Miercoles 14 de noviembre del 2018
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Opinión >> Comentarios y enfoque
Actualizado el 2005-02-01 a horas: 07:34:31

La premonitoria partida de Barbery y su adiós borgiano a Mesa

Erick Fajardo

Erick Fajardo Pozo* Una borgiana, adventista y sutil carta de despedida fue la manera en que el Ministro de Participación Popular, Roberto Barbery, renunció a la administración Mesa. En un preludio de la escisión final del país, el cruceño Barbery, miembro de una tradicional familia de la secesionista Santa Cruz de la Sierra y el más insigne de los dignatarios de Estado de este último periodo, dejó a Mesa una carta llena de metáforas literarias que expresan respeto pero que también revelan, "al calor de la vela y jugo de limón", la tragedia de un gobierno real y de un país real, sumidos en inefables circunstancias.

Erick Fajardo

Es periodista, reside en Cochabamba.

Contactos con el autor
close

Contacto con Erick Fajardo




7 * 3 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

"La historia era increíble, en efecto, pero se impuso a todos, porque sustancialmente era cierta. Verdadero era el tono de Emma Zunz, verdadero el pudor, verdadero el odio. Igualmente verdadero era el ultraje que había padecido. Solo eran falsas las circunstancias, la hora y uno o dos nombres propios". (Jorge Luis Borges. "El aleph").

Erick Fajardo Pozo*

Una borgiana, adventista y sutil carta de despedida fue la manera en que el Ministro de Participación Popular, Roberto Barbery, renunció a la administración Mesa. En un preludio de la escisión final del país, el cruceño Barbery, miembro de una tradicional familia de la secesionista Santa Cruz de la Sierra y el más insigne de los dignatarios de Estado de este último periodo, dejó a Mesa una carta llena de metáforas literarias que expresan respeto pero que también revelan, "al calor de la vela y jugo de limón", la tragedia de un gobierno real y de un país real, sumidos en inefables circunstancias.

¿Por qué hacerlo así? Quizá porque la posición de Carlos Hugo Molina y Roberto Barbery era la única posición más incómoda en el mundo que la del soldado que respalda al amigo aún cuando este defiende la bandera enemiga; quizá porque en este momento de la historia lo único peor que ser parte del gabinete del Mesa, sea ser cruceño y ser a la vez ministro de Mesa; o quizá porque un individuo es simplemente más que su propia voluntad y su escaso tiempo de vida: Un individuo es en esencia su historia, su estirpe y su apellido.

Sobre su renuncia se han tejido precoces hipótesis en medio del ardiente clima nacionalista en occidente y de la tempestad chauvinista en el oriente. Le han adjudicado a la renuncia de Barbery la simplista explicación de haber cedido a las presiones de sus coterráneos y de abdicar a sus principios para formar parte de la Nación Camba. Yo discrepo.

Si alguien aportó más que Barbery al proyecto nacional, seguramente fue el mismo Mesa; eso habla de un hombre que no podría haber sido arrastrado por el torrente de entusiasmo puro en que fueron arrastrados otros miles de ciudadanos cruceños de a pie. Al mismo tiempo, si alguien trabajó más por la descentralización del poder y contra el centralismo, pero siempre por los canales constitucionales, fue Roberto Barbery y eso habla con elocuencia de la imposibilidad de que haya estado entre los primarios perpetradores de la brutal secesión instigada tras la absurda careta de una autonomía "de facto".

Cuando Borges escribió Emma Zunz, refirió la historia real de una judía argentina de origen alemán que para vengar el asesinato del padre se deja violar por un anónimo marinero y crea así la coartada que le permitirá asesinar impunemente al victimador de su progenitor sin tener que responder ante la Ley por su propio crimen. La alusión y la metáfora del ex Ministro de Participación Popular no podrán jamás ser más exactas.

Porque en un país que vive, se gobierna y decide en función a las circunstancias, las circunstancias han dejado de ser sólo eso. Santa Cruz impuso la racionalidad de lo circunstancial y sobre esa circunstancial racionalidad tejió la red de una verdad virtual que justifica el apátrida afán separatista y condena al país a la escisión de facto. Igual que Emma Zunz, las elites cruceñas pueden ahora victimar la integridad nacional con la tranquilidad de quién tiene una coartada.

Absolutamente todo es real, el ultraje, el malestar, el desempleo y la pobreza de las mayorías populares en Santa Cruz. Pero también son reales el odio y la frustración de las elites cruceñas, y así, ellas se ha autoinflingido las heridas; la oligarquía camba ha lastimado a su propio pueblo y ahora lo conducen cegado por el dolor y la humillación, a ajusticiar a quien no tiene culpa de su miseria para saciar otros mezquinos resentimientos y vengar la honra de una minoría que se reconoce más en el mito de Terebinto que en el imaginario nacional.

Pero también es nuestro fracaso. ¿Que quiso enseñar Borges con Emma Zunz? Según Antonio Tabucci quiso mostrarnos lo relativa que puede ser la verdad, la duda sobre lo que es "verdadero", la desconfianza de la evidencia y también los oscuros recodos del alma humana en que se urden verdades inspiradas por el odio y que sustentan ambiciones ruines. No tuvimos la capacidad de develar esa verdad tan simple, sobre la que la oligarquía barnizó de legitimidad su perpetración final contra el sueño de una nación.

Y más allá de la soberbia absurda con la que el escritor cruceño Manfredo Kempff convirtió en un acto político el ingreso de su paisano Pedro Rivero a la Academia Nacional de la Lengua, quiero decirle que no le alcanzó la sutileza para disfrazar el placer animal de quien cree consumada una venganza largamente añorada. Todo es real excepto la víctima circunstancial de esta perpetración fratricida.

Se destrozó el sueño de 179 años. Paradoja cruel, lo gestó un intelectual, un filósofo y un soldado de nombre Andrés de Santa Cruz, que al costo de su vida impuso el sueño de un país contra los designios de la omnipresente e intemporal oligarquía castiza, cuyos herederos comandan hoy una Santa Cruz determinada a acabar con ese sueño.

Con su partida y un réquiem Barbery definió en una frase poética la realidad del estado Boliviano. Quedará para que responda la historia la duda sobre qué quiso decir Barbery con "somos una cultura que rinde culto a las circunstancias", pero es sumamente posible que se haya referido a la trágica incapacidad de los más y a la opción personal de los menos a negarnos a enfrentar el trasfondo de las cosas. Los más porque no pueden y los menos porque no nos conviene.

Otros artículos de Erick Fajardo

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



9 + 1 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Contactar al autor
Uhr 5

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014