Lunes 10 de diciembre del 2018
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Opinión >> Comentarios y enfoque
Actualizado el 2005-03-19 a horas: 09:21:29

Incertidumbre e ingobernabilidad

Vincent Gómez-García

Definitivamente no hay duda que la incertidumbre que vive Bolivia se debe fundamentalmente al problema ya por demás evidente de gobernabilidad, que a su vez es el reflejo de una profunda crisis del Estado boliviano en todos sus componentes: político, social, económico y por supuesto cultural ?no tanto desde la variable étnica, sino a partir del marco actitudinal colectivo para procesar nuestros conflictos internos y nuestra inter-relación con el mundo.

Vincent Gómez-García

Es PhD. en Ciencias Políticas con mención en Economía Internacional del Instituto Universitario de Altos Estudios Internacionales (IUHEI) de Ginebra, Suiza. Tiene una maestría en Econometría y Estadística en la Universidad de Ginebra, Suiza. En su experiencia profesional fue Consultor de la Corporación Andina de Fomento (CAF) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), entre otras organizaciones internacionales. Fue viceministro de Comercio Exterior e Inversión. Es docente universitario de maestrías en varias universidades bolivianas y columnista de varios periódicos.

Contactos con el autor
close

Contacto con Vincent Gómez-García




15 * 1 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Justamente, una de las representaciones más evidentes de este bloqueo mental colectivo es la persistencia por tratar de resolver los graves problemas del presente con esquemas y herramientas de pasado, como el pretendido apego a las normas constitucionales vigentes por parte del Congreso, cuando ello no hace más que profundizar la crisis.

En efecto, en Bolivia no sólo tenemos este desfase temporal entre un marco institucional vigente que ya no responde ni lograr articular las demandas de la mayoría de la población, sino que juega en el ámbito de lo formal en total desdén de las normas informales que de forma creciente van ganando terreno en el ordenamiento de la vida cotidiana de los ciudadanos, con su correlato evidente de mayor caos y fragmentación social. De ahí, que cada vez las leyes y normas formales pierdan sentido y en su lógica de preservación -al estilo de los avestruces- el sistema político agonizante genere instrumentos como el Proyecto de Ley de Hidrocarburos aprobado por la Cámara de Diputados, que no es reconocido ni asumido por ninguno de los actores políticos estratégicos, sean estos movimientos sociales (que buscan una nacionalización), Poder Ejecutivo (que la considera suicida) y/o transnacionales junto a sus acólitos locales que la tildan de confiscatoria.

Este escenario no hace más que desnudar la ilegitimidad sobre la cual se construyó la gobernabilidad de los últimos veinte años, que ya no existe más. Hace una década le era posible al sistema político boliviano rifar los recursos naturales del país en flagrante violación de las normas constitucionales sin mayor protesta social. Este origen espureo del orden legal existente hace cada vez más indefendible una pretendida seguridad jurídica que solo preserva privilegios y genera exclusión y probreza. La subordinación del sistema político al capital transnacional debería ser investigada y juzgada bajo la tipología de "traición a la Patria", ya que prácticamente ha eliminado las posibilidades de autodeterminación a partir convenios y contratos totalmente lesivos al interés nacional, de los cuales el país no podría liberarse sin una total ruptura con el orden económico internacional, algo prácticamente imposible con la actual correlación de fuerzas y de poder del orden global.

En suma, la incertidumbre sólo se resolverá con gobernabilidad y ésta última no se logrará con parches y manotazos de ahogado de un sistema político miope que sólo busca su corta supervivencia; ni los consabidos ejercicios de diálogo que ya han quedado totalmente superados por la abierta lucha por el poder entre actores políticos estratégicos deslegitimizados, que ya sea se encuentran en retirada o atrincherados en posiciones reaccionarias; y actores políticos emergentes tradicionalmente excluidos del sistema político y guste o no guste representan la mayoría de un país desigual e inequitativo. Todo ello rodeado de intereses foráneos regionales y hemisféricos que ya han definido un rol para Bolivia en tanto que reservorio y fuente de recursos naturales estratégicos, que los buscan controlar. Definitivamente una ecuación difícil de resolver, aunque no imposible, en la medida en que se renueven valores de unidad e integración en función del interés nacional

Otros artículos de Vincent Gómez-García

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



12 + 4 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Contactar al autor
Uhr 3

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014