Lunes 24 de septiembre del 2018
 
x

¿Olvidó su contraseña?

Área: Opinión >> Comentarios y enfoque
Actualizado el 2005-01-14 a horas: 12:24:36

Entre dos puntas

Vincent Gómez-García

Vincent Gómez-García Palao Una visión maniquea que confronte ambas posiciones políticamente extremas no es la más adecuada para generar propuestas de equilibrio a partir de una visión de país y desarrollo nacional para el mediano y largo plazo:

Vincent Gómez-García

Es PhD. en Ciencias Políticas con mención en Economía Internacional del Instituto Universitario de Altos Estudios Internacionales (IUHEI) de Ginebra, Suiza. Tiene una maestría en Econometría y Estadística en la Universidad de Ginebra, Suiza. En su experiencia profesional fue Consultor de la Corporación Andina de Fomento (CAF) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), entre otras organizaciones internacionales. Fue viceministro de Comercio Exterior e Inversión. Es docente universitario de maestrías en varias universidades bolivianas y columnista de varios periódicos.

Contactos con el autor
close

Contacto con Vincent Gómez-García




7 * 4 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Vincent Gómez-García Palao

El gobierno del Presidente Mesa ha declarado que se encuentra atrapado entre dos puntas políticas, que por supuesto tienen su correlato en materia de economía. Una punta estaría conformada por las corrientes nacionalizadoras, contrarias a la inversión extranjera y las obligaciones que impone la globalización. La otra punta sería totalmente amigable a la inversión extranjera, proclive a aceptar las realidades de la globalización aunque curiosamente con inclinaciones a preservar rentas y privilegios en el plano doméstico, particularmente en aspectos relacionados con el régimen de tenencia de tierras.

Por supuesto que una visión maniquea que confronte ambas posiciones políticamente extremas no es la más adecuada para generar propuestas de equilibrio a partir de una visión de país y desarrollo nacional para el mediano y largo plazo: No todo en cada una de las puntas sería negativo e inviable y la solución no vendría por alguna tercera corriente ajena a las realidades que son expresadas crudamente por estas dos corrientes.

En efecto, la voluntad de recuperar el excedente asociado a la explotación de nuestros recursos naturales constituye tal vez el elemento económico central en cualquier Proyecto nacional de desarrollo. De ahí su gran simbolismo compartido, tal vez de forma intuitiva, por el colectivo boliviano. Ahora bien, esta reivindicación legítima hace parte del discurso de la punta nacionalizadora, de ahí el error en descalificar abiertamente esta posición cuando de lo que se trata es de rescatar lo esencial y fundamental de su discurso.

Por otro lado, las posiciones de los sectores productivos del Departamento de Santa Cruz siempre han sido las más lúcidas en materia de apertura y liberalización comercial. Justamente, por vivir cotidianamente la realidad de la producción siempre han sido los mayores defensores de posiciones diferenciadas que permitan el ingreso de nuestros productos a los mercados internacionales velando por la protección de los merados domésticos; contrariamente a las posiciones tecnocráticas de los burócratas de turno en La Paz que han comprometido al país en procesos de liberalización imposibles que todavía no han mostrado todos sus efectos devastadores, como lo que se viene en el caso del ACE 36 con el MERCOSUR. Acá nuevamente, existen posiciones muy valiosas a rescatar en la otra punta identificada por el gobierno.

En este sentido, difícilmente se podrá construir una propuesta de desarrollo nacional a partir de una posición gubernamental que margine o entre en conflicto abierto con las expresiones políticamente más representativas de la realidad política y económica del país. Lamentablemente para el gobierno, el "centro" al que acude es política y socialmente amorfo, totalmente carente de propuestas, agotado y resignado al ejercicio de la sobrevivencia cotidiana en una economía y país que no le ofrece mayor futuro. De la misma manera, los ejercicios de "diálogos" nacionales en el pasado y ahora productivos sólo sirven para contentar y ocupar a la cooperación internacional a sabiendas del mínimo valor estratégico que poseen para proyectar Bolivia en el futuro.

En suma, el gobierno tiene que salir del discurso de las dos puntas, no sólo para lograr gobernabilidad sino para generar las condiciones integradoras de la generación de una propuesta de desarrollo nacional.

Otros artículos de Vincent Gómez-García

Volver atrás
Enviar el artículo por E-mail
close



9 * 4 = echchange

Con el uso de ese servicio Ud. acepta:
Su dirección E-Mail y la del destinatario serán utilizados sólo para avisar al destinatario sobre el envío. Para evitar el mal uso del servicio, Bolpress registrará el IP del emisor del mensaje.

Compartir el artículo en Facebook Versión para mprimir
+ Restaurar tamaño del texto -
Contactar al autor
Uhr 3

min.

... a fondo

La influencia histórica de la convicción patriótica

Eduardo Paz Rada

La historia de la sociedad boliviana ha estado marcada por la dinámica y las contradicciones de las relaciones con las potencias capitalistas mundiales en torno a la explotación de los recursos naturales acompañada con la dominación política e ideológica sobre el conjunto de América Latina. En este contexto, los estudios, aportes y (...) :: Más detalles

Otros artículos de análisis

El gobierno de Evo Morales acelera el montaje de la planta nuclear

AnaliaPandoCabildeo

¿Por qué el gobierno de Evo Morales quiere gastar más de 2 mil millones de dólares en la construcción de (...)

Elites económicas y decadencia sistémica

Jorge Beinstein

A raíz de la llegada Mauricio Macri a la presidencia se desató en algunos círculos académicos argentinos la (...)

El gobierno del MAS se hunde en un mar de mentiras

AmaliaPandoCabildeo

El gobierno del MAS ha perdido tres elecciones consecutivas desde 2014 porque las grandes mayorías, sobre todo urbanas, ya no creen (...)

Quintana tiene el hábito de desviar fondos públicos y de impartir “línea” a los periodistas

Wilson García Mérida

La difusión de un audio que registra una reunión “de trabajo” entre el ministro de la Presidencia Juan (...)

la frase

Álvaro García ha leído pocos libros Cita a Hegel pero leyó citas de citas nada más Por eso carece de espíritu humanista y sufre acomplejamiento social e intelectual

Wálter Chávez, ex asesor del MAS

¿Cuál es el principal desafío del nuevo gobierno

  • Seguridad ciudadana
  • Lucha contra el narcotráfico
  • Industrialización
  • Empleo y educación
  • Otros

Encuesta vigente desde el 13-10-2014

Encuesta anterior:

Por quién votará en las elecciones de 2014