Sábado 19 de octubre del 2019
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Opinión >> Comentarios y enfoque
Actualizado el 2005-03-10 a horas: 22:29:45

La nueva crisis boliviana

Isaac Bigio

Bolivia se encuentra en medio de una aguda crisis. El domingo 6 el presidente Carlos Mesa puso su cargo a disposición y dos días después el parlamento lo ratifica. Mientras él ha logrado conformar una amplia coalición de los partidos tradicionales, la izquierda y los sindicatos han respondido lanzando una "alianza anti-oligárquica". Paralelamente se acrecientan los bloqueos que están semi-paralizado al país y afectando al comercio terrestre entre sus 3 principales ciudades (La Paz, Cochabamba y Santa Cruz). La república sudamericana más pobre puede estar al borde de una fuerte confrontación social.

Isaac Bigio

Isaac BigioIsaac Bigio es un analista internacional formado en la London School of Economics & Political Sciences. En ésta, considerada la principal universidad internacional especializada en ciencias sociales, él ha obtenido grados y postgrados en Historia y Política Económica, y ha estado investigando y enseñando. Su especialidad son países en conflicto y transición entre distintos sistemas sociales.

Ha llevado cursos y seminarios en el Instituto Europeo, la Escuela de estudios Asiáticos y Orientales, la escuela de Estudios Eslávicos y Europeo Orientales así como en otras dependencias de la Universidad de Londres. Es una de los analistas que habla castellano o portugués con mayor conocimiento de las guerras en Afganistán, el Medio Oriente o los Balcanes.

Sus artículos han sido publicados en unos 200 medios en 5 continentes. Es columnista regular de El Comercio (Perú y Ecuador), La Patria (Bolivia), El Panamá América, Noticias (Reino Unido), La Opinión (EEUU) y otros diarios y decanos. Colabora con la BBC, CNI, Canal N, Radio Progreso y diversas emisoras de radio y TV. Sus escritos son difundidos por medios afiliados al ALAI, Adital, al Grupo de Diarios de América y otras redes de prensa. Diversos diarios electrónicos le han creado páginas web entre ellos Notionline, informativos.net, altopilar.com, analítica.com, Gran Valparaíso y El Ojo Crítico Digital. En 1998 obtuvo 2 Premios significativos: el de la Excelencia de Dillons-Waterstone (la mayor librería británica), y el E.H. Carr del Departamento de Política Internacional de la Universidad de Gales, Aberyswyth (el primer departamento de dicha disciplina en el mundo). Isaac Bigio se encuentra escribiendo un libro sobre la revolución boliviana de 1952.

Contactos con el autor
close

Contacto con Isaac Bigio




7 + 4 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Los bloqueos y marchas callejeras impulsadas por la Central Obrera Boliviana, los sindicatos campesinos y las juntas vecinales de El Alto tienen dos demandas que el gobierno no quiere aceptar. Estas son exigir que las multinacionales paguen un 50% de regalías por los hidrocarburos y que se nacionalice a la empresa Suez de Lyon que es dueña del agua potable de La Paz. El presidente cuestiona a la transnacional francesa Suez pero se niega a expropiarla temiendo que al final Bolivia deba pagar $50 millones en compensación. Mesa quiere que las petroleras paguen un 18% de regalías pero pedir tanto, plantea, ahuyentaría a los inversionistas.

Los sindicatos retrucan que ellos no temen ser parias internacionales. Dentro de un mes Bolivia cumplirá 53 años desde que una revolución semi-espontánea nacionalizó las minas poniendo éstas "bajo control obrero" e hizo una reforma agraria más radical que la que entonces había hecho la China de Mao. La izquierda sostiene que, pese a que dichas transformaciones fueron lo más radical que ha tenido Sudamérica, no hubo tal aislamiento y que, de darse, ellos responderían fomentando una internacionalización del proceso.

Mesa sabe que se está viniendo un huracán social y teme que el país acabe en caos y desgobierno. El llegó al sillón presidencial en Octubre 2003 cuando otro levantamiento popular (que al igual que esta vez fue gestado en El Alto) obligó al presidente Gonzalo Sánchez de Lozada a exiliarse y dejarle la banda a su vicepresidente.

Carlos Mesa no quisiera volver a usar la represión para contener la sublevación callejera. Hace 17 meses la sangre derramada irrigó y no aplacó la ira popular. Las balas disparadas por Sánchez acabaron como un bumerang contra él, al punto que le obligaron a huir del país y a estar acusado penalmente por ?genocidio?.

Durante su curso periodo presidencial Mesa ha buscado gobernar en alianza con su principal oposición (el Movimiento Al Socialismo de Evo Morales). El MAS le apoyó en el referendo del gas y Mesa ha aceptado varios planteos de su semi-aliado y semi-contrincante (como ir hacia una asamblea constituyente).

Sin embargo, lo que ha venido coartando el contubernio Mesa-Morales es la cuestión de la propiedad del agua y el gas. El actual ascenso de la izquierda boliviana se catapultó gracias a la huelga de la ciudad de Cochabamba quien consiguió que el agua potable dejase de estar en manos de una corporación británica. El Alto ahora se ha levantado pidiendo que el agua potable vuelva a ser administrada públicamente. Esta ciudad es la cuarta en tamaño en Bolivia pero tiene dos características claves. Es la urbe más aymara y pobre, y controla el aeropuerto internacional y las vías férreas y terrestres que conectan a la capital con el resto de departamentos.

Morales ha venido siendo cuestionado por la Central Obrera y la Confederación Campesina por haberse "vendido" a Mesa. Si él quiere conservar su base social debe tratar de encabezar la protesta aunque sea para irla desafilando.

Morales se encuentra en una disyuntiva. Mientras muchos bloqueadores quisieran ir hacia una revolución como al de 1952, él ansia seguir la ruta de Lagos, Lula y Tabaré y mostrarse como un estadista que podría conseguir el aval de los mercados para llegar constitucionalmente a la presidencia en el 2007.

Esta pugna entre dos dinámicas contrapuestas ha venido escindiendo a su partido, el más votado en las últimas municipales.

Mesa decidió presentar su renuncia en la víspera del inicio del bloqueo de Cochabamba buscando ganar la iniciativa y pasar a la contraofensiva. Con ello él quería prevenir que la protesta demande su salida y también buscar entrar a ésta conformando una amplia coalición de apoyo.

El logró convencer a los partidos del centro y la derecha (MNR, MIR, UCS, ADN y NFR) que si él se iba no había nadie capaz de remplazarlo, y que para evitar el caos o una revolución habría que reconstituir la "mega-coalición" de partidos que antes apoyó a Sánchez pero esta vez tras él. El MAS no se siente capaz de entrar en el pacto social pero se opone a pedir la salida de Mesa. En esa circunstancias y presionado por los bloqueadores ha reconstituido el ?Estado Mayor del Pueblo? junto con el resto de la izquierda y los sindicatos.

El conflicto boliviano estará encabezado formalmente por el presidente y Evo, jefe de la oposición. Ambos quisieran llegar a un acuerdo, pero tras ellos hay fuertes presiones. Sectores liberales y empresariales demandan que Mesa acabe su ?luna de miel? con los indianistas, que ponga mano firme y que vuelva al programa con el cual fue electo en el 2002, en donde se postulaba la liberalización económica y las privatizaciones como la única vía para sacar al país del atraso. Mesa acaba de decretar la penalización de los bloqueos pero aún no ha corrido sangre.

Radicales indianistas, guevaristas y trotskistas le piden a Evo que acabe su coqueteo con Mesa y que abra paso a un levantamiento popular. Quispe pide una sublevación quechua-aymara que restablezca el Collasuyo y varios sindicalistas llaman a una Asamblea Popular o Cabildos para hacer un ?poder obrero y campesino? paralelo que marche hacia asaltar al Estado.

Si Mesa y Morales no llegan a un acuerdo, Bolivia podría acabar polarizada entre un ejecutivo duro y las posibilidades de una nueva revolución.

Otros artículos de Isaac Bigio

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



12 - 2 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Contactar al autor
Uhr 5

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014