Lunes 19 de noviembre del 2018
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Opinión >> Comentarios y enfoque
Actualizado el 2005-02-21 a horas: 15:15:54

Ese centralismo maldito manejado siempre por "¿ellos?"

¿Estamos listos para ser ciudadanos?

Mucha gente empuña los colores de Santa Cruz porque están hartos de un país que no da trabajo, no deja trabajar o no le gusta trabajar y creen ingenuamente que autonomía es como decía mi pariente Rubén Costas en la concentración de junio del año pasado "basta de la corrupción, de las roscas y de centralismo? La de ellos (¿?), la de los de siempre (¿?), la de los que siempre están arriba?.(¿?)"

¿Quiénes son "ellos", "los de siempre", "los que siempre están arriba"? ¿No son acaso "ellos" los que antes de octubre estaban en todos los gobiernos autoritarios y democráticos de turno? ¿No son "ellos" acaso los Ministros que representaron a las instituciones cruceñas junto al centralismo de turno en cada Gabinete y que rechazaron año tras año cualquier proceso descentralizador, cualquier posibilidad de reivindicación autonómica regional, cualquier demanda de construcción de un nuevo pacto social con el Estado en una Constituyente? ¿No son "ellos" acaso los que hoy rechazados en las urnas de diciembre, encontraron cobijo en el discurso autonomista y conforman la autodenominada Asamblea Preautonómica?

Autonomía y el pensamiento único

Las voces autonomistas de hoy que reivindican la legítima aspiración de una región abandonada hasta hace 50 años por la Bolivia gubernamental, han centrado su lucha en exacerbar las diferencias culturales, étnicas, occidente, en desprestigiar la administración pública y personificar el miedo a la pérdida del poder ostentado en todos los gobiernos centralistas, en una campaña sistemática de odio al actual Presidente de la República. Carlos Mesa, para "ellos", los "ellos" de aquí y de allá es el imprevisto Presidente que resultó siéndolo sin representar los intereses particulares de ningún grupo, sin haber sido postulado por nadie más que por sí mismo, sin otra cola de paja que la de sus propios defectos y virtudes. El odio, última herramienta esgrimida por la impotencia, fue útil y es ciego.

Las luchas que se sustentan en el odio sólo pueden generar dolor. Y nosotros, nuestros hijos y nuestra sociedad, merecen un nuevo Estado, con un modelo autonómico y con un modelo económico y social, que refleje amor al prójimo, amor a la justicia, amor a la transparencia, amor a los que menos tienen o a quienes no existieron para esta República.

Autonomía y Constituyente no pueden seguir manejándose bajo el esquema de los sordos, de los intereses de las petroleras o de los lamentos prehistóricos del Mallku.

Lo que está sucediendo en Santa Cruz es patético. Hemos heredado lo que Mario Vargas Llosa describe como "son los gobiernos autoritarios los que han convertido América Latina en lo que es: son los que nos han traído la corrupción, la ineficiencia, la demagogia, y los que han impedido el desarrollo de las instituciones civiles, que son las que hacen funcionar una democracia de raíces profundas. El autoritarismo es la principal fuente de los problemas que tenemos y afortunadamente tenemos democracias que, aunque son imperfectas, populistas, corruptas, pero es el sistema el que nos permite decirlo, enfrentarlos, y resolverlos desde adentro porque es un sistema flexible, abierto, y en el momento en que hay dictaduras siempre se da marcha atrás."

El autoritarismo con que se está administrando la propuesta autonómica ha desplazado al sistema democrático. Dirigentes cívicos, parlamentarios de partidos rechazados, petroleras instaladas con la venia de esos partidos rechazados y unos cuantos empresarios dueños de tierras y de algunos medios de comunicación han unido sus fuerzas económicas para constituir un Supra Partido Político que a título de la autonomía ha distorsionado su legítima aspiración a los fines de precautelar sus intereses y privilegios ante un Estado que ya no puede prestarles plata porque no la tiene. El miedo a perder privilegios políticos y económicos los ha organizado para instaurar el régimen del pensamiento único, a tal punto que cualquier pensamiento divergente tiene la tacha de traición, de anticruceño y de centralista. Tres calificativos que apuntan a desprestigiar el derecho al debate, el derecho a un Estado distinto, el derecho a una sociedad de valores, el derecho a una sociedad fundada en el conocimiento.

Los silencios respecto a otras autonomías que ya existen en el país confirman esta apreciación. Por qué los silencios sobre las 51 autonomías que tenemos en manos del "honorable" Alcalde en cada municipio de los cincuenta de Santa Cruz y en manos de los 9 "magníficos" Rectores de las Universidades Públicas. Nos hemos librado "de la corrupción, de las roscas y del centralismo"?

Estamos claros que la autodeterminación de los pueblos, la lucha contra la corrupción y contra la pobreza y la participación ciudadana con respeto a la diversidad y a la igualdad de derechos humanos, no es una cuestión de autonomía, sino de actitud e idoneidad de las personas que desempeñan cualquier función pública y de una sociedad civilizada que crece en función de su identidad y de su conocimiento.

Estamos claros que la elección directa de autoridades locales y regionales como sucede hoy con Alcaldes y Rectores, no nos garantiza ni mayor participación en las decisiones "autónomas" municipales o universitarias (el rodillo oficialista en el Concejo de turno apaña delitos que deberían ventilarse en la justicia ordinaria o, en el caso de la Universidad, por ejemplo, los sueldazos no se discuten). Tampoco la elección directa garantiza menos corrupción (léase sobreprecios, desvío de fondos, falta de rendición de cuentas), ni menos roscas (léase componendas y cuoteos de partidos políticos, repartija de pegas o cátedras entre amigos y logias, tráfico de influencias) ni menos centralismo (léase, cero desconcentración municipal a distritos y comunidades, cero planificación con participación decisoria de los vecinos).

Un nuevo país sólo es posible con una nueva ciudadanía

Anoche asistí a la reunión de los padres de familia del Colegio al que asisten mis hijos. El director, un alemán con formación en literatura y filosofía, nos reflexionaba sobre autonomía en estos tiempos de efervescencia autonómica. Decía que manejar un aula de 35 niños el año 2005 es distinto a 1998, que hoy un maestro es insuficiente y que habían decidido contratar un asistente por aula con formación en psicopedagogía, pedagogía, psicología y otras ramas afines para coadministrar el aula de clases cooperando al desarrollo integral de los alumnos, dándoles una dedicación más individualizada. El resultado, hasta hoy, es el reflejo de esta sociedad que pretendemos mejorar con una administración autonómica. Los niños asumen que el asistente de clases es como la empleada de la casa y replican la relación que tienen con esa trabajadora del hogar a la cual se dirigen como una persona de segunda categoría: los niños no son autónomos cuando hasta para calmar la sed, gritan a la empleada que les alcance el refresco de la heladera.

La ciudadanía no tiene regiones, la ciudadanía no es colla ni camba: ser ciudadano es ejercer derechos y cumplir obligaciones. Por eso, mientras no reconozcamos cuánto nos falta para ser ciudadanos seguiremos discurseando a la vieja usanza de los partidos políticos que las cosas no andan bien porque siempre hay alguien que tiene la culpa y que lógicamente no somos nosotros. Acá también el transporte para cuando le da la gana, al que se le ocurre se saca sangre, se cose los labios o se crucifica por cualquier cosa, los fantasmas se campean en bancos quebrados, cooperativas oscuras, licitaciones truchas, loteadores de cuello blanco, evasores de impuestos y, para completarla, también tenemos un Cimar Victoria firmando convenios en lugar de estar preso por violar todos los días la autonomía municipal y los derechos de gente tan ciudadana como nosotros en Yapacaní. Todo eso es también Santa Cruz y el silencio que nos rodea es revelador: Hoy la culpa es del centralismo, será mañana de la autonomía?

La nueva República, la nueva Bolivia, será la de los hombres y las mujeres libres de espíritu y sin complicidad con el pasado, libre de las viejas estructuras que no sólo se alojan en los partidos políticos sino en quienes usan valores como el civismo para reconstruir altares de codicia y de privilegios de un poder al que se malacostumbraron.

El referéndum autonómico: Autonomía sí. Pero cuál autonomía?

Meses atrás, escribí mis cinco preguntas para el referéndum de autonomías:

1. Para acabar con el centralismo, después de apedrear y escupir -quemarlo no, porque si no creerían que somos como los de Ayo Ayo- al Presidente Carlos Mesa, está usted de acuerdo que el regimiento de "descentralizadores" centralizados que fungieron de Ministros de Estado en todos los gobiernos, sean tapiados para que el "basta al centralismo" sea un hecho y no un discurso?

2. Para acabar con nuevas burocracias, está usted de acuerdo en que nuestra región sea gobernada por la "autonomía" de los grupos de poder que aspiran consolidar a nivel departamental el centralismo, la corrupción y la rosca en las que ejercen las mañas y tumbes aprendidas de sus negocios con los que critican, en lugar de dar paso por ejemplo a una gran Confederación de Autonomías Municipales de Santa Cruz, que existen desde 1994 y tienen autoridades electas, control social y participación ciudadana?

3. Para acabar con todas las roscas, está usted de acuerdo en que continúen funcionando sociedades secretas y logias en Bolivia y en Santa Cruz y definiendo entre sus integrantes a los miembros, ascensos y Presidentes de gremios profesionales, cooperativas e instituciones de los tres Poderes del Estado, todas ellas de servicio público, en lugar que se sometan y representen el voto popular y directo o, por lo menos, rindan en la Plaza Principal exámenes de idoneidad y competencia?

4. Para acabar con los privilegios de unos cuantos con los recursos de todos, está usted de acuerdo en que las empresas petroleras privadas y transnacionales mantengan sus contratos tal como están, en lugar de incrementar al 50% los ingresos a favor de los municipios cruceños donde se encuentran Sanandita, Colpa, Caranda y otros tantos yacimientos hidrocarburíferos de nuestras provincias, mejorando el 11% de las regalías por las que pelearon nuestros ancestros?

5. Para acabar con la corrupción, está usted de acuerdo en que sigan de candidatos y de autoridades, los que discursean sin colorearse sentados sobre los millones que se robaron, en lugar de que la Contraloría y la Fiscalía cruceñas esclarezcan TODOS los casos de corrupción, extraditando de la vieja Bolivia a los ladrones que se tiraron nuestra plata, encarcelándolos junto a los locales quebrabancos, evasores de impuestos, loteadores, usureros, latifundistas y a los que esfumaron las regalías cruceñas del 11% en muertos vivientes como Findesa, Fondo Ganadero, Fondo Cañero o elefantes blancos como los proyectos Rositas, Tierras Bajas, Hilandería, San Javier, etc.?

Reformas a la Constitución y la Asamblea Constituyente

Bolívar, el Libertador de América, que no llegó a recorrer nuestra región y se resistía a crear la República de Bolivia con el sueño de conformar el Gran País Latinoamericano, finalmente terminó aceptándola y redactando su primera Constitución que se resumía a 5 artículos. Desde entonces, en 180 años de vida republicana, se han promulgado 19 textos constitucionales.

Y hoy, en pleno siglo XXI, tenemos índices de muerte infantil y de deserción escolar sólo superados por Haití en América. Y, además, como lo señalan diversas publicaciones disponibles en la internet difundidas en varios países de América del Sur y de Europa, somos vistos como el "patio trasero" de Latinoamérica, un conjunto de naciones que no saben o no tienen la capacidad de ponerse de acuerdo, unos revoltosos sentados encima de las riquezas naturales renovables y no renovables que cualquier país de la Comunidad Europea envidia para sí.

En este panorama, enrarecido además por la decisión de los países latinoamericanos de diciembre pasado de conformar la Comunidad Latinoamericana como bloque político y económico para enfrentar la era global, nos encontramos discutiendo si a Santa Cruz le tocan más o menos Constituyentes en una probable futura Asamblea. Y el único documento socializado y debatido en el Parlamento hasta hoy es el Anteproyecto de Ley Especial de Convocatoria elaborado por la Comisión Especial del Congreso para la Asamblea Constituyente. Otra vez, estamos perdidos en las formas y olvidando el fondo.

La Asamblea Constituyente es un mecanismo de deliberación y determinación de una Constitución de relación entre la sociedad y el Estado. Tiene potestad para reformar totalmente la Constitución. Y si bien, algunos señalan que esos cambios no deberían afectar algunos derechos y normas ya consagrados en la Carta Magna, estos sólo se limitan a los compromisos asumidos por el Estado en Derecho Internacional Público, los Derechos Universales de las Personas y los Tratados de Integración.

La lucha contra las pobrezas: la pobreza económica y la pobreza mental

Soluciona esto la autonomía? Probablemente sí, si es que corrige las desigualdades. No nos disculpemos comparándonos permanentemente con el occidente del país. Comparémonos nosotros mismos, las irracionalidades también son nuestras pero nos hemos malacostumbrado a pasarlas por alto o dejarlas pasar para no perder amistades, confundiendo también la hospitalidad o el afecto con la administración de la sociedad. 28.000 bolivianos gana un Rector autónomo y 12.000 un Prefecto elegido o designado. El Rector administra 20.000 estudiantes y un presupuesto de 100 millones de bolivianos; el Prefecto administra 2 millones de habitantes y un presupuesto varias veces superior. El Alcalde de la ciudad de Santa Cruz de la Sierra gana 15.000 bolivianos, administra una ciudad de 1.250.000 ciudadanos y un presupuesto de 600 millones de bolivianos.

Autonomía para elegir Prefecto? Para gastar 600 mil dolares que cuesta la elección al país para un Prefecto que ganará 40 mil en lo que quedará de su gestión sin ninguna autonomía que administrar? Somos realmente ridículos. Y tuvimos el mejor Prefecto de la democracia, un Prefecto que descentralizó todo el país, que evitó se derrame una sola gota de sangre en la efervescencia autonómica que concretamente se desactivó con su renuncia y la posibilidad de votar para elegir un Prefecto que por lo pronto tendrá las mismas facultades y los mismos problemas que los anteriores. Y a quién no le gustó el Prefecto? A quienes le cobraron la factura por no pertenecer a un grupo de poder ni a una logia, a un demócrata que en nuestra casa dejamos sea vitupereado para no reconocerle que en la Prefectura se había acabado el cuoteo, la corrupción, la ineficiencia que tanto le endilgamos al centralismo.

El pensamiento único, a pesar de imponerse por la fuerza, no podrá borrar de la historia que fueron cruceños quienes sin manifestación alguna, sin toma de instituciones, sin teatros y con mucho amor al país, mucha paciencia, mucho trabajo, mucho diálogo y mucha conciencia diseñaron lo que el mundo llamó como "el modelo boliviano de descentralización", el régimen autonómico municipal para 316 territorios y pueblos, nuevo mapa político y administrativo nacional inédito en la historia de Bolivia. Un verdadero sistema de autonomías con elección de Alcaldes y Concejales, con Comités de Vigilancia para control social, con territorios, con poblaciones, con atribuciones, con competencias, con recursos?. Sin un muerto, sin una bala, con aprobación del Congreso y sin apoyo ni de los cívicos, ni de los que hoy se rasgan las vestiduras por una autonomía que en el fondo, detestan.

Toma de instituciones por autonomía de qué? No se tomaron instituciones públicas por el caso turriles, ni por los recursos de Participación Popular enterrados en la Doble Vía, ni por la contaminación de Normandía, ni por nada que enalteciera nuestra defensa de la autonomía correctamente administrada. Pero resulta que en esta sociedad a la inversa, no se hacen fiestas por los estudiantes universitarios que terminan la carrera en cinco años, con buenas notas o con tesis de investigación útiles a la comunidad. Se dan diplomas por exponerse a la sinrazón en nombre de los que no tienen el coraje de hacerlo por ellos mismos.

Una Asamblea Constituyente debate todo: si este país tendrá nueve departamentos, tres o trece; si este país tendrá tres Poderes del Estado, cuatro como estableció Bolívar o sólo uno; si este país abolirá el pongueaje tanto en occidente como en oriente, el pongueaje de las palliris de las minas y el pongueaje de las empleadas en nuestras casas; si este país adoptará un modelo económico liberal, neoliberal como hasta hoy o socialista; si este país debe tener Fuerzas Armadas o carecer de ellas como Costa Rica.

Y estará dispuesta la estructura de poder y mando de los militares a autonomizarse o descentralizarse o desaparecer? Y habrá previsto la estructura de poder y mando de la policía devolver el control del tránsito vehicular a los municipios? O habrá previsto la estructura de poder y mando del autotransporte renunciar a su idílica relación con la Superintendencia para someter sus tarifas al régimen municipal? Habrá previsto la estructura de poder de los servicios públicos cooperativos depender de autonomías locales? Habrá considerado siquiera el Poder Judicial eliminar el requisito sine qua non de ser abogado para acceder al cargo de juez y administrar justicia? Las autonomías deben ser departamentales, regionales, locales, metropolitanas, universitarias, productivas o cooperativas? Habrá variado la estructura de poder y mando sindical de la salud y de la educación en renunciar al centralismo para deberse al derecho de los estudiantes y de los enfermos?

Un nuevo Estado requiere de una nueva sociedad con participación ciudadana en democracia, con inclusión social sin asesoramiento ni intermediaciones de extranjeros ni de organismos no gubernamentales, con reconocimiento de la diversidad.

Un nuevo Estado requiere de un nuevo contrato social, de un nuevo acuerdo político de la sociedad que acepta normas comunes de convivencia.

Estamos listos, somos lo suficientemente ciudadanos como debatir con razones y argumentos, estas cuestiones de fondo? Si somos lo suficientemente ciudadanos como para debatir autonomías, también debemos serlo para debatir Constituyente.

Si no, mejor no nos metamos a hacernos los ciudadanos y reconozcamos que vivimos espalda contra espalda, rascando para adentro con tal de no renunciar a intereses grupales. Esta opción nos conduce a una guerra civil estúpida en la que, frente al mundo, a ninguno de los países que nos limitan le interesará poner en riesgo su seguridad y su irreversible camino a la sobrevivencia.

Siempre libres cruceños seamos... Libres de cualquier grupo de poder, venga de donde venga.

Exposición en el Seminario "Autonomías departamentales y Asamblea Constituyente", Federación Universitaria de Profesores, Universidad Autónoma Gabriel René Moreno, Febrero 16, 2005

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



8 + 2 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Mas informacion
Uhr 15

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014