Jueves 18 de octubre del 2018
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Opinión >> Comentarios y enfoque
Actualizado el 2005-01-23 a horas: 08:17:32

Bolivia: La herencia desintegradora de Sánchez de Lozada

Andrés Solíz Rada

Andrés Soliz Rada El adelanto de elecciones presidenciales podría permitir un respiro, en medio de una disgregación de los partidos políticos, con excepción del Movimiento Al Socialismo (MAS), de Evo Morales, el que, sin embargo disminuyó su caudal de votos, del 21 al 18 % en las elecciones municipales del 2004, con relación a las presidenciales del 2002.

Andrés Solíz Rada

Andrés Solíz RadaAbogado y periodista y ex parlamentario. En los últimos 30 años fue uno de los más destacados defensores de los recursos naturales en Bolivia. Fue el primer ministro de Hidrocarburos de la gestión de Evo Morales.

Contactos con el autor
close

Contacto con Andrés Solíz Rada




6 - 6 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Andrés Soliz Rada

La situación boliviana es caótica. Las posibilidades de aplicar soluciones a los problemas estructurales no se avizoran. El país está otra vez convulsionado por bloqueos de caminos, huelgas de hambre y movilizaciones populares y empresariales. El gobierno ha retrocedido en el incremento de los precios de los carburantes, lo que ocasionará la ira del FMI. Dirigentes cívicos de Santa Cruz están decididos a convocar a un referéndum autonómico, con consecuencias impredescibles para la unidad nacional. Si la convocatoria a una Asamblea Constituyente se veía como tabla de salvación ante el naufragio, ahora se tienen grandes dudas sobre su viabilidad. El adelanto de elecciones presidenciales podría permitir un respiro, en medio de una disgregación de los partidos políticos, con excepción del Movimiento Al Socialismo (MAS), de Evo Morales, el que, sin embargo disminuyó su caudal de votos, del 21 al 18 % en las elecciones municipales del 2004, con relación a las presidenciales del 2002. Las últimas movilizaciones en la ciudad de El Alto obligaron a Mesa a romper un contrato con la empresa "Aguas del Illimani", de la transnacional Suez, en tanto la embajada de EEUU exige que la Cámara de Diputados ratifique el tratado de impunidad en favor de sus "marines", el ingreso de Bolivia al ALCA y la aprobación de una nueva Ley de Hidrocarburos que no toque los privilegios de las transnacionales.

Cuando el entonces Presidente Gonzalo Sánchez de Lozada (GSL) ingresó, en 1996, al directorio del Instituto de las Américas, que busca debilitar al máximo a los Estados nacionales de la región y aplicar a ultranza las políticas neoliberales, estaba acelerando la desintegración de Bolivia. GSL comparte ese directorio con representantes de la ENRON, British Petróleum, Shell, Marathon Oil, Maxus y otras joyas parecidas. GSL integra, asimismo, el directorio del "American Council", organizado por David Rockefeller, en el que participan delegados del Chase Manhatan Bank, la ENRON, el City Group y prominentes miembros de la oligarquía chilena. GSL, previendo un juicio de responsabilidades en su contra, ha transferido a "palos blancos" sus acciones en la Compañía Minera del Sur (COMSUR), socia del Banco Mundial, de la inglesa Rio Tinto Zinc, la canadiense Orvana Minerals Corp., y de la también inglesa Allien Deals. El estudio jurídico de COMSUR pasó al servicio de la ENRON cuando esta empresa llegó a Bolivia y el City Bank, que presta servicios a la COMSUR, guarda las acciones de las empresas estatales que progresivamente están pasando al capital foráneo.

El ex presidente inició su colosal fortuna y su descomunal poder político en 1961, cuando alquiló al Estado la mina "Porco", en el Departamento de Potosí, por la que debía pagar un alquiler mensual de 700 dólares mensuales.

Al cabo de 18 años, había obtenido ingresos por 54 millones de dólares y logrado la condonación del miserable alquiler fijado en el contrato. Con los beneficios de esa y otras concesiones mineras financió, desde 1978, las campañas presidenciales del MNR y se volvió el hombre más influyente del líder histórico de su partido, Víctor Paz Estensoro. Una vez más se cumplía este adagio mexicano: "El que paga los mariachis elige la música". Financió también los congresos del MNR que lo eligieron candidato presidencial en 1989, 1993 y 2002. En el primero de ellos, contrato al estudio jurídico norteamericano "Sorensen" para que redactara los nuevos estatutos del partido. Así convirtió al MNR en sucursal de sus empresas mineras. En su primer gobierno, 1993-1997, desmanteló el Estado nacional, entregó la propiedad de los hidrocarburos a las petroleras en boca de pozo y aplastó la autoestima de los bolivianos.

Después de la rebelión popular que lo derrocó el 17 de octubre de 2003, al precio de casi 60 muertos y 500 heridos, su sucesor constitucional prometió cambiar de rumbo. No cumplió lo prometido. Al continuar la misma política económica y mantener, salvo escasas variantes, a los mismos colaboradores de GSL, los problemas quedaron intactos. El país dio una tregua a Mesa que duró quince meses, la que está llegando a su fin. El dilema es el mismo que el planteado el 17 de octubre de 2003. O el país cambia al "gonismo" y los "gonistas" o seguirá precipitándose por la desintegración y el caos, que buscan el Instituto de las Américas y el "American Council".

Otros artículos de Andrés Solíz Rada

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



13 - 2 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Contactar al autor
Uhr 4

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014