntas Vecinales (Fedjuve), realizada este fin de semana.

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



15 * 6 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Contactar al autor
Uhr 13

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014