Sábado 23 de junio del 2018
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Opinión >> Comentarios y enfoque
Actualizado el 2005-03-16 a horas: 09:04:54

Mensaje del presidente Carlos Mesa proponiendo adelantar las elecciones generales

Ciudadanas y ciudadanos de Bolivia:

Tengo hoy una tarea particularmente dura y difícil para mi, tratar de comunicarles a ustedes mis sentimientos y mis propuestas cuando veo con onda preocupación, que parece no haber un solo argumento, una sola razón, una sola apelación al corazón de los compatriotas que definimos el presente y el futuro de Bolivia, para que detengamos este increíble camino al suicidio colectivo.

Un camino al suicidio del que usted, como siempre no es protagonista, un camino al suicidio que quien mira la televisión, quien está todos los días de su vida trabajando por el país, mira azorado, asustado, entristecido, y lo peor de todo con una bronca que le va subiendo y subiendo y el riesgo de que la violencia germine de esa bronca es muy alto.

Créanme y me da la impresión de que ustedes lo sienten así, he hecho todo, absolutamente todo lo que ha estado en mi mano, para tratar de convencer a mis compatriotas, dirigentes políticos, parlamentarios, sindicales que por favor, por amor a Bolivia cesen este camino al despeñadero.

He tratado de no contribuir a ese camino al despeñadero, he tratado de reflexionar con mis mejores argumentos, con mi mayor fuerza moral, para que seamos capaces de detenernos un momento en el camino, reflexionemos y establezcamos una lógica de acuerdo, una lógica de acercamiento, una lógica de construcción de un país mejor para todos.

Pero yo le dije a mi antecesor en los días más duros de la crisis, que lo peor que podía hacer era forzar la realidad a su imagen y semejanza, pretender que la realidad se ajustara a sus deseos, a lo que él creía que debía hacerse y a la forma en que él pensaba que debíamos buscar una solución para el país.

Y quiero aplicar hoy exactamente ese mismo principio para mi, no puedo, debo convencerme finalmente, de que no puedo forzar la realidad a mi imagen y semejanza, con una pequeña gran variante, y esto es lo más terrible, lo más paradójico, lo más irónico que me toca vivir.

Mi situación en relación a usted, es tan distinta a la de mi antecesor, nunca lo he hecho pero permítame que lo haga hoy, porque, ¿sabe qué imagen me viene a la memoria ahora?, el 31 de octubre de 1979.

El 31 de octubre de 1979, el presidente Wálter Guevara Arze había conseguido el mayor triunfo diplomático en nuestra relación con Chile y en la demanda marítima boliviana, cuando la Asamblea General de la Organización de Estados Americanos reunida en La Paz, le dio su respaldo total a Bolivia planteándole a Chile que debía resolver el problema marítimo y que debía escuchar a Bolivia.

Ese presidente del que nos sentimos orgullosos todos los bolivianos el 31 de octubre de 1979, que provocó que se saliera en verbena, recuerdan ustedes en la plaza de San Francisco y otros lugares del país a bailar y a celebrar el éxito internacional de la diplomacia boliviana y del presidente, al día siguiente era derrocado por un cruento golpe de Estado.

El 1 de noviembre de 1979, el presidente que había logrado el mayor éxito diplomático del siglo XX del país, era derrocado por un golpe de Estado, esa sensación es la que me viene hoy.

Me acaban de entregar la última encuesta, la hace una empresa de mucho prestigio todos los meses, y la hace para medios de comunicación también muy prestigiosos que la publican todos los meses, han tenido la gentileza de enviarme los resultados de la última encuesta.

Aprobación del Presidente Carlos Mesa: en La Paz, El Alto, Cochabamba y Santa Cruz. En el mes de febrero 52%, hoy 68 por ciento.

Aprobación del Presidente Carlos Mesa en la ciudad de La Paz: en el mes de febrero 78% hoy 86%. Aprobación del Presidente Carlos Mesa en la ciudad de El Alto: en el mes de febrero 70% hoy 78%. Aprobación del Presidente Carlos Mesa en Cochabamba: en el mes de febrero 75% hoy 85%. Aprobación del Presidente Carlos Mesa en Santa Cruz: en el mes de febrero 18% hoy 44%.

Cuando uno recibe esta información y tiene a su vez que decirles a ustedes, a esos que me aprueban un 86, 85, 78, 44%, 68% a nivel general, lo que les voy a decir, uno siente una profunda frustración, una profunda frustración de ver cómo ustedes y yo no somos capaces de desempatar las dos realidades objetivas que están controlando Bolivia.

Por una parte el Parlamento Nacional, que tiene el poder de aprobar o no leyes, y por lo tanto de ayudarnos o no a avanzar en la construcción de un país que necesita leyes fundamentales, y por otro lado el poder coercitivo de quien bloquea y de quien puede decirle no a Bolivia, presionando con los bloqueos a que hagamos esto, no hagamos aquello, lo que la ley y la institucionalidad deberían resolver se nos fuerza a que se resuelva por la presión autoritaria del bloqueo.

Pero ya por si esto fuera poco, hoy día, el Fiscal General de la República, el Dr. Pedro Gareca Perales, y todos los fiscales de Distrito, creo, no sé cuántas veces han firmado resoluciones el Fiscal General y los nueve fiscales de Distrito, han sacado un documento que dice: las protestas sociales exteriorizadas en marchas, huelgas, paros y bloqueos por si mismo, no constituyen acto delictivo alguno, no constituyen acto delictivo alguno.

El Ministerio Público, el Fiscal General, y los fiscales de Distrito, cuando el gobierno ha dicho, vamos a hacer que quienes cometen delito vulnerando los derechos constitucionales de terceros, porque el bloqueo vulnera el derecho constitucional suyo de libre circulación, sean planteados y cuestionados en la justicia, nos dice, no señor Presidente, no vamos a aplicar ningún tipo de apremio ni de cuestionamiento, ni de detención, ni de ninguna naturaleza contra los bloqueadores.

Acabamos de descubrir que bloquear es un acto constitucional, un acto absolutamente legal, por lo tanto, eso que yo les dije a ustedes en la plaza Murillo de mano justa, el Fiscal General de la República me dice, cierra la mano porque no la tendrá, no habrá mano justa porque nosotros hemos decretado que por encima de la Constitución está el derecho libre de protesta.

Como usted comprende, me han atado toda posibilidad de avanzar en ninguna dirección, el Congreso ha bloqueado la posibilidad de cumplir el acuerdo, de ello voy a hablar en un momento sobre la Ley de Hidrocarburos, el Ministerio Público me ha bloqueado toda posibilidad de actuar con la ley en la mano, el diputado Evo Morales, me ha bloqueado el país, y usted me va a pedir que gobierne y yo no puedo.

Presenté mi renuncia para ver si podíamos lograr que el país, expresando su voz y gracias, profundas gracias por eso, reflexionase con quienes manejan la política, y la respuesta es no bolivianos, no escuchamos, no queremos escuchar, no nos interesa escuchar, ese empate no lo puedo desempatar yo con casi el 70% de aprobación suya.

¿No le parece frustrante?, a mi me parece terrible, me parece la cosa más dolorosa que le puede pasar a una persona que ha puesto todo lo que tenía y más con su equipo, para lograr un país mejor.

Ley de Hidrocarburos. He tratado de explicarles a ustedes, espero que me haya acompañado, y decirle, hemos hecho una ley revolucionaria basada en el Referéndum que usted ha respondido, el sí a las cinco preguntas del Referéndum, ese sí categórico suyo queremos transformarlo en una ley que cambie Bolivia.

¿Sabe qué ley está vigente hoy?, la ley del presidente Sánchez de Lozada, en casi nueve meses no hemos logrado cumplir la primera pregunta, esa ley que todos dicen que es entreguista, que no le hace ningún bien al país, está vigente, vivita y coleando y va estar vigente mucho tiempo, ¿por qué?, porque el Congreso Nacional en diferentes niveles no ha querido aprobar una Ley de Hidrocarburos viable, revolucionaria y viable.

¿Recuerda usted que Evo Morales dijo, responda no a la pregunta cuatro y a la pregunta cinco?, ¿recuerda usted que Evo Morales hizo campaña en contra de la pregunta cinco?, la pregunta que hoy está defendiendo de la manera más militante, esa pregunta que él pidió que usted vote por el no, pidiendo algo que nos va a llevar a una situación imposible a nivel internacional.

Hice un acuerdo con el Congreso, me reuní en el Banco Central, estuvimos cinco horas, el Congreso dijo, vamos a acordar con el Presidente, y cuando yo le he presentado al Congreso, al Presidente de la Cámara de Diputados a don Mario Cossío, mi proyecto de artículo vinculado al 50 por ciento de la renta petrolera, don Mario Cossío me ha dicho no, es como yo lo entiendo no como usted lo pide Presidente.

En otras palabras don Mario Cossío disfraza la lógica de Evo Morales con su planteamiento, y no cumple su compromiso conmigo, un compromiso que hizo que yo retirase mi renuncia y que aceptase que el Congreso rechazase mi renuncia ante la evidencia de que el país está conmigo.

¿Qué puedo hacer?, créame, me siento absolutamente tranquilo conmigo mismo, porque hemos hecho todo, todo, todo, todo lo que podíamos hacer con conciencia, con espíritu de entrega, con espíritu patriótico hacia usted.

Dadas estas circunstancias, yo quisiera por favor pedirle al ministro de la Presidencia que me acerque un documento que voy a poner a consideración del país, un documento que espero nos permita salir de esta situación de empantanamiento, de imposibilidad de avanzar, porque ya no podemos continuar con la lógica del prebendalismo y del cuoteo de la vieja política.

Ya no puedo continuar negociando con un Congreso que se niega a aceptar la mínima racionalidad en su negociación con el Presidente, que ni siquiera le vale la renuncia del Presidente de la República para dejar la práctica de decir, qué me das qué te doy, un sistema político que está agotado y que está totalmente deslegitimado.

Tenemos que construir una nueva legitimidad, y esa legitimidad debe nacer en la representación del Congreso Nacional, ya no podemos seguir gobernando Bolivia con los actuales parlamentarios porque simple y sencillamente eso se acabó, se consumió en la propia incapacidad, en la propia insuficiencia, primero el 17 de octubre del 2003, luego el 5 de diciembre del 2004 cuando usted votó en las elecciones municipales, y los principales partidos que hoy forman parte del Parlamento, tuvieron una votación francamente exigua, incluyendo el primer partido en este momento en votación del país.

La nueva legitimidad nos va a permitir gobernar como debemos gobernar, con un Congreso que responda realmente a la voluntad popular, un Congreso que sea capaz de responder a aquello que usted quiere, algo tan simple como un país viable, un país que no esté trancado, un país que avance un milímetro en alguna dirección, un país con una expectativa tan extraordinaria en el mejor momento económico en décadas que se niega a sí mismo a avanzar, no, un país al que le niegan el avance, un país al que lo bloquean con la irracionalidad.

No me voy a sumar al sistema político, no puedo sumarme a un sistema político que ni siquiera en el transe de mi renuncia ha sido capaz de aceptar mi razonamiento y mi pedido más humilde, no puedo hacer un acuerdo con quien cree que el autoritarismo del bloqueo y de la violencia ejercida en la calle es el único camino.

Me quieren obligar de manera sistemática a que las Fuerzas Armadas y la Policía se enfrenten con nuestros compatriotas, quieren sangre de bolivianos, de la manera más increíble e irresponsable, y cuando el Presidente se niega a jugar ese juego, le dicen sectario, dicen que se ha derechizado, por amor de Dios, no me hagan reír, un mínimo de honestidad intelectual deberían plantear aquellos que me acusan de derechización, que lean con un mínimo de sentido común el Referéndum y nuestro proyecto de Ley de Hidrocarburos.

Retiro formalmente mi defensa de la Ley de Hidrocarburos, no voy a ir un solo minuto más a ese Congreso a pedirle razón, a pedirle sentido común y a pedirle una acción sensata en favor de una ley revolucionaria por Bolivia.

A partir de este momento el poder Ejecutivo deja de actuar en esa ley, que por cierto, quiero aclararlo, no es el proyecto de ley del Presidente de la República, es el proyecto de ley de la Comisión de Desarrollo Económico del Congreso Nacional, a la que nosotros hemos tratado de modificar en búsqueda de racionalidad, en busca de viabilidad sin éxito alguno.

Y quiero agradecer muy hondamente al Ministro de Hidrocarburos, al Ministro de la Presidencia, al Delegado Presidencial de Asuntos Parlamentarios, al Delegado para la Revisión y Mejora de la Capitalización y a todo el equipo que ha trabajado para construir una ley viable para el país.

Que el Congreso Nacional vea lo que va hacer con esa ley, cuando esa ley sea entregada, si es aprobada y sancionada por el Congreso, el Presidente no la promulgará tampoco la observará, le tocará al presidente del Congreso promulgar esa ley, ¿por qué?, porque yo no estoy dispuesto, lo dije el 6 de marzo y lo repito hoy, a promulgar una ley suicida, no estoy dispuesto, no es serio, no es responsable, no es honesto con usted.

Visto esto y explicada esta situación tan amarga, créame tan amarga, quiero proponer al Congreso, porque más allá de la legitimidad o no legitimidad, mientras este Congreso esté vigente es la institucionalidad democrática de Bolivia, nos guste o no nos guste este Congreso es el que toma las decisiones legislativas y en sus manos está tomarlas.

Quiero poner a consideración del Congreso un proyecto de ley, un proyecto de ley para adelantar las elecciones generales para presidente, vicepresidente, diputados, senadores y constituyentes, porque la Asamblea Constituyente es algo que llevo en el corazón porque usted cree en ella, y porque tenemos que construirla de manera sensata y aunque sea lo último que podamos hacer en esta propuesta que esa posibilidad se lleve adelante.

El texto de nuestro proyecto de ley dice:

ARTICULO 1. (OBJETO).- La presente ley interpreta el artículo 93 de la Constitución Política del Estado para habilitar la sucesión constitucional del actual presidente de la República, y convoca a elecciones generales para presidente y vicepresidente de la República, senadores, diputados y constituyentes.

Una ley interpretativa para lograr una salida constitucional a este momento tan difícil.

Yo sé perfectamente que es un escenario complicado de interpretar, por eso queremos plantear una ley interpretativa del artículo 93, que nos permita adelantar el proceso de elecciones para el año 2005.

ARTICULO 2. (CONVOCATORIA).- Convócase a elecciones generales para presidente, vicepresidente, senadores y diputados para el día domingo 28 de agosto de 2005.

¿Por qué no el 6 de agosto?, porque tenemos que cumplir los 150 días indispensables que la Corte Nacional Electoral necesita para preparar los comicios como dice el Código Electoral.

Segundo parágrafo.- Convócase a elecciones para constituyentes el día domingo 28 de agosto del 2005, es decir el mismo día elecciones generales y elecciones para constituyentes.

ARTICULO 3. (MANDATO CONCURRENTE).- I. El que postule para senador o diputado simultáneamente postulará para constituyente. II. Los que sean elegidos diputados y senadores simultáneamente serán elegidos constituyentes, un mandato no puede ejercerse sin el otro. III. Para la elección de constituyentes se requieren los mismos requisitos y formas establecidas para la elección de senadores y diputados.

ARTICULO CUATRO. (CONGRESO NACIONAL CONSTITUYENTE). I. El Congreso Nacional Constituyente instituido en la elección del 28 de agosto de 2005 tendrá la doble calidad de Congreso Nacional Ordinario y de Asamblea Constituyente para la reforma total de la Constitución. II. el Congreso Nacional Constituyente a partir de la fecha de su instalación en el plazo de un año sancionará una nueva Constitución.

ARTICULO CINCO. (TRANSMISION DEL MANDO). La transmisión del Mando presidencia y la instalación del Congreso Nacional Constituyente se realizará el día miércoles 28 de septiembre de 2005.

Esta propuesta, este proyecto de ley que entregaré mañana al presidente del Congreso Nacional, intenta buscar una salida que evite violencia, que evite destrucción, que evite este suicidio colectivo inaceptable para un país que está apostando todos los días por la construcción de una sociedad mejor y más justa.

Espero que el Congreso Nacional entienda exactamente lo que representa para mí esta propuesta, espero que el país la comprenda, la acepte y la respalde, todos los mecanismos que han estado en mi mano han sido utilizados.

Tengo el orgullo de decirles compatriotas, he respetado la vida, he respetado los derechos humanos, he respetado las garantías fundamentales que usted tiene, he querido demostrar que es posible gobernar sin cuoteos, sin prebendalismo, sin que me das qué te doy, he tratado de establecer el diálogo como el mecanismo mayor más importante, único e indispensable del país.

He tratado de darle un giro a nuestra ideología porque un modelo económico se había agotado, he tratado a partir de un Referéndum de cumplir mi compromiso con Bolivia, no voy a poder cumplir lo que dije el 17 de octubre, pero me voy con la conciencia tranquila porque lo intenté con todo lo que tengo en la mano.

Yo sé que usted está conmigo, yo sé que ese espíritu que usted me transmite ahora lo llevo hoy, lo llevaré siempre.

Van a tener en mí un Presidente capaz de afrontar sus retos con lo único que tengo transparencia, honestidad, verdad en la palabra en aquello que pueda creer yo que es la verdad.

Mi amargura está, en que en el momento en que usted más me respalda no me veo en otra oportunidad y en otra posibilidad que hacer lo que estoy haciendo, lo hago porque si no llevamos adelante un proceso de esta naturaleza en pocos días más esto, este país, esta sociedad, este contexto tan maravilloso que es Bolivia será simplemente ingobernable.

Ojalá, no voy a hacer ningún pedido a nadie en particular, este mensaje sirva para que terminemos este bloqueo mental, físico, emocional, que nos ha caído encima como una verdadera tormenta negra de la que tenemos que desembarazarnos, tenemos que ser capaces todos de construir una Bolivia mejor.

No puede ser posible que este país tan fuerte, tan maravilloso en lo que hace a su contexto básico, seres humanos de carne y hueso, hombres y mujeres de Bolivia, siglos y siglos construidos, no podemos ser tan irresponsables de tirarlos hoy, al basurero, porque no estaríamos cumpliendo las palabras de Antonio José de Sucre, porque no estaríamos siendo capaces de desprendernos de lo que sea necesario desprendernos, por el país para que su unidad, su presente y su futuro se preserve.

Lo único que quiero es exactamente eso, garantizar que no fui un Presidente para dividir, ni un Presidente para romper, ni un Presidente para atentar contra la vida de mis compatriotas, lo haré hasta el último minuto que el país me convoque, pero no voy anteponer mi persona, no voy anteponer mi expectativa, no voy a anteponer lo que yo pueda querer en lo íntimo de mi corazón a esta obligación moral que tengo con ustedes.

Apelo por ultima vez al Congreso Nacional, apelo al Congreso para que sea capaz de escuchar mi propuesta con ojo transparente, sin cálculos detrás, sin interpretaciones gratuitas y oscuras, que lo haga en la línea exacta que estoy planteando, verá el Congreso y ese es su derecho si el mecanismo que propongo en la forma exacta está bien o se puede modificar es su responsabilidad, es su decisión.

Ciudadanas y ciudadanos:

Gracias, gracias de verdad, tenemos que ser capaces de derrotar el desastre, no podemos rendirnos al hundimiento del país, cuentan conmigo para ello hoy y siempre.

Muchas gracias.

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



9 * 5 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Mas informacion
Uhr 16

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014